Teletrabajo

Como direfenciarse de la competencia con un branding sencillo y poderoso

Lo has leído todo sobre las grandes marcas: Apple, Tesla, Amazon, etc.

Y estás algo deprimido.

Entiendes lo que hacen estas marcas hoy, pero todo se basa en tener un músculo financiero y una armada de recursos humanos que no tienes en estos momentos ni tendrás hasta tu próxima vida.

En vez de buscar respuestas en lo que hacen estas marcas hoy, deberías buscarlas cuando estas mismas marcas acababan de llegar al mercado, cómo es el caso de la tuya ahora.

Así que te invito a descubrir las 4 palancas que tocan con maestría todas las marcas molonas del mercado… aunque no tengan apenas presupuesto para darse a conocer.

¿Por qué el Branding es importante?

No voy a perder mucho tiempo con este tema. Creo que ya te sabes el ABC de un gran negocio,

Una marca te ayuda a vender más, más rápido y de forma más rentable.

Al menos, este debería ser el propósito de crear una marca potente.

¿Por qué el Branding es aún más importante online?

Internet es una gran oportunidad porque puedes llegar a nuevos clientes, los que no viven en tu zona natural de actuación, tu ciudad o tu provincia.

Así es.

Lo que pasa es que esta oportunidad es democrática.

Todos tienen acceso a esta misma oportunidad.

Así que online tu mercado es más grande.

Pero tu competencia también.

Si bien es cierto que la mayoría de los pequeños negocios offline ha conseguido sobrevivir hasta la fecha sin apenas marca – el boca a boca les ha mantenido vivos – hoy todos los pre-clientes hacen su investigación online.

Si no escribes, online, no existes.

Y si no tienes marca, serás uno más.

O sea, un baratucho más.

Los límites del Branding por valores: somos todos iguales

Ok. Ahora que entiendes los beneficios de la marca y su importancia reforzada en tiempos digitales, la pregunta siguiente es cómo uno construye una marca.

El método tradicional de Branding se hace por valores.

Transparente, innovador, respetuoso con el planeta, orientado a resultados, etc…

Buscas unos valores que se asocian a tu negocio, y va que chuta.

No entiendes bien para qué sirve esto, y te doy la razón.

Estos valores no sirven para nada a la hora de diferenciarse en el mercado.Estos valores te sirven para no equivocarte en la contratación de talento en tu empresa, en la cultura de empresa. Tema fundamental para cualquiera organización de más de 10 colaboradores. Pero es un ejercicio interno, no una proyección hacia fuera.

Cuando proyectas una marca con tus valores, te topas con 2 problemas letales en lo que se refiere al poder de tu comunicación:

  • Se usan a menudo palabras corporativas que no tienen sentido para los que te leen. Esta forma de comunicar te hace parecer frío y en la mayoría de los casos produce una desconfianza inmediata.
  • Eres uno más, porque los valores que cimientan tu negocio los comparten muchos negocios. Adiós diferenciación. En el mejor de los casos te pillan diciendo que eres como XYZ, marca más reconocida, en más barato. Mal asunto…

Esta no es la vía si quieres conseguir ser el salmón de tu mercado, el pequeño molón que siempre nada a contracorriente.

¿Qué hacer entonces?

Inspirarse en lo que han hecho en sus inicios estas grandes marcas que te hacen soñar.

Todas las marcas que admiras han lidiado con excelencia para ser únicos y distintos.

He aquí las 4 cosas que tienes que tocar en tu ejercicio de Branding para que seas naturalmente distinto, lo cuál te hará más visible e instantáneamente memorable:

Ejercicio nº1 para diferenciarse – La especialización en un nicho de mercado

Seamos sinceros. Los mejores territorios digitales ya están ocupados. Si piensas en Google, todas las primeras páginas de resultados para términos generalistas (o sea, muchas búsquedas al mes) ya están ocupadas por poderosas empresas con un equipo de editores y SEO muy peleones.

Ser generalista es morir en Internet.

¿Qué haría Napoleón para conquistar el mundo?

Conquistaría primero un pueblo, luego la capital, la provincia, la comunidad autónoma, el país y finalmente el mundo. En este orden.

Así que haz lo mismo.

  1. Busca una especialización sectorial.
  2. Busca otra especialización tecnológica.
  3. Y, para terminar, elige resolver un único problema real para tu nicho de mercado.

Posiciónate en la intersección de estos 3 criterios, y no salgas de ahí hasta facturar 7 cifras anuales.

Es fácil ser el nº1 si te especializas así. No se trata de ser el que más sabe o el que lo hace todo. No. Se trata de ser el nº1 resolviendo un problema muy concreto.

Ejercicio nº2 para diferenciarse – Tu personalidad

Olvídate para siempre del “nosotros”.

Usa el tú.

Eres el héroe de tu micronegocio.

Sal de detrás de tu pantalla.

Sé omnipresente.

Fotos, vídeos.

Comparte tu historia, por qué haces lo que haces.

Tus valores, tus opiniones.

Habla de todo lo que no hay que hablar: sexo, religión, política.

Esto te hará polar.

Y la polaridad es buena para una marca.

No se trata de hacer tonterías ni insultar.

Se trata de dejar ver claramente quién eres y cómo vives tu vida.

Sin máscaras.

Sin maquillaje.

Sin un ego divino.

100% congruente.

Ejercicio nº3 para diferenciarse – Tu cartera de productos y servicios

No vendas lo que todos venden.

Estrújate un poco la cabeza.

Analiza las tendencias en tu sector, mirando el mercado americano o Asia por ejemplo.

Si todos los actores de tu mercado visitan y venden soluciones a medida, sé el que vende una solución completamente cerrada. Con un tiempo de entrega 3 veces más rápido que tus competidores.

La mayoría de tus competidores hace las cosas por inercia, sin pensar. Copiando lo que hacen los demás.

Usa tu cerebro para “salmonear” tu oferta.

No puedes ser distinto si al final eres uno más copiando el status quo.

Un borrego más.

Ejercicio nº4 para diferenciarse – Tu proceso de venta

Seguimos en la línea de lo explicado en el punto anterior.

En un mercado donde todos visitan y van a la feria, un actor que decide vender 100% en digital, con contenidos, publicidad de tipo remarketing y webinars de venta semanales, se hace distinto al instante.

Por poco que innoves en digital más que tus competidores, te harás distinto.

Y además te prepararás mejor para el futuro.

Ahora te toca implementar estas ideas

Necesitas tocar al menos 2 de estos ejes para empezar a jugar y competir online. Con 3 destacas y con 4 eres único.

Lo mejor de todo es que esto está en tus manos. Se puede aplicar de forma práctica en tus operaciones y no te va a costar un riñón, aunque sí algo de tiempo.

A modo de cierre sobre este tema del Branding, déjame hacerte una pregunta.

A ti te conocen como la tía/el tío de _________________________.

Rellena el espacio en blanco, y sal ahí fuera a conquistar tu territorio digital.

Escrito por 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.