7 miedos que te están impidiendo el éxito (y cómo superarlos)

Aunque lo más conocido (y reconocido) es el miedo al fracaso, también existe el miedo al éxito. Y este miedo surge justamente cuando estás en etapa de crecimiento. Si te sientes bloqueado en tu crecimiento o en tu despegue, este artículo te dirá los miedos subconcientes que pueden estar detrás y cómo comenzar a superarlos;)
 
1. Miedo a no ser suficientemente bueno
 
Miedo a no tener las habilidades, la mentalidad, la capacidad para manejarlo.
Y te voy a dar un ejercicio práctico para manejarlo desde ya: Toma lápiz y papel (o tableta o laptop;)), un café y siéntate tranquilamente contigo mismo: Piensa en posibles dificultades que se te puedan presentar en tu crecimiento próximo y mira diferentes posibilidades de solución.

Parece una tontería, porque es algo muy simple, pero es muy poderoso. Te ayudará a sacar de las tinieblas tus ideas mentales sobre las dificultades (que normalmente son exageradas), y te permitirán preparar soluciones por anticipado, o sea estarás preparado para poder afrontarlo;)

Otra manera de manejar este miedo de no ser suficientemente bueno es simplemente ¡capacitándote en las habilidades que requieres!;)
 
 
2. Miedo al fracaso
 
“La cosa más valiosa que puedes hacer es cometer un error.
Nada puedes aprender de ser perfecto”.
Adam Osborne
“Haz aquella cosa que no puedes hacer. Falla al hacerla. Inténtalo nuevamente. Hazlo mejor la segunda vez. Las personas que nunca se caen son aquellas que nunca escalarán a lo más alto”
Oprah Winfrey
Es importante que te metas bien esto en la cabeza: los fracasos no son malos, por el contrario ¡son parte de tu crecimiento, y te ayudarán a crecer!

(A mí descubrir esto me hizo clic en la cabeza).

Y es que las dificultades que se te presentan te ayudan a ver nuevas soluciones a los problemas, soluciones que dicho sea de paso podrás usar en el futuro para vencer nuevas dificultades.




 
3. Miedo a perder el control
 
Este es un miedo que puede ser grande para ti si te gusta controlar las cosas. Por ejemplo si eres perfeccionista significa que quieres controlar todo, o sea que tienes miedo a perder el control;)

Para afrontar este miedo debes comenzar a aceptar que en la vida no todo se puede controlar. Pero afortunadamente sí hay algo IMPORTANTE que puedes controlar: tú, y con ello tus miedos;) Siempre me ha gustado esta frase (creo que se llama la oración de la serenidad):

“Señor, concédeme serenidad para aceptar todo aquello que no puedo cambiar,

fortaleza para cambiar lo que soy capaz de cambiar

y sabiduría para entender la diferencia”

Superarlo necesita un trabajo personal pero te aseguro que valdrá la pena, no solo para tu éxito sino también para tu tranquilidad y felicidad personal.

 
4. Miedo a que algo malo suceda
 
Y este miedo surge mucho cuando estamos bien. No parecemos creer que la vida pueda ser así de buena o exitosa, y tememos que algo malo pueda ocurrir. Esto también está relacionado a lo anterior: como todo no se puede controlar, algo malo puede pasar.

Pero como ya te comenté, aunque no puedes controlar lo que va a venir, sí puedes controlar tu mente: Más importante que lo que sucede, es como piensas y actúas respecto a lo que sucede. Por ejemplo, si aprendes control emocional para manejar las dificultades, te será más simple manejarlas, que si eres un manejo de nervios para afrontar los problemas, y los ves como un problema enorme, en lugar de un aprendizaje.

 
 
5. Miedo al cambio
 
“El cambio es la ley de la vida, y los que solo miran al pasado y al presente seguramente perderán el futuro” -John F. Kennedy
“Si no te gusta algo, cámbialo. Si no puedes cambiarlo, cambia tu actitud. ” Maya Angelou
En el caso empresarial, te hablo de una de mis especialidades: la transformación digital de las empresas BtoB, porque es un ejemplo claro del miedo al cambio.

Actualmente es una realidad que la mayoría de compras se están volviendo digitale. Y sin embargo la mayoría de empresas todavía no tienen implementado lo que necesitan estos compradores que ya están online para ayudarlos en su decisión de compra.

Pero uno de los grandes frenos de la transformación digital es el miedo al cambio… (y varios cambios que estamos viendo aquí;))

6. Miedo al rechazo

Cuando eres exitoso habrá gente a la que no le guste… incluida gente cercana que amas (por increíble que parezca).

Por ponerte solo un ejemplo, si eres mujer, de repente a tu pareja le da miedo que tengas tanto éxito (¡sí sí, parece una locura pero hasta ahora eso existe!); y si eres hombre, de repente a tu esposa no le gusta que pases demasiado tiempo en tu negocio (lo cual, si funcionas como la mayoría de empresarios, será inevitable).

Bueno, sé que esto da bastante pena y piensas que no puedes manejarlo, pero sí puedes;) (Recuerda: tú tienes el poder, tú puedes pensar y actuar de manera de manejar cualquier cosa lo mejor posible)

Si por ejemplo, tienes miedo a cómo puede reaccionar tu pareja, simplemente ¡pregúntale! Puedes hablar con tu pareja y hablar de tus temores, que de repente ni siquiera son reales (yo misma lo hice con mi marido, y nada que ver, él no pensaba así y me lo fue demostrando;). Si tus temores son reales pueden ver juntos una solución (incluso pueden hacer un ejercicio como el que te di al principio;)) Así que antes de estar con todas esas dudas, aclara las cosas, y ve soluciones posibles;)

7. Miedo a perder la libertad

Este es un miedo con el que estoy muy familiarizada, y lo bueno es que tiene un lado muy motivador :p

Así que para explicártelo te doy mi ejemplo: Mi miedo a perder libertad es lo que hizo que creara un negocio que no me consuma demasiado tiempo, sino que más bien me permita ganar libertad. Y es el miedo a perder la libertad, lo que me ha mantenido en esta línea desde que empecé. Por ello todos mis objetivos y acciones están enfocadas en hacer crecer mi negocio, PERO conservando mi libertad.
.
Y tú también tienes las herramientas para hacerlo sobre todo con estas oportunidades que ofrece internet.

Así que, recuerda:

El primer paso para vencer tus miedos es conocerlos (yo recién he descubierto unos que ni siquiera sabía que tenía), y luego por supuesto aplicar las soluciones para eliminarlos, o actuar a pesar de;)

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.