¿Quieres convertir tu sitio web en un auténtico vendedor? ¿Tu mejor comercial?.

¿Quieres que todas tus visitas no dejen de pedir información sobre tus productos o servicios?.

Excelente. Entonces este artículo es para ti. Para verdaderos ninjas en Internet.

En este artículo vas a descubrir las 10 Claves para convertir tu sitio web en tu mejor comercial, 24 horas los 365 días del año.

Pero antes déjame preguntarte, ¿qué es una web “que venda”?

Simplemente aquella que está diseñada para GENERAR CLIENTES. Punto. Algo que muchas veces olvidas y te centras más en diseños y “monerías” que en verdaderos resultados.

Y ahora te pregunto: ¿qué porcentaje de webs ahí fuera crees que están diseñadas para vender? … ¿un 100%? ¿un 70%? ¿un 50%? …

Sabes … yo diría que menos del 10% están diseñadas para eso, VENDER.

¿Y porqué? Sencillamente porque la mayoría de los vendedores no acaban de ver a su sitio web como un “VENDEDOR” sino como una carta de presentación. Grave ERROR.

¿Tú dirías que este blog es una carta de presentación?

Mi objetivo es que sea mi vendedor digital. Aquel que vende mis servicios, me representa, es mi manager, crea autoridad, genera tráfico y visibilidad cuando yo estoy durmiendo y disfrutando de la vida.

Yo no quiero una carta de presentación, yo quiero mi MEJOR VENDEDOR y que me represente las 24 horas del día, los 7 días de la semana durante los 365 días del año.

No descansará, no se dará de baja. Ese es mi objetivo y también debería ser el tuyo.

Pero claro, para ello he necesitado tener algunos conceptos muy claros para evitar caer en la simple CARTA DE PRESENTACIÓN.

¿Comenzamos a descubrir las claves ?

CLAVE 1 – Mira a tu sitio web con ojos de cliente

Tienes que empezar por dejar de ver a tu sitio web desde tu perspectiva y pasar a la de tus potenciales clientes.

Tu no eres tu cliente. Tu percepción no es neutral. Tampoco ningún familiar ni amigo. Solo tu cliente te dirá si tu web vende. Y éste te lo dirá sacando su cartera.

Si tienes un sitio web que no te está trayendo clientes o que no puedes medir aquellos que entran por ella entonces estás haciendo mal las cosas.

Por muy excelente y deseable que sea tu producto puede que no lo estés comunicando bien, el mensaje no está alineado con tu mercado, tus páginas de ventas no vendedoras, no tienes bien definido los problemas, deseos o necesidades de tu público, tu propuesta única de ventas no es adecuada y mil y una excusa más.

Imagina por un momento que contratas a un comercial que va visitando a tus clientes hablando exclusivamente de la empresa, de lo que tenéis y de los precios.

Este comercial no muestra ningún tipo de interés por los problemas de tu cliente. Empatía cero. No se pone en su pellejo. Él sencillamente habla y habla y habla.

¿Crees que venderá algo? Yo creo que no. Eso mismo ocurre con tu Web. No vende. Sencillamente habla de ti. Te aseguro que nadie compra a un charlatán.

Recuerda
El mejor vendedor no es el más atractivo, ni el más moderno ni el más simpático sino el que escucha a sus clientes, los entiende y les da lo que le piden. La clave está en escuchar.

CLAVE 2 – No dejarás en manos de diseñadores web tu estrategia de comunicación y venta

Si has decidido en invertir en tu sitio web y buscas ayuda de profesionales diseñadores web para hacer una excelente página me parece una elección fantástica.

Ahora bien. Olvídate de contratar agencias de marketing y busca a freelances que te ayuden. Deja que ellos sean la parte técnica. Ahí fuera hay gente muy buena. Ahora bien. Bajo ninguna circunstancias serán los que decidan el diseño y comunicación.

Te ayudarán con ideas y colores pero nadie como tu conoce a tu cliente. Está claro que si tu no sabes cómo crear un sitio web o blog, tienes un gusto horrible o en tu gama de colores solo está el arco iris tendrás que contratar a personas que lo hagan por ti pero bajo ninguna circunstancia harán lo que ellos decidan que funciona en tu negocio.

Eres tu el que conoce el negocio y tus clientes. Ellos solo conocen las herramientas pero la comunicación dependerá exclusivamente de ti. ¡No hay excusas!

Si no estás dispuesto a involucrarte al 100% en la creación de tu web entonces estarás creando una carta de presentación (seguro que muy bonita pero mala) que no te valdrá para nada.

Recuerda
Nadie como tu conoce a tu cliente. Delega la tecnología, todo aquello que sea simple ejecución. Ahora bien el marketing es tuyo y NUNCA se le encarga a otros. Antes de ser experto en tu solución debes ser experto en mercadear esa solución.
web

CLAVE 3 – Comenzarás pequeño e irás creciendo a medida que lo vayas necesitando. Nunca antes

Si comienzas a promocionar y vender en Internet necesitas crecer poco a poco. Nunca antes. No quieras salir a la carrera con un Ferrari cuando aún perteneces al grupo de los que van andando.

Comienza pequeño, con una web mínima viable y digna … testea, analiza, aprende … y ve creciendo poco a poco. Detecta lo que funciona y lo que no.

Recuerda: Menos es más … si luego necesitas más … ¡hazlo!. Pero solo una vez que lo has analizado los resultados de tus primeras acciones.

Recuerda
¿Cómo te comerías un elefante? Yo lo haría bocado a bocado. ¿Porqué te empeñas en comértelo de una sola vez? Con ello sólo conseguirás acabar empachado y odiando la carne de elefante.

CLAVE 4 – Ponte objetivos claros y medibles

No empezarás a mover un dedo sin haber establecido bien tus objetivos y lo que quieres conseguir con tu sitio web.

  • ¿Eres una marca personal y buscas credibilidad y autoridad en tu mercado?
  • ¿Quieres aumentar tu lista rápidamente para vender productos como afiliado?
  • ¿Quieres que te dejen sus datos para posteriormente llamar a los clientes?
  • …. lo que sea.

Siéntate tranquilamente, coge papel y un lápiz y pregúntate: ¿cuál es el principal objetivo de mi sitio web? Normalmente siempre hay UNO principal. Búscalo.

Recuerda
Para que un GPS funcione y te lleve al lugar deseado primero tienes que introducir la dirección a dónde quieres llegar.

CLAVE 5 – Analiza cada paso o decisión que tomes

Bajo ninguna circunstancia, y vuelvo a repetirte ninguna circunstancias, moverás un dedo, harás un cambio, tomarás una decisión sin antes haber analizado la repercusión económica de esa acción.

Nunca antes ha sido tan fácil medir el impacto de un banner, de un anuncio en tu web, de un cambio de titular. Prueba pero hazlo con criterio.

Ahora es sencillo analizar y ver el coste económico de esas acciones.

Ni se te ocurra andar a ciegas. Toma acción, mide, analiza y nuevamente toma acción. Ahora bien, no te obsesiones con la analítica. Detecta patrones pero no vayas al mínimo detalle ya que eso te traerá confusión.

Recuerda
Sin analizar tus pasos no sabrás qué estás haciendo bien o qué estás haciendo mal. Sin análisis no hay mejora.

CLAVE 6 – Protege tu sitio web de intrusos y catástrofes

Una vez que te hayas convencido de que tu también puedes convertir a tu sitio web en tu mejor vendedor harás todo lo posible para que este nunca caiga enfermo.

Una baja en tu mejor vendedor repercutirá directamente en tus cuentas por lo que te grabarás en la cabeza que siempre harás copias de seguridad y evitarás ponerlo en peligro.

Podemos decir que es lo mismo que si tienes una tienda a plena calle y por las noches no le pones persianas antirrobo. ¿No crees que algún día te encontrarías la tienda saqueada? Lo mismo le pasaría a tu Web.

Recuerda
No proteger tu activo digital sería como dejar abierta una tienda de par en par.

CLAVE 7 – Genera contenido atractivo y bien enfocado

Como ya sabes soy un gran defensor de las webs con blog. Este blog es el reflejo.

Antes de pedir hay que dar y tienes que aportar valor para que comiencen a creer en ti, ganar autoridad, visibilidad en los motores de búsqueda, viralidad en las redes sociales. Todo ello te traerá muchos más clientes que si simplemente pones lo que ofreces y punto.

No hay atajos. Debes aportar valor a tus potenciales clientes antes de pedir absolutamente un euro.

