“Ha llegado la revolución de la televisión”. Con estas claras e impactantes palabras comenzó su intervención Bastian Manintveld, fundador y chairman de 2btube, enmarcada dentro del ciclo de ponencias que conforman la Semana del Marketing de la Universidad Rey Juan Carlos.

A día de hoy, tanto la producción como el consumo del contenido están completamente democratizados, comenzó Manintveld. Los cambios llegan de la mano de nuevos hábitos de consumo en el usuario. Tal es el caso de los jóvenes que pasan horas frente a YouTube, en lugar de atender a la televisión.

2btube nació partiendo de esta premisa, como respuesta a la nueva demanda del mercado. Es una compañía de medios para la “Next Generation”. Adaptada a los tiempos que corren, en el epicentro de su estrategia se encuentran los creadores. “La base de todo es 2btalent, una agencia de gestión de talento youtuber”, aportó el directivo.

Ahora bien, ¿cómo añaden desde 2btube valor a tales talentos? Su misión pasa por dos líneas de actuación diferentes, según expuso su fundador:

1. Aumentan su audiencia.
2. Ayudan a generar ingresos con sus audiencias para vivir de ello.

Sobre la inversión en nuevo talento de esta índole, el directivo de 2btube aportó que “la audiencia estaba ahí hace dos años y medio, lo que no estaba ahí era el dinero de las marcas”.

Como era de esperar, y tras un periodo de adaptación, famosos y anunciantes viraron su estrategia hacia una más social. Una centrada en las plataformas preferidas por los millennials, tales como YouTube, Snapchat, Facebook o Twitter.

De los méritos de 2btube, entre los que se encuentra el aunar más de 900 millones de visitas mensuales, Manintveld se jactó de que la empresa fue la primera en convencer a Apple a trabajar con influencers.

A continuación, Patricia González, marketing manager de 2tube, prosiguió detallando la estrategia de marketing que llevó a la joven empresa a la notoriedad y la posición de la que goza actualmente.

A tal efecto se creó la “comunidad 2btube”. Una propuesta cuyo valor diferencial desembocó en la captación masiva tanto de youtubers como de las propias marcas. Así, el reto era doble, prosiguió González: profesionalizar el influencer marketing al mismo tiempo que se acercaba la empresa a los jóvenes talentos. Tras una evangelización previa.

Una vez asentada la marca, continuó la directora de marketing de 2btube, “el reto era convertirse en líderes del sector”. Con ello en mente trataron de tornar a los youtubers en prescriptores de la empresa. Tiempo después, esta joven empresa de poco más de 2 años puede presumir de ser la segunda líder de habla hispana y encontrarse entre los 30 primeros puestos de las empresas de esta índole a escala mundial.

Un artículo publicado en Marketing Directo