Teletrabajo

¿Porque la productividad para emprendedores es un engañabobos?

Literal, tal como te lo he dicho.

Recuerdo siempre uno de los primeros eventos que organicé.

En la sala me hicieron una pregunta, sobre cuáles son los elementos más importantes de productividad personal para un emprendedor.

Y yo traté de responder de la mejor forma posible y con toda la sinceridad del mundo y mi respuesta fue que esto no existe.

No existe la productividad personal para un emprendedor.

¿Por qué no tienes un problema de tiempo (aunque sí que te confirmo que tienes un problema)?

¿Por qué no existe este concepto?

Un emprendedor no es como una multinacional que lleva 30 años en el mercado en el que todos los procesos están muy bien definidos.

Y en este caso sí, obviamente, cuando todo está definido y optimizado, la productividad personal o la productividad en general es una de los aspectos más importantes que puede haber en una empresa y en una organización.

Sí se podría poner el foco en la productividad una vez que todos los procesos están definidos y validados.

Pero éste no es el contexto del emprendedor.

El emprendimiento básicamente es como entrar en una selva que no conoces. Tienes un machete y no ves a más allá de cinco metros.

Con lo cual, el emprendedor lo que necesita, en vez de productividad personal, es claridad. Esto es lo que realmente importa.

La tendencia natural cuando emprendes y te adentras en un territorio que desconoces, es cargar con una mochila llena de un montón de cosas… cuando muchas de esas cosas son completamente irrelevantes.

Obviamente, si andas 50 kilómetros al día en la selva con una mochila que pesa 50 kilos, es mucho más difícil que hacerlo con una que pesa 5 kilos.

Y es ahí donde la claridad es muy superior a la productividad.

¿Por qué el camino emprendedor novato es distinto al de alguien que trabaja ya en una empresa consolidada?

En la fase inicial para todos los emprendedores (y da igual que el emprendedor sea offline o sea un emprendedor digital, realmente lo fundamental es que tú tengas una hoja de ruta clara. Que sepas en cada momento dónde poner el foco. Que sepas cuáles son los objetos brillantes a los que no debes prestar atención.

Necesitas conocer muy bien tus prioridades para poder decir que no.

Ten muy claro que a tu alrededor tus amigos, tus colegas del trabajo y la gente que orbita en el mismo nicho de mercado que tú, van a tratar de llevarte hacia ellos.

Esto es dispersión para ti.

Es algo que te va a alejar de poder conseguir tus propios resultados.

¿Por qué un sistema de control evitará que te pongas a derivar sin darte cuenta?

Todo esto normalmente no lo puedes adquirir rápidamente, la única forma de adquirirlo es acudir a un mentor para que él te dé claridad y te explique exactamente cuáles son los pasos que tienes que seguir.

Es decir, no se trata de tener una hoja de ruta y ya está.

Más bien se trata de que deberías tener es un sistema de control.

Porque es muy fácil tener una hoja de ruta y empezar a derivar poco a poco y alejarte de lo que era esta hoja de ruta sin ni siquiera darte cuenta de lo que estás haciendo.

La hoja de ruta con lo que hay que hacer y dónde poner el foco es muy importante, pero el sistema de control, del mes a mes, te está reubicando en las cosas más importantes.

En la fase inicial de tu negocio vas a tener retos y tareas muy distintas y cada semana será un universo nuevo.

Es fundamental ahí que este mentor, poco a poco, de forma secuencial, te ponga las cosas en orden, de tal forma que siempre estés utilizando el tiempo que tengas para hacer las cosas más productivas, las que van a rendir más.

Y para mí la rentabilidad de un negocio se tiene que ver en la cuenta de resultados, la captación de clientes y los ingresos que generas.

Claridad antes que productividad.

¿Cómo asegurarte de estar poniendo el foco en las actividades de mayor impacto de tu negocio?

Peter Drucker dice “Todo lo que no se mide, no se puede mejorar”

Te recomiendo hacer un trackeo, un manejo de la relación de tu tiempo.

Cuando haces un estudio haciendo la monitorización de tu tiempo (no solamente de las horas trabajadas, sino también de lo que haces fuera del trabajo, si tienes familia, necesitas dormir), aprendes mucho y te das cuenta de lo importante que es cuidar también tus niveles de energía.

Una de las cosas que pueden mejorar tu productividad en tu proyecto empresarial, de la noche a la mañana, es dormir más.

Si duermes cinco horas cada la noche, no es suficiente. Necesitas más tiempo para poder regenerar tu energía y estar a tope.

Necesitas una monitorización de tu tiempo durante al menos una o dos semanas.

Apunta todo lo que te suponga 30 minutos de trabajo, y ve mirando lo que se salga de ahí.

Agrupa estas tareas por categorías, así verás que aparecerán de 10 a 15 tareas que son las categorías en donde se te va el tiempo. A partir de ahí, debes tratar de ver cuánto tiempo pasas en cada categoría.

Para ver con exactitud cuales son tus horas de trabajo.

Trata de ver dónde estás poniendo el foco en estos momentos.

Si, por ejemplo, estás contestando tú los comentarios en tu blog o respondiendo los mensajes de personas que entran a través del formulario de contacto, o estás perdiendo el tiempo en conversar en redes sociales, sin saber muy bien lo que estás haciendo.

Si estás pasando el 90% del tiempo que tienes disponible para tu negocio en hacer tareas menores, que no tienen ningún impacto sobre las ventas de tu negocio, obviamente, no vas a conseguir resultados y te vas a agotar en tareas que no sirven para nada.

Es el típico caso de una pérdida de foco.

