Teletrabajo

Cómo reponerte para trabajar tras una noche de desvelo

Si padeces insomnio habitualmente o has experimentado una noche de desvelo, te revelamos diversos trucos para acelerar tu recuperación y mejorar tu rendimiento y tu productividad a pesar del cansancio.

Enfrentarte a una ardua jornada laboral habiendo dormido muy poco o nada la noche anterior es una complicada tarea. Experimentar varias horas de desvelo o sufrir insomnio puede deberse a múltiples razones, como dormir fuera de casa, tener problemas de estrés y ansiedad, padecer jet lag o haber experimentado recientemente cambios bruscos de horarios. Las consecuencias de ello son muy negativas para el rendimiento laboral, causando desde irritabilidad y pérdida de concentración, a fatiga y falta de energía o dificultades para realizar tareas difíciles.

El desvelo puede acecharte cuando te enfrentas a un proyecto importante o desafío laboral, cuando tu negocio se halla frente a situaciones complicadas o se acerca una fecha de entrega inminente. Si no quieres que la falta de sueño merme y lastre tu productividad y tu rendimiento en el trabajo, remedia la falta de sueño durante el día siguiente con las recomendaciones que te aportamos a continuación.

5 claves para recuperarte del desvelo

Por supuesto, lo ideal para estar fresco, concentrado y lleno de energía a lo largo de la jornada laboral es descansar el suficiente número de horas -los expertos dictaminan que, por lo menos, necesitamos entre 7 y 8 para rendir correctamente- e implementar hábitos de descanso saludables. Sin embargo, en muchas ocasiones es inevitable sufrir desvelos y que el insomnio nos permita descansar apenas unas horas. Recurre, en tales casos, a las siguientes medidas:

  • Ingiere alimentos ricos en vitamina B: Cuando te mantienes despierto por la noche acabando un proyecto o ultimando los detalles de una reunión, tu cuerpo tira de las reservas de vitamina B, una poderosa fuente de energía cuya carencia al día siguiente te ocasionará mal humor y mal funcionamiento cognitivo. Por tanto, es aconsejable comer alimentos como plátanos, salmón, nueces, aguacate, pavo o atún, entre otros.
  • Apuesta por los suplementos con jengibre: Si estás despierto hasta tarde, tu cuerpo generará altos niveles de cortisol que derivarán en un estado de estrés y ansiedad, cambios de humor bruscos, reducción de la respuesta inmune e incremento de la presión arterial. Para regularlos y mejorar tu productividad, puedes recurrir a los suplementos con jengibre.
  • Adiós a las bebidas carbonatadas y al azúcar: Aunque tras consumirlos te proporcionen una dosis de energía a corto plazo, provocan que caigas en un círculo viciosa, ya que un rato después experimentarás una disminución repentina de tus niveles de azúcar. Es mucho mejor optar por comidas que incluyan proteínas, fibras y grasas saludables para recargarte de energía duradera.
  • Opta por el aceite de coco: El coco se carcateriza por contener una gran cantidad de nutrientes, como las vitaminas y minerales, además de la gran presencia de ácidos grasos de cadena media (AGCM). Puedes emplearlo como aceite de cocina o añadirlo a helados y yogures para que tu cuerpo procese y transforme sus ácidos grasos en energía inmediata. 
  • Recurre a la siesta: Los científicos revelan que la duración perfecta para este lapso de sueño durante el día se sitúa en torno a los veinte minutos, que en caso de una noche de insomnio o desvelo extremo pueden prolongarse hasta que recuperes la eficiencia energética. Para conciliar el sueño, puedes recurrir a las siguientes plataformas digitales.

Vía | Entrepreneur

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *