Teletrabajo

9 mini-hábitos para aprovechar mejor tu tiempo este 2018

¿Eres de esas personas que se caracterizan por una organización nefasta y quieres aprovechar mejor tu tiempo en 2018? Numerosos expertos subrayan la importancia de implantar estos poderosos mini-hábitos en tu rutina para llevarte mejor con el reloj.

Administrar mejor el tiempo es uno de los propósitos de Año Nuevo más recurrentes a los que nos enfrentamos con la entrada de un nuevo mes de enero. Para ello, puedes utilizar aplicaciones especializadas, planificarte a través de técnicas como las listas o modificar diversos elementos de tu rutina, eliminando hábitos perjudiciales e introduciendo algunos innovadorescomo los microhábitos.

Para que tu año 2018 sea más productivo, adquieras más capacidad a la hora de cumplir tus propósitos y puedas organizar mejor tus tareas diarias, tenemos un buen puñado de recomendaciones para ti. Aplicando estos pequeños mini-hábitos todas las semanas conseguirás resultados a corto, medio y largo plazo, aprovechando mejor tu tiempo libre, tu rutina laboral y tu descanso diario.

Los mejores hábitos para optimizar la gestión del tiempo

  • Ejercicio físico un par de mañanas por semana: Recuerda que no debes sacrificar horas de sueño para hacer deporte si no quieres sufrir efectos contraproducentes. Sin embargo, es recomendable que dos mañanas a la semana te levantes media hora antes para realizar algún tipo de ejercicio físico. Desde Harvard recomiendan tai chi, natación, yoga, ejercicios de Kegel, caminar o el entrenamiento de fuerza. Es una buena forma de empezar para incrementar poco a poco el nivel de ejercicio y la frecuencia.
  • Reflexiona en la ducha: Realizar actividades reflexivas como meditar, orar, escribir un diario o escribir una lista de gratitud cada día te sirve para poner en perspectiva tu rutina, agradecer los aspectos positivos, poner el foco en el presente y mejorar tu concentración. 
  • Teléfono móvil en modo avión: Los dispositivos inteligentes son un foco de distracciones, ya que a menudo nos sentimos tentados de consultar el correo electrónico, las redes sociales o nuestras páginas web favoritas. Desde aquí te recomendamos el modo avión para percibir y gestionar mejor el tiempo, desempeñar mejor las tareas y aprovechar mejor el tiempo libre. 
  • Cuida la calidad de tu sueño: Es importante tener una rutina del sueño regular, averiguar el número de horas ideal que necesita tu organismo, despedirte de los dispositivos electrónicos un rato antes de meterte en la cama y cenar los alimentos propicios para un descanso de calidad.
  • Planifica tu semana los viernes: Opta por elaborar una breve lista de prioridades divida en tres categorías: carrera, relaciones personales y autoestima o autocuidado. ¿Cuáles son tus dos o tres principales prioridades en cada apartado? ¿Qué puedes hacer para lograrlo? Es mejor hacerlo los viernes, ya con la mente descansada y puesta en el fin de semana que los lunes, con toda la presión de la semana cayendo sobre ti.
  • Descanso a media tarde: Al más puro estilo del “té británico”, puedes realizar un descanso a media tarde para ingerir algún alimento saludable, descansar, charlar con un ser querido o pasear y disfrutar de la luz natural.
  • Ratos muertos para leer: Si aparecen pequeños lapsos de tiempo en tu agenda -te encuentras esperando por una llamada,una reunión o a punto de coger el metro-, ten siempre un buen libro a mano. Así, nunca existirá el tiempo perdido para ti y contarás con mayores ratos potenciales de ocio, dedicados a aprender, distraerte o disfrutar de tu ficción favorita.
  • Dos noches a la semana sin televisor: Mucha gente enciende el televisor de forma automática después de la cena. No está mal si ponen tu programa favorito, pero si lo haces para anestesiar tu mente y dejar que pase el tiempo, no te reportará nada nuevo. Selecciona dos noches a la semana en la que vetarás la tele y deberás buscar un pasatiempo, leer o conversar con tu pareja, familia o amistades. 
  • Tareas con límite de tiempo: Es importante, aunque con flexibilidad, planificar cuánto tiempo dedicará a una tarea: por ejemplo, 15 minutos para limpiar la cocina después de la cena, o dos horas para limpiar la casa el sábado. Un límite de tiempo corto te obliga a establecer prioridades, permitiéndote pautar también tus ratos de relajación y descanso. 

Fuente | Business Insider

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *