Teletrabajo

El engaño que dirige tu vida

Hace algún tiempo las cosas me iban bien. Quizá ya te lo conté en algún momento.

Tenía pareja, trabajo, una niña preciosa, dos coches, tenía un mes de vacaciones al año y, en principio, la vida perfecta.

Mi familia, mis amigos me decían: «no te quejarás, por lo menos tú tienes trabajo…» y bueno…

Y un día te despiertas a medianoche y te das cuenta de que te estás engañando a ti mismo.

Ya no duermes bien y a partir de ahí, no paras de pensar que te falta algo.

Yo no sabía realmente qué era lo que quería, estaba insatisfecho con mi vida personal y profesional.

Sentía que me estaba perdiendo algo importante y que la vida era algo más…

No sé, parecía que todo estaba programado y eso me producía frustración sin saber exactamente por qué.

Todo me producía apatía, nada me motivaba, y el ruido del despertador por la mañana era como si me hubieran volado la cabeza.

Tenía una vida gris y vacía por la que la gente me felicitaba de vez en cuando…

Y yo me preguntaba: «¿Ya está?, ¿esto es todo lo que voy a hacer durante el resto de mis días?».

¿Seguir el camino que OTROS me han marcado?

Estudia, trabaja, cásate, ten hijos, trabaja y trabaja y jubílate para disfrutar al final… Perdona pero no, yo no quería conformarme con eso.

Así que empecé a leer y a investigar por internet buscando una respuesta a mi malestar.

Y entonces encontré gente que estaba haciendo otras cosas y que «casualmente» en algún momento de sus vidas se sintieron como yo ahora. Pero habían pasado de etapa.

Ahí algo cambió.

Descubrí que quería hacer otras cosas, que no quería quedarme encerrado en 4 paredes y que tenía todavía muchos sueños por cumplir.

Entonces lo vi claro, existía una alternativa mejor ahí fuera: la reinvención profesional en el mundo de los negocios digitales.

Sin embargo, aún me faltaba lo más importante. No sabía cómo iba a diseñar ese nuevo futuro:

  • No tenía las ideas claras.
  • No sabía qué habilidades o talentos tenía en los que basar mi negocio.
  • Tenía miedo de escoger algo y equivocarme
Y claro, como soy una persona decidida, tal como le iba dando vueltas, lo hablé con Marco Antonio y pusimos en marcha nuestro primer proyecto frustrado. Ese que te comentaba el otro día… «Velas y Coaching»… Hasta el nombre era feo…



Fue un año en el que no conseguimos nada… y justo cuando íbamos a abandonar..

Va y se cruza Antonio G. y su Escuela Nómada Digital se cruzaron en mi camino.

Él hablaba de pasar a la acción y de luchar por tus sueños sin teorizar, dándote técnicas concretas y guías paso a paso.

Eso me enganchó…

Al poco tiempo ofreció un training gratuito y después de eso me formé con él.

Entré en su mentoría, descubrí mi propósito y encontré objetivos claros y concretos que me acercaran más a mis sueños cada día.

Si tú también te sientes como me sentía yo, quiero que sepas que no tienes que conformarte. Si yo encontré el camino, tú también puedes hacerlo.

No te conformes, no abandones, tienes la suerte de estar viviendo la mejor época de la historia de la humanidad para lograr cambios. ¡Hay todo un mundo de posibilidades al alcance de tu mano!

No desperdicies tu vida pensando que no puedes tener lo que deseas:

  • Puedes hacer de tus habilidades un negocio.
  • Puedes trabajar desde donde quieras o desde la comodidad de tu hogar.
  • Puedes diseñar otro estilo de vida diferente al que te han impuesto o a ese que te han dicho que es el correcto.

Tienes opciones, créeme.

Tan solo eso, hoy quería contarte que si tienes sueños en tu interior, no los dejes morir.

Lucha por ellos porque tú también te mereces tener un trabajo que te haga feliz y estar contento con lo que haces en tu vida.

Un abrazo,

Juanjo.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.