El aprendizaje contemporáneo, ya sea presencial o virtual, sitúa al estudiante en el centro del actuar educativo. En la docencia virtual, el rol del docente es facilitar el aprendizaje.

El día a día en la Docencia Virtual

El papel de los formadores hoy en día no se centra en “enseñar” en función de explicar-examinar. La actual sociedad de la información, caracterizada por el uso de las TICs requiere del desarrollo de competencias personales, sociales y profesionales para adaptarse y dar respuesta a los continuos cambios globales.

Por ello, la docencia virtual debe centrarse en ayudar a los estudiantes a “aprender a aprender” de una forma autónoma, promoviendo su desarrollo cognitivo y personal con actividades críticas, promoviendo la construcción de su propio conocimiento y evitar la memorización pasiva de información.

La docencia virtual debe tener presente el tipo de estudiantes que conforman el aula en línea, ya que cada alumno tiene características distintas. Sin embargo, en la docencia virtual los estilos de aprendizajedeben ser integradores para planificar un aprendizaje dinámico para los estudiantes pero que cumpla con los objetivos del curso.

Factores a considerar en la Docencia Virtual

Un factor clave de éxito en la docencia virtual es que el estudiante tenga claro qué tiene que hacer, para cuando lo debe hacer y qué valor representa en su nota final.

Sin embargo, para alcanzar este objetivo con eficacia, deben considerarse estos factores en el desempeño docente:

  1. Planificación: debe ser explícita y completa para no desorientar al alumno y así atender los objetivos relacionados con la duración del curso, su orientación se dirige hacia el alumno.
  2. Presentación de la información: es un medio de soporte escrito y pone el énfasis en la orientación y la ayuda hacia una búsqueda autónoma de la información por parte del alumno.
  3. Participación: motivar la puesta en común por medio de debates o foros virtuales que atraen el interés y la intervención del alumno.
  4. Interacción: no tiene un momento preestablecido, pero por su asincronía se dilata en tiempo de docencia.
  5. Seguimiento y evaluación: es continuado, y cumple el proceso de registrar todas las acciones que efectúa el alumno a lo largo de su aprendizaje.
  6. Dominio de la Tecnología: es un elemento básico ya que permite comunicarse con los alumnos y proporcionarles información y orientación acorde a sus necesidades.
  7. Capacidad de respuesta: inmediata si está automatizada y regular si las conexiones son frecuentes y establecidas.
  8. Colaboración docente: el entorno virtual amplía el tiempo y posibilidades de colaboración docente.
  9. Carga docente y tiempo de docencia: esta característica variará en función del número de alumnos y actividades virtuales propuestas durante el curso.

¿Cuál es la figura del docente en la educación virtual?

El nuevo docente virtual debe ser un especialista en la materia de estudio. En el eLearning, el docente ocupa el papel de motivador, orientador del proceso de enseñanza-aprendizaje, facilitador de recursos y acompañante en el proceso formativo.

Siendo un facilitador del aprendizaje, el docente es el encargado de seleccionar y organizar los contenidos a enseñar, definir los objetivos del estudio y las actividades a proponer a los alumnos, elegir las herramientas a utilizar, seleccionar o crear el material digital a emplear como recurso didáctico y establecer los instrumentos de evaluación.

El docente, por medio de la orientación y seguimiento constante, brinda al estudiante las herramientas que le ayuden a desarrollar su propio proceso de aprendizaje, promoviendo procesos de participación, interacción y colaboración para que el alumno se apropie del conocimiento en forma activa e interactiva.

La Universidad Pompeu Fabra (UPF) de Barcelona presenta el documento  “Docencia y Aula Virtual”, del cual puedes tomar como referencia recursos y guías metodológicas útiles a acoplar en la docencia virtual.

El rol del docente abarca tareas didácticas, sin embargo, también ocupa un rol de asesor o de soporte técnico ya que durante el desarrollo del curso responde a consultas o dudas de los alumnos sobre el funcionamiento de la plataforma.

La docencia virtual involucra el diseño, la planificación, el desarrollo y la evaluación de los procesos docentes, su continua implementación y mejora permitirá eventualmente su estandarización y la identificación de tareas clave en la nueva función docente.

Documento de Apoyo:

“Del docente presencial al virtual: el proceso educativo”

Vía: E-learning Masters