Por ello es necesario que tu presencia digital esté acompañada de un blog.

Un blog donde publicar artículos estratégicos que te permitan aumentar las posibilidades de ser visto por más personas que estén buscando lo que tu producto o servicio soluciona.

Actualmente no tiene cabida una web sin que ésta genere contenido de valor. Internet ha cambiado y cada día la filosofía que funciona en el mundo real se está trasladando a la red. Hay que dar antes de recibir. Grabalo en tu cabeza.

Recuerda
Las personas compramos por afinidad, confianza, credibilidad, etc. Por lo tanto si no te ganas todo eso, ¿crees que te comprarán a ti?.

CLAVE 8 – Trabaja con los mejores proveedores

Olvídate de herramientas gratuitas y de mala calidad. Lo gratis no existe; siempre debes pagar algo a cambio.

Y no digo que las herramientas gratuitas sean dañinas, no. Sencillamente tu tiempo también vale dinero. Si tener una herramienta gratuita te supone mayor tiempo de ejecución esto ya es una mala inversión.

¡Aléjate de lo gratis! ¡Tu eres un profesional! ¡Lo gratis atrae a lo gratis!

Busca buenos proveedores de hosting, plantillas estables y ampliamente testadas, proveedores de email marketing con amplia experiencia como Mailrelay, Mailchimp,Aweber.

Busca herramientas que te faciliten la vida como Leadpages para crear tus páginas de captura en menos de 5 minutos y sin pagar a diseñadores. De verdad, lo poco profesional atrae lo poco profesional. Tampoco digo que derroches tus inversiones pero sí que sepas detectar lo que merece la pena tu dinero en Internet. Es muy importante.

Recuerda
Si recurres a servicios que no te han costado tu dinero acabarás por perderle el respeto a tu propio negocio.

CLAVE 9 – Obsesionate con el email marketing

La vía más rentable para generar ventas masivas es el email marketing. Un euro que inviertes en email marketing puede generarte 43 euros de beneficios. Tu objetivo en tu sitio web no deberá ser cerrar una venta sino más bien captar el email y datos de aquel que ha llegado a ella y comenzar a crear una relación de largo recorrido.

Eso es un negocio que funciona. Una vez tengas ese email comenzarás tu estrategia para convertirlo de prospecto a cliente para toda la vida.

Es una secuencia que funciona con lo que no te conviertas en el vendedor pesado y deja que tu futuro cliente se tome su tiempo para meditar su compra.

Recuerda
Tu mayor activo deberá ser la lista compuesta por todas aquellas personas que en algún momento han levantado y han dicho: ¡Esto me puede interesar! Esta base de datos debes cuidarla aportando valor y conociendo sus disparadores de compra.

CLAVE 10 – Define a tu cliente objetivo

¿Crees que todo el mundo es tu cliente? ¿Que todas las personas que habitamos en la tierra deseamos lo que ofreces? ¡Estas equivocado!

Párate a pensar y diseña el perfil de tu cliente ideal. Antes de meter mano a nada. Basta de pensar que todo el mundo es tu cliente, por que no es así. Ser un poco para todos es lo mismo que ser mucho para nadie.

Recuerda
No olvides que debes vender a nivel emocional y para ello necesitas saberlo TODO de aquella persona a la que intentas atraer. Sus problemas, sus preocupaciones, sus deseos más ocultos. TODO. Nunca seas todo para todos. Es un grave error.

… y para terminar

Recuerda que tu objetivo es crear tu mejor comercial en línea y no un autobombo de tu empresa que nadie cree. Toma acción YA y céntrate en lo que tienes que hacer: aportar valor y atraer a las personas.

Poco a poco irás ganándote sus confianza y credibilidad y comenzarán a llegar las ventas ahora bien, por mucho valor que aportes si detrás no hay objetivos claros y estrategias que funcionen no valdrá para nada.

Mi recomendación: apaga el ordenador, saca papel y lápiz y comienza a dibujar tu estrategia de acción. Te aseguro que vender en Internet no es muy diferente a hacerlo en la calle. Si bien es más difícil pero también es más sencillo dar con la persona correcta.

Céntrate en un sitio web que VENDA y que sea tu mejor comercial: la mejor versión de ti.

Un artículo escrito por javier Cordero