Teletrabajo

¿Se puede fabricar un nómada digital que facture al menos 1000 €/mes?

Lorenzo.

Así se llama la bestia esta.

Un huracán de fuerza 5.

Con rumbo hacia Europa…y no hacia el Caribe o la Florida.

Lorenzo se dirige directo hacia las islas de los Azores.

Donde me encuentraba de retiro con mis mentorees de élite, los que facturan más de 6 cifras.

Y llegaba el próximo miércoles, justo cuando teníamos el avión de vuelta.

Dos días de imágenes de fin del mundo en la televisión portuguesa, pero, cuando escribo esto, el mar es de aceite en Ponta Delgada.

Hace un sol maravilloso y una temperatura digna de un veranillo de San Miguel.

La calma antes de la tormenta…

Esos días de calma me llevan a ideas locas.

Como la de fabricar nómadas digitales en serie.

Pregunta #1 – ¿Qué es un nómada digital? 

Un nómada digital lleva su negocio en su maleta o su mochila.

Pero trabaja todos los días laborables.

Quizás a un ritmo reducido, de 3 a 5 horas al día.

O quizás alternando periodos de trabajo intensos y mini retiros sin trabajar. Digamos, por ejemplo. 6 semanas de trabajo full time por 2 de descanso completo. Además de las vacaciones del resto de los mortales.

Los nómadas más jóvenes sueñan con dar la vuelta al mundo sin tener una fecha de regreso, porque trabajan por Internet mientras viajan.

Se mueven mientras sus clientes siguen en España, con su rutina gris y monótona.

Los nómadas digitales mayores —los que tienen familia— sueñan de lo mismo, pero sin dar la vuelta al mundo.

Buscan libertad total en su entorno de referencia.

Más tiempo para la familia.
Más excursiones cortas.
Más a menudo.

Los llamo los knowmadas digitales.

En resumen, ambos colectivos buscan ser más libres y vivir una vida inconformista, siguiendo sus propias reglas.

Pregunta #2 – ¿Se puede fabricar un nómada digital que factura 1.000€/mes en menos de 12 meses?

Es una pregunta especialmente interesante para mí.

¿Puedes ser un gran profesional si tan solo trabajas 4 horas al día?

Mi respuesta es que sí.

Pero el riesgo es que apenas ganes dinero para sobrevivir.

Que te transformes en un viajero pobre. Tanto que necesites pedir limosnas para seguir viajando.

Si huyes a África y sigues con tus clientes españoles, tu coste de vida baja por los suelos. Buena jugada.

Pero si te vas a Nueva York pasa lo contrario. Mal asunto.

Existen spots especialmente apreciados por estos nómadas digitales. Costes de vida bajos, gran calidad de vida y buena conexión a Internet. Canggu es el spot favorito, le siguen Chiang Mai y XYZ . Puedes consultar la NomadList completa aquí

Así que voy a reformular la pregunta: ¿puedes ser un gran profesional, cobrar al menos 1.000€/mes, y tan solo trabajar una media de 4 horas al día?

Mi respuesta sigue siendo la misma: sí.

Y ya paro a todos los quejicas que leen esto.

Sé que no bastan 1.000 €/mes para vivir, pero para llegar a más ingresos mensuales estables, tendrás que superar primero este hito.



Déjame responder a la pregunta antes de querer tumbar mis ideas.

Hay varios aspectos que tener en cuenta para poder resolver esta ecuación:

  • Las competencias, primero. Antes de ser nómada, tendrás que ser capaz de resolver los problemas de algunos clientes. Los amateurs hacen chapuzas y reciben poco dinero a consecuencia de lo que hacen.

 

  • Ley de mercado. Si hay valor, hay dinero, si no, necesitarás muchas horas de chapuzas para sobrevivir 🡪 Un (k)nó(w)mada digital debe destacar en el mercado gracias a su talento.

 

  • La perennidad de estas competencias, luego. Formarse cada 6 meses en algo nuevo para mantenerse en el mercado es algo desgastador. Sobre todo, si te encuentras en Asia del Este. Además, los nómadas digitales no quieren volver, así que deben existir formaciones online. Pero sería mejor desarrollar una actividad no tan táctica. Las tácticas cambian. La estrategia y la creatividad, no tanto. Las tácticas van a ser borradas por robots y por la inteligencia artificial en la próxima década. Los empleos empáticos (servicios a las personas), no. Pero si vives a 10.000 km de tus clientes, poca empatía vas a poder ofrecer en remoto. Más de lo mismo si vives en el campo y tus clientes son urbanitas. Así que, mejor  te quedes con la estrategia (consulting) o la creatividad (diseño, contenidos, programación) 🡪 Un (k)nó(w)mada digital tendrá más futuro si se centra en temas estratégicos y creativos. Huir de todo lo que es táctico.

 

  • El canal de venta. Apostar por un intermediario que te consigue clientes es firmar tu sentencia para ser un esclavo digital. Háblalo con los conductores de Über o los millones de personas del Amazon Mechanical Turk . Nadie habla de ellos, pero son millones. Ganan muy poco a la hora. No tienen apenas derechos sociales. Y muchos viven en Occidente 🡪 Un (k)nó(w)mada digital necesita ser capaz de captar sus propios clientes.

 

  • El tipo de problemas que resuelven para sus clientes. De manera ideal, problemas muy complejos que se solucionan en unas pocas horas y/o con paquetes pequeños escalonados. El mejor posicionado sería para mí un desarrollador experto en el último módulo XYZ de SAP, capaz de hacer de soporte de nivel 2 y 3 para grandes clientes. Ya verás más adelante que existen muchas más opciones. Hay que buscar un problema agudo, doloroso para el cliente, que sea fácil de resolver para un experto. Pinta mejor que trabajos tediosos, intensivos en consumo de tiempo, con clientes que exigen mucha interacción. Automatizar el proceso de entrega con desarrollos informáticos cobra todo el sentido del mundo, sobre todo si te centras en resolver un único problema muy concreto 🡪 Un (k)nó(w)mada digital debe especializarse hasta ser capaz de resolver problemas complejos consumiendo muy poco de su tiempo.

 

  • Ser capaz de hacer todo lo que requiere su oficio más o menos bien. Si haces vela, saber de mecánica y bricolaje es un plus, sobre todo cuando las cosas se tuercen. Pues, si quieres operar en el mundo digital, tendrás que hacer un poco de todo: toquetear herramientas online, escribir algo, entender las bases del marketing, saber venderte, atender a tus clientes de forma profesional… Y también animar a colaboradores que te ayudarán a atender mejor tus clientes. 🡪 Un (k)nó(w)mada digital es Full Stack. Es especialista y generalista a la vez. Hay muy pocos perfiles Full Stack, nativos digitales, en el mercado hoy. Es un hecho.

 

  • Ser capaz de mantener la excelencia en el tiempo. Los negocios pequeños se van a la tumba muy rápido. Sobre todo si tu cerebro tiene que elegir entre 4 horas de trabajo o 4 horas de surf en la playa, terminadas con un buen workout de mojitos. Será necesario tener foco y disciplina para mantener altos los niveles de calidad.  Este último punto no es nada fácil, si no llegas a conocerte, ni a descubrir tu gran don. 🡪 Un (k)nó(w)mada tiene una mentalidad y unas rutinas que le garantizan ser capaz de producir resultados superiores, de forma consistente en el tiempo.

#3 – Ahora voy a asumir que todos los que quieren ser nómadas digitales no están preparados para serlo.

Sí, los inconscientes se darán cuenta a los pocos meses de viajar. Estos volverán a su cuarto, en casa de sus padres, con los juguetes de su niñez, en nada de tiempo.

Los demás, los conscientes, los que van en serio, van a decidir invertir en su futuro y prepararse para ser un profesional mejor armado para en este caso vivir una vida épica.

Y así, retrasar su fecha de regreso a casa de sus padres.

Bien, es ahí donde nos encontramos con la idea de la fábrica de nómadas digitales.

Piensa por ejemplo en cualquier producto de lujo: una joya, un bolso, un deportivo. Cualquier producto que se entrega a miles de unidades al año por un precio Premium.

(Nota: Los productos artesanales o artísticos suelen ser únicos y pueden ser aún más caros si hay una marca (piensa en lo que vale un cuadro de Bansky, por ejemplo), pero no cumplen con la idea de trabajar poco para mejorar tu talento)

Estos productos son de una calidad superior pero, aún así, se construyen en cadena. Etapa a etapa.

Cada etapa tiene ciertas operaciones que se realizan para avanzar en la construcción del producto poco a poco.

Son operarios distintos los que realizan las diferentes etapas, ya que los procesos son hiperespecializados.

Y, al final, hay un control de calidad que garantiza que el producto tenga la calidad esperada por el mercado.

Pues yo creo que se pueden fabricar  knowmadas digitales de la misma forma.

Aunque estemos trabajando con una materia prima muy volátil: el ser humano.

Si realizas una selección, creo que se puede producir nómadas digitales en cadena.

Y repartir felicidad por el mundo transformando vidas al dotarles de más libertad.

Tan solo hay que crear una cadena que sea capaz de preparar bien estos nómadas digitales a realizar las distintas facetas del trabajo. Seguramente sea un proceso de unos 3 a 6 meses.
Y luego acompañarles, de alguna forma u otra, un rato una vez que operan fuera de la fábrica.

#4 – Por cierto, existe algo mejor que ser (k)nó(w)nada digital.

Es viajar todo el rato sin tener que trabajar, porque tienes un equipo que gestionas en remoto capaz de vender tus soluciones y entregar tu método mientras no estás tú presente.
Es lo que tengo yo. Soy emprendedor digital con un negocio auto-gestionado.

Pero ser (k)nó(w)mada digital es un excelente primer paso hacia este modelo más evolucionado.

#5 – Franck, ¿ser (k)nó(w)mada digital me hará feliz?

¿Ahora quieres hablar de la felicidad?

¿De verdad?

Ok.

Pues hay un estudio muy serio realizado por un equipo de investigación de Harvard, durante más de 80 años en la zona de Boston, en Estados Unidos.

Si te parece, te propongo hablar de eso mañana.

Al final, hemos decidido anticipar nuestra salida de los Azores.

Y me encuentro en el avión a punto de dejar atrás a Lorenzo y sus vientos huracanados a más de 200 km/horas.

Si te soy sincero, no tenía ningunas ganas de vivir la experiencia devastadora de un ciclón o un huracán.

Me basta con poder presumir a partir de ahora que estuve cerca.

Menos mal que en el archipiélago de los Azores, las islas están separadas casi por 1000 km.  Las islas occidentales sufrieron de lleno la ira de Lorenzo.

A nosotros en Sao Miguel, la parte suroriente del archipiélago, tan solo nos cancelaron la excursión para ir a ver las ballenas, y más por ser unos impresentables que por culpa de Lorenzo.

Cinturón de seguridad atado.
Despegue inminente.
Rumbo para Lisboa, la bella decadente.

Un fuerte abrazo
Franck “Fábrica de (k)nó(w)madas digitales” SCIPION

PD: Pues nada, las ballenas siguen en mi “Bucket List”. Las pillaré en Costa Rica.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.