Teletrabajo

Trabajar como freelance online desde casa: 7 Claves para que funcione

Si has soñado alguna vez con emprender, ahora que es posible emprender online, inlcuso desde tu casa, es el momento. Nunca a habido menos barreras y menos riesgo para dar este paso.

Así que, por fin, decides dar el paso y lanzarte a la piscina para emprender online, ofreciendo tus servicios dentro de la industria creativa como freelance trabajando desde tu casa.

O quizás llevas tiempo en el mercado pero tu negocio no termina de despegar y estás pasando por una fase en la que o te pones las pilas y creas una estrategia de negocio o cierras la persiana

Tal vez tienes un perfil de consultor, redactor, creativo audiovisual, diseñador web o ofreces otro tipo de servicios. El emprendimiento unipersonal está en auge y las opciones son infinitas.

¿Quién no necesita un diseñador o alguien de marketing para que le ayude a tener más impacto con su negocio?

¡Hay mucho potencial en un negocio de servicios freelance online como el tuyo hoy en día!

Pero no es tan fácil como puede parecer, hay que saber cómo conseguir esos clientes que valoran nuestro trabajo y que pagan lo que nuestros servicios valen sin regatear hasta el infinito cada partida del presupuesto…

De lo contrario acabarás estresado, quemado y desmotivado.

Te lo digo por experiencia porque soy una diseñadora low cost rehabilitada….

Si quieres un negocio sano, no basta con atrapar cualquier trabajillo que salga; hay que ser proactivo y crear una buena estrategia enfocada en tu marca.

De esta forma podrás atraer al perfil de cliente con el que deseas trabajar de verdad y eliminar de tu campo de actuación a todos esos clientes que solo buscan mano de obra barata y que acaban siendo infieles y tóxicos.

En este artículo quiero darte mis claves esenciales para que seas capaz de lanzar o relanzar tu negocio como freelance dentro de la industria creativa para llegar a los clientes que valoran tus servicios y diferenciarte de esa gran masa de competencia que compite por precio.

1.  Prepara un colchón de seguridad y tranquilidad

Ya sé que muchos freelance empezamos a ofrecer servicios de una manera un tanto improvisada, porque los primeros clientes suelen llegar por recomendación y sin tener nosotros muchas veces una intención clara de montar un negocio.

Pero si esto no es un simple trabajo extra que haces en tu tiempo libre y quieres tomarlo en serio, necesitas una previsión económica para poder mantenerte a medio y largo plazo, incluso en las épocas de pocos proyectos.

Por eso, siempre creo que es bueno tener ahorrado unos 6-12 meses de gastos para subsistir por si la cosa no va bien. Si no tienes esto, es mejor que ahorres o trabajes media jornada en otro sitio hasta que puedas “independizarte” y hacer la transición completa de empleado a emprendedor.

Analiza cuáles serán tus gastos profesionales y personales y haz lo posible por ahorrar esa suma mensual multiplicada por 6 (o por 12 o la cifra que creas que te dará seguridad), antes de comenzar. Además, minimiza estos gastos todo lo posible.

Si tienes urgencia de ingresar para pagar facturas, emprender como freelance no es la panacea.

Para mí el dinero rápido y fácil no existe.

2.  Para emprender online debes definir un plan de acción proactivo

O te lo tomas en serio y llevas tú el mando de tu negocio, o las exigencias de clientes y la improvisación sin objetivos se apoderarán de tu jornada y serás incapaz de salir de ese círculo vicioso:

Trabajo en lo que sale > cliente tóxico > jornadas interminables > sueldo ridículo > no puedo delegar ni contratar equipo para asumir la carga de trabajo > no tengo tiempo para mi marca > no puedo crear un plan estratégico > sigo improvisando > trabajo en lo que sale

Eres el responsable de tu negocio y no vale de nada quejarse del estrés y los clientes que te pagan poco – y exigen mucho- si no haces nada por evitar estas dichosas consecuencias que realmente vienen provocadas por no tener un plan de acción.

Es necesario que te formes y que implementes un plan de marketing y negocios online,porque ¿cómo vas a ayudar a otros con su marca o su imagen si no cuidas la tuya propia?

En mi ebook gratuito tienes una síntesis de mis recomendaciones y pasos para crear las bases de tu estrategia de negocio “anti clientes-tóxicos”.

3.  Busca tu hueco como freelance: si no eres diferente competirás por precio

Independientemente del tipo de servicio que hayas escogido ofrecer dentro de la industria creativa (marketing, diseño, publi…) sabes que, aunque hay mucha demanda, también hay muchísima competencia y, sobre todo, desde el boom de internet y la posibilidad de trabajar en remoto desde cualquier parte del mundo.

“O eres diferente o eres barato” – Guy Kawasaki

Si te posicionas como el que hace de todo en plan agencia generalista (sin tener equipo multidisciplinar real a tu cargo) eres otro más ofreciendo sus servicios como un bazar a la carta y no te queda otra que bajar precios para cazar clientes.

Éste es el camino directo al estrés y a los clientes tóxicos.

