La universidad es una época dorada, todo tiene un brillo especial y durante varios años sentimos mariposas en el estómago. Los amigos nunca faltan, así como las fiestas, los viajes, los parciales y las malas calificaciones.

No conozco a una persona que no haya disfrutado la universidad. No todos lo hacen de la misma forma, pero estoy seguro que la mayoría coinciden en que son los 4 o 5 mejores años de nuestra vida, todo es felicidad y por un momento nos sentimos en la cima del mundo y creemos que podemos alcanzar nuestros sueños más locos.

Aunque las nuevas tecnologías pueden reemplazar la academia y sea posible tomar clases vía Skype, la universidad es un espacio perfecto para socializar, conocer nuevos amigos, hacer contactos y conocernos mejor a nosotros mismos. Sin duda alguna, es una oportunidad que tenemos para crecer y empezar a construir nuestra vida.

Pero la universidad no es solo diversión, es una oportunidad para empezar a trabajar por lo que queremos y forjar los pilares de nuestros proyectos. Si eres un estudiante universitario y sientes que quieres devorarte el mundo, entonces este post es para ti.

Como ya sabrás, el mundo cada día está más loco y la tecnología crece a un nivel exponencial, por eso debes estar preparado para lo que viene y enfrentar este nuevo mundo digital de la mejor manera posible. Para que sigas mejorando tus conocimientos y aproveches tu tiempo libre, te dejo estas 7 poderosas razones para iniciar un blog en la universidad con el único objetivo de motivarte a empezar tu primer proyecto digital.

1. Construyes tu marca personal

Tu marca personal te define y ahora, debido a la tecnología y las redes sociales, quien eres en la red, eres en el mundo offline. Por esta razón, es bueno que empieces tu blog siendo un joven universitario, de esta manera, lograrás crearte una reputación digital cuando hayas finalizado tus estudios.

Pero no solo tendrás una mejor reputación digital sino que te darás a conocer mejor ante las agencias de publicidad o las empresas en las que te interesaría trabajar. Piensa en tu blog como una carta de presentación a una compañía, donde muestras quién eres, qué sabes hacer, qué te apasiona y qué te hace diferente.

2. Mejoras tu redacción

Una de las habilidades que más valoran las agencias de publicidad o las empresas de marketing, es la redacción. Redactar no es solo poner las palabras en el orden correcto, es un proceso que te permite organizar tus ideas y que te ayuda a comunicarlas mejor.

Si quieres escribir bien entonces debes escribir más, y no hay mejor forma de implementar este hábito en tu vida que con un blog. Piénsalo de esta manera. Si a la semana escribes tres artículos de 1000 palabras en tu blog, escribirás un total de 12 artículos y un promedio de 12000 palabras en el mes. Si llevamos estos números a un año, habrás escrito más de 120 artículos de calidad. Es un buen número y lo mejor es que tu habilidad de redacción mejorará sin que lo notes.

Si empiezas tu blog ahora mismo, cuando acabes tus estudios podrás tener una gran ventaja frente a muchas personas, no solo porque tienes 120 artículos, sino porque tienes habilidades que muchos no poseen y desearían tener.

3. Amplías tu currículo y tu portafolio

Seamos honestos, las universidades no se preocupan demasiado por los trabajos que haces o por ayudarte a crear un portafolio decente que en verdad represente tus cualidades y te abra puertas en el mundo laboral. No, eso depende de ti.

Un blog no es únicamente para escribir tonterías o ganar dinero, es una herramienta poderosa que le muestra al mundo quién eres y qué sabes hacer. Si creas tu blog, estarás creando una ventana para que el planeta entero conozca tu trabajo y sepa de lo que estás hecho.

Además de esto, si combinas tu blog con una buena estrategia digital, haces un buen marketing de contenidos e incrementas seguidores de calidad en tus redes sociales, cualquier agencia querrá tenerte en sus filas porque sabes lo que haces.

Olvídate de crear un perfil en Behance o una fan page tuya en Facebook, no, mejor preocúpate por crear una comunidad entorno a tu blog y tu portafolio será imposible de ignorar.

Group of college students using laptop outdoors

4. Te encuentran en Google

¿Alguna vez has buscado tu nombre en Google? Bueno hazlo cuando quieras. Si lo haces y encuentras una foto de un stripper o un mafioso, estarás perdido. Pero si lo haces y Google arroja resultados interesantes, como tu blog, tus redes sociales y todo tu trabajo, no es mucho lo que tengas que decir en una entrevista pues ya tienes medio éxito asegurado con cualquier agencia.

Hay que ser honestos, ahora “Googlear” es un verbo y si alguien te busca en Google y no encuentra nada interesante entonces no existes. Por eso, enfócate en crear un blog importante que reúna información valiosa y que en verdad ayude a las personas a resolver alguna necesidad.

5. Aprendes sobre comunicación digital

“No es que el marketing sea digital, es que el mundo es digital”

Hace poco leí esta frase en el blog de Bien Pensado y me impactó mucho porque es verdad, el mundo no se divide en online y offline, es uno solo y es algo que debemos utilizar a nuestro favor.

No sé qué pienses tú cuando te hablo sobre crear un blog, pero si lo único que se te viene a la mente es crear una bitácora personal donde puedas llorar y quejarte de todo lo malo que te pasa, es mejor que no sigas leyendo esto. Un blog es un trabajo serio y encierra toda una estrategia de comunicación que, bien ejecutada, puede conseguirte resultados importantes.

Con un blog, podrás aprender mucho sobre comunicación digital, aprenderás a hablar con las personas en la red, a hacer Networking, a crear contenidos interesantes, a posicionarte en Google con el SEO y un montón de cosas que nunca te enseñarán en la universidad.

6. Desarrollas tu estilo propio

Como publicista, diseñador, comunicador o mercadólogo (¿así se dice si estudias marketing?) tienes que preocuparte por tu reputación online, por tu portafolio y, lo más importante para mí, por tu estilo.

Créeme, no quieres ser una persona normal que quiere trabajar en una agencia y pasar desapercibido, eso no es lo tuyo. Tú quieres ser reconocido en el medio, quieres expresarte bien y que todas tus ideas sean tenidas en cuenta. Bueno, eso se logra con estilo.

No hablo de estilo como algo que te haga ver bien o no, hablo de diferenciarte en un medio tan competitivo y darte a conocer como en verdad eres. Con un blog, esto es muy sencillo porque escribes lo que quieres, como quieres y nadie te puede decir nada. Si aprovechas esta herramienta, las empresas correrán a buscarte porque, más allá de tener personas que sepan de publicidad o no, quieren a alguien con carácter y muchas ideas.

7. Creas comunidades

En un mundo como el nuestro, nadie conseguirá nada importante solo. Esta época está marcada por las redes sociales, por las comunidades digitales y por los seguidores, así que tú no puedes ser indiferente a este fenómeno. Como blogger que serás (espero hasta este punto haberte convencido de que es una buena decisión hacer esto), aprenderás a crear comunidades honestas entorno a tu blog y a tu filosofía de vida.

No pienses solo en seguidores, piensa mejor en la cantidad de personas que ayudarás o con las que podrás compartir. Si te gusta trabajar en el área de marketing digital de una empresa, esta es una habilidad increíble que te permitirá construir uno de los activos más importantes para las marcas: los seguidores.

Bueno, estas son 7 poderosas razones para iniciar un blog en la universidad. Espero haberte convencido o al menos haberte hecho pensar en la posibilidad de hacerlo realidad. En todo caso, recuerda que un blog te puede abrir muchas puertas y que es una herramienta importante que debes dominar.

Pero no me dejes hablando solo, mejor cuéntame, ¿estás en la universidad y tienes un blog? Si es así, ¿por qué lo iniciaste?

Un artículo escrito por Yeferson Cogollo