Esta alternativa de negocio ha permitido a numerosos gerentes expandir su entramado empresarial y obtener un gran volumen de mercancía sin preocuparse por su manipulación y sin disponer de un almacén donde albergarlas. No obstante, existen varios problemas asociados a esta práctica. Por ello, desde Directia recibimos estos seis útiles consejos.

1. Asegura tu mercancía. Protege tu valor comercial

Asegúrate de que la empresa de dropshipping establezca unas garantías acordes a tu mercancía. Estas garantías se hacen extensibles hasta tus clientes, protegiendo la posible insatisfacción de los compradores si el producto se entrega dañado o roto.

2. Comunicación con los compradores

Es importante que notifiques a tus clientes que el producto que han comprado no está en tu posesión, para evitar disputas si se demoran los tempos en el proceso de entrega u otras cuestiones relacionadas con el envío. Mantén abiertas todas las líneas de comunicación posibles, online u offline, y responde con prontitud a cualquier problema para incrementar la confianza de tu comprador.

Publicidad

3. Vigila los tiempos de entrega

Conoce la localización de la mercancía en todo momento con los números de seguimiento y procura saber los plazos de entrega de los pedidos. Esta es una información valiosa para tus clientes y debe ser lo más cercana a la realidad posible.

Sleek Designed Website Buttons Yellow

4. Reputación

Asegúrate de que tu empresa de dropshipping tiene una excelente reputación como distribuidor de mercancías. Para ello, las labores de prospección y búsqueda se tornan realmente imprescindibles.

5. Cuidado con las comisiones

Si estás considerando contratar los servicios con una compañía de dropshipping que pide una cantidad por adelantado para acceder a tus productos, es probable que estés ante una estafa. Por norma general, las compañías legítimas no solicitan una tarifa por adelantado, es más, no intentarán cobrarte por tu mercancía ni establecerán cualquier otro cargo inicial. ¡Mucho ojo!

6. Envío de prueba

Antes de meterte en harina, elige unos determinados productos y haz que el dropshipper te los envíe como prueba. De esta forma podrás inspeccionar la calidad del producto recibido, la velocidad en la entrega y la capacidad de la empresa de dropshipping.

Un artículo publicado en Marketing Directo