Teletrabajo

Metas ( y no solo financieras) para una vida mejor

¿Te pones metas de forma habitual? ¿Sabes cómo hacerlo? ¿Vas midiendo el resultado hasta conseguirlas?

Si tus respuestas han sido un si, ya conoces el poder que te da todo esto. Si la mayoría de tus respuestas han sido no, has llegado al sitio adecuado en el momento justo.

Sé que muchas personas piensan que ponerte metas es algo así como ponerte la zanahoria delante de la boca, cual asno para que siga caminando.

Pero todo esto va mucho más allá de un truco para alcanzar un objetivo. Esto es una forma de marcarte un rumbo, de perseguir aquello que tú realmente quieres, de mejorar tu vida y la de los que te rodean y en definitiva de ser más feliz.

Hoy no te voy a hablar sólo de tus Metas Financieras, para eso te podría servir leer “Cómo definir los objetivos de ahorro para que estos se disparen”. Y es que no sólo de finanzas y de dinero vive el hombre.

Si notas que caminas sin rumbo, si te encuentras algo perdida, si sientes que te falta algo, quizá lo que te falle sea la motivación. Si quieres mejorar tu vida, quédate unos minutos más. Puede que sean los primeros minutos de tu nueva vida… el principio de una vida mejor.


Artículos recomendados:


¿Por qué es bueno fijarse Metas?

Muchos pueden ser los motivos (y muy variados) por los que plantearte ciertas metas y conseguir aquello que realmente quieres alcanzar.

Al fin y al cabo, estamos hablando de algo muy personal, por lo que antes de lanzarte a coger un lápiz y un papel y comenzar a fijarte metas, te recomiendo hacer un pequeño ejercicio de introspección, para que te plantees la metas que tú, y sólo tú, quieras conseguir.

Mientras tanto, te pongo algunas de la bondades de fijarse metas (y trabajarlas para conseguir alcanzarlas):

  1. Te dan una dirección, un rumbo.
  2. Cuando las alcanzas, son un chute de motivación y felicidad.
  3. Te prepara para emprender situaciones complicadas.
  4. Te ayuda a cometer menos errores, y cuando los cometes, te facilita el análisis y evita que vuelvan a suceder.
  5. Tu esfuerzo da mejores resultados.
  6. Se pueden convertir en hábitos saludables en tu día a día.
  7. Hacen que tu vida valga la pena.

¿Qué tipo de Metas mejoran tu vida?

Ahora bien, te decía al principio, que hoy no sólo te iba a hablar de Metas Financieras, tu Vida es algo mucho más importante que tus Finanzas (siendo esta una de las facetas a cuidar y a mantenerla saludable).

Permíteme que te cuente una pequeña historia de mi formación en Coaching. Recuerdo que hablábamos del lado izquierdo del cerebro y del lado derecho. De cómo una lado es el encargado de la parte analítica, la razón, el control, la ciencia o la estrategia, mientras que el otro se es el responsable del arte, de la música, de la imaginación o de la creatividad, entre otros aspectos de la vida de una persona.

Nos preguntaron que qué parte del cerebro preferimos. Cada uno, dentro de su personalidad, eligió una y la réplica del profesor fue la que me hizo reflexionar. Nos preguntó, cuál es la pierna indispensable en el caso del jugador de fútbol Leo Messi.

Si te apasiona este deporte, sabrás que la pierna que mejor maneja es la izquierda, y lógicamente muchos respondieron que la pierna imprescindible de Messi es la zurda.

Entonces, si sólo tuviera esta pierna, ¿creéis que sería uno de los mejores jugadores de la actualidad? Lógicamente, la respuesta es no.

Igual que Mesi, necesita las dos piernas, necesitamos nuestros dos cerebros, y por tanto, para tener un crecimiento y una mejora continua, necesitamos no olvidar ninguna de las facetas importantes de nuestra vida.

Por tanto, para tener una vida mejor, deberías plantearte alcanzar metas de muy diversa índole, además de tus metas financieras.

Para ello, una de las mejores herramientas que conozco, es la Rueda de la Vida.

Sólo cuando analizas tu momento actual desde todos los puntos fundamentales de tu vida, empiezas a tomar consciencia de que hay algunos aspectos que incluso los tienes olvidados.

A veces nos centramos demasiado en el trabajo, y no atendemos como queremos y como se merecen a nuestros amigos, a nuestra pareja… y aveces hasta nuestros hijos.

En otras ocasiones, sobre todo cuando estamos muy pendientes del tema financiero, no dedicamos recursos al ocio y viceversa, puede que sólo pensemos en la diversión y que nuestras finanzas se resquebrajen, lo que nos produce malestar e inseguridad de cara al futuro.

Y qué decir de nuestra Salud. El deporte, la alimentación o la meditación, son aspectos que descuidamos con el ritmo de vida que llevamos.

Por eso, debes tener y hacer tu propio diagnóstico y ver el punto de partida estás. Repasar cada una de las principales facetas de tu vida y empezar a fijarte metas empezando por el aspecto que menor valoración le des.

Una Meta, y sólo una… (a la vez) y tu vida dará un salto cuántico.

Coincidiendo con las fiestas  navideñas, suelo hacer este ejercicio para fijar mis metas de cara al nuevo año.

Y muchas, muchísimas veces, he fallado. Quería hacer tantas cosas y empezaba con tanta fuerza que no medía bien. Me sobrecargaba, y terminaba abandonando en muchas ocasiones.

“El ansia viva” es lo que me hacia fallar. Fue consciente de ello, viendo un vídeo del humorista español José Mota.

Por favor, mira cómo propone conquistar Portugal (confío en el sentido del humor de nuestros vecinos portugueses y que no se me enfaden).

Eso es lo que no hacía bien… implementar las metas, “de a poco… al merme”.

Por eso te recomiendo que implementes una meta al mes. Poco a poco hasta que el avance que consigas en el camino hacia esa meta se te convierta en un hábito.

Has leído bien, se trata de mejorar un aspecto de tu vida al mes. Sólo uno. Si te parece poco, imagina que cuando termine un año, has implementado 12 hábitos nuevos sobre varios aspectos de tu vida. Quizá esto no lo hayas hecho nunca hasta ahora.

Me gusta mucho la frase de Aristóteles: “Somos el resultado de lo que hacemos repetidamente. La excelencia entonces, no es un acto, sino un hábito”

Ponte las metas que mejor te vengan en cada momento y conviértelas en hábito para tener una vida mejor.

¿Cual es la mejor forma de fijarte Metas?

Sin duda, una de las mejores es utilizando el método SMART. Tienes que escribir la meta que pretendes alcanzar, y definirla de la misma forma que se deben definir los objetivos.

Conviértela en en una meta Specífica, Mensurable (medible), Alcanzable, Realista y acotada en el Tiempo.

Para ahondar más sobre este tema de dejo esta guía que te pude ser de muchísima ayuda.

Y ahora, pásate por los comentarios y dinos cuál es la meta que más tiempo llevas persiguiendo.

Juan Jose Bogas

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.