Hay blogs sobre prácticamente cualquier cosa: de comida, de bricolaje, de decoración de interiores, de moda, de viajes, de bodas, etc. No hay tema que escape a la prolífica pluma de los blogueros.

Los blogueros se sientan en la primera fila de los desfiles de moda, escriben libros, crean tendencias, y tienen a menudo cifras de fans y seguidores en los social media que para sí quisieran muchas marcas.

Líderes de opinión y multiplicadores de tendencias, los blogueros se distinguen sobre todo porque sus bitácoras son una especie de electrocardiograma de su propio corazón. Los bloggers escriben sobre lo que aman. En sus posts se escuchan los latidos de su siempre apasionado corazón.

Y ese apasionado corazón es oro puro en manos de los “marketeros”. Blogueros y marcas deberían en realidad ser amigos íntimos, pero inexplicablemente su relación es a veces sorprendentemente tirante y áspera. ¿Por qué? Básicamente porque los “marketeros” se empeñan en mirarlos por encima del hombro. A continuación, y de la mano de la publicación alemana especializada en publicidad W&V, recogemos 5 consejos que seguro que vienen de perlas a los “marketeros” deseosos de limar de una vez asperezas con los blogueros:

1. Coopere con menos blogs. Restrinja su colaboración con el universo bloguero a aquellas bitácoras que de verdad se ajusten a su marca.

2. Procure que los lectores de los diferentes blogs con los que colabora no sean excesivamente similares entre sí.

3. Trate a los bloggers con respeto y no los mire por encima del hombro. Si quiere calidad en su relación con ellos, ofrézcales también calidad de trato.

4. Déjeles muy claro cuál es el mensaje que su marca quiere hacer llegar a través de su blog. Pero déjeles libertad a la hora de escribir, no le dicte nunca a un bloguero palabra por palabra aquello que “debe” decir sobre su marca en su bitácora.

5. Las cooperaciones publicitarias con los bloggers deben ser dadas a conocer como tales. No les exija que disfracen la publicidad de lo que no es.

Un artículo publicado en Marketing Directo