Son muchas razones por las que un emprendedor decide abrir un negocio, entre ellas los principales motivos son: ser el propio jefe, dedicarse a lo que realmente le gusta, estar al mando de un proyecto personal, tener libertad financiera y de horario… Y otras opciones que no quizás no conozcamos.

Y aunque la situación es complicada, cada vez son más personas las que deciden lanzarse  a esta aventura. Se hace cuesta arriba porque es un mercado cada vez más competente, hay más emprendedores y trabajadores por cuenta propia que ante el panorama actual, han decidido apostar por sus sueños. Y no todo es tan bonito como parece, el camino para llegar a la meta está lleno de obstáculos y no todos sabemos esquivarlos y allanarlo.

Por eso, es muy importante estudiar y planificar todo, prestar atención a detalles que no consideramos importantes y utilizar nuestro sentido común en cada paso que demos.

Estas sencillas claves nos ayudarán a consolidar las bases de nuestro negocio, sea cual sea su actividad:

1. Estudio de mercado

Antes de lanzarnos, debemos realizar un estudio previo que nos diga quiénes y cómo son nuestros clientes potenciales y reales, y quién es nuestra competencia. Este será el primer paso que debamos dar si no queremos ver cómo se tambalea nuestro negocio nada más empezar.

Por tanto, el estudio de mercado es una técnica que nos sirve para desarrollar estrategias efectivas, determinar decisiones que influirán en el futuro empresarial y atraer clientes para convertirlos en compradores habituales. En definitiva, el resultado de este estudio nos ofrece pistas que nos guía en el proceso de venta de nuestro negocio.

Es recomendable que para hacer un estudio de mercado, nos centremos en las siguientes cuestiones:

  • Recopilar información del sector en cuestión en revistas especializadas, asociaciones de comercio, en Internet o recoger datos de fuentes del Gobierno
  • Realizar técnicas de observación directa sobre el comportamiento del cliente y de la competencia
  • Entrevistas a expertos, encuestas o un estudio en grupo
  • Hacer un DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortaleza y Oportunidades), en cual nos servirá para analizar la información que tengamos hasta ahora y saber cuáles son nuestros puntos más fuertes (que debemos potenciar) y los más débiles (que debemos disimular y mejorar)
  • Y el último paso, será definir a nuestro público para orientar nuestras acciones a un único fin, que es lasatisfacción del cliente

2. Estrategias de marketing

Para que cualquier negocio vaya encaminado a conseguir sus objetivos es necesario diseñar y ejecutar un plan de marketing. Gracias a este aumentarán las ventas, además de incrementar su visibilidad y ganar una reputación entre los clientes.

mujer

El plan de marketing es fundamental porque las acciones y estrategias que implementamos en él harán que los clientes opten por decantarse por nuestra marca, en lugar de irse a la competencia.

Está claro que hoy en día, el marketing online está imponiéndose con mayor fuerza entre las empresaspara alcanzar sus objetivos y los resultados están siendo bastante positivos.

Recordemos que el marketing no son dos vertientes diferentes (online y offline), es solo una y dependerá de donde esté nuestro cliente para elegir un canal u otro. A partir de ahí sabremos hacia dónde tirar con los recursos que tengamos a nuestro alcance.

3. Tener presencia en el mundo 2.0

Hoy es raro aquel que no tenga presencia en Internet, ya que las nuevas tecnologías han revolucionado al mundo entero, imponiendo nuevos hábitos para los consumidores y nuevos retos para las empresas.

Si tenemos en cuenta el punto anterior, esta afirmación nos revela que si nuestro público objetivo está presente en el mundo online, entonces nuestras estrategias deben quedar reflejadas en un plan de marketing online.

Lo primero que deberemos hacer con nuestro negocio si queremos atraer clientes por Internet serácrear una página web y / o un blog. Pero este no será el único paso, deberemos llevar a cabo unaserie de acciones y estrategias para alcanzar nuestros objetivos.

Los objetivos dependerán de cada empresa y deberán ser medibles y realistas, por ejemplo una marca puede proponerse conseguir 3000 suscriptores en 3 meses y realizar una serie de acciones para lograrlo (implementar un pop up, colocar una caja de suscripción al final de cada post o en medio del artículo o utilizar las redes sociales como gancho).

4. Satisfacer al cliente

El cliente es la parte más importante de nuestro negocio. De ellos dependerá que nuestra marca fluya o se quede estancada.

El fin de cualquier marca es proporcionar un producto o servicio al cliente y satisfacerle. Pero esa satisfacción no va a depender exclusivamente de un buen servicio de atención al cliente, hay otras cuestiones como la logística que se deben estudiar para hacer felices y fidelizar a nuestros clientes, algo que marcará, sin dudas, la diferencia con respecto a su competencia.

5. Logística

Tan importante es producir un producto a unos costes competitivos y ofrecer un buen servicio durante el proceso de compra en la web, como conseguir que el cliente reciba el producto en el tiempo y lugar correcto, en condiciones óptimas y a un coste asequible.

La logística es un factor importante que si se ejecuta bien, nos aseguraremos a un cliente satisfecho que volverá a repetir su experiencia en nuestra tienda.

Un artículo escrito por Edith Gómez