Editorial

4 cosas que aprendí del dinero después de ser pobre y rico

He estado en situaciones financieras donde ni siquiera tenía el dinero para comprar una pizza.

Y también sé lo que es tener más dinero del que puedes gastar. Ves cómo tus objetivos se convierten en dinero efectivo real.

A través de estos dos extremos de pobreza y riqueza, he descubierto ciertas cosas sobre el dinero. Aquí te enseñaré 4 cosas que aprendí del dinero después de haber sido pobre y rico:

1. Tu mente crea el dinero

Que te sientas rico o no, tiene que ver con tu mente.

Puedes tener $100 en tu cuenta del banco y sentirte la persona más rica del mundo. Lo rico que te sientas dependerá de tu programación interna.

Si practicas ser agradecido, estarás creyendo que ya eres rico. Y aunque tengas todo el dinero del mundo, también puedes seguir sintiéndote pobre.

El tiempo en el que me sentía más pobre fue cuando tenía mucho dinero, pero nada significativo en mi vida.

Siempre sentía que necesitaba más. Siempre sentía que no era suficiente. Cuando pasé por la etapa de transformación a través del desarrollo personal, de repente, el simple hecho de tener dinero para comprar un chocolate caliente me parecía increíble.

Sé cuidadoso con lo que el mundo te dice sobre el dinero. Tú debes decidir cuál es la diferencia entre ser rico y pobre. El dinero que tienes en tu cuenta del banco no tiene que responder a esta pregunta por ti.

2. Propósito vs Dinero

Cuando descubrí el propósito para mi vida, de pronto, el dinero ya no era tan importante. Lo curioso fue que el dinero empezó a aparecer en mi vida sin que me estuviera enfocando en él.

Las personas fueron atraídas por el significado que había creado para mi vida, lo cual me traía más abundancia.

Mi consejo es que te enfoques en encontrar el propósito para tu vida. Si no puedes encontrarlo, entonces crea uno. Piensa en las personas que admiras y el significado que tienen para sus vidas, y crea algo similar para la tuya.

Si quieres inspirar a personas, entonces hazlo.

Si quieres crear un negocio que te traiga recompensas, ¡adelante!

Si quieres escribir entradas de blog para ayudar a otras personas con sus vidas, ¿a qué esperas?

Con el tiempo, he tenido más dinero del que sabía administrar. Pero no tenía idea de cuál era mi misión en el mundo.

Importaba un objeto, hacía algo de dinero, importaba otro objeto, y empezaba de nuevo el proceso. Me sentía como un robot repitiendo un patrón. Al final del proceso, obtenía unas cuantas cifras más en mi cuenta bancaria.

Esos números en la pantalla de mi cuenta bancaria se volvieron aburridos, rápidamente.

Tan pronto encontré algo que me motivaba y me hacía ayudar a otros, el enfoque en ver más cifras en mi cuenta bancaria desapareció.

3. Por supuesto que el dinero importa

El dinero importa, pero no debe ser tu principal objetivo.

Tu principal objetivo debe ser encontrar ese significado para tu vida que te llevará a algo que te apasione. Esta actividad que te motiva puede ser monetizada y darte los recursos que necesitas para vivir; como la comida, el hogar y tal vez unas vacaciones de vez en cuando.

Lo que quiero que sientas es que tu enfoque tiene que estar en algo más que el dinero.

He sido pobre y rico, y me he sentido vacío en ambos lados.

4. El propósito se puede encontrar en los simples placeres de la vida

Recuerdo lo genial que me sentí al leer mi primer libro motivacional.

Recuerdo cómo se sentía enamorarse por primera vez.

Recuerdo lo genial que era estar por primera vez en un crucero.

Todos estos recuerdos le dieron un significado a mi vida y me hacían sentir algo. Cada memoria creó una variedad de emociones que aún puedo recordar conforme revivo estos tiempos pasados.

El significado vino a mí a través de los simples placeres de la vida.

No necesité un automóvil de medio millón de dólares para sentirme que estaba en lo más alto del mundo. Estar en una playa con amigos sin gastar dinero me daba más de lo que podía imaginar.

Si me hubieran dicho esto hace 5 años, no hubiera creído nada. Siendo rico y pobre, he podido entender el significado que el dinero me daba: no mucho.

Enfócate en quién te quieres convertir. Encuentra o crea un propósito para tu vida que trascienda el dinero.

Ve más allá de lo que la sociedad te dice sobre el dinero. La mayor parte es una mentira. El dinero no te dará significado ni te hará feliz.

Solo tú puedes crear felicidad y significado para ti mismo.

Y para ti, ¿qué significa el dinero? ¡Escríbenos en los comentarios de abajo!

Un artículo escrito por Andres Gananci

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *