Editorial

3 maneras de crear buenas relaciones para tu negocio

Si tienes un negocio online, estoy seguro que todos los días piensas en estrategias para hacer que sea exitoso.

Eso es lo que todos los emprendedores tenemos en común. No importa qué nicho de mercado hayas elegido o cuál sea tu público objetivo. Todos luchamos para tener éxito.

Aunque aplicamos estrategias diferentes para crecer en nuestra industria, la única estrategia que nos conecta a todos los negocios es la de construir relaciones.

Tener buenas relaciones en nombre de tu negocio puede hacer que llegues a despertar el interés de un influencer, que ingreses a un nuevo grupo de clientes, que recomienden tu producto o servicio, etc.

El potencial de construir relaciones es infinito. Sin embargo, son las relaciones correctas las que llevarán tu negocio a otro nivel. ¿Entiendes la diferencia?

El marketing relacional es una técnica antigua que ha sido explotada por los emprendedores más inteligentes. Aquellos que lograron el éxito, entendieron cómo determinar qué relaciones eran las que debían cultivar.

En este artículo, te mostraré 3 maneras en las que puedes crear buenas relaciones para el éxito de tu negocio.

 

1. Comunícate frecuentemente

Uno de los principios fundamentales que todo emprendedor debe entender para construir buenas relaciones, es el poder de la comunicación.

Si estás en la mente de la persona con la que quieres relacionarte, es más probable que te recuerde. Muchas personas se comunican seguido, pero no entienden que una buena relación NO se construye de la noche a la mañana.

Seguro lo has visto o lo has hecho. Esa comunicación va en forma de correo o chat preguntándote si puedes compartir su artículo o contratarlos por algún servicio que ofrecen.

¿Cuántas veces has hecho caso? Lo más probable es que pocas o ninguna. La razón es porque no los conoces, ni te agradan o confías en ellos.

Debes aplicar esta comunicación frecuente en el lugar donde más tiempo pasa la persona con la que deseas relacionarte, incluso si no es directamente con ella.

Por ejemplo: cuando alguien comenta una de sus publicaciones de Facebook y tú respondes ayudando. La persona en cuestión te recordará y sabrá quién eres cuando lo contactes o le ofrezcas ayuda.

Interésate en cada persona que conoces para que se interesen en ti.

2. Desarrolla la confianza y el respeto mutuo

Como dueño de un negocio, es fácil caer en la trampa de querer que las personas siempre hagan algo por ti. Quieres que tu negocio se vuelva exitoso, y si no estás avanzando, sientes que estás retrocediendo.

En una buena relación de negocios tiene que haber respeto mutuo. A menos que alguien de confianza te recomiende, crear confianza puede tomar un buen tiempo.

Para que otros tengan confianza y respeto por ti, y tú por ellos, deberás demostrar que lo mereces. Debes probar que vas en serio con tu negocio y que haces las cosas de forma correcta. La constancia es clave aquí.

Ofrece una mano de ayuda aunque no tenga nada que ver con el éxito de tu negocio.

¿Por qué alguien empieza a confiar en ti? Lo más probable es que hayas demostrado una y otra vez que eres de confianza. Tienes que estar dispuesto a ayudar a los demás para que logren el éxito con sus negocios.

La ley de la reciprocidad juega un papel muy importante. Esta ley se refiere a que si tú le haces un favor a alguien, esta persona te regresará el favor en un futuro como muestra de agradecimiento.

Para desarrollar la confianza tienes que aprender a dar más y más, y después de un tiempo, recibir un poco. Tal vez conoces a alguien que tiene un negocio que puede encajar perfectamente con el negocio de otro amigo tuyo. Haz la conexión y comparte la relación.

Nunca sabes quién es amigo o familiar de alguien que podría hacer que tu negocio avance más rápido, incluso más rápido de lo que tú solo podrías avanzar.

3. Ayudar es vender

Los emprendedores deben ayudar a sus clientes y socios. De eso se tratan los negocios: ayudar.

Si quieres tener un gran impacto en la vida de alguien y llevarlo hacia tu negocio, ayúdalo. Cuando educas, ayudas e inspiras a otros con tus habilidades o conocimiento, estás construyendo un puente para que conecten con tu marca y servicio.

Hoy en día, siendo un negocio: ¿cómo puedes ser de ayuda a tus clientes?

A través de las redes sociales, puedes identificar las necesidades de tu público objetivo. Una manera efectiva es monitoreando palabras clave relacionadas a tu negocio para conocer los comentarios de tu público o saber si te necesitan.

Ayuda a tus usuarios a través del engagement y conversando diariamente con ellos. No mantengas en secreto cómo llegaste al éxito, comparte los pasos que necesitarán para llegar ahí también.

Si tienes la suerte de tener éxito, es tu responsabilidad ayudar a los demás a que tengan también un poco de suerte.

Crear buenas relaciones es la estrategia perfecta que tu negocio debe adoptar y perfeccionar con el tiempo. Siempre habrá oportunidades para brillar y crear una impresión valiosa en alguien que lo necesita.

¿Cómo haces que tus clientes regresen a tu negocio una y otra vez? 

Vía: Gananci

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *