Teletrabajo

8 métodos para potenciar tu fuerza de voluntad y autocontrol

Seguramente conoces a alguien que ha tenido problemas para dejar de fumar. Siempre con la popular frase: “Se necesita mucha fuerza de voluntad para dejar el cigarro”.

¿Cuál crees que es la principal razón por la que la mayoría de personas no puede dejar de fumar? ¿Por qué no tienen suficiente fuerza de voluntad?

En diciembre escuchas a muchas personas hablar sobre sus propósitos de año nuevo. Tienden a tener expectativas altas por el año que se viene, en forma de una lista de objetivos.

La mayoría de nosotros necesitamos empezar de cero, con un nuevo capítulo en el libro de nuestras vidas, donde ya hemos aprendido de nuestros errores pasados y nos sentimos listos para seguir adelante.

Estos pensamientos vienen en forma de: “Voy a dejar de comer comida rápida” o “El siguiente año iré al gimnasio todos los días” o “Al próximo año ya habré aprendido un nuevo idioma”.

La lista puede ser infinita, ya que establecer objetivos es la parte fácil. Pero, abandonarlos también es fácil.

Las personas tienen una cantidad limitada de energía dedicada al autocontrol. Mientras más se consuma esa energía, más difícil será mantener el autocontrol y ser productivo.

La fuerza de voluntad es la gasolina que dirige el autocontrol y ambos podrían verse como un músculoque se pierde si no lo ejercitas.

A continuación, te enseñaré 8 cosas que debes practicar para mejorar tu fuerza de voluntad y autocontrol:

 

1. Controla el contexto en el que vives

Imagina que decides dejar de fumar pero aún sigues viéndote con tus amigos fumadores en lugares donde la mayoría de gente fuma. Con la ayuda de tu propia fuerza de voluntad, puedes evitar fumar por un buen tiempo.

Desafortunadamente, evitar fumar te hace sentir mal. Entonces te dejas llevar por tus impulsos, enciendes un cigarro y piensas: “¡Qué difícil es dejar de fumar! Tal vez lo logre algún día”.

En este escenario, si te conoces a ti mismo y estás decidido a dejar de fumar, está bien admitir que no debes estar en lugares donde sabes que tu fuerza de voluntad se verá afectada.

2. Crea buenos hábitos

La mayoría de cosas que hacemos cada día, las hacemos en piloto automático, de acuerdo a nuestros hábitos.

Puede no ser tan obvio, pero si miras hacia atrás te darás cuenta que las cosas que haces hoy son más o menos las mismas cosas que hiciste ayer, hace un mes o hace un año.

La buena noticia es que una vez que has formado un hábito, tus nuevas acciones te harán más productivo. La mala es que cuando estás estresado o sin fuerza de voluntad, vuelves a los malos hábitos que te dan gratificación instantánea, como beber alcohol o jugar videojuegos.

3. Duerme bien

Ir al gimnasio no solo se trata de hacer ejercicioNecesitas dormir bien e ingerir los suficientes nutrientes para ver los mejores resultados.

Lo mismo pasa con tu fuerza de voluntad: si no duermes lo suficiente, tu cerebro no funcionará a niveles óptimos y te parecerá más difícil hacer tus deberes.

Lo recomendado es dormir de 7 a 8 horas diarias. Vivir tomando café puede perjudicar tu salud a largo plazo.

4. Empieza con las tareas más difíciles

La fuerza de voluntad es un recurso limitado, y se va consumiendo a lo largo del día.

Las mañanas son la mejor parte del día para hacer las tareas más aburridas o difíciles porque tu energía y fuerza de voluntad están a tope.

5. Mantén tus niveles de glucosa bajo control

Se ha observado que cada acto de autocontrol hace que los niveles de glucosa disminuyan.

Puedes contrarrestar la disminución de autocontrol y fuerza de voluntad asegurándote que tus niveles de glucosa en la sangre estén a niveles óptimos.

Controla tus niveles de glucosa a través de la alimentación, averigua qué alimentos necesitas y protege tu salud.

6. Toma descansos seguidos

La mejor forma de refrescar tu autocontrol es dividiendo tu carga de trabajo en pequeñas tareas. Existe una técnica famosa conocida como Pomodoro y funciona para muchas personas.

Consiste en trabajar por 25 minutos, tomar un descanso de 5 minutos para recargar y repetir el proceso. De esa manera, estarás enfocado sabiendo que tienes una cantidad limitada de tiempo para completar tus tareas y no te sobrecargarás de información.

7. Haz ejercicio

Muchas personas exitosas tienen en común el ejercicio como una de sus prioridades diarias.

Cualquier tipo de actividad física que requiera autocontrol y disciplina es beneficiosa para tu salud mental y física. Esto también hará que ser disciplinado en otras áreas de tu vida sea más fácil.

8. Prioriza y minimiza

Mientras menos decisiones necesites tomar, más fuerza de voluntad tendrás en “reserva” para las actividades que son verdaderamente importantes para ti.

Por ejemplo: el famoso Steve Jobs también era conocido porque siempre usaba las mismas prendas. Cuando le preguntaron por qué hacía esto, simplemente respondió que era para tener una decisión menos que tomar en el día.

Son las pequeñas decisiones las que pueden cambiar tu vida para siempre.

Para formar un hábito se requiere tiempo, esfuerzo y disciplina.

Uno de los errores más comunes que las personas hacen al intentar cambiar sus hábitos, es estar orgullosos de las “batallas” que ganaron contra su voluntad y comodidad.

Es importante saber que si quieres ganar el juego de la vida, tienes que mantener un balance, así estarás lo más preparado que puedas para los desafíos que se te presenten.

Y tú, ¿cómo manejas tu autocontrol? ¡Escríbenos en los comentarios!

Via: Gananci

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *