Como decíamos en anteriores ocasiones, saber programar, y en particular, saber programar en WordPress, te permite hacer de todo en tu proyecto online.

Supone hacer saltar por los aires ese techo que tiene casi todo el mundo a la hora de desarrollar plenamente sus ideas y creatividad en su proyecto online para sacarle todo su potencial en contenidos e ingresos.

Pero esa idea de poder hacer “de todo” se queda un tanto abstracta, no es trivial imaginarse qué aplicaciones concretas puede haber para tu proyecto online. Hay una infinidad de ellas y potentísimas, pero no resulta trivial sacar estas ideas así de la nada.

Por eso, hoy te voy a contar una buena serie de ejemplos de cosas que he programado yo mismo en el blog de Ciudadano 2.0, algunas muy sencillas y otras más avanzadas.

Y aunque estas ideas son lógicamente muy específicas a la naturaleza y necesidades del proyecto de Ciudadano 2.0, seguro que te inspirarán para encontrar ideas aplicables a tu proyecto.

Hecho este preludio, vayamos a por ello 🙂

1. Shortcodes para todo tipo de cosas

La manera seguramente más inmediata y fácil de adentrarse en la programación en WordPress y PHP son los shortcodes porque con poquísimo código se pueden hacer cosas utilísimas.

Los shortcodes son comandos entre corchetes como [ejemplo-shortcode] que ejecutan un código que hace algo. Lo típico es dibujar algo en el lugar del shortcode, un botón o un banner, por ejemplo.

Se tarda literalmente minutos en programar un shortcode sencillo de este tipo, especialmente si ya has preparado antes un plugin en el que integrar todos tus shortcodes (el cual también se confecciona en cuestión de minutos).

Tanto es así, que muchas veces se tarda más en encontrar un plugin con un shortcode que haga justo lo que quieres, que implementarlo tú mismo. Y ni decir tiene que muchísimas veces ese plugin simplemente no existe.

En mi caso tengo decenas de shortcodes hechos por mi mismo y los puedes ver casi todos en el blog.

Te pongo tres ejemplos que me gustan especialmente:

a) Enlaces de afiliación automáticos

Cada vez que quiero insertar un enlace de afiliación uso un shortcode.

Por ejemplo, [webempresaAff] me generará la palabra “Webempresa” junto con su enlace de afiliación, un color un poco diferenciado que hace destacar la palabra y mejora la conversión, y un código de seguimiento para analítica (me permite analizar los clics que recibe, dónde, la conversión, etc.).

Un cosa muy sencilla, pero muy práctica y muy útil (sobre todo, por la información que me da la parte de analítica).

b) Banners de todo tipo

Si sigues el blog, habrás visto todo tipo de “cajitas” en medio del texto como, por ejemplo, las cajitas de suscripción a la lista de correo o las recomendaciones de hosting.

Todas ellas se generan con shortcodes y poder posicionarlas a discreción en medio del texto y en el punto más favorable por el contexto mejora notablemente la conversión.

c) Cajitas de búsqueda de Google

Una idea que me gusta especialmente por lo simple que fue de programar, pero lo útil que ha resultado, ha sido la cajita de búsqueda que puedes encontrar en la portada del blog y al final de cada post.

Está programada como un plugin con un shortcode asociado que me permite usarla en cualquier lugar de un post, aunque en el caso de la cajita al final de cada post (después del cuadro de autor) no se usa un shortcode, se ha integrado directamente vía programación con el tema.

La cuestión es que si la pruebas, verás que es un poco peculiar: no es la típica búsqueda interna de WordPress, sino que abre una búsqueda de sitio (site:www.ciudadano2cero.com) en Google.

La razón es que nunca me han convencido demasiado las búsquedas de WordPress.

Pero, además, guarda todas estas búsquedas en la base de datos, de modo que puedo consultar qué busca la gente en el blog, cuáles son los términos más buscados, cuáles los más buscados por post, etc. Es como tener una encuesta permanente de necesidades del lector.

¿A que mola? 🙂

2. Solución personal de analítica

Esto es un proyecto muy importante que tengo a medias porque, a diferencia de los ejemplos anteriores, que son cosas que han llevado entre minutos y pocas horas programarlas, esto es un tema ya un poco más avanzado.

Se trata de una plataforma de analítica web propia (y que podría funcionar algún día como servicio para terceros) con la que se conectan, entre otras cosas, los shortcodes de enlaces de afiliado que comentaba más arriba.

La razón es que la funcionalidad genérica de Google Analytics se me queda muy corta a la hora de obtener información analítica sobre las conversiones (% de clics, etc.) del blog.

Yo lo que quiero saber qué tipo de elementos (texto, widgets, etc.) convierten mejor, para qué temática, en qué posición de la página…, cuáles son los contenidos que más convierten, qué patrones comunes puedo detectar en ellos que podría extrapolar a otros contenidos, etc.

Eso es lo que me permite optimizar la oferta de contenidos y los ingresos del blog. Desgraciadamente, la información de Google Analytics no permite hilar lo suficientemente fino en esto.

Por tanto, decidí en su momento desarrollar a ratos en una plataforma propia (también un poco por placer, lo reconozco…) que es comparable en su enfoque a Kissmetrics, un servicio que, por cierto, según el plan, cuesta entre $120-$600 al mes…

Obviamente, una persona sola por muy bien que programe, no puede desarrollar una réplica de Kissmetrics en poco tiempo, pero ni falta que hace.

La cuestión es que, centrando bien el foco en la información que me interesa no es tanta programación. De hecho, en la versión “alpha” (como se suelen llamar el software en fase prácticamente experimental) ya me da el 80% de lo que necesito.

Ventajas adicionales:

Aparte de ahorrarme los $500/mes que me costaría contratar Kissmetrics con el tráfico de Ciudadano 2.0, la integración con el resto de mis desarrollos es total, por ejemplo, los enlaces afiliados automáticos que decía antes. Lo tengo todo ahí, centrado en un solo punto, una maravilla 🙂

Además, no descartes que algún día me plantee convertir esta plataforma en un negocio en sí mismo poniéndola a disposición del público en general como servicio freemium…

3. Cajitas de Suscripción

Hace unos años, escuché la fantástica entrevista de Pat Flynn de Smart Passive Income a Clay Collins de Lead Pages sobre cómo hacer crecer rápido la audiencia de un sitio web con una lista de correo hiper optimizada (episodio 078 del Podcast de Pat Flynn).

Entre otros trucos, Clay comentaba que habían descubierto en pruebas A/B que las cajitas de suscripción en las que no se ve a primera vista el formulario (los campos para de email y nombre), sino que requieren un clic en un botón para mostrar el formulario, convertían mejor que las convencionales, hasta un 30% en muchas ocasiones.

Busqué un plugin que me permitiese implementar esto así, pero no encontré ninguno que me convenciese.

Por eso, implementé estas cajitas de suscripción yo mismo. Fue un esfuerzo de programación bastante reducido, no más de 20-30 horas, lo mismo que tardarías en unos pocos posts de un poco de chicha. Además, de nuevo, tengo una integración al 100% con mi sistema de analítica…

Quizás te choque este iniciativa, pero en cuenta que aunque ahora ya son habituales este tipo de cajitas, entonces había muy pocos blogs y plugins que usaran este diseño.

Hoy en día hay muchas más opciones y más potentes como Thrive Leads, por ejemplo, y seria dudoso que tuviese sentido hacer lo mismo. Pero una vez hecho el trabajo, sinceramente, no he sentido la necesidad de cambiar. Mis cajitas siguen haciendo su trabajo perfectamente y su diseño ve al día, es más, mucha gente me pregunta con qué plugin están hechas porque quieren usar las mismas. Por tanto, están más que amortizadas.

4. Programación de un tema hijo

Otro trabajo de programación que he hecho en el blog ha sido la creación de un tema hijo.

Un tema hijo es un tema WordPress que requiere la instalación de otro tema WordPress (el tema “padre”) en el que se basará para modificarlo.

Es una solución técnica que proporciona el API de WordPress que encuentro tremendamente elegante y eficaz porque es un concepto y diseño muy flexible.

Puedes empezar muy rápido, en cuestión de minutos, con un tema hijo trivial con cuatro reglas CSS que modifican la estética del padre y acabar con un tema que cambia radicalmente al tema padre (como es el caso del tema hijo Ciudadano 2.0). Aún así habrás realizado un esfuerzo infinitamente menor al de desarrollar un tema desde cero.

El caso de Ciudadano 2.0 fue un caso curioso porque fue casi más bien un “accidente”.

Tenía claro que quería un tema a medida, con personalidad propia, que se diferencie del look tan uniforme que presentan muchos blogs, en particular, los basados en Genesis.

Pero tenía la intención de encargarlo a un diseñador. Para agilizar el proceso con el diseñador profesional y asegurar el éxito del proyecto quería crear un “boceto” que concretase lo mejor posible los puntos clave que me resultaban importantes (estilo minimalista, una sola columna, foto del autor el comienzo de los posts, etc.). Y para ello empecé programando un tema hijo a modo de maqueta orientativa.

Total, sin quererlo se fue concretando una cosa que se parecía cada vez más a un tema de verdad y que me empezó a gustar bastante.

Y voilà, de repente tenía un tema hijo terminado con el que ya no vi necesidad ninguna de contratar a un diseñador 🙂

5. Plataforma de Servicios

La última idea que te quiero contar es una idea bastante extrapolable a muchos negocios:

Se trata de un proyecto de programación en el que he trabajado el último año y que he implementado como plugin a medida para Ciudadano 2.0: nuestra nueva plataforma de contratación de servicios. Puedes acceder a ella en el menú “Servicios” del blog.

Se trata de una plataforma que, por una parte, cuenta con un catálogo estructurado de servicios “productizados” (con precios fijos) que automatiza en buena medida la interacción con el cliente desde el pedido inicial hasta el pago final del servicio.

La idea en todo esto es obviamente ser mucho más eficientes, lo que redunda en mejores precios el cliente y mejores beneficios para nosotros.

Quizás te preguntes por qué no hemos integrado simplemente WooCommerce u otra solución similar de gestión de pedidos o de tienda electrónica.

La respuesta es la de siempre: porque no se adaptaba al 100% a nuestro concepto. Podíamos haber metido una solución así con calzador, pero el resultado habría sido malo porque una tienda online tiene un flujo de trabajo que no encaja con la naturaleza específica de la contratación de este tipo de servicios.

Teníamos claro que si queremos que el concepto funcione tiene que implementarse cuidando el detalle y ser respetuoso con flujo de trabajo natural de este caso que requiere cosas como, por ejemplo, briefings previos, para concretar lo que el cliente desea hacer y poder valorar si podemos aceptar el proyecto. Por eso, lo tuve que desarrollar a medida.

¿Qué hemos conseguido?

Aparte de atraer a muchos más clientes que por un simple formulario de contacto, la conversión se ha multiplicado.

Antes, menos de un 10% de las peticiones se concretaban en un proyecto, con la consiguiente pérdida en tiempo y esfuerzo en emails para arriba y para abajo con dudas, presupuestos, etc.

Ahora, una vez pasada el filtro automático en el que no hay intervención humana, para cuando ya interviene el equipo, entre un 40-50% de los proyectos acaban saliendo.

Además, es una idea que tiene muchísimas futuras vías de desarrollo y mejoras que implementaremos poco a poco si vemos que este proyecto tiene realmente el éxito que deseamos.

Concluyendo

En definitiva, espero que hablar de casos concretos te haya dado ideas para lo tuyo y te haya hecho ver lo potente que es para un proyecto online poder crear cualquier cosa que te imagines a medida.

A la vez espero también haberte facilitado entender cuáles son los límites de las soluciones estándar de software como plugins pre-fabricados y por qué si tienes un proyecto online con potencial, en la evolución del mismo, tarde o temprano, darás con algo que quieras hacer y para lo cual no hay más remedio que programar una solución a medida.

Así que, si quieres llevar tu proyecto online realmente al siguiente nivel, mi recomendación es clara:

¡Aprende a programar en WordPress!

¡Un saludo!

Berto