Promocion Web

Cómo conseguir que tu proyecto personal pase de 0 a 10

No me sorprende la cantidad de amigos y conocidos que últimamente se embarcan en la aventura de crear un proyecto personal. Suelen ser, por lo general, ideas no estrictamente pensadas con la intención de dedicar todo tu tiempo a que sean fructíferas y rentables con el objetivo de vivir de ellas y renunciar a su trabajo actual, sino que la motivación es ocupar el tiempo libre con un nuevo hobby y si, además, compartes esa afición con tus amigos, ¿qué puede salir mal?

Lo habitual es que la idea de crear algo juntos surja entre caña y caña un viernes por la noche y, entre una sarta de tonterías provocadas por el alcohol, a uno de ellos se le ocurra montar por ejemplo un equipo de esports.  ¿Parece una idea disparatada? La verdad es que si se piensa bien y se ejecuta correctamente, no suena nada mal. Esta idea pasa de ser un planteamiento abstracto a un ente tangible cuando deciden ponerlo en marcha. Después de darle alguna que otra vuelta, ya tenemos a todo el grupo convencido y comprometido en sacar adelante el proyecto. De primeras surge como ocio pero, si poniendo esfuerzo a largo plazo el hobby da sus frutos, ¿por qué no poner todas tus ganas y esfuerzo?

A las pocas semanas y unas cuantas reuniones virtuales a las 2:00 am – la única hora en la que todos los integrantes se ponen de acuerdo- el equipo de jugadores esta formado, el nombre está elegido, el logo está más o menos claro y las funciones de cada uno de los cofundadores están repartidas: el más espabilado llevará las cuentas (se encargará de buscar patrocinadores, administrar el presupuesto, etc);  el más millennial será el Community Manager; y el que estudia telecomunicaciones se convierte en el responsable de IT.

Aquí es donde el ‘teki’ del grupo dice «vale chavales, ya tenemos el equipo montado, ahora os voy a montar una web que vais a flipar». Estamos de acuerdo en que tu carta de presentación frente a un público desconocido es desde ahora tu página web y, por ello, tanto la estética como el contenido deben ser impecables. Pero lo que hay detrás de tu site debe estar indudablemente mucho más pensado y mejor ejecutado. Estoy hablando, cómo no, de la importancia del SEO, que se ha convertido en uno de los factores más imperativos, sino el que más, para conseguir llegar a tu target dentro del ecosistema digital. Y lo cierto es que optimizar tu SEO no es tan fácil como parece, al contrario.

Yo misma cursando el máster he descubierto lo complejo que es y, al mismo tiempo, lo apasionante que puede llegar a ser. Cuando decidí apuntarme a este curso, una de las motivaciones era aprender todo lo que pudiera sobre esta disciplina porque la considero primordial a día de hoy, en un mundo que tiende a ser completamente digital. Los clientes potenciales y el público al que quieres dirigirte, tengas el negocio que tengas, te van a conocer o no a través de la red y la clave para ello es optimizar tu posicionamiento tanto como sea posible para poder diferenciarte y destacar.

Internet se ha convertido en un inmenso escaparate donde tienes que aprovechar todas las oportunidades que se te presentan para conseguir el auge de tu negocio. El tráfico es digital, y si quieres tener un flujo constante, la única oportunidad que tienes es conseguir un buen posicionamiento web.

Por todo esto, es aconsejable tener al menos mínimas nociones de SEO si quieres que tu proyecto salga adelante, es lo primero que hay que tener en cuenta cuando te lanzas a la piscina y quieres comprobar si tu idea puede salir adelante o si después de todo, no vale la pena invertir tu tiempo en ella. Es la clave para que tu empresa funcione, en definitiva, tienes que gustarle a Google y esa relación comienza y termina con el SEO.

Lorena Sanabrias

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.