Teletrabajo

¿Como crear una marca personal?

¿Llevas un mensaje que deseas compartir con el mundo? En este post te voy a explicar cómo crear una marca personal online de impacto para poder brillar en tu mercado.

Pero antes de todo, quiero que estemos los dos de acuerdo en un aspecto fundamental.

Una gran marca personal sirve a un gran negocio.

Una gran marca personal no puede fingir de forma duradera en el mercado.

Una gran marca personal debe ser capaz de producir los mejores resultados para sus clientes.

Esto presupone que el negocio dueño de esta marca personal ha desarrollado el mejor producto o servicio del mercado. Y de hecho sigue trabajando todos los días del año en mejorar esta solución.

Este presupone que el dueño de este negocio domina su oficio como uno de los mejores artesanos del país.

El ciclo para crear una marca poderosa es el siguiente:

Dominas tu arte -> Creas la mejor solución del mercado -> Consigues los mejores resultados del mercado -> Diseñas una marca diferenciadora para escalar tus ventas y reventar la competencia.

He aquí mi primera conclusión:

Sin un gran producto/servicio, no hay marcas que valgan.

Una gran marca no logrará esconder las deficiencias de un mal producto.

Así que la base de todo es que seas GRANDE en lo tuyo y sepas transmitir tu DON a tus clientes de tal forma que CONSIGAN sus objetivos.

¿Ok?

Ahora veamos los principales tributos de una gran marca personal

El decálogo del branding personal

Paso #1 – Saca el X Men que llevas dentro

Así es. Tienes que identificar tu superpoder.

Algo que se te de especialmente bien, algo que te haga feliz en un mercado que entiendes mejor que los demás.

Busca en ti hasta conocerte mejor.

Piensa en lo que más te hace disfrutar, los proyectos que han generado mejores resultados, para qué tema todos tus colegas /amigos vienen a consultarte a ti.

Todos tenemos un superpoder, la mayoría no lo busca nunca… hasta toparse con la crisis de los 40 y cuestionar los fundamentos de para qué estás aquí en una Tierra que se calienta cada día más sin que hagamos nada…

Paso #2 – Olvídate de todo lo demás, y sé un campeón en lo tuyo

Online solo se destacan los especialistas. Los generalistas no superan el umbral del ruido ambiente. Son demasiado genéricos.

De hecho, los especialistas se hacen más expertos por el efecto «First Win», solo el primero gana.

Ser generalista es ser poco fiable: »¿Cómo puede saber tantas cosas y hacerlo todo bien? Qué raro…»

Ser generalista está peor pagado: todos queremos que nos atienda el mejor profesional que podamos pagar, sobre todo cuando hablamos de cosas que valoramos mucho.

Ser generalista es más estresado (tarifas bajas = más volumen de clientes necesarios) y menos reconocido (soy sustituible mañana mismo).

Habla con un médico de cabecera y con un cirujano plástico, luego. Notarás cambios notables en su estilo de vida.


¿Cuál de los dos quieres ser?

Pues empieza hoy mismo a céntrate en resolver un único problema para un colectivo muy concreto.

Ya verás como en cuestión de meses serás un experto en resolver este asunto.


Paso #3 – Activa los 5 A’s

  • Aparecer todos los días,
  • Aportar valor,
  • Actuar por defecto,
  • Aceptar que Bien es Suficiente para hacer grandes cosas,
  • Amar a tus clientes.

Las relaciones crean grandes negocios. No el tamaño de tu lista o tus hordas de seguidores en las redes sociales.

Las relaciones se consolidan cuando pones una cara a un nombre.

Las 5 A’s crecen en un sustrato dónde dominan la empatía y la humildad.

Nada bueno nacerá de tu ego y sus deseos.

Ponte al servicio de tu cliente ideal y obsesiónate para que consiga resultados increíbles.

Paso #4 – Documenta públicamente lo que aprendes cada día ayudando tus clientes.

La mejor forma de aprender es enseñando. Así se hacen los sabios…

Las personas que llevan un diario suelen ser más felices y construyen con el paso del tiempo grandes cosas.

Lleva este diario a la esfera pública en tu blog o un canal de YouTube o un podcast.

Comparte lo que haces para tus clientes, lo que aprendes, cómo te sientes, y cómo cambias a medida que te haces más maestro de tu arte.

El es precio que tienes que pagar para existir online: compartir contenidos valiosos y hiperrelevantes para tu público objetivo.

No te lo tomes como una condena.

Es divertido producir contenidos y genera de vuelta un montón de agradecimientos espontáneos.

SI ya has plantado el árbol y tienes un hijo, considerarlo como el camino más corto hacia este increíble libro que llevas dentro.

Paso #5 – Deja fluir tus emociones y muestra tus debilidades de vez en cuando

Los superhéroes no son de fiar, solo se ven en las películas de Marvel.

La gente no busca tampoco el típico experto sabihondo que le mira desde arriba.

No, la gente busca un amigo experto al quién acudir cuando buscan respuestas.

Un ser normal, con sus defectos y sus debilidades.

Un ser humano de verdad, con quién relacionarse de una relación de tu a tu.

No te equivoques, no significa esto que tengas que compartir toda tu vida como en el Gran Hermano. Da igual lo que comes y el color de tus calzoncillos o si te has sacado una foto para presumir de una vida perfecta en Instagram. No.

Significa no embellecer nunca la realidad de tu día. No posturear ni presumir.

Mostrarte débil te hará más fiable y hará que tus seguidores confíen más en tu liderazgo.

Mostrarte feliz cuando lo eres.

Agradecido, si puedes experimentar esta sensación. Te la recomiendo.

Paso #6 – No escondas tus valores ni tus opiniones

Al igual que tienes que especializar tu oficio, tienes que especializar también con quien te relacionas.

Y la mejor forma de hacerlo es polarizando el mercado.

Así que quiero que hables de forma abierta de todos los temas polémicos como la comida, tus hábitos de vida, el sexo, el dinero, la política, la religión y las demás drogas que existen por ahí.

Publica todo lo que nadie dice.

Déjate ver como eres, sin tapujos.

Defiende tus opiniones a muerte.

Elige tu territorio, tu tribu, y defiéndela ferozmente de sus enemigos.

Una marca polar es una marca influyente.

Ámame, odiáme, pero, en cualquier caso, que no te sea indiferente.

Paso #7 – Deja tu marketing en mano de tus clientes:

Pues sí. Todo tu marketing.

Crea el producto que quieren, desarrolla las funcionalidades o los extras que te piden tus clientes. Y solo estos.

Y ve un paso más allá en el Crowd-Marketing.

Deja que tus clientes hablen de los resultados que han logrado contigo. 

Haz de esto la pieza angular de tu marketing.

Esto presupone que dominas tu arte, y que tienes la mejor solución del mercado para estos clientes.

Pues sí, menos escribir para SEO, menos inversión en “ads”, menos tácticas y objetos brillantes tecnológicos.

Y más foco en mejorar tu producto.

El resto, sólo es cuestión de tiempo y de la ley causa/efecto.

No merece que te agites mucho a corto plazo.

Paso #8 – Sé consistente y persistente

La confianza nace en la repetición y la recurrencia.

Lo previsible es más confiable.

Elige un ritmo, ponlo en marcha, no lo dejes nunca.

Esto vale para el proceso de acompañamiento de tus clientes, pero vale también para tu comunicación.

Es muy fácil de entender si uno es padre.

Con tus hijos siempre eres consistente —bueno, podríamos discutirlo, pero por lo menos eres consciente de que cuando no lo eres, las cosas empeoran— y nunca abandonas.

Lleva esta consistencia a tus clientes ahora.

Paso #9 – De forma sistemática, haz justo lo contrario de lo que hacen las masas en tu mercado

Todo lo popular es erróneo y carece de sentido.

El main stream, las masas, no son conscientes. Solo aparentan, copian, se mueven por efecto borreguismo.

Es especialmente importante que te transformes el salmón de tu nicho de mercado.

Yo ya no hago lanzamientos, no organizo eventos con centenares de personas.

He dejado de hacerlo cuando me han copiado.

El mercado se mueve y es natural, adáptate en función de estos movimientos.

Un gran posicionamiento de tu marca en el mundo digital es como jugar al ajedrez.

Siempre tienes que sacrificar piezas para triunfar.

Paso #10 – El ingrediente secreto

Este último punto, lo tendrás que inventar tú.

Cuando habrás completado tu proceso de autoconocimiento y te habrás quitado todas las mascaras que te has puesto para complacer a tus familiares y a la sociedad.

Por fin verás este ingrediente secreto que te hará completamente imposible de plagiar en tu mercado.

Te habrás transformado en algo tan imborrable como la Sagrada Familia de Gaudi.

Para mí lo mejor de este decálogo es el camino que te lleva a superarte cada día del año.

Forzándote a dar tu máximo absoluto esfuerzo, 365 días al año, durante 50 años de tu vida.

¿Cómo lanzar una marca personal en el mercado?

Así lo haría yo:

  1. Lo primero es aterrizar una estrategia de posicionamiento en el mercado, en el que vas a unir tus fuerzas con las oportunidades que has detectado en el mercado para poder buscar una diferenciación fuerte. Aplica las recomendaciones del decálogo. No te compliques mucho la vida, un par de hojas A4 y está hecha esta estrategia. Resúmela en una propuesta de valor diferenciadora. Acuérdate que la mejor diferenciación es la que llevas en los genes.
  2. Elige un activo digital, será tu Sagrada Familia. Me gusta más el blog porque es 100% tuyo. Un canal de Youtube o un podcast te deja en mano de un tercero. Si te fluye mejor escribir, un blog. Si te sientes a gusto en público, un canal de Youtube. Si prefieres hablar, un podcast. Escúchate en el momento de elegir. No hagas las 3 cosas, es inútil.
  3. Planifica tu construcción ahora, como un arquitecto. Crea una lista de 50 contenidos híperrelevantes para crear. Esta lista tiene que fluir sola, y debe ponerte las pilas al 200%. Ya tienes tu plan editorial.
  4. Modo producción ON: crea estos 50 contenidos a tu ritmo. Acuérdate que la velocidad es irrelevante. Ley causa / efecto.
  5. Diseña un sistema para poder atraer a lectores consumidores de tus contenidos, a largo plazo. Tendrás que aprender las bases del SEO editorial, tanto para blog como para vídeos, si quieres que Google y Youtube empiezan a traerte visitas cualificadas automatizadas. Son fuentes muy estables en el tiempo. Muchos de mis primeros posts escritos en 2010 siguen generando visitas que convierten hoy.
  6. Diseña otro sistema que te permita generar visitas a corto plazo. Deberías considerar gastarte un par de cafés al día para promocionar tus contenidos en Facebook Ads. Yo me gasto cerca de 500€/día en Facebook Ads. Un 10% de ello, para contenidos. Empieza con 5€/día. Pero si deseas un sistema, la idea es de NO cortar este flujo de visitas automatizadas. El dinero gana batallas, amigo…
  7. Diseña un tercer sistema para captar el correo de las personas interesadas en tus contenidos. Este sistema funciona bajo demanda. Ahora que tienes estos correos puedes hacer 2 cosas: a) enseñarles tus mejores contenidos de forma sistemática (autoresponder) b) avisarles cuando tienes algo importante que compartir con ellos: tu actividad profesional si lo prefieres (emailings puntuales).
  8. Conversa con tus seguidores todo lo que puedas. Ayúdales a resolver sus dudas. Sirve las respuestas que das a uno a todos. Convócales a eventos en vivo grupales (Lives) Así maximizarás el retorno del tiempo que pasas con tus clientes.

Ya está con estos 3 sistemas y 50 piezas de contenidos, puedes dar por finiquita tu maquina para atraer y fidelizar pre-clientes.

¿Y como me gano la vida con esta marca personal online?

Ahora te falta lo más importante: diseñar un sistema que te permita transformar estos seguidores en clientes.

Sin este sistema, la construcción de tu obra maestra tendrá que pararse por falta de financiación.

Sin clientes, no podrás transformarte en este experto influyente que has visualizado hoy.

Son estos clientes que financian tu obra maestra, y te ayudan a tener una claridad superior sobre lo que tiene que ser tu gran legado.

Así que afróntalo desde hoy mismo: si no captas clientes desde el minuto cero, sólo vas a generar frustración con estas ideas de liderar un movimiento o de marca personal diferenciadora.

Una gran marca personal solo se sostiene si tienes un gran producto y un canal de venta probado y escalable.

Es la base de todo. Este todo se llama negocio.

Escrito por 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.