Teletrabajo

En mi negocio, no existe el otoño. ¿Y en el tuyo?

Lo de que no haya otoño es una lección que aprendí —como casi todas— de ensayo-error. 

Pero que es la piedra angular de mi estrategia de atracción SEO y de mi estrategia de marketing de contenidos. Ahí es nada. 

¿Qué es lo que pasa en otoño? 

Pasa que los árboles de hoja caduca pierden sus hojas y se quedan pelados. 

Un contenido perenne —como los árboles a los que el otoño no afecta en absoluto— es aquel que siempre está verde. Que no tiene fecha de caducidad. 

Tengo contenidos publicados en 2010 que todavía traen muchísima gente al blog. 

Al principio, me esforcé en hacer muchos tutoriales, posts que me llevaban horas —e incluso días— de trabajo y que estaban desactualizados en meses. Si no entero, sí parcialmente. 

Eso, que para un blog técnico es una bendición (un cambio es contenido para posts nuevos y para republicar los antiguos), para mí era un purgatorio. 

¿Por qué? 

Porque significaba que no podía parar de escribir posts nuevos todas las semanas, que estaba condenado a escribir contenido eternamente.

Como si fuera Sísifo subiendo la roca a la montaña. 

Una y otra vez. 

Agotador.



Sin embargo, existe un contenido evergreen. 

Con una vida útil mucho más larga. Que funciona porque el contenido no cambia tan significativamente como para devaluarse. 

Por ejemplo: este post .

Las bases del email marketing no han cambiado. Ni creo que cambien demasiado mientras nos guste hablar con otros por mail y establecer una relación. 


Como este café que nos tomamos tú y yo los domingos. 

Lo que cambian son las herramientas. 

Cuanto más contenido perenne crees, menos necesitas crear algo nuevo. Puedes reciclar, actualizar y centrar tus esfuerzos en producir contenidos cada vez más completos. 

Eso no quiere decir que no crees contenidos nuevos. Solo que la presión que hay sobre ti y sobre tu producción de contenidos es menor. 

El organizar tu contenido de esta manera, te permite tener tiempo para otras cosas. Tiempo que es lo que dice todo el mundo que le falta cuando se le pregunta por sus rutinas saludables (esas de las que te hablamos esta semana en el blog). 

¿Tus contenidos son de hoja perenne o de hoja caduca?

Piénsalo. 

Un abrazo, 

Franck «hoja-perenne» SCIPION

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.