Teletrabajo

El pensamiento positivo

Hoy quiero hablarles sobre la importancia de el pensamiento positivo, y empezare haciéndote esta pregunta: ¿Cuántas veces te has sentido desdichado por cosas insignificantes o circunstancias que no puedes controlar?

Cuando asumimos que nuestra felicidad o al menos gran parte de ella depende de la forma en que elegimos ver el mundo, y mantenemos el pensamiento positivo, entonces es posible empoderarnos de nuestra vida y ponerle color a los momentos grises e incluso ver actuar los milagros a nuestro alrededor.

Es que si algo he aprendido en el camino, es que la felicidad no depende de otros, ni del dinero o las cosas materiales, ni mucho menos puede depender de las circunstancias (pues estas son impredecibles), de las relaciones o el reconocimiento social. Este sentimiento no viene de afuera, quien crea que es así ha entendido todo mal y podrá derrumbarse fácilmente ante cualquier situación.

Pensamiento positivo de la vida.

La felicidad debe venir de ti, de tu actitud interior, solo debes estar decidido a abrirle rotundamente y de ahora en adelante un espacio a este sentimiento en tu vida… Pero, ¿qué te lo impide? Está en tus manos vivir la vida que quieres para ti.

Y con esto no digo que las circunstancias difíciles sean relativas o que las puedas evitar, no, las circunstancias simplemente están dadas y muchas veces no se pueden cambiar, sin embargo el sufrimiento es opcional, el origen del sufrimiento o de la felicidad esta en nuestra mente y es por esto que tenemos el poder de crear para nosotros la atmósfera que prefiramos independientemente de lo que esté sucediendo afuera.

Recuerda que la calidad de tu vida es proporcional a la calidad de tus pensamientos. Cambia tus pensamientos e inevitablemente cambiará tu vida.

Pero si estás atravesando por un momento difícil e incluso has sentido que te supera y no lo puedes afrontar, quizá pienses que estoy equivocado y que el pensamiento positivo no es el ingrediente mágico para cambiar la realidad, sin embargo puede que no sea como tu piensas, pues del pensamiento se derivan tus acciones, capaces de crear o derrumbar…

El poder del pensamiento positivo.

Es que las personas son felices cuando deciden serlo, cuando se lo proponen, cuando llegan a ese punto de saturación, identifican el problema, y por medio del pensamiento positivo junto con una acción contundente, un cambio de vida radical en dirección a sus sueños, se empoderan de su vida y toman acción para cambiarla.

Así que, y como consejo, de alguien que tuvo una vida desastrosa en sus comienzos, te recomiendo que deja de pensar en cómo saldrán las cosas y da ese primer paso, cambia tus pensamientos, tu actitud, y decide y para siempre dejar de sufrir, y mas bien tomar acción para afrontar lo que se tiene en frente.

En aquellos momentos en que se hagan presentes en tu vida situaciones que te puedan desestabilizar, antes de permitir que eso suceda haz un alto, procura ser consciente de que deseas vivir una vida de paz y no permitirás que esa situación te sobrepase, es necesario recordar que eres tú quien debe gobernar sobre tus emociones por medio del pensamiento positivo.

Teniendo esto claro no te permitirás sentirte frustrado o molesto por pequeñeces o incluso por grandes problemas…

Pero para llegar a esto tendrás que aprender a darle el trato adecuado a las circunstancias, también deberás empezar a ver las cosas desde otros ángulos y deberás entender que puedes encontrar la felicidad aun cuando no tengas todo lo que anhelas, aun cuando no tengas todos tus problemas solucionados.

“Hay tantas cosas para gozar y nuestro paso por la tierra es tan corto que sufrir es una pérdida de tiempo”. Facundo Cabral.

Tu vida está completa tal y cómo es, así que agradece y abraza el presente.

Y si tu infelicidad o inconformismo frente a la vida radica en la angustia de pensar en qué pasará con tu futuro, déjame decirte que al vivir en un futuro inexistente no podrás disfrutar genuinamente del presente y tu angustia será en vano pues solo tienes la vida suficiente para vivir el día de hoy pero no el día de mañana.

Así que deja el futuro para el futuro, y elige disfrutar el presente pues es lo único que tienes y si no encuentras motivos suficientes para hacerlo, empieza a observar cuidadosamente los pequeños detalles que te rodean. Recuerda que la alegría es una decisión de vida que se toma a pesar de las circunstancias…

Yo elijo ser feliz, y tu ¿Qué decides? 🙂

Daniel Tirado / #BeachMoney

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.