Hay muchas cosas que encandilan al espectador de la aclamada serie Mad Men: sus adictivas historias regadas con litros de alcohol, el fabuloso vestuario de sus protagonistas e incluso el peinado del ejecutivo de cuentas Pete Campbell.

Pero más allá de estas pequeñas trivialidades que con tanta fruición han degustado los espectadores durante los últimos 8 años, Mad Men encierra en sus entrañas una auténtica biblia del copywriting. CopyHackers desgrana en la siguiente infografía las principales lecciones de copywriting que nos han regalado las 7 temporadas de la serie de AMC:

1. Todo comienza con un poco de investigación
Don Draper no es demasiado fan de los estudios de investigación de mercados, pero eso no le impide hacer su propia investigación de mercados, echando mano de las entrevistas informales, por ejemplo.

2. No se limite a conocer a la audiencia, comprenda a la gente
Que hay que poner la lupa sobre el comprador y no sobre el usuario, que la gente compra cosas para hacer realidad sus propias aspiraciones y que las personas desean poseer aquello que nunca podrán poseer son algunos valiosos “insights” extraídos de Mad Men.

3. Sea único, sea diferente
Lo que hace única a una marca puede ser un rasgo compartido con otras compañías que, bien trabajado, puede convertirse en un rasgo diferenciador e incluso un punto flaco.

actividad

4. Encuentre el estado de ánimo adecuado para alumbrar su copywriting
Para toparse de bruces con ese estado de ánimo, zambúllase en toneladas y toneladas de publicidad, finja vivir en el futuro y no le tenga miedo a la nostalgia.

5. Escriba textos sobresalientes
Para conseguirlo, póngase en la piel del lector de sus textos, separe la idea de la ejecución, adapte sus contenidos al medio y describa sentimientos básicos.

6. No se olvide de hacer publicidad
La publicidad se basa en algo tan simple (y complejo) como la felicidad. Por eso, no tenga miedo de yuxtaponer la infelicidad a la felicidad y convierta su producto en una “fábrica” de felicidad.