Teletrabajo

Propósito de vida: 8 Pasos para encontrar tu pasión y carrera que amas

Para encontrar tu propósito de vida primero debes reconocer que eres un emprendedor. No porque tengas ganas de montar tu negocio, o tengas una empresa ya establecida; sino porque llevas un estilo de vida que no se conforma con el status quo.

¿Qué significa tener un estilo de vida emprendedor?

¿Constantemente estás buscando encontrar tu propósito de vida? ¿Tienes un empleo, pero no te conformas y quieres uno donde puedas desarrollar tu crecimiento personal? ¿Quieres vivir según tus objetivos de vida, y no te quieres quedar en lo mismo de siempre?

Esto significa tener un estilo de vida emprendedor.

Puede que lo que acabas de leer no suene sencillo, pero para encontrar tu propósito de vida, un trabajo que amas y saber cómo ser mejor persona, deberás examinarte y tomar decisiones difíciles que no todo el mundo está dispuesto a hacer.

El caso del niño dibujante

Todos los seres humanos tenemos debilidades y fortalezas; hay temas que nos llaman la atención, mientras existen otros que no nos interesan en absoluto, esto podría llamarse inteligencias múltiples.

Lastimosamente, la razón por la cual no encuentras tu propósito de vida, se debe a que la sociedad de hoy día ha hecho que las personas se preocupen por lo que hacen mal, y no por aquello en lo que son talentosos.

Por ejemplo, no es extraño que un niño que le vaya bien en dibujo, pero sea pésimo en matemáticas lo obliguen ir a cursos de ecuaciones y no en técnicas de dibujo, ya que nos han enseñado que “hay que reforzar aquellos aspectos que tenemos débiles”.

Esta pérdida de poder mental es la que ha hecho que tantos profesionales sean mediocres. Te han vendido la idea de que debes ser un profesional integral, con todos los conocimientos habidos y por haber.

Lastimosamente esta idea te ha llevado a saber un poco de todo, y a la vez no sepas nada en profundidad.

Gary Vaynerchuk, un reconocido emprendedor e inversionista, ha diseñado una guía de 4 pasos para ayudarte a encontrar no solo tu propósito de vida, sino un puesto de trabajo que te apasione, ya que, como bien dice él, no existe ninguna razón para que te impidan aprender cómo ser feliz.

Según él, más bien deberías identificar tus fortalezas y descubrir cuál es tu pasión. Es decir, en el caso del niño, enfocarte en el dibujo, y no en las matemáticas.

Cómo encontrar tu propósito de vida y una carrera que amas: 

Si alguna vez te has preguntado cómo identificar tus fortalezas, o cuáles son tus mejores habilidades profesionales, aquí tienes una guía con 4 pasos (preguntas) claros como identificar tu verdadero propósito de vida:

1. ¿Cuáles son mis habilidades?

Para empezar, escoge entre 5 y 10 personas que sientas que mejor te conozcan y divídelas en dos grupos.

En el primero vas a agrupar a los tipos de amigos con los cuales te conectas desde lo más profundo de tu ser, y en el segundo, a aquellas con las cuales eres cercano, pero son diferentes a ti por su personalidad o estilo de vida.

El primer paso para encontrar tu propósito de vida es preguntarle a una persona de cada grupo cuales creen que, honestamente, son tus mayores fortalezas y habilidades, y cuáles son tus debilidades.

En este primer paso es importante conseguir dos cosas: primero tener una “investigación de mercado” acerca de tus habilidades, y segundo generar un ambiente en el cual tu amigo pueda ser completamente honesto contigo.

Es posible que, debido a que tus amigos te quieren, estos no quieran decirte la verdad, ya que sienten que van a lastimarte o hacerte pasar por momentos difíciles.

No obstante, entre más rápido te des cuenta para qué eres bueno, y para lo que eres malo, podrás enfocarte en lo verdaderamente importante: tu propósito de vida. Así que aguántate el dolor.

2. ¿Cuáles son tus fortalezas?

No puedes tener una visión romántica de las habilidades que te han llevado a encontrar cómo ser exitoso en la vida.

¿A qué nos referimos? Por ejemplo, tú puedes ser un estudiante excelente por encima del promedio, pero no tener ningún interés por la academia.

Puedes ser extremadamente bueno jugando fútbol, y esto no ser lo que tú realmente quieres seguir en tu vida.

No tener una visión romántica, sin lugar a dudas te ayudará a encontrar tu propósito de vida, ya que esto implica utilizar estas fortalezas como base para identificar talentos que, quizás, anteriormente no conocías.

Tal y como mencionamos, el hecho de que algo no sea lo que tú quieres para tu vida no significa que no podamos rescatar habilidades y fortalezas que desarrollaste en esta actividad.

A manera de ejemplo, el hecho de que no te guste el fútbol no significa que tu habilidad para trabajar en equipo no sea importante. Así que no desperdicies tus habilidades, utilízalas para encontrar tu propósito de vida.

3. Lee absolutamente todo:

El mundo en el que vivimos hoy en día es un lugar bastante complejo. Es un mundo en el que tenemos poco tiempo para pensar, analizar y llegar a conclusiones tranquilas. Es tanto el afán que dejamos pasar grandes lecciones de vida.

Ahora, el hecho de identificar tus fortalezas es una tarea que resulta bastante personal y requiere de este tiempo… Así que aquí tienes el mejor consejo que vas a encontrar en el proceso de encontrar tu propósito de vida, tu verdadero potencial, pasión y un trabajo que ames:

Vete de vacaciones, y es en serio.

Pero no son unas vacaciones como te las estás imaginando. Durante este tiempo libre, te darás a la tarea de revisar completamente tu correo electrónico, los mensajes, notas o cartas que te hayan escrito y busca todos los complementos y críticas que te hayan hecho.

Mientras vas leyendo todo esto piensa en dos cosas:

Cuáles son las habilidades que constantemente me reconocen?
Cuáles son las cosas que las personas suelen criticar de mí?

Esta es una tarea que puede tomarte mucho tiempo, pero todo dependerá de qué tan profundo quieras hacer este ejercicio. Entre mejor lo hagas, más consciente serás de tus fortalezas, sabrás cuales son tus debilidades y en qué aspectos debes enfocarte.

Piensa lo siguiente (si estás sintiendo pereza de hacer todo esto):

Estás leyendo este artículo porque te interesa encontrar tus fortalezas. una carrera que amas, y más importante aún, tu propósito de vida, de lo contrario no estarías aquí leyendo estas palabras.

El tiempo que debes dedicar a esta tarea no se compara con los beneficios de tener un trabajo por el que te apasiones.

4. Pregúntale a extraños:

En tus redes sociales, haz un video o una publicación preguntando a todas las personas que te siguen, la pregunta que tanto hemos repetido en este artículo:

¿Cuáles son mis fortalezas?

Luego de colectar toda esta información a través de estos 4 pasos, tendrás el criterio y las bases suficientes para partir a tu siguiente destino.

Una vez estés allí, canaliza toda esta información con tus sentimientos y opiniones, y luego define cuáles serán las habilidades y fortalezas que te beneficiarán.

Tendrás una gran cantidad de oportunidades:

  • Puedes buscar un trabajo nuevo
  • Comenzar tu propia empresa
  • Buscar un socio que complemente tus habilidades y fortalezas y trabajar con ellos
  • Crear una empresa con tus amigos que te complementen.
  • Comenzar a ganar dinero por internet haciendo algo que te apasione.

Aquí tienes lo necesario para encontrar un trabajo que ames, solo es cuestión de hacer la tarea y dejar de aplazar una decisión que es bastante importante para ti.

Esta decisión tendrá efectos sobre muchas personas, pero a nadie afectará tanto como a ti. En tus manos está tu futuro, así que toma decisiones que sean consistentes contigo mismo.

Ahora bien, si luego de hacerte estas cuatro preguntas sigues dudando de cuál es tu propósito de vida, es importante que recuerdes lo siguiente:

5. Cuando sabes que las cosas no salen bien, retírate rápido: 

Mucha gente odia su trabajo y saben que quieren hacer algo diferente, no obstante, se quedan por años en sus puestos de trabajo odiándolos y sintiéndose insatisfechos.

Su principal razón para no dejarlo es que no han imaginado qué es lo que realmente quieren hacer.

Esta forma de pensar es errónea ya que nunca encontrarás tu propósito de vida o descubrir tu carrera ideal dándolo todo por sentado y sin pensar en ello. Si la situación actual no funciona, tienes que encontrar algo más.

6. Sigue tu curiosidad

A pesar de no tener una visión clara de tu carrera, puede causarte curiosidad las cosas que no son claras en tu vida. Es importante que la sigas y descubras tus intereses menos obvios.

La razón por la cual esto es importante, es que estos intereses aprovechan tus motivaciones únicas que te separan de los demás.

Buscar lo que te gusta te pone en un camino de desbloqueo y hace que mentalmente estés dispuesto a experimentar cosas nuevas sin sentimientos negativos.

Un ejemplo clásico es la curiosidad de Steve Jobs por las tipografías, lo que le llevó a asistir a una clase aparentemente inútil de tipos de letra y desarrollar su sensibilidad de diseño.

Más tarde, esta sensibilidad se convirtió en una parte esencial de los ordenadores de Apple y un diferenciador principal del resto de marcas.

Una buena manera de sintonizarte con tus intereses es preguntarte qué harías si tuvieras mil millones de dólares.

7. No hagas del dinero tu principal motivación:

Si estás buscando tu propósito de vida, y pasar tu años haciendo algo que te gusta, la mejor manera de empezar es tratar a las preocupaciones financieras como algo secundario.

Si el sentido práctico de lo que haces y la cantidad de dinero que ganas son los criterios principales, limitarás al instante tus opciones, por lo que es predecible que llegar a hacer lo que amas será difícil.

Por otro lado, si permites seguir tu curiosidad, te encontrarás en la posición de poder y, finalmente, en la posición de ganar dinero en tus términos.

8. No establezcas un techo artificial para ti mismo:

Tu techo profesional es fijado por ti mismo. Existen muchos ejemplos de cómo las personas definen sus propios techos y evitan la responsabilidad y el crecimiento.

Si lo haces por elección, es respetable. Por otro lado, si quieres más crecimiento personal, entonces no te escondas detrás de la creencia de que alguien más tiene que ayudarte a hacer lo que quieres hacer.

En conclusión, trabaja por aquello que verdaderamente amas. No minimices tus sueños al tamaño de tu realidad actual, más bien trabaja para que tu versión actual adquiera las habilidades necesarias para que tus sueños, y propósito de vida, se hagan realidad.

Un artículo escrito por Diego Ortiz

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.