Teletrabajo

5 técnicas de negociación efectivas para cualquier situación

Recapitulamos algunas de las mejores técnicas de negociación válidas para cualquier situación, especialmente en el terreno profesional, a la hora de cerrar un proyecto como freelance o de subir escalones a nivel laboral.

Una negociación no debe convertirse en una disputa o una confrontación, sino en un momento para debatir y aprovechar un nicho de oportunidades, ampliar tus posibilidades laborales, lograr tus objetivos, establecer vínculos con otras personas a través del networking o solicitar alguna mejora profesional, como un nuevo proyecto o una subida de sueldo.
Si alguna vez pensaste lo contrario, negociar no se basa en competir, sino en comunicarte adecuadamente, usando las palabras precisas, midiendo las distancias adecuadas, sirviéndote de tu tono de voz, prosodia y lenguaje corporal o mejorando tu discurso. No te pierdas las cinco técnicas para mejorar la forma de negociar que te proponemos a continuación.

5 consejos sencillos para negociar mejor

  • Escucha más de lo que hablasTanto a nivel de marketing como para negociar cualquier aspecto, la escucha activa es un elemento esencial. Solamente atendiendo al otro interlocutor podrás conectar con sus intereses y desentrañar sus necesidades, llegando a un terreno común. Mantén el contacto visual, concéntrate en escuchar y realiza preguntas valiosas para progresar. 
  • El tiempo es importante: Según lo que negocies, la temporada del año o la estación son puntos de partida señalados para seguir ganando. Hay picos del año en los que las propiedades son más baratas, momentos del mes -como a finales- más propicios para comprar un coche o instantes en la oficina en los que tu jefe estará más relajado y tendente a la escucha para que tu le solicites una subida de salario o una revisión de tus condiciones.
  • Enmarca la negociación: Debes buscar una dirección adecuada. Puede que el marco sea la calidad, el dinero, el tiempo o el calendario, lo fundamental es que halles la perspectiva idónea y desde ella, puedas negociar sobre los puntos que te interesan. Por poner un sencillo ejemplo, si eres freelance y un cliente te solicita un trabajo de entrega urgente, podrás negociar un precio más elevado.
  • Do ut des: Si haces una concesión, procura recibir algo a cambio. Un ejemplo sería ofrecer un interesante descuento en un proyecto a cambio de un calendario más amplio o flexible. Así, hallarás un terreno común con términos que funcionen para ambas partes.
  • Controla tus emociones: Intenta eliminar tus emociones de la ecuación o por lo menos, que estas no se transfieran a tu lenguaje corporal, conservando la calma, eliminando la ansiedad, la urgencia o el exceso de temperamento e intentando obtener la mejor oferta posible.

Escrito por Andrea Núñez-Torrón Stock

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *