Teletrabajo

Content upgrade; que es y porque te interesa

¿Cuántas veces has leído por ahí eso de “content upgrade” sin saber lo que es?

Con este post te voy a sacar de dudas. Y no solo eso: te voy a convencer para que empieces a utilizarlo desde ya en tu propio blog.

¿Qué es un content upgrade?

Vamos a empezar con lo básico.

Un content upgrade es un documento basado en un contenido publicado en el blog que ofreces a cambio de que te dejen su lead.

Es como un lead magnet, pero asociado específicamente a un post en particular.

Por lo tanto, como el lead magnet, sirve para conseguir nuevos leads, que dejan su correo electrónico para que envíes a ese descargable que estás ofreciendo.

Tipos de content upgrades

Aquí es donde la cosa se pone interesante, porque puedes ofrecer absolutamente de todo.

Supón que has escrito, por ejemplo, un post completísimo tipo Guía de copywriting para redes sociales.

Es bueno no, lo siguiente, y ofrece muchísima información.

Ese tipo de contenidos son perfectos para crear un content upgrade. En el caso que estamos viendo, podrías crear esto:

#1 El post completo

Se trata de que crees un documento PDF con el post (que ya se encuentra publicado en la web, ojo) y se lo ofrezcas al usuario.

Y tú dirás: si ya lo tienes en la web, ¿para qué lo quiere descargado?

Bueno, hay mucha gente a la que le gusta guardarse sus posts favoritos en el disco duro, y para ello nada como tenerlo descargado.

Evidentemente, trata de maquetarlo bonito. Que no solo sea una hoja en blanco con el texto pegado.

Ponle tu logo, una portada, usa tus colores corporativos, añade imágenes… En fin, como una versión mejorada del post que el usuario acaba de leer en tu web.

#2 Un checklist resumen

Si tu guía es muy larga, el regalar a tu audiencia un checklist a modo de resumen o índice también se suele utilizar mucho.

Si en cambio tu post es algo tipo lista, es decir, con un título tipo “X tips para conseguir…”, no te lo pienses y al final ofrece ese checklist en forma de content upgrade. Y no te olvides de la maquetación: ¡hazlo corporativo!

Lo bueno de ofrecer un checklist resumen es que a ti te va a costar más bien poco elaborarlo.

#3 Una ampliación del contenido

Esta opción es cuando te guardas un as en la manga al escribir el post y sabes que el usuario, si llega hasta el final leyendo el contenido, no va a poder irse sin bajarse este extra.

Supongamos que en tu guía de copy para redes sociales has hablado de cómo escribir copy para Facebook, para Instagram y para Pinterest.

Pero tu buyer quizá también quiera la de LinkedIn, y como tú lo sabes le ofreces ese trocito de guía en un content upgrade, en plan: “si quieres ver la de LinkedIn, descárgatela desde aquí”.

Es un clásico también, aunque de buenas a primeras cuesta más que los demás porque claro, ya que escribes un post, ¿quién no quiere poner toda la carne en el asador?

#4 Una plantilla

Pon ahora que en tu post has comentado algunas fórmulas para crear el copy para anuncios en distintas redes sociales.

Si lo leyera una persona realmente interesada en escribir ese copy, ¿cómo crees que valoraría que le regalaras plantillas que solo tuviera que rellenar para hacer su trabajo?

Las plantillas funcionan MUY bien como content upgrades: son sencillas de crear y aportan mucho valor al lector.



Dónde y cómo ofrecer un content upgrade

Para ofrecer un content upgrade tienes que tener un formulario en el cual tu lector te pueda dejar el lead.

Recuerda, es como un lead magnet, así que vas a tener que tirar de la combinación mágica de Thrive Leads + ActiveCampaign, o de alguna similar con otras herramientas.

Cuando tengas la caja, ¿qué pasa cuando alguien rellena sus datos?

Pues aquí puedes hacer dos cosas:

  1. Le muestras una página de confirma tu correo, luego una de gracias y le dejas el enlace directo para que se descargue el contenido.
  2. Lo mismo, pero el contenido se lo envías tú por mail una vez confirme su correo (cosas de la RGPD).

Vale, pero ¿dónde colocas esa caja o formulario de suscripción?

Sí o sí, donde nunca puede faltar, es al final del artículo.

Si has conseguido que tu lector llegue hasta abajo del todo significa que habrás conseguido subir su temperatura; en tal caso, lo tienes en la mano, y sería raro que no te dejara su correo para bajarse eso que le ofrezcas, siempre que le aporte valor.

Además de en la parte inferior de tu post, también puedes ofrecerlo al inicio.

Por ejemplo, si has escrito una guía larguísima de 5.000 palabras, puedes ofrecer ese content upgrade al principio para que el usuario se lo descargue y pueda leerlo a su ritmo, cuando quiera, sin tener que visitar nuevamente tu web.

Haz el esfuerzo: merece la pena

Puede parecer un rollo, lo sé.

Como si planificar, escribir y subir un post fuera poco, añádele crear un content upgrade.

Hazlo, al menos para los posts que creas que merecen la pena. Funcionan, y a los leads gratuitos no hay que renunciar nunca.

Cuéntame tú ahora: ¿utilizas algún tipo de content upgrade? O mejor todavía: ¿estabas utilizando alguno sin saber que recibían este nombre? 😀

¡Te leo más abajo!

Javi Pastor

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.