Debes utilizar un alto porcentaje de tu tiempo en tareas como la venta o la entrega de infoproductos que ya has vendido.

Normalmente el 80% ó 90% de tu tiempo del día se va en tareas menores y son aquellas que no tienen ningún impacto.

Queda entonces un 20% ó un 10% para la entrega de lo que vendes a tus clientes, con suerte, porque no tienes ningún sistema de venta.

El grueso de tus horas debería irse en horas que generan decenas y miles de euros.

Debes hacer un uso estratégico de tu tiempo para estar seguro que en cada momento estás trabajando en las cosas más importantes, las que van a dejar más resultados para tu negocio.

Por ejemplo, tratar de vender a un nuevo cliente.

Cada vez que estás haciendo una acción de venta, donde puedes presentar tu oferta o si estás haciendo una visita a un cliente, uno a uno, ahí sí estás haciendo realmente tareas importantes.

Tenemos tareas aún más potentes.

La hora en la que hablamos de, por ejemplo, definir tu visión y la misión de tu negocio, trabajar la cultura de tu empresa, vender en público, negociar acuerdos estratégicos, por ejemplo con un afiliado muy potente, etc.

Estas son las actividades que van a permitir a tu negocio dar saltos de calidad, porque son actividades que tienen la capacidad de hacer crecer tu negocio en muy poco tiempo.

Si haces este análisis, verás que el tiempo se te va en tareas completamente menores.

Tendrás que reajustar lo que estás haciendo, normalmente hay un déficit en tareas comerciales.

Hay un déficit en hablar uno a uno con posibles clientes

Y esto repercute directamente en la calidad de la oferta. Muchos emprendedores defienden la oferta creyendo que esta oferta es la oferta perfecta, pero no hablan con el mercado, no ajustan su oferta, y al final su oferta no encuentra juego en el mercado.

Entonces, es fundamental la monitorización de tu tiempo.

Yo utilizo una herramienta que se llama Toggl.

La utilizo yo y también todo mi equipo. Ellos mismos tienen así un sistema de control para asegurarse de que cumplen con los objetivos que nos hemos marcado cada uno.

Ellos trabajan en las tareas prioritarias para que estos objetivos se concreten de nuevo.

¿Qué es la tarea roca y cómo trabajar con ella en tu proyecto empresarial?

Y hablando de productividad también, creo que es fundamental que trabajes con el concepto de la tarea roca, solo una.

Esta es una tarea que deberías ejecutar todos los días de trabajo y no puedes irte a la cama sin haber terminado esta tarea.

Si empiezas tu día y te conectas a Internet y empezar a interactuar, a enviar tus correos y a estar perdiendo el tiempo en las redes sociales y terminas mirando videos de gatitos en YouTube…

Si en vez de hacer esto trabajas desconectado y empiezas a trabajar con tu tarea roca vas a ver cómo es increíble tu capacidad productiva en 60 minutos sin interrupciones.

Así que lo ideal es trabajar sin interrupciones.

Si tienes familia es fundamental también que tengas la capacidad de aislarte en una habitación, que sea tu despachito y que, avises a los tuyos que por favor durante 60 minutos nadie entre en esta sala para que puedas avanzar.

Trabaja con un enfoque de trabajo profundo.

Yo cada vez estoy utilizando más está estrategia de estar trabajando sin conexión a internet, y es increíble todo lo que puedes sacar adelante cuando no estás conectado a internet.

Especialmente interesante para las tareas creativas, las tareas de organización, los procesos, y todo lo que es la producción de contenido. Son cosas que se hacen muy, muy bien como tarea roca.

Recuerda elegir una sola tarea roca.

La tarea número uno que tienes que hacer. Esta tarea roca, obviamente debe estar alineada con el macro-objetivo que puede ser el más difícil.

Por ejemplo, si en un trimestre tienes marcado como objetivo crear un infoproducto, la tarea roca debería ser la creación de parte de este infoproducto.

Y todos los días esta tarea roca, no es que sustituya a las demás tareas que ya hiciste en tu negocio y que formarían la rutina de tu negocio, esto es, digamos, un pequeño empujón que te permite avanzar hacia algo nuevo que quieres crear.

Si no pones foco en esta tarea roca, obviamente este infoproducto nunca llegará al mercado.

Al final todo esto es mucho más sencillo que lo que te plantean ahí fuera.

Si echas en falta claridad, usa un mentor, él te va a ayudar.

Busca un mentor que también te ayude como sistema de control, mes a mes o trimestre a trimestre, para ver un poco cómo vas avanzando.

Si necesitas claridad, necesitarás comprarla.

Si no compras esta claridad, seguirás en el camino incorrecto en el que tú crees, pero nunca sabrás si tienes todo el método, si es obsoleto, o si le falta algo.

Y con esto entras en bucle.

Esto es un proceso que puede ser duro y largo, además de muy arriesgado con la obtención de resultados.

Por lo que en forma de resumen necesitas: una tarea roca y el uso estratégico del calendario para saber cuáles son las tareas que tienes que completar en una fecha determinada.

No hay más opciones que poner en tu calendario las tareas que tienen mayor impacto en la obtención de los objetivo que te has propuesto.

Deberías ejecutar estas tareas sí o sí.

Esto puede tener un impacto de vez en cuando sobre tu vida familiar y tu estilo de vida.

Algunas veces tendrás que quedarte el fin de semana para poder completar estas tareas en tu negocio, mientras tus amigos y tu familia quizás se están divirtiendo.

Pero este es el precio que todos tenemos que pagar para poder levantar un negocio desde la nada.

Así que, para ser más productivo necesitas: un mentor, una tarea roca y sacrificio.

Escrito por 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.