Teletrabajo

12 Maneras de trabajar desde la casa de manera inteligente

Trabajar desde la casa es una de la mejores cosas que puedes hacer. Gozar de la independencia de trabajar en tu propio horario, evitar el tráfico y perder tiempo movilizándote son solo algunos de los beneficios que tiene trabajar desde la casa.

No obstante, trabajar desde tu hogar tiene grandes retos ya que es muy fácil distraerte, perder la concentración, querer hacer otras cosas y quedarte en la cama viendo televisión. 

Cómo trabajar desde la casa de manera inteligente:

1. Ordene su escritorio

Un escritorio puede hacer una gran diferencia a la hora de trabajar desde la casa de una manera inteligente.

Si bien la creatividad puede surgir a partir del desorden, como lo es un escritorio desorganizado, este también puede impedirte completar tus tareas.

Cuando tienes muchos pendientes sobre tu mesa de trabajo, se afecta directamente tus niveles de concentración.

Las personas con un puesto de trabajo ordenado sienten menos frustración y cansancio, y son más persistentes según un estudio de la Harvard Business Review. 

2. Dedica el 20% de tu día a hacer lo más importante

Sin importar qué tan ocupados sean tus días, asegúrate de separar por lo menos 90 minutos del día (un 20% de un día laboral de 8 horas) para trabajar en tus proyectos más importantes.

Cuando tomas la decisión de trabajar desde la casa vas a tener muchas distracciones a la mano, así que, dedica una pequeña fracción de tu día enfocándote en esas laborales que contribuyen en mayor medida a tu éxito.

3. No trabajes más horas

¿Eres de los que cree que si trabajas más horas, tendrás mejores resultados? El siguiente estudio te dará una perspectiva diferente.

En el 2014, John Pencavel, profesor de la Universidad de Stanford, examinó datos de los obreros durante la  Primera Guerra Mundial y encontró que su rendimiento era proporcional al tiempo que trabajan hasta las 49 horas.

Incluso se encontró que los obreros que trabajan durante 70 horas tenían la misma productividad que aquellos que solo trabajan 56 horas.

Trabajar desde la casa puede llevarte a trabajar más horas sin que esto signifique que seas más productivo. Encuentra un balance y descansa cuando sea necesario.

4. Apaga el celular por difícil que sea

Así pienses que estés ignorando tu celular, a menos que esté apagado, este será un gran distracción. Según los investigadores de la Universidad Estatal de la Florida, aunque no mires tu celular cuando suene, el solo zumbido genera una distracción en tu mente.

5. Para trabajar desde la casa debes enfocarte en las actividades de alto valor

Las personas son más eficientes se caracterizan por realizar tareas que les resultan de manera natural. En la medida de lo posible, delega las actividades que impliquen un gran esfuerzo para ti.

Este tiempo podrás dedicárselo a tus actividades de alto valor. ¿Cuáles son estas actividades? Las que te ayudan a cumplir tu misión y permiten que explotes tus fortalezas.

6. Si tienes reuniones, hazlas lo más eficiente posible

Si tienes que reunirte con alguien, bien sea una reunión telefónica, por internet o presencial, aquí tienes tres maneras de aprovechar al máximo tu tiempo:

1. Diseña un plan:  Aunque muchas reuniones no tienen agenda, es importante que sepas qué quiere lograr con ellas. Limita tus agendas a tres puntos importantes por reunión.

2. Limita las distracciones: Pon las ideas que no pertenezcan a la agenda en un estado pendiente. Es normal que surjan este tipo de ideas durante las reuniones, cando esto ocurra escríbelas en la agenda, y al finalizar la reunión dales unas solución.

3. Dale la oportunidad a las reuniones en forma de caminatas: Estas cada vez son más populares, de hecho Steve Jobs se caracterizaba por tomar largas caminatas.

Si estás trabajando desde la casa y no puedes salir, programa una alarma cada 30 o 45 minutos, y cuando esta suene, muévete.

“Moverse regularmente es bueno para nosotros en todos los sentidos e incluso mejora nuestra capacidad de enfoque” plantea la sicóloga de trabajo, Karissa Thacker. 

7. Trabajar desde la casa te permite dormir

Investigadores de la universidad de Michigan encontraron que tomar una siesta combate el comportamiento impulsivo e incrementa la tolerancia a la frustración.

Las investigaciones también sugieren que las siestas en el lugar de trabajo, es decir tu casa, pueden resultar en una mayor productividad.

8. Está alerta a estos asesinos de productividad

Identificar las distracciones es el primer paso para evitarlas. A continuación, están lss 5 primeros asesinos de la productividad según una encuesta realizada en el 2015 por CareerBuilder:

1. Celulares o mandar mensajes de texto
2. Las pestañas de Internet
3. Chismosear con los compañeros de trabajo.
4. Las redes sociales
5. El correo electrónico.

9. Convierte la priorización en tu prioridad

Si quieres hacer más en el mismo tiempo debes ser consciente de las decisiones que tomas diariamente. Para priorizar al momento de trabajar desde la casa deberás hacer lo siguiente:

Escucha y conoce tu cerebro: Dependiendo de tu rendimiento escoge las actividades pendientes. Cuando estés en tus picos de energía dedícate a las tareas más demandantes; cuando estés casado depura aquello que no requiera concentración mental.

Posterga estratégicamente: Deberás poner ciertas cosas a un lado, o para otro momento, para poder enfocarte en las actividades importantes y significantes. Por ejemplo revisa tu correo una vez al día, y no lo hagas al comienzo del día cuando tienes más energías.

10. Dormir en exceso acaba con tu rendimiento

No es nada nuevo saber que un buen día de trabajo comienza con los hábitos que practicas en la noche. No obstante, dormir en exceso es igual de malo que no dormir.

Durante 7 años, los investigadores del Instituto Finlandés de Salud Ocupacional analizaron los hábitos de sueño y trabajo de 3,760 personas.

¿Los resultados? Tanto aquellos trabajadores con exceso de sueño como aquellos con déficit, tienden a tener más días extras por enfermedad.

11. Busca el sol:

Trabajar desde la casa con una vista agradable puede parecer una fuente de distracción, no obstante, según un estudio realizado por la Comisión de Energía de California, tener acceso a la luz solar puede mejorar tu productividad.

Según el estudio, los trabajadores que se sentaron cerca de una ventana, tuvieron un desempeño entre el 6% y el 12% mejor al procesar llamadas,  y del 10% al 25% en el desarrollo de pruebas que involucraban función mental y memoria.

12. Quéjate

Pero hazlo correctamente. Cuando trabajas en equipo presenta tu inconformismo acompañado de una idea para mejorar la situación.

“Cuando se enfocan las quejas en términos de soluciones, se le quita el foco al problema y al responsable del mismo; lo que genera emociones placenteras en lugar de la negatividad que produce cansancio mental” plantea el profesor de gerencia Russell Johnson

Por último, móntate a la elíptica

Ejercitarse no solo mejora la salud, sino que impulsa la consecución de resultados esperados. Y lo bueno es que no tienes que matarte haciendo crossfit, con una trotada o montándote a la elíptica bastante.

Lo cual se facilita cuando se trabaja desde la casa. 

Un artículo escrito por Diego Ortiz

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *