Muchas veces nos esforzamos en pensar qué cosas vamos a contar, pero no dedicamos nada de tiempo a cómo vamos a contarlas.

Esa pequeña diferencia puede marcar un Mundo si miramos a los resultados que conseguiremos.

Es por eso que he traído a mi casa en esta ocasión a Diego Artola. Si vamos a hablar de estos temas, me ha parecido la persona indicada para hacerlo, y es para mi un honor que forme parte de los invitados que han visitado Monetizados para compartir con nosotros sus conocimientos.

Por eso mismo, creo que es perfecto disfrutar de este gran artículo de Diego, al cual le agradezco muchísimo que haya contado con mi blog para compartirlo con todos.

Sin enrollarme más, os dejo con él 😉 ​

Cuando Javi aceptó mi propuesta no sabía lo que se le venía encima. Parece ser que no había tenido suficiente con su labor de soporte con Thrive Content Builder cuando le acribillé a preguntas, mala señal.

Se escucha una risa maligna de un malvado en las sombras que acaricia a un gato negro. El black SEO es un juego de niños comparado con este plan maquiavélico que va a tumbar en un solo post la reputación tan consolidada de este blog.

Porque vengo más transgresor que un Risto Mejide a la casa de una web de referencia en todo tipo de aplicaciones para exponer que no hay mejor estrategia que la comunicación. El copywriting, que dicen los modernos. Sí, eso que hacemos desde hace decenas de miles de años, poco antes de inventar la rueda, es tan decisivo o más que cualquiera herramienta Online.

Javi, ¿estás seguro que continúe?

Realmente si lo piensas lo que planteo no es nada revolucionario. Internet es la mayor plataforma de comunicación que ha existido en la historia de la humanidad. La tecnología ha hecho el milagro de transmitir nuestro mensaje más allá de lo imaginable.

Pero la esencia de la comunicación sigue siendo la de siempre y si no eres capaz de transmitir una idea o una pasión no hay técnica en el mundo que pueda hacerlo por ti.

Ahora que me he puesto tan trascendental es hora de pisar tierra y de mostrarte las claves para tener éxito con la comunicación.

Las claves del copywriting

Empecemos por el principio, lo primero que necesitas es algo qué contar, una buena historia. Claro que esto es muy subjetivo, ¿qué es interesante?. Pues depende de tus gustos e intereses. Así que nos tendremos que dirigir a las personas receptivas con nuestra temática:

un público con ganas.

Pero no todos los mensajes tienen el mismo impacto. Siempre surgen temas calientes que generan un gran interés. Y hay momentos que colectivamente tenemos la mente puesta en algún asunto concreto y cerramos las puertas a muchos otros.

Por ejemplo, hablar de productividad puede ser interesante, pero no me hables de esto en puertas de las vacaciones de verano cuando pienso en playas, destinos turísticos, mejores chiringuitos para tomarme una paella, los bares más cañeros o yo que sé, las discotecas con las chicas más guapas (o los chicos)

Así que tenemos que ser relevantes para la persona, a lo que le interesa y busca en el preciso momento en el que nos comunicamos.

Y luego hay que llamar la atención, conseguir que reparen en nosotros con todo el ruido que existe en la web. Aquí llega nuestra primera gran barrera, hacernos escuchar entre los miles de contenidos que se generan en la web a cada instante.

Habitualmente se utiliza la fórmula problema+solución+beneficios, un método eficaz para que empiecen a escucharnos. Lo más común es recurrir a una pregunta para iniciar un diálogo que implique al interlocutor.

Sería algo así cómo

¿te duele la cabeza?.

Y tu que la tienes a reventar dices, mejor dicho, GRITAS,

¡sí, sí!.

Has dado en la diana, tocas el punto sensible y te siguen con los 5 sentidos.

Ahora que ya te escuchan construyes el mensaje desde la necesidad para mantener la atención y evitar que se distraigan con todos los estímulos de la red. Seguimos:

La promesa,

Toma (nombre de nuestro medicamento X) y olvídate al instante del dolor.

De remate el beneficio,

para que disfrutes a tope del día.

Así que pasas de estar fastidiado a estar en la gloria. ¡Cómo te van a decir que no!, casi me lo tomaría yo mismo ahora sin tener dolor. Sólo tendrías que asegurarte que la promesa, olvídate al instante del dolor, sea real porque si se prolonga el comprador se va a acordar de ti a cada minuto que pase y a tu madre no le va a gustar porque le van a pitar los oídos.

Desde luego si el remedio no es eficaz, no alivia las molestias, o tarda, no hay publicidad que valga.

En este caso habría que escribir

¿No vendes ni una escoba?, pues tío, ¿a qué esperas a sacar un buen producto de una vez?.

La publicidad se apoya en la calidad del servicio, en las expectativas satisfechas. En caso contrario, no es más que una treta que a medio plazo no va a sostener tu actividad. Incluso te la puede hundir.

El éxito de un negocio llega cuando no sólo resuelves un problema si no que cumples con el deseo más profundo de la gente. Has transmitido unos valores y los compradores se han identificado contigo hasta formar parte de tu manera de ser y de pensar. Ya no buscan una solución, llaman a la puerta para ser uno de los tuyos.

Proporcionas un sueño de libertad, justicia, autorrealización… ¿Realmente piensas que un dueño de un iPhone está comprando un simple smartphone? (Yo no puedo contestar muy bien a esta pregunta porque uso Android ?

Te voy a poner de ejemplo una campaña que hice en Facebook con muy buena acogida. No os voy a hacer un tutorial sobre Facebook Ads, para eso mejor le echáis un vistazo a este post de Roberto Gamboa, merece la pena.

Me llega el encargo de generar tráfico a un pequeño ecommerce, Almendra Verdi, con una línea de ropa de niña.

Te sitúo, una colección artesanal y clásica, vestidos elegantes, hechos a mano, que ya no se hacen porque la mayoría se confeccionan en bloque. Vestidos caros porque son a medida, y con material de calidad.

Se situaría en la categoría de producto Premium.

Cocinando la propuesta de valor

Cuando nos disponemos a promocionar un producto toca ponerse un delantal y cocinar una propuesta de valor, identificar primero y condimentar después losbeneficios y valores que atraen al cliente por encima de cualquier otra alternativa. Que le hacen irresistible o simplemente ser el elegido, que lo es todo.

Pasamos a ser auditores del producto y empezamos a valorar sus virtudes en comparación con el mercado y sus competidores. Tenemos que identificar nuestros puntos fuertes y el grado de competitividad.

Te dejo el listado de las 3 preguntas clave sobre tu producto que tienes que responder:

  • ¿Es único?. El escenario ideal porque no hay nadie más capaz de ofrecer tu propuesta. El riesgo es que los consumidores no sepan percibir tu valor por desconocimiento. En el caso de Almendra Verdi no es una oferta única pero sí al menos es escasa a nivel de distribución.
  • ¿Es relevante?. Garantiza un servicio útil que atienda las prioridades de la gente, que lo perciban necesario. En este caso, la campaña se lanzó en plena temporada de comuniones, por lo que para muchas madres era de gran interés.
  • ¿Es especial?. El rasgo diferencial que te hacer pasar de ser uno más al único, con toda la carga de subjetividad que implica. Almendra Verdi destaca por la fuerza de la nostalgia al rescatar el cuidado diseño de la ropa de niña de la generación de nuestras abuelas.

Ya tenemos los ingredientes: producto de temporada, escaso y con un componente nostálgico estilo vintage.

Ahora llega la parte más duro, tenemos que presentar nuestro plato al comensal. ¡Me siento como un concursante de Máster Chef!. Hay que trazar de la manera más precisa posible el perfil de nuestro público objetivo.

El truco que te recomiendo es que te dejes guiar por las características de tu producto que delimita el espectro de tu comprador. Veamos,

  • Hablamos de un producto caro.
  • Comprador con poder adquisitivo.
  • Ropa de niña de 10 años.
  • Madre con una edad de entre 40 y 50 años.
  • Producto Premium con un producto exclusivo de precio alto.
  • Cliente que quiere exclusividad.

Y con todos estos elementos llegamos a nuestro retrato robot:

  • madre orgullosa de su hija,
  • que quiere lucir a su hija en sociedad.
  • No repara en gastos con su ojito derecho (tal vez suene ñoño, pero puede ser auténticamente real);
  • Probablemente un tanto tradicional (por el toque religioso de la comunión);
  • Que percibe el evento como un momento único, irrepetible;
  • Que se ve a sí misma en la niñez y recuerda con cariño lo guapa que le ponía su madre.

Nos metemos en la mente de esa mujer, pensamos como ella, sentimos como ella y hablamos como ella….somos ella. Y apelamos a la emoción, los resortes emocionales que impulsan la acción.

chica

Y Voilà, tenemos nuestra propuesta para hacer irresistible nuestro producto (irresistible para ese perfil de madre):

Tu hija es una princesa (porque es preciosa y además usa nuestros vestidos únicos).

Para reforzar la idea, usamos la imagen de dos niñas que podrían ser las protagonistas de una película de Disney.

Un toque de identificación, de sentimiento Tribu (aquí tal vez urbanización La Moraleja)

Tu hija es espléndida porque tu eres espléndida, eres de las nuestras, somos las más bellas, vamos a causar sensación en la fiesta, todas hablarán de nosotras.

Y con este reclamo llegaron los resultados.

Facebook puntuó el anuncio con un 9 de acuerdo a la aceptación de los usuarios, lo que congeló el coste por click en ¡3 céntimos!, en un sector, el de la moda, dónde se compite con el cuchillo entre los dientes. En total, 3.620 de clicks en el anuncio en un mes con un alcance de más de 90.000 usuarios.

Pero el copywriting no se limita a una campaña publicitaria de Facebook Ads o de Google Adwords, puedes utilizarlo en todos los ámbitos del marketing Online, y de la vida. Además de potenciar el atractivo de un anuncio te ayuda a mejorar la actividad de tu negocio.

Pon un poco de copywriting y conseguirás que más gente pinche en los resultados de búsqueda de tu empresa en Google y subas tu CTR, harás que los internáutas hagan lo que tu quieras en tu web, que te compren.

Porque conectarás con las necesidades, deseos y esperanzas de tu público objetivo y le hablarás en su idioma de forma que te sentirá uno de los tuyos.

Y todo esto, ¿qué genio de Silicon Valley lo ha desarrollado?, ¿Steve Jobs, Zuckenberg?. Pués no le conozco, pero debía ser una persona con gran empatía.

El copywriting es un método de éxito probado, haz una apelación directa al problema para llamar la atención, detecta las virtudes únicas de tu producto y apela a la emoción con los puntos de deseo o necesidad dolor.

Vaya Javi, parece que al final esto no ha quedado tan mal. Creo que el copywriting ha vuelto a hacer magia.

Y a ti, lector, si te ha gustado comparte este post, hagamos que todos comuniquemos mejor y seremos un poco más felices, y con más dinero en la cuenta corriente ?

#ComunicayVenderás


Diego Artola escribe en su blog diegoartolakomunik.com sobre Copywriting. En sus artículos podrás encontrar todo tipo de contenido útil para conseguir mejorar tus resultados gracias a este tipo de escritura persuasiva. 

Gracias a sus conocimientos, ayuda a empresas a conseguir esa buscada misión de vender más y alcanzar sus objetivos.

Os invito a que os deis una vuelta por su blog donde, si eres como yo, te darás cuenta de todo lo que nos queda por aprender en estos temas


Un artículo publicado en Monetizados