Teletrabajo

Trabajar desde casa y ser productivo

El sueño para muchos trabajadores que han de fichar todos los días en su empresa sería que al sonar el despertador, pudieran desayunar tranquilamente y quedarse en casa. ¡Un lujo! ¡Ser tu propio jefe! No sentir ninguna mirada inquisidora durante el día, por cualquier pequeño gesto que hagas.

Pero la realidad nos dice que para trabajar en casa se ha de tener mucha fuerza de voluntad, capacidad de organización, a poder ser vivir solo o en un lugar donde los vecinos trabajen fuera cinco días de la semana y que nadie sepa tu teléfono, ni que siempre estás disponible para atender cualquier cuestión casera.

La tentación de estar en pijama todo el día

En pijama. Con zapatillas cómodas y pensando que tienes todo el día por delante. Que hay tiempo. De hecho, el tiempo te sobra porque lo estás ahorrando al no tener que trasladarte hasta la empresa para calentar la silla.

Y si te organizas, dejando a un lado tu uniforme, lo puedes lograr. Es decir, ser productivo trabajando desde casa, siempre y cuando no te tomes tu herramienta de trabajo, el ordenador, como el lugar donde mezclar los ingredientes: tu obligación con el ocio, por poner un ejemplo.

Organización y plazos de entrega cumplidos

Cuando íbamos al colegio, o al instituto era normal hacernos con hojas donde anotar qué trabajos debíamos entregar durante la semana. Sobre todo, cuando no existían los móviles ni herramientas tan útiles y tan capaces de distraernos como ahora.

La capacidad de distracción tiene que ver con la personalidad, el desgaste físico o emocional o lo poco que nos motive nuestro trabajo. Por lo que todas las herramientas que son gratuitas como Cold Turkey que bloquean redes sociales o páginas tentadoras para el trabajador en casa, son útiles. Sí, funcionan.

De hecho si sientes la tentación de desobedecerlas, al ver un pantallazo en gris y una frase (en inglés) que te recuerda lo valioso que es tu tiempo, es más que probable que te des cuenta que trabajar desde casa es igual que hacerlo en una empresa. Tu obligación es cumplir con los plazos de entrega, no ver seis capítulos de tu serie favorita.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.