Los clientes buenos, los que pagan, buscan a alguien que pueda resolver problemas concretos, que les ayude en su contexto concreto y que den un servicio de calidad aunque tengan que pagar más.

Dentro de este sector creativo, la mejor forma de diferenciarte de golpe es especializarte y encontrar un nicho de mercado en el que destacar y al que ayudar.

Si te especializas la percepción sobre tu negocio cambia, porque el mercado te ve como un consultor experto y no como un freelance que hace trabajo como churros por cuatro duros.

Y no, reducir tu foco no te cierra puertas, ¡te las abre y simplifica tu negocio a más no poder! Esto es branding, amigo mío 😉

4.  Sé claro y redacta muy bien tus presupuestos, con cláusulas que eviten posibles conflictos

Para cada cliente que te llegue, redacta siempre un presupuesto y firma un contrato antes de empezar a trabajar; no te confíes, aunque parezca el mejor cliente del mundo.

Es mejor prevenir que curar.

Por eso debes detallar muy bien tus condiciones y cláusulas de cada servicio que ofrezcas y cobrar siempre un anticipo.

Algunas cláusulas esenciales que no debes olvidar nunca son:

  • Tu política de cancelación de proyectos.
  • Si entregas o no archivos editables.
  • La “no explotación” del trabajo hasta recibir el pago completo.
  • Responsabilidades ortográficas.
  • Número de revisiones.
  • Publicación del trabajo en tu portfolio.
  • Derechos de autor.
  • La no devolución del anticipo.
  • Si los textos e imágenes están o no incluidos.
  • Límite de tus responsabilidades dentro del servicio.
  • Uso y pago de licencias premium.
  • Calendario de entregas y plazos por ambas partes.
  • Confidencialidad y LOPD.

Además de describir las cláusulas concretas para tu servicio, debes cuidar también la estructura de tus presupuestos, porque son una poderosa herramienta dentro de la estrategia de ventay puede ser determinante para la toma de decisión del cliente potencial.

Puedes crear tu propio modelo de presupuesto con una estructura estratégica y una técnica de precios que te ayude a aumentar la tasa de presupuestos aceptados con ayuda de esta plantilla gratuita de presupuestos.

5.  Estrategia de precios premium y nunca “low cost”

Ya te he adelantado que no soy partidaria de estas estrategias low cost centradas en mensajes del tipo “contrátame porque soy la opción más asequible para emprendedores, pymes y autónomos”.

Las estrategias de precio bajo considero que son la vía directa a exponerse ante un tipo de cliente que no te conviene, porque los clientes que contratan basándose únicamente en el precio son los que menos valoran el trabajo creativo y que te sustituyen en cuanto encuentra una opción más asequible.

Por eso, todo lo que te estoy contando en este artículo tiene como finalidad que te posiciones en el mercado como un profesional de calidad especializado en un tema concreto con servicios de calidad y precio premium.

Es mejor trabajar con pocos clientes a la vez pero dedicarles el tiempo necesario y, por supuesto, cobrar en consecuencia, que intentar trabajar con muchos proyectos pequeños a la vez.

Lo segundo es muy difícil de conseguir y mantener en el tiempo, porque te matarás a trabajar sacrificando tu vida y te costará muchísimo aumentar precios.

Vamos a ver un ejemplo rápido si queremos ingresar 3000€/mes:

  • Precio medio de trabajos low cost: 200€
  • 3000€/200€ = 15

¿Crees que puedes conseguir 15 clientes nuevos y llevar a cabo 15 proyectos de diseño web o gráfico al mes?

Tendrías que clonarte o trabajar 12 horas al día y, aun así, sería muy difícil poder contratar equipo para crecer y trabajar en más proyectos al mes.

  • Precio medio de trabajos premium: 1500€
  • 3000€/1500€= 2

Si tus precios parten de un precio superior, un precio más premium pero que sigue siendo razonable, con 2 clientes que consigas al mes llegas a tu objetivo.

Este es un ejemplo simplificado para que entiendas que tú tienes la libertad de elegir cómo quieres configurar tu servicio, qué calidad vas a ofrecer y a qué precio.

En los negocios no existen los precios “estándar”, aunque creas que sería una solución fácil para no romperte la cabeza con esto… En el mercado hay freelance que ofrecen logos o webs a 100€ y logos o webs a 5000€, igual que hay relojes que se venden a 5€ y relojes de 50.000€.

Haz todo lo posible por subir tus precios, mostrar el valor de tu trabajo y posicionarte como alguien que da un servicio potente y no como el que está con 20 clientes a la vez y tiene que hacer todo deprisa y corriendo…

6.  Potencia tu marca personal y capta clientes con tu web

El mercado está repleto de emprendedores y freelance que ofrecen lo mismo que tú y por eso existen cada vez más marketplaces freelance low cost con multitud de profesionales vendiendo su trabajo a precios ridículos

Y esto no te lo recomiendo, porque es tu billete directo al hundimiento de tu negocio…

Olvídate de intermediarios y plataformas para freelance. Es importante que tengas una web profesional con tu portfolio, como cualquier otro negocio haría, y que potencies tu marca personal para conseguir clientes propios.

La era del portfolio o book en papel ya terminó y ahora, si no estás online, estás perdiendo muchísimas oportunidades.

Además, si te dedicas al diseño web como freelance es obligatorio que tengas tu propia web bien diseñada. No me sirve la excusa típica de “en casa del herrero cuchillo de palo”.

Por eso, mi recomendación firme es que tengas una web personalizada con tu propio hostingdominio por objetivos principales:

  1. Ponerlo fácil para saber cómo pedirte un presupuesto a las personas que llegan a tu web de manera directa al buscar un freelance o porque alguien te ha recomendado.
  2. Captar base de datos de las visitas que llegan a ti, pero no están aún en fase de contratar. Esto te permitirá crear estrategias de marketing de contenidos y de email marketing para nutrir la relación con tus visitantes y que te tengan en cuenta o recomienden cuando alguien necesite un freelance.

Ya ves que tu web tiene dos objetivos muy claros y todo lo que incluyas en ella tendrá que ir totalmente enfocado a ayudar a cumplir con los dos.

Recuerda que, en la visibilidad de tu web, uno de los factores fundamentales va a ser que la optimices para que te encuentren en Google, es decir, que hagas SEO de manera proactiva.

Si no sabes qué es el SEO, o no has empezado aún con ello, éste eBook gratuito de iniciación te será muy útil:

7.  Hazte visible como profesional freelance

La clave de todo negocio es tener buenas relaciones y mover el culo para que se nos conozcatanto online como offline.

Si no haces nada para que se sepa quién eres, qué haces y a quién ayudas, da igual que estés especializado, que tengas una web currada o que diseñes como nadie…

Aunque seas la persona más tímida del mundo (y te aseguro que yo misma he sido el vivo ejemplo de introversión) no pretendas tener un negocio sin salir de tu cueva.

Y no, no se trata de ir a todos los eventos de tu ciudad a entregar tarjetitas, sino de hacerte visible ante el público correcto también pensando qué quieres conseguir de cada evento o meetup al que asistes y, por supuesto, también hacer buenas amistades de manera natural.

Es importante conocer a gente nueva, colegas del sector, colaboradores que puedas recomendar a tus clientes de otros servicios que tú no ofrezcas y estar dispuesto a ayudar y a colaborar.

Cuando das, recibes.

Para mí, las maneras de ganar visibilidad que mejor me funcionan puedo resumirlas en:

  • Llevar una newsletter con contenido de valor (incluso si no tienes blog).
  • Crear un blogpodcast o formato que elijas para ayudar activamente, ganar autoridad y relevancia.
  • Hacer entrevistas a personas relevantes de tu nicho.
  • Llevar de manera complementaria tráfico de pago a un recurso gratuito o “leadmagnet” con Facebook Ads (un ebook, una plantilla, un checklist…) en tu web.
  • Hacer colaboraciones con otros emprendedores de tu nicho (webinars o guest post como éste).

Las redes sociales también son un buen canal para conseguir visibilidad, por ejemplo con un grupo de facebook, pero para mí es un canal de comunicación que está enmarcado dentro de una estrategia global.

Personalmente no uso las redes sociales de manera independiente como estrategia principal, sino que son una herramienta más para derivar ese tráfico a mi web y, por supuesto, conectar y aportar valor a mi audiencia.

Hay que tener cuidado si tu estrategia de negocio se centra únicamente en conseguir seguidores o “me gustas” en redes; eso no es un activo ni algo que puedas controlar. En cambio, una lista de correo sí.

Hay mucho trabajo por hacer. Que eso no te paralice para emprender online como freelance

Sé que ahora mismo quizás estés un poco abrumado con todo lo que deberías tener en cuenta para que tu negocio despegue o comience con buen pie, pero nadie dijo que tener un negocio rentable fuese fácil…

Empieza con un pequeño paso que te ayude a crear tu plan y no te agobies pensando que tiene que estar todo perfecto para que puedas comenzar a ofrecer tus servicios.

Incluso sin tener tu web lista, puedes empezar a vender y hacerte visible; de verdad, no es algo esencial para arrancar.

Es mejor que primero decidas qué quieres ofrecer y a qué mercado ofrecerlo y te lances con la web mínima viable (incluso de una sola página), a que esperes a tener la mejor web del mundo, porque entonces estarás meses esperando los primeros clientes.

Comienza con estos pequeños pasos prioritarios para construir los cimientos de tu negocio creativo:

  • Encuentra tu nicho.
  • Define quién es tu cliente ideal.
  • Decide qué servicio principal vas a ofrecer.
  • Actualiza tus perfiles de redes sociales con tu nueva propuesta de valor.
  • Acude a meetups y eventos presenciales.
  • Haz networking online y participa activamente en grupos de facebook.

¿Qué servicios tienes pensado ofrecer como freelance? ¿Has empezado a dar tus primeros pasos hacia un negocio creativo rentable? Cuéntamelo en los comentarios del artículo y hablamos.

Un artículo escrito por Laura Lopez y publicado en Ciudadano 2.0

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.