Es bastante desmotivador, cuando empiezas tu andadura por la estrategia del guest posting, ver que ni siquiera consigues que te acepten un solo artículo.

O ver que tienes respuestas inconclusas y que no terminas de cerrar nada con el blogger.

¿Habrás hecho algo mal?

Si el blogger de turno está pasando de ti, y no sabes muy bien cuál ha sido el problema o en qué te has equivocado, deja de insistirle.

Lo más seguro que no quiera saber nada de ti, así que no pierdas más el tiempo.

En vez de eso, y para que no te vuelva a pasar, descubre en este post 7 pasos ultra-sencillos para saber cómo planificar, redactar y publicar un post de invitado y quedar como un rey con el autor de tu blog objetivo.

Cómo planificar, redactar y publicar un post de invitado paso a paso

Paso #1 : hazte notar

Lo primero que tienes que hacer es mantenerte en la sombra y estudiar a tu ‘presa’.

Antes de enviar la propuesta de autor invitado debes conocer los contenidos reyes del nicho.

  1. Lee al menos 10 posts sobre ese blog y comenta un par de veces. Tienes que demostrar que te has metido de lleno en su proyecto y que sabes dónde te metes.
  2. No te olvides de hacer retuits de lo que comparte ese bloguero en Twitter. Para cuando le contactes, le tiene que sonar tu nombre.
  3. También podrías marcar como favoritos los tuits que veas más interesantes.
  4. Participa en las conversaciones que seguro que tiene con sus seguidores.
  5. Sigue la misma estrategia en otras redes sociales, en especial en las que esté más activo.
  6. Si hay un hito importante en la carrera de esa persona, no lo dudes yfelicítalo por lo que ha conseguido.
  7. Y también debes ser oportunista. Cuando leas que se va de vacaciones o empieza a escribir un libro significa que durante un tiempo no va a poder escribir en su blog. Es un momento perfecto para plantearle una colaboración como autor invitado, así le quitas trabajo.

Es un trabajo de estudio previo que es parte fundamental de la estrategia de guest blogging y esencial para convertirte en autor habitual de los blogs.

consejos-blog

Paso #2: haz tu oferta irresistible

Tu trabajo previo te requerirá tiempo, pero verás cómo te ahorras muchos “no” y largas por parte de bloggers que no terminan de tener claro si te quieren ver en su blog.

Ahora sólo te toca hacer una propuesta de guest post que debe ser irresistible para el blogger. Y para eso debe ser 100% a medida.

Llegado este momento, es la hora de mandar el email en el que debes:

  • Ser factual: no adornes el email ni fuerces nada.
  • Ir directo al grano: los emails cortos se leen, los largos se dejan “para otro momento”.
  • Escribir seguro de ti mismo: sin transmitir confianza no habrá un “sí”.

Tu blogger objetivo no tiene tiempo para regalar, así que no se lo robes con cosas innecesarias.

Paso #3: prepara todo antes de la “actuación”

Si todo va bien habrás acabado con un guión validado con los puntos principales y el título del post.

Luego no te quedará otra que publicar el post de tu vida. Esa es tu misión y ahí es donde está tu target.

No tienes que escribir un post del montón, tienes que darlo todo. Es como si te dieran la oportunidad de ser una superestrella del teatro durante una sola función. Un contrato de una sola noche en el que tienes dar lo mejor de ti.

Así que resumiendo, en esta fase tendrías que:

  1. Validar el guión principal/título del post con el autor.
  2. Acordar la fecha de publicación (aproximada).
  3. Escribir el artículo teniendo en cuenta que tiene que ser lo mejor de ti.
  4. Preparar un pack de entrega para enviar con el post en formato HTML, una foto, biografía, enlace, propuesta de foto destacada e imágenes por separado.

Todo el tiempo que le puedas ahorrar te lo agradecerá.

Envíale todo el material en un único correo y pídele que te confirme cuándo lo piensa publicar, ya que quieres estar pendiente para moverlo en redes sociales y responder comentarios.

Ten claro que un guest post es una oportunidad que pasa solo una vez, pero si lo haces bien podrás repetir.

Todas las colaboraciones comerciales entre bloggers suelen empezar con un buen guest post Click Para Twittear

Paso #4: llegó el gran día

El día de la publicación tienes que estar pendiente de los comentarios.

Es un detalle responder rápido a los primeros lectores que te escriben, porque así se genera más interacción y la impresión percibida por el blogger va a ser más positiva.

No te olvides de compartir el post en tus redes sociales.

También te puedes poner a trabajar para propagar esos contenidos en grupos de Facebook o LinkedIn, incluso en comunidades de Google+.

La idea es que el contenido sea muy visible porque así te “aprovechas” de la marca del blog conocido que te ha dado esa oportunidad.

Además, también es bueno que compartas un contenido que te has trabajado tanto.

Paso #5: un email de agradecimiento

Justo el día después yo enviaría un email breve. Por ejemplo con un contenido así:

“Muchas gracias por la oportunidad.

He atendido a los comentarios que he visto y creo que han sido interesantes. También lo compartí en redes sociales y en … .

Ya te contaré que tal ha funcionado.

Gracias de nuevo”.

Paso #6: monitoriza resultados

Monitoriza con Google Analytics y Mailchimp las altas en tu newsletter y mira el número de conversiones justo después de publicar el guest post. También puedes profundizar si las visitas han sido de calidad y de mucha duración.

Por ejemplo, si tienes un promedio de visitas de 2 minutos y después de publicar el post pasan de los 5 minutos, entonces habrás hecho un buen trabajo.

Lo mismo ocurriría si te fijas en la tasa de rebote o en las páginas por visita. Si son superiores a tus datos promedio confirman que lo hiciste muy bien.

En general 9 de cada 10 guest bloggers no hacen este trabajo, cuando el seguimiento es lo más importante que tienes que hacer.

Paso #7: envía un email de cierre

Una semana después de la publicación del post enviarás un email con el asunto “Gracias por la oportunidad”.

El cuerpo de texto podría ser este:

“Hola, XXX (nombre del bloguero),

Un breve email para darte las gracias por abrirme la puerta de tu blog.

Ha sido un honor y un placer para mí poder colaborar con tu blog y espero que tú también hayas estado contento con mi propuesta.

Y, a lo mejor, podríamos plantear una nueva colaboración más adelante.

Por aquí tienes un amigo. Si te puedo ayudar en algo, no lo dudes.

Un saludo

(tu nombre y tu blog)”

Así quedas como un rey porque muestras la atención en los detalles y lo profesional que eres.

Un buen trabajo en guest posting se convierte en una relación comercial

Si haces este trabajo, y sigues estos pasos al pie de la letra, no solo conseguirás publicar tu artículo con éxito:

  • Te será muy fácil volver a publicar en ese blog: y las segundas publicaciones funcionan muchas veces mejor en altas que las primeras.
  • Podrás empezar una buena relación online con el blogger: de forma que este comparta a veces tus contenidos o te tenga en cuenta para alguna actividad.
  • Podrán surgir oportunidades secundarias: al tener ambos el mismo target de cliente ideal podréis hacer acciones de venta por afiliación, cursos owebinars conjuntos, etc.

No te lo pienses.

Actúa y mima cada guest post que hagas, pues será el comienzo de grandes oportunidades para tu proyecto.

Y ahora te toca actuar a ti: ¿a quién vas a enviarle tu próxima propuesta de guest post y cómo lo vas a hacer?

Escrito por