Parece improbable (por no decir imposible), pero ser millonario en menos 5 años, sin que haya un billete de lotería de por medio, es un sueño totalmente factible.

Sólo hay que tener una buena idea y tener el coraje de ejecutarla. En otras palabras, hay que ser un emprendedor valeroso y no arredrarse ante los obstáculos que, con toda seguridad, habrá en el camino.

Daniel Ally lleva en su ADN el emprendimiento y se las ingenió en su momento para ser millonario en menos de 5 años gracias a una idea. ¿Cómo lo hizo? Haciendo suyos los 20 “superpoderes” que disecciona en un artículo paraBusiness Insider:

1. Saber tratar con la gente
Nadie se convierte en millonario sin aprender a lidiar con la gente de una manera asertiva.

2. Perdonar a la gente
Ninguno está libre de meter la pata, ni usted ni quienes le rodean. No sea rencoroso y permítase el lujo de perdonar.

miley_112148

3. Gestionar finanzas
Saber desenvolverse mínimamente en el universo de las finanzas (y sus múltiples sinsabores) es condición sine qua non para alcanzar el éxito siendo emprendedor.

4. Hacer sacrificios
Nadie se hace millonario en menos de 5 años sin sufrir un solo rasguño (y sufrir).

5. Saber lidiar con la vergüenza
No le quedará otro remedio en sus inicios como emprendedor, cuando quizás le rechacen la tarjeta de crédito en el supermercado.

6. Pedir ayuda
A veces hay que tragarse el orgullo y pedir ayuda a los demás para que nuestra aventura empresarial no se trunque antes de tiempo.

7. Superar miedos
¿El miedo más difícil de superar? El miedo al fracaso, sin lugar a dudas.

8. Tener actitud
Tener actitud implica no poner excusas para nuestros propios fracasos y simplemente seguir hacia adelante.

9. Confiar en los demás
Nadie levanta solo una empresa, lo hace apoyado en un equipo en el que inevitablemente tiene que confiar (no le queda otra).

10. Asumir riesgos
Ya lo dice el famoso dicho, quien no arriesga no gana (y menos en el universo del emprendimiento).

11. Ser puntual
La puntualidad le ahorrará muchísimos disgustos (y le hará ganar puntos frente a las personas con las que se reúne).

12. Convertirse en profesional
Hay una gran diferencia entre ser un simple “amateur” y ser un profesional. Siendo “amateurs” intentamos hacerlo todo por nosotros mismos (lo hagamos bien o mal). Siendo profesionales somos capaces de delegar aquello que no se nos da tan bien en otras personas.

13. Estudiar como si no hubiera mañana
Un emprendedor debería ser un hombre (o una mujer) a un libro pegado. Para triunfar hay que estar siempre abierto a nuevos conocimientos.

14. Adquirir nuevas habilidades
¿Que no se nos da demasiado bien escribir? Deberemos practicar y practicar para escribir propuestas medianamente decentes. Todo es cuestión de práctica.

15. Abrazar nuevas oportunidades
Los emprendedores de éxito no dejan que se les escape una oportunidad que verdaderamente merece la pena.

16. Rechazar oportunidades
Hay millones de oportunidades ahí fuera. Es imposible aceptarlas todas, por lo que no nos quedará otra que hacer una criba.

17. Pensar a lo grande
Uno no se convierte en millonario en menos de 5 años si no piensa a lo grande.

18. Ser generoso
Es más importante dar que recibir.

19. Fijarse grandes objetivos
Y haga siempre lo posible para alcanzarlos, aunque le cueste sangre, sudor y lágrimas.

20. Seguir un propósito
Tenga muy cuenta que si su propósito es más grande que usted mismo, todo será posible. En cambio, si usted acaba convirtiéndose en más grande que su propósito, no podrá hacer nada.