Si por fin te decidiste a crear un blog, hoy estás de suerte porque vas a descubrir cómo conseguir visitantes sin pagar ni un solo centavo. En este artículo invitado, Valentina, editora de Rock Content, te dará las claves necesarias para aparecer en los primeros resultados de Google aplicando estas valiosas técnicas de SEO. 

El tráfico orgánico es un elemento cada vez más relevante para los emprendedores. Basta con tener una estrategia bien elaborada de tráfico para transformar la realidad de cualquier negocio y todo eso tan solo a través de un sitio web o blog.

La mejor parte es que es posible alcanzar resultados extraordinarios con poco, o simplemente nada de inversión, un factor muy atractivo para cualquier emprendimiento, ¿verdad?

Si llegas a conseguir un tráfico orgánico relevante, significa que has realizado no solo un buen trabajo de SEO (Search Engine Optimization), sino también has aportado valor a tu público con contenidosverdaderamente interesantes.

¿Quieres saber cómo transformar el tráfico orgánico en tu principal fuente de adquisición? Entonces, este artículo es para ti. ¡Sigue leyendo!

 

¿Qué es el tráfico orgánico?

Si eres un usuario asiduo de Internet o eres un emprendedor, seguramente ya has hecho lo mismo que centenas de personas — búsquedas en Google para sanar tus dudas, buscar soluciones o simplemente por curiosidad, has insertado un término en la caja de búsqueda.

También estamos seguros de que ya te ha sucedido la siguiente situación: has realizado una búsqueda, los dos o tres primeros resultados eran anuncios pagos y te ayudaron, te ayudaron muy poco o para nada. Al hacer clic en los resultados que aparecen más abajo, has encontrado un artículo que pareció haberte caído del cielo y por fin lograste tu objetivo — obtuviste la información que necesitabas.

Eso pasa todo el tiempo y con muchísima gente que utiliza los motores de búsqueda. Es aquí que encontramos el concepto del tráfico orgánico

El tráfico orgánico representa el número de personas que, de la misma forma que tú, utilizan los motores de búsqueda para encontrar informaciones, adquirir conocimiento, hacer compras, entre otras cosas. Son accesos que suceden de forma natural y por voluntad propia de los usuarios.

Siendo así, los sitios o blogs que logran esos accesos no necesitan invertir dinero para conquistarlos.

Otro punto importante es que es mucho más fácil conseguir tráfico orgánico si estás entre los primeros resultados de Google, gracias a que los usuarios no tienen la costumbre de ir muy lejos para encontrar lo que buscan.

 

Pero, ¿cómo puedes alcanzar los primeros resultados de Google?

Un lugar tan competido exige algunos esfuerzos. La técnica más conocida e importante es el uso de palabras clave.

Cualquier negocio que tiene el objetivo de alcanzar la primera posición en los motores de búsqueda debe realizar una investigación de palabras clave. Sin ella, es prácticamente imposible realizar un buen trabajo de SEO.

 

¿Qué son palabras clave?

Las palabras clave son el principal instrumento de una búsqueda en línea. Son los términos compuestos por una o más palabras que son usadas por los usuarios al escribir sus dudas en los buscadores.

La elección correcta de ellas tiene mucha importancia, puesto que son responsables por dictar la optimización de tu sitio o blog y hacerte llegar al tope de Google.

Hoy en día, existen muchas herramientas capaces de ayudarte a encontrar las palabras clave ideales. A continuación te listamos algunas: Google Keyword Planner, SEMrush, Keyword Tool, KWFinder.

 

¿Dónde debes utilizar las palabras clave?

Las palabras clave pueden ser utilizadas de diversas formas, desde el código fuente de tu sitio hasta para componer el contenido que produces, que puede implicar en la publicación de artículos, descripciones de servicios e incluso en los subtítulos de las imágenes que utilizas.

La elección correcta de ellas tiene mucha importancia, puesto que son responsables por dictar la optimización de tu sitio o blog y hacerte llegar al tope de Google.

Hoy en día, existen muchas herramientas capaces de ayudarte a encontrar las palabras clave ideales. A continuación te listamos algunas: Google Keyword Planner, SEMrush, Keyword Tool, KWFinder.

 

¿Dónde debes utilizar las palabras clave?

Las palabras clave pueden ser utilizadas de diversas formas, desde el código fuente de tu sitio hasta para componer el contenido que produces, que puede implicar en la publicación de artículos, descripciones de servicios e incluso en los subtítulos de las imágenes que utilizas.

En todos estos campos, es importante seguir algunos principios. Mira los ejemplos en donde puedes incluir las palabras clave:

  • En la dirección URL.
  • En el título principal de tu publicación.
  • En alguno de los intertítulos.
  • En el contenido, pero sin abusar para que no parezca artificial.
  • En la meta descripción.

El retorno que tendrás al realizar una buena planificación de palabras clave es un mayor número de visitas, pero no cualquier tipo de visitas: visitas calificadas, es decir, visitas orgánicas.

Eso es muy importante, ya que todo comienza con las visitas en el sitio. A partir de ellas puedes obtener nuevos leads y nuevos clientes.

 

¿Qué otras técnicas de SEO debes utilizar?

El SEO se resume en aumentar los accesos de tu sitio mediante un conjunto de técnicas y estrategias que permiten que tu web mejore su posicionamiento en los resultados orgánicos de los motores de búsqueda.

La palabra clave hace parte de una de esas técnicas, pero hay otras que puedes considerar:

 

1. Escaneabilidad

A parte de la palabra clave, tu texto debe ser fácil de leer, en otras palabras: ser escaneable.

Tu contenido puede ser muy completo, sin embargo, algunos visitantes llegarán a él para resolver sus dudas de manera simple y rápida. Por lo tanto, escribe fragmentos principales en negrita, términos en itálico, subrayado y listas en bullet points para facilitar la lectura y mejorar la experiencia del lector.

Además, busca desarrollar tus ideas en párrafos pequeños e insertar imágenes, videos, audios, etc.

 

2. Links internos y externos

Los enlaces tanto internos como externos son fundamentales para tu buen posicionamiento en los buscadores.

Agrega enlaces de otros sitios web que tengan autoridad en la web. También es importante resaltar que si otros sitios hacen links hacia tu página, te será de gran ayuda. Una manera de lograrlo es haciendo Guest Posts.

3. Call-to-action

Call-to-action significa “llamada a la acción”. Son funciones de una página que incentivan a los usuarios a realizar acciones. Los tipos de CTA varían, pueden ser enlaces de navegación, links para compras, formularios de inscripción, materiales para descarga, etc.

Las CTA son utilizadas al finalizar tu texto con el objetivo de inducir al lector a hacer algo que sea benéfico tanto para ti como para él.

Trata de elaborar CTA’s imperativas, con pocas palabras y bien objetivas.

 

4. Tamaño del texto

Aunque no existe una prueba real, es fácil imaginar que, cuanto mayor sea el texto, mejor. Al final, un artículo con muchas palabras tiende a abordar el tema de forma completa y posibilita la utilización de la palabra clave con más frecuencia.

Además, también se ha identificado un patrón interesante en los primeros resultados de Google: el promedio de palabras de las páginas que están en primer lugar son de 1890 palabras.

Pero de nada vale escribir mucho si tu contenido será superficial. Haz un texto grande si tienes algo de valor para decir, de lo contrario, solo escribe lo necesario.

 

5. Diseño web adaptable

Los algoritmos de los motores de búsqueda dan prioridad a los sitios que proporcionan una buena experiencia móvil para sus usuarios, principalmente aquellos que tienen una estructura responsiva. Así que adoptar una práctica Mobile Friendly ya no es una opción si quieres aparecer en los primeros resultados: es una obligación.

¿Cómo generar tráfico orgánico?

No solo de SEO se construye un sitio — y mucho menos un engagement con la audiencia. Para mejorar tu posición en los buscadores, debes invertir en estrategias de Marketing de Contenidos.

Con él, es posible producir contenidos optimizados (más allá del uso de SEO) que ayudarán a las personas a encontrar tu negocio con más facilidad a través de los motores de búsqueda.

Hablaremos más sobre la optimización para las búsquedas, pero ahora vamos a centrarnos en tu público y tu contenido.

 

1. Conoce a tu público

Cualquier negocio tiene un público objetivo, son ellos tanto los consumidores que acompañan las novedades de tu segmento, como los que adquieren tu producto o servicio.

Es esencial que conozcas detalladamente quienes son esas personas, a través de investigaciones, observación y análisis, incluyendo los factores como género, edad y otras cuestiones demográficas, pero principalmente sus preferencias y gustos personales.

La información recopilada puede ser utilizada por tu empresa en una serie de estrategias de marketing, incluyendo la producción de contenidos.

Por ejemplo, si tienes una escuela de fotografía, tu público objetivo es automáticamente fotógrafos amadores; con esto en mente, puedes publicar un artículo sobre fotografía para principiantes y atraer la atención más conveniente para ti.

 

2. Entrega contenido de calidad

La mercadotecnia moderna está basada en la entrega gratuita de información y solución a cambio de la confianza del cliente, por eso, no olvides que no estás tratando solo con números, sino con personas reales con intereses y necesidades.

El contenido de tu blog debe atender a lo que el lector busca. Piensa en posts relevantes, que realmente agreguen valor a tu cliente y hagan que quieran pasar más tiempo en tu blog. Si el público reconoce que tu contenido tiene valor para él, volverán cada vez más a tu sitio.

 

3. Dedica tiempo a las redes sociales

Las redes sociales también construyen los resultados de tráfico orgánico en tu web. Además de los buscadores, las redes también representan una cantidad significativa de clics.

Facebook, Twitter, Instagram y otras, son los lugares en los que los usuarios pasan la mayor parte de su tiempo, y también donde descubren una infinidad de nuevos contenidos. Si inviertes en ellas y produces posts que se pueden compartir fácilmente, el alcance de tu blog puede llegar a triplicar.

Sabemos que las redes son conocidas por sus publicaciones divertidas, pero hay mucho más que explorar además de los memes. El contenido de tu sitio puede — y debe — publicarse también en ellas, con enlaces que aumentarán tu tráfico naturalmente. Puedes hacerlo transformando tu contenido en videos, podcasts, infografías y mucho más — lleva tu contenido a todas partes, de todas formas.

 

4. Crea diferentes tipos de contenido

El tráfico orgánico es la unión de clics provenientes del mayor número de lugares posibles. Sea en otros medios, otros formatos o en buscadores, no importa, cuanto más, mejor. Sin embargo, no hay motivo para enfocar todos los esfuerzos en un solo artículo, o un solo tipo de contenido.

Tu público objetivo puede ser bien definido, pero aun así tiene diversos intereses. Siguiendo el ejemplo de la escuela de fotografía, no debes salir de tu tema principal, pero ¿por qué no hablar de curiosidades del mundo fotográfico, además de técnicas para principiantes? Aumenta las posibilidades de clics y, consecuentemente, de clientes.

 

¿Qué es el tráfico de pago?

Tarde o temprano, tu empresa se encontrará con algunas cuestiones de costo-beneficio en sus procesos, incluso los de marketing digital. En el caso del tráfico, es común la duda entre lo orgánico y lo pagado.

Como su nombre lo indica, en el tráfico pago necesitas pagar para que los visitantes lleguen hasta tu sitio o blog. Eso se hace mediante anuncios elaborados con las palabras clave elegidas por ti y, solo cuando los usuarios hacen clic en él, es que tienes que pagar.

Por tener un carácter temporal, el tráfico pago exige que mantengas tus anuncios activos para que funcione y genere visitas constantes.

Invertir en el tráfico pago puede ayudarte a impulsar los contenidos producidos por ti, divulgar tu web, ofrecer promociones, entre otras cosas.

 

Tráfico orgánico vs Tráfico pago: ¿cuál es mejor?

Aunque los dos tipos de tráfico suelen traer buenos resultados, el orgánico es el tipo de tráfico más favorable.

Por supuesto, los dos tipos de tráfico puedan trabajar juntos, ambos tráficos se complementan, así que, si puedes invertir en los dos, mejor. Pero si ese no es el caso, entonces enfócate en el orgánico.

Es a través de él que puedes sacar el máximo provecho del marketing de contenidos. Con una buena estrategia de SEO aliada a contenidos memorables, tu blog o sitio puede establecer un flujo constante de visitantes que pueden convertirse en leads y luego en clientes.

Todo esto a un costo bajísimo — casi cero, ya que el tráfico orgánico no exige ningún gasto para atraer visitantes. La única inversión es de tiempo y energía para la creación de buenos contenidos.

Espero que el artículo te haya ayudado a entender qué es el tráfico orgánico y de qué manera puedes utilizarlo a tu favor en tu emprendimiento.

Elaborar una estrategia orgánica para tu empresa puede ser una tarea simple. En suma, investiga quién es tu público objetivo, aplica las estrategias de SEO y crea contenidos de calidad. De esa manera, será muy fácil generar tráfico orgánico y en poco tiempo cosechar los beneficios.

¿Te ha quedado alguna duda o quieres aportar algo? Déjanos tu comentario, será un placer recibir tu opinión.

Un artículo escrito por Valentina Giraldo