Herramientas de Comunicacion

Copy para redes sociales: mis 7 (+1) tips

Las redes sociales son el pan nuestro de cada día.

Seguro que tu madre, tu tío o tu abuela tiene Facebook, Twitter o Instagram.

Y es que nadie se puede resistir al poder de ver y ser visto.

Pero cuando las redes sociales se enfocan en un negocio, la cosa cambia. La finalidad no es la de entretener, mostrar y divertir.

Va mucho más allá.

La cosa va de vender, de generar tráfico, de construir una marca.

Tu audiencia está ahí fuera. En las redes sociales. Solo tienes que saber buscarla, conectar con ella y darle justo lo que necesita para que eso se traduzca en resultados.

Vale, muy bien, pero ¿cómo hago eso?

¡Pues usando el copy en tus redes!

El copy en redes sociales es un arma infalible para llegar justo donde tú quieres.

Por eso, te voy a dar 7+1 tips para conseguir fieles seguidores.

Ahora, al lío.

#1 Piensa en tu estrategia

Lo primero que tienes que hacer es pensar en una estrategia para tu copy en redes sociales. No funciona lo de publicar cuando te parezca y lo que te apetezca.

Todo tiene que tener una ejecución para llegar a un fin.

Párate a pensar primero:

  • Qué red o redes sociales son mejor para tu negocio. Es mejor darle a una bien, que a tres mal.
  • A quién te interesa seguir. Usa el sentido común.
  • Busca a tu público. Te está esperando entre hashtag y comentarios.
  • Ofréceles algo distinto de lo que les ofrece tu competencia. Investiga.
  • Piensa cuándo y cómo vas a publicar. Construye un calendario editorial.

Una vez tu estrategia esté definida, empieza a darle caña al copy para tus redes sociales.



#2 Dirígete con el tono adecuado en cada red social

Del mismo modo que no le hablarías igual a tu suegro que a un amigo, no puedes hablar igual en una red social que en otra.

Ya tienes tu identidad verbal, esa forma de comunicar que te identifica. Ahora solo tienes que adecuar el tono de tu copy a la red social en la que vas a publicar:

Instagram

Esta red se utiliza para humanizar la marca personal o de empresa.

Aquí cuanto más creativo seas, mejor. Trata de conectar con la gente, promover la interacción y darte a conocer lo más posible. Por cierto, ¿ya me sigues?

Facebook

Habla en tu fan page igual que lo haces en tu web. El tono con el que te diriges a tus seguidores debe ser muy parecido.

Linkedin

Esta es una red de ámbito profesional, por lo que el tono debe ser más “correcto” pero sin olvidar tu identidad verbal, acuérdate.

Tampoco pasa nada si metes de vez en cuando un emoji o algo más creativo. Lo poco agrada y lo mucho…

Twitter

Al tener los caracteres limitados, tienes que ajustar el tono a ese espacio, por lo que es más directo ya que no te puedes enrollar mucho.

#3 Dale prioridad al contenido de valor

No todo en esta vida es vender (y mira quién te lo está diciendo).

Cuando en un perfil social están continuamente tratando de promocionar sus productos o servicios una y otra vez, la cosa no funciona. Los seguidores se cansan.

La gente quiere «chicha».

Es decir, fideliza a tus seguidores ofreciendo aquello que es de su interés y que tú les puedes dar.

Vale, no quiero decir que lo des todo a cambio de nada, pero procura que un 80% de lo que ofreces en tus perfiles sociales sea contenido de valor y un 20% lo enfoques a la promoción y venta.

#4 Cuida a tus seguidores

¡Hazte querer!

Usa como arma la empatía, muéstrate en cada red tal y como eres.

Háblale a tu seguidor de tú a tú, haz que se sienta escuchado y genera una conversación con él.

Responde siempre y lo antes posible a los comentarios de una publicación y mensajes privados.

Un seguidor contento casi seguro que se convierte en un cliente feliz.

Además, si promueves la actividad en tu cuenta, serás muy querido por los algoritmos.

#5 Las llamadas a la acción son la clave

CTA.

Tres letras con un poder inmenso. Da igual la red social que uses.

Mete verbos de acción y utiliza llamadas para que tus seguidores sepan qué tienen que hacer en cada momento como, por ejemplo:

  • Dale a me gusta.
  • Comenta en la foto.
  • Contesta a esta pregunta.
  • Haz click en mi perfil.
  • Comparte mi post.
  • Menciona a tres amigos en los comentarios.
  • Sube una foto con el hashtag x.

Dile siempre lo que tiene que hacer para que pase a la acción y deje de hacer scroll.

#6 No te olvides tirar de fórmulas

Sírvete siempre que puedas de una buena PAS o una AIDA, por ejemplo.

No pierdas la oportunidad de enganchar al usuario desde la primera palabra. De conectar contigo, de sentirse identificado con lo que dices.

Úsalas en vídeos, fotos, stories. Cualquier momento puede ser bueno.

#7 Por favor, sin rodeos

Si puedes decir algo en tres palabras, mejor que en 6. Ojo, que no digo que el copy para redes sociales tenga que ser corto, sino que todo lo que no aporta, no vale.

Por ejemplo, un usuario de Instagram solo ve de ti unas pocas palabras junto a la imagen publicada. Si quieres que esa persona haga clic en «ver más», ese copy debe ser lo suficientemente potente y conciso para que lo haga.

Y no te digo nada en Twitter…

Juega bien tus copycartas.

#7+1 Los que no se mide, no se puede mejorar

Estadísticas. Una palabra que suena mal pero que hace mucho bien.

Controla tus interacciones, a tus seguidores, las horas de publicación, los gráficos.

Prueba. Haz test A/B. Recoge resultados.

Ahora, todas las redes sociales te ofrecen estos datos. Úsalos.

Sin información, no hay crecimiento.

¿Tenías en cuenta todo esto a la hora de trabajar tus redes sociales?

Ya sabes que la labor de un copy va más allá que la de solo escribir.

Por eso: investiga, escribe, analiza y da caña a tus perfiles con estos consejos.

Y si te ha gustado este post, venga, compártelo en tus redes sociales

Javi Pastor

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.