Cómo conseguir miles de suscriptores en YouTube desde cero

Una gran comunidad, en número y calidad de suscriptores, es una inmensa fuente de visitas y el rasgo por excelencia de un canal YouTube exitoso. No es de extrañar que todos queramos tener el máximo número de suscriptores en nuestro canal.

Pues tengo una buena noticia para ti: no es tan difícil conseguirlo si sabes cómo.

Ahora bien, antes de entrar en la “chicha” de este tutorial quiero sensibilizarte con una cuestión esencial en todo esto: aquí aplica la frase de que “lo importante no es el tamaño”.

Naturalmente queremos el máximo número de suscriptores posible, en eso se centra este post, pero tienes que tener meridianamente claro que esos suscriptores sólo tienen valor si son de calidad.

Una buena base de suscriptores es una gran fuente de tráfico directo, pero, además, son un motor de crecimiento valiosísimo de tu canal porque esta gente compartirá tus vídeos con otras personas y con eso hará crecer tu canal aún más. Eso es obvio.

Lo que, sin embargo, es menos obvio, si aún no tienes mucha experiencia, son las consecuencias indirectas de tener suscriptores de mala o de buena calidad.

¿Por qué es tan importante tener suscriptores de calidad?

Un suscriptor de calidad es alguien que realmente sigue tu temática con interés y confía en ti.

Estas personas son las que compartirán tus vídeos, harán comentarios y conseguirán, en definitiva, que llegado a un umbral, tu canal crezca solo, el famoso efecto bola de nieve que, en Internet, se produce de una forma especialmente intensa cuando sucede.

Qué diferencia a un suscriptor bueno de uno malo

Los demás suscriptores pasivos, simplemente estarán ahí, engrosando la cifra de suscriptores que luce la portada de tu canal, pero más allá de eso, no te aportarán nada.

La cosa queda aún más clara si nos vamos a los efectos económicos. Si te gustaría, aparte de divertirte, generar ingresos con tu canal, de nuevo, estos ingresos saldrán casi en exclusiva de tus suscritores más enganchados.

¿Por qué?

Te pongo ejemplos con diferentes vías de monetización para verlo:

  • Si recomiendas productos usando enlaces de afiliado a las webs de esos productos (que te generarán comisiones sobre las compras), en su inmensa mayoría, quienes van a hacerte caso con tus recomendaciones serán los suscriptores que confían en ti. Tanto es así, que hay incluso gente muy agradecida deseando devolverte el favor usando tus enlaces de afiliado.
  • Si llevamos el ejemplo anterior al terreno de los productos propios (típicamente un curso online, por ejemplo), el comportamiento será, de nuevo, muy parecido. Como confían en ti quieren tu curso, no el curso de la competencia y, de nuevo, estarán encantados de recompensarte por tu labor pagándote por ello.

Por esto, es mucho más potente un canal con una comunidad de 1.000 suscriptores con las que estás muy conectado (“engagement”) que uno con 10.000 que ni saben muy bien por qué se han suscrito.

Ten siempre esta perspectiva en la cabeza y ni te obsesiones, ni te impacientes con el número absoluto de suscriptores.

Las famosas primeras 4000 horas de visualización

Una excepción a lo que acabo de comentar son las famosas 4000 horas de visualización en los últimos 12 meses y 1000 suscriptores que Google te exige si quieres monetizar tus vídeos con anuncios de YouTube (anuncios AdSense).

Aquí, captar suscriptores se convierte en una cuestión numérica y te pueden convenir estrategias de crecimiento rápido como ésta muy ingeniosa que puedes ver en este vídeo:

Pero ojo, no te olvides que los suscriptores que te generarán, normalmente no te van a interesar demasiado. Considera esto nada más que un truco para una superar una situación concretaen la que sólo se trata de números.

Por tanto, una vez conseguida esta meta, deberías volver inmediatamente a las estrategias para conseguir suscriptores de calidad.

Las 10 claves para conseguir suscriptores en YouTube rápido

Ahora que hemos hablado del primer factor determinante para el éxito de tu canal, la calidad de la relación con tus suscriptores, toca hablar del segundo factor determinante:

La tasa de alta de suscriptores en tu canal, es decir, en qué medida eres capaz de convertir a tus visitas en suscriptores.

Aquí el quid de la cuestión va a estar en realizar el máximo de acciones posibles y que éstas sean lo más eficaces posible.

Para ello, he creado una lista de 10 puntos que, de todos los consejos que puedes escuchar por ahí, me parecen los más importantes:

1. Ten muy claro qué demanda vas a satisfacer

Cualquier web, incluido los canales YouTube, si quiere tener éxito, necesita una temática bien definida que satisfaga una demanda real.

Si alguien se suscribe a un vídeo tuyo es porque ese vídeo y esa temática le interesan y tendrá la expectativa de ver más vídeos parecidos. Si tus vídeos tratan cada día de temas diferentes sin relación alguna, vas a defraudar esas expectativas y perder tus suscriptores.

Por tanto, medida bien la temática de tu canal y déjala lo más clara posible a tu audiencia empezando por el nombre y la portada de tu canal.

2. Genera una buena primera impresión con tu canal

La primera impresión que te da el canal tendrá mucho peso en la decisión de suscribirse.

Un canal con un nombre cutre, una imagen cutre, etc., no motiva mucho. Es lógico.

No digo que no consigas ningún suscriptor así, pero, sin duda, conseguirás muchas más con el mismo contenido si tu canal tiene una buena imagen.

Pero ojo, no te olvides que los suscriptores que te generarán, normalmente no te van a interesar demasiado. Considera esto nada más que un truco para una superar una situación concretaen la que sólo se trata de números.

Por tanto, una vez conseguida esta meta, deberías volver inmediatamente a las estrategias para conseguir suscriptores de calidad.

Las 10 claves para conseguir suscriptores en YouTube rápido

Ahora que hemos hablado del primer factor determinante para el éxito de tu canal, la calidad de la relación con tus suscriptores, toca hablar del segundo factor determinante:

La tasa de alta de suscriptores en tu canal, es decir, en qué medida eres capaz de convertir a tus visitas en suscriptores.

Aquí el quid de la cuestión va a estar en realizar el máximo de acciones posibles y que éstas sean lo más eficaces posible.

Para ello, he creado una lista de 10 puntos que, de todos los consejos que puedes escuchar por ahí, me parecen los más importantes:

1. Ten muy claro qué demanda vas a satisfacer

Cualquier web, incluido los canales YouTube, si quiere tener éxito, necesita una temática bien definida que satisfaga una demanda real.

Si alguien se suscribe a un vídeo tuyo es porque ese vídeo y esa temática le interesan y tendrá la expectativa de ver más vídeos parecidos. Si tus vídeos tratan cada día de temas diferentes sin relación alguna, vas a defraudar esas expectativas y perder tus suscriptores.

Por tanto, medida bien la temática de tu canal y déjala lo más clara posible a tu audiencia empezando por el nombre y la portada de tu canal.

2. Genera una buena primera impresión con tu canal

La primera impresión que te da el canal tendrá mucho peso en la decisión de suscribirse.

Un canal con un nombre cutre, una imagen cutre, etc., no motiva mucho. Es lógico.

No digo que no consigas ningún suscriptor así, pero, sin duda, conseguirás muchas más con el mismo contenido si tu canal tiene una buena imagen.

Así que no descuides este aspecto. Para ponértelo fácil, aquí puedes aprender cómo crear un canal YouTube y darle una buena imagen.

3. Trata de diferenciarte lo más posible

Ya hay mucha gente con canales de YouTube, en todo tipo de temáticas. Es muy probable que otros YouTubers que ya estén haciendo lo mismo o algo muy parecido a lo que quieres hacer tú.

¿Quiere decir esto que debes tirar la toalla?

No.

¿De cuántos canales diferentes con temáticas has visto y ves vídeos?

Muchos, ¿a que sí?

Esto es la prueba de que, por muchos canales que haya, siempre queda espacio para nuevos autores siempre y cuando aportes algo tuyo que no han aportado los demás y que haga que no seas una simple copia de lo que ya hay.

Es decir, es esencial diferenciarte.

Lo bueno es que diferenciarte es menos complicado de lo que puede parecer. Tan sólo por tu personalidad y manera de transmitir, ya te vas a diferenciar de forma natural. Por eso, mi consejo es que potencies esto, sé simplemente tú, ser auténtico es un primer paso importantísimo en la dirección correcta.

Pero, además de esto, es bueno trabajar activamente en diferenciarte de los demás canales.

Hay muchas maneras de hacerlo: especializarte, cómo haces y presentas tus contenidos, la imagen de tu canal y tus vídeos, tu imagen personal, la calidad visual y del audio de tus vídeos, por descargas gratuitas que acompañan a tus vídeos, etc., etc. etc.

4. Haz vídeos de calidad

Esto es muy simple: si tus vídeos son malos, no irás a ninguna parte. La oferta es tan amplia que los usuarios estarán a un clic o dos de una alternativa mejor.

Por tanto, hoy en día, la calidad no es opcional. Y esto incluye también cuidar la calidad visual y del audio.

5. Se constante en la publicación de tus vídeos

Como decía al principio, cuando alguien se suscribe a tu canal es porque tiene la expectativa de recibir más vídeos como el que le motivó para suscribirse inicialmente.

Pero esta expectativa el usuario no la tiene sólo con la temática (nuevos vídeos sobre esa temática), sino también con la frecuencia con la que se publican.

Si no subes vídeos de una manera regular, tus suscriptores se cansarán de esperar y te acabarán abandonándote.

6. Trabaja la visibilidad de cada vídeo

Las visitas a tu canal y los suscriptores son como el problema de la gallina y el huevo.

¿Cómo conseguir suscriptores si no tienes visitas? ¿Y cómo conseguir visitas sin suscriptores?

Por suerte, aquí es fácil romper este círculo vicioso porque puedes conseguir tráfico si sabes posicionar tus vídeos en el buscador de YouTube.

Esto, con las estrategias adecuadas, se puede hacer de manera eficaz y en poco tiempo incluso en canales recién creados.

Las palabras mágicas son dos: SEO y “larga cola” y no, lo segundo no es lo que piensas

7. Conecta con tu comunidad y cuídala

A las personas nos gusta relacionarnos con personas.

Por eso, cuanto más logres conectar con tu audiencia, más suscriptores generarás.

El mejor consejo que te puedo dar es que seas tú, con tus virtudes y defectos, eso hará que te perciban como una persona auténtica y conectarás de manera natural con tu audiencia.

También hará que haya gente a la que no le gustes, pero es no es nada malo. Es la vida misma, ni en la vida real, ni aquí le podemos gustar a todo el mundo, ni falta que hace.

Ahora bien, aquellas virtudes que crees que favorecen la conexión con tu audiencia (tu talento para explicar cosas, tu sentido del humor, etc.) explótalas al máximo.

Y si, además, se le puedes dedicar tiempo a cuidar la relación con tu comunidad (responder comentarios, etc.), mejor que mejor.

8. Escucha a tu comunidad

Escuchar activamente a tu comunidad, es decir, dedica un tiempo a revisar los comentarios que vas recibiendo en tus vídeos y responder, al menos, a una parte.

Es una manera muy inteligente de escuchar a tu comunidad porque matas dos pájaros de un tiro: haces esa labor tan importante de interacción con tu comunidad, pero, por otra parte, detectarás inquietudes y demandas.

Estas inquietudes y demandas son la mejor base que puedes tener para crear nuevos contenidos porque ya sabrás que serán contenidos muy bien aceptados y que transmitirán a tu comunidad esa sensación de que les estás escuchando y ofreciendo lo que ellos te demandan.

9. Colabora con otros YouTubers

Las colaboraciones pueden ser muy eficaces para conseguir nuevos suscriptores en poco tiempo.

Busca otros canales de un tamaño no muy diferente al tuyo y proponles una colaboración con el fin de presentaros mutuamente a vuestras respectivas comunidades con algún contenido invitado (como los posts de invitado en los blogs).

Al final del vídeo, recomendáis a seguir el canal del invitado. Así de sencillo 🙂

10. Realiza llamadas a la acción

La décima clave son las llamadas a la acción.

Esto es importantísimo porque un comportamiento típico de los usuarios en Internet es que, si no les dices tú explícitamente que hagan algo que quieres que hagan, de ellos no va a salir hacerlo.

Aplicado a lo nuestro: si no les dices que se suscriban, la mayoría no se van a suscribir, incluso aunque les haya encantado tu canal, simplemente porque no han pensado en ello en ese momento.

Puedes hacer básicamente dos cosas:

  1. Haz una llamada a la acción en el vídeo: anima a la gente con una coletilla al final del vídeo (y en medio si lo puedes meter de manera natural) para que se suscriban a tu canal.
  2. Usa pantallas finales: esto es una funcionalidad de YouTube que te permite remitir a otros vídeos y poner también el logo del canal para suscribirse los usuarios.

Cómo conseguir tus primeros 100 suscriptores

La gran mayoría de los lectores que entráis a este post estáis empezando y tendréis cero o muy pocos suscriptores (menos de 100).

Ésta es una etapa muy difícil porque tu canal no tiene tracción y tú aún tienes pocos recursos por tu falta de experiencia. Publicas un vídeo y básicamente no pasa nada, quizás consigas 10 o 20 visualizaciones y partir de ahí, ya llegan con cuentagotas.

A ese ritmo es imposible crecer.

¿Qué puedes hacer?

Aquí la solución va a pasar por la clave Nº 6 (conseguir visibilidad con SEO), que es la mejor manera de salir de este círculo vicioso cuando estás al principio.

Te aconsejo una pequeña estrategia compuesta por estos tres pasos:

  1. Empieza por invertir algo de tiempo en la imagen de tu canal (clave Nº 2) para causar la mejor impresión posible a tus visitas. Queremos captar el máximo de suscriptores entre las visitas que nos llegan.
  2. Busca, dentro tu temática, temas muy demandados y explora la larga cola que se explica en el post de SEO en YouTube al que remito arriba. Saca de aquí, al menos, 5-10 ideas para vídeos concretos. Trabaja cada uno de ellos a fondo a nivel SEO para posicionarlo.
  3. Mueve los vídeos publicados también todo lo que esté en tus manos en las redes sociales. Busca grupos de Facebook, Google+, LinkedIn, etc. que pudieran ser afines para compartir tus vídeos (eso sí, sin hacer spam…), habla con el máximo número de amigos y conocidos con presencia en redes sociales para que los compartan (repetidas veces), etc., etc., etc.

Y recuerda que también puedes usar estrategias “creativas” como la que se explica en el apartado de arriba sobre las famosas 4000 horas de visualización.

El mejor truco para crecer exponencialmente en YouTube

Una vez que tu canal empiece a crecer en número de suscriptores, las cosas se te van a poner cada vez más fáciles porque los propios suscriptores son los que cogerán tendrán cada vez más peso en la difusión de tus nuevos vídeos.

Cuantos más suscriptores tengas, más suscriptores conseguirás, el famoso efecto “bola de nieve”.

Llegado a ciertos umbrales de visibilidad, se pueden hacer cosas muy potentes, aquí el límite va a ser sólo tu creatividad.

De todas las acciones para conseguir suscriptores que he visto, la más eficaz que he visto es realizar un sorteo.

Y si no, que se lo pregunten, por ejemplo, a Romuald Fons que pasó de una cuenta con menos de 5000 suscriptores en a finales del año 2016 a más de 20.000 en un mes 🙂

Aquí puedes ver más detalles sobre cómo fue aquel sorteo épico de Romuald:

Pero ojo, también aquí hace falta una estrategia inteligente, si no, no va a funcionar.

Y ojo, si aún no tienes esa visibilidad en YouTube, sirve también que la tengas por otro lado: un blog con bastante tráfico (cientos o miles de visitas diarias), una cuenta Instagram potente, etc.

Incluso si no tienes esa visibilidad por ningún lado, se pueden hacer cosas.

No es descabellado pensar, por ejemplo, en usar publicidad online, te puede merecer mucho la pena, aunque tiene en inconveniente de que crear campañas que funcionen no es trivial, así que, una vez más, hay que aprender cosas nuevas.

Visto cómo llegar a mucha gente, toca hablar de la segunda condición fundamental para que esto funcione: tu sorteo tiene estar alineado con el perfil de suscriptor que te interesa captar para tu canal.

Dicho de otro modo: no comentas el error garrafal de sortear simplemente un iPad.

¿Qué quiero decir con esto?

Pues que todo el mundo quiere un iPad, por tanto, todo el mundo se apuntará a este sorteo. A priori, parece una buena idea.

Pero, ¿realmente te interesa tener a toda esa gente en tu lista?

Ya te contesto yo: no te interesa.

Solo debes captar gente genuinamente interesada en la temática de tu canal, el resto no te interesa en absoluto. No te interesan porque no van a ser activos, no van a seguir tus nuevos vídeos, ni vas a poder hacer nada con ellos. Y ya no hablemos de venderles cosas.

¿Cómo hacerlo bien?

Debes sortear algo lo más afín posible al público que quieres captar. Algo que, por así decirlo, “defina” a ese público con la mayor precisión posible.

Ejemplo: si tu canal es de tuning para coches, sortea algo que sólo sea de interés para este colectivo. Por ejemplo: un kit de productos muy útiles que todo el mundo que hace tuning usa.

Por otra parte, no seas cutre, si eres un poco generoso (pongamos que sorteas algo por valor de 250€, por ejemplo) tendrás muy buenas opciones de crear un efecto viral si luego haces una buena difusión del asunto, haces correr la voz en foros y redes sociales especializadas, etc.

Y, finalmente, para que los participantes se conviertan en suscriptores, deja muy claro que se sorteará exclusivamente entre los suscriptores. Si, además, tienes un blog con una lista de correo, plantéate también poner la condición de darse de alta también en tu blog.

Por qué tus suscriptores NO deben quedarse en YouTube

Ahora seguro que te he dejado desconcertado, ¿a que sí? 😀

Llevamos hablando todo el rato de conseguir suscriptores y generar engagement, y ahora te suelto esta frase.

¿Cómo se come esto?

Muy fácil:

Muchos YouTubers pasan completamente por alto un detalle muy importante: no se dan cuenta de que sus suscriptores no son suyos.

Sí has leído bien: los suscriptores de tu canal no son tuyos. No lo son porque son de YouTube.

Piénsalo: ¿sabes exactamente quien es cada uno? ¿Te puedes dirigir a ellos de una forma directo cómo y cuando quieras, por ejemplo, con un email?

No, ¿verdad?

Solo sabes que son gente con una cuenta Google y puedes publicar nuevos vídeos para que sean notificados de tu nuevo vídeo, no puedes enviarles ni tan siquiera un simple email para contactarles.

Es decir, YouTube controla a su antojo la relación con los suscriptores de tu canal y puede cambiar sus políticas al respecto en cualquier momento.

De hecho, precisamente aquí ha habido polémica en los últimos meses porque Google está modificando el alcance orgánico de las notificaciones de los nuevos vídeos.

Ya no llegan a los emails de todos los suscriptores (sólo aquellos que activen la famosa campanita). Como te puedes imaginar, esto ha causado revuelo entre los YouTubers.

Por eso digo que los suscriptores no son tuyos, son de YouTube.

¿Cómo remediar esto?

Por suerte, existe una solución eficaz a este problema: las listas de correo.

Deberías llevarte todos los suscriptores en YouTube que puedas a tu lista de correo.

La pregunta del millón ahora es: ¿cómo nos llevamos nuestros suscriptores a esta lista?

De motu propio (si simplemente se lo pides en un vídeo, por ejemplo) se van a apuntar sólo muy pocos. Lo que necesitas es un buen incentivo para motivarles a ello.

Te voy a dar tres ideas:

  1. Un “lead magnet” tradicional: esto sería una cuña en tus vídeos diciendo que en la descripción se pueden descargar algo de valor (una checklist, plantillas, un vídeo privado, etc.) y para hacerlo, han de pasar por el alta en tu lista (directamente o vía un blog).
  2. Un vídeo dedicado: lo mismo que en el punto anterior, pero publicando unos o varios vídeos dedicados a ello. En estos vídeos presentas el (los) lead magnet(s) y por qué les merece la pena conseguirlo y estar en tu lista.
  3. Aprovechar cuando hagas un sorteo: como ya sugería arriba, si realizas un sorteo para ganar nuevos suscriptores en YouTube, añade simplemente la condición ser también suscriptores de tu lista de correo.

Dudas frecuentes, resueltas

Hemos visto un montón de estrategias, así que ya tienes para darle a la mollera un buen rato 🙂

Para finalizar ya el post, quiero rematarlo respondiendo muy brevemente también algunas dudas frecuentes relacionadas con los suscritores en YouTube que la gente suele preguntar.

¿Cuánto paga YouTube por cada suscriptor?

YouTube no paga por suscriptores, YouTube paga por los clics en sus anuncios. Más detalles, a continuación.

¿Cuánto paga YouTube por cada 1000 visitas?

Estrictamente, YouTube tampoco paga por el número de visitas que recibas, como decía, paga por los clics en sus anuncios.

Pero sí se suele usarse la métrica de ingresos por 1000 visitas como orden de magnitud para valorar el rendimiento de los anuncios en un canal de los nichos.

Las cifras son muy variables, dependen muchísimo del nicho, del país en el que se vea el vídeo y otros factores.

Una horquilla típica de ingresos por cada 1.000 reproducciones está más o menos entre los 0,20 céntimos y 3€, en función de los factores que he comentado.

Si haces números, verás que esta vía sólo será realmente rentable si tienes millones de visitas.

Aquí tienes un vídeo que te da una visión general muy completa del tema ingresos en YouTube:

Como has podido ver en este vídeo, los ingresos “de verdad” suelen estar fuera de YouTube: en la venta de productos digitales como cursos online, en marketing de afiliación y en la colaboración con las marcas en general.

¿Cómo puedo ver mis suscriptores en YouTube y cómo van creciendo?

YouTube incorpora herramientas de analítica que te dan una información muy detallada sobre visitas, suscriptores, ingresos, etc.

Puedes acceder a esta información desde el “Creator Studio” en tu cuenta YouTube.

¿Cómo ver los suscriptores en tiempo real en YouTube?

Si quieres ver en tiempo real cómo van creciendo los suscriptores de cualquier canal, te recomiendo la herramienta de Social Blade.

Es sí: te advierto que estar viendo más de 10 minutos cómo va subiendo este contador, acarea un serio riesgo de