Promocion Web

No te creas estos cuentos

Hoy quiero hablarte de una noticia que leí hace algunos días en prensa. No me acuerdo de los números exactos pero venía a decir que una chica con un millón y pico de seguidores en Instagram había intentado vender 36 camisetas y le había sido imposible.

Solamente poniendo un número al lado del otro ya nos damos cuenta de que algo está fallando en la historia. Y es que todos nos hemos creído que tener cientos de miles o millones de seguidores en una red social es garantía de que el dinero te caerá del cielo.

Y resulta que no es así. Muchísimas personas han tomado como único objetivo o meta para su «negocio» el pasar, al menos, de los 10.000 seguidores en Instagram. Para ello han recurrido a toda clase de opciones, incluida la de comprar seguidores a un precio de risa.

Éste sí es el cuento

Y quiero ponerte un ejemplo más tangible para que veas lo absurdo de este comportamiento. Imagina que tuvieras 25 objetos que quisieras vender. Imagina también que estos objetos fueran valiosos (vamos a presuponer que las camisetas de esta chica merecían la pena) y que tienes que ponerte a la antigua usanza a venderlos en la plaza del pueblo de viva voz.

Haces un cálculo rápido y piensas que, teniendo en cuenta la calidad de lo que ofreces, con que 200 personas te escucharan no tendrías problema alguno en colocar la mercancía. Entonces convences a tu amigo Juanito de que se coloque estratégicamente en la entrada de la plaza y ofrezca 1€ a todo el que pase por ahí para «animarle» a escucharte durante 5 minutos.

Llenas la plaza por «solo» 200€ pero como cada uno de tus productos vale 100€ vas a ingresar 2500€ así que todo sigue el plan establecido. El plan maestro en el que nada puede fallar ¿o sí?.

Pasados 10 minutos de tu discurso la gente va abandonando la plaza y no has vendido ni uno solo de los objetos. Y te preguntas qué está fallando en ti, qué tienen de malo tus productos y te recriminas con fuerza tu inutilidad para los negocios. Decides que no es lo tuyo.

En paralelo las 200 personas que abarrotaban la plaza continuan su camino preguntándose por qué alguien les ha regalado un euro por escuchar a una mujer hablando en español cuando ellos forman parte de una excursión de chinos que ese día paraba por el pueblo. No han entendido nada pero ha estado divertido 😉


Últimos artículos en nuestras webs:


Si prefieres escucharme puedes hacerlo desde el reproductor que está justo debajo o suscribiéndote de forma gratuita a «Cómo comenzar a vender online» a través de iTunes.

Moraleja

Supongo que no hace falta que te lo explique pero exactamente eso es lo que estamos haciendo, o tratando de hacer, en redes sociales. Intentando tener a gente detrás incluso aunque no «entiendan» de qué demonios hablamos.

Si a ello le sumas el que Instagram está siguiendo los pasos de Facebook no puedo más que recomendarte que te prepares para lo que está por venir teniendo asegurado algún canal propio de comunicación con tus potenciales clientes. Sea el que sea. Pero que no dependa de nadie ajeno a ti.

Si quieres presumir con tus amigos o te apetece igualmente, adelante. Nunca está de más que tus redes sociales acompañen tu estrategia y respalden lo que haces. Pero que sepas que no es la única y desde luego NO la más efectiva forma de vender tus servicios o productos.

Pepa Cobos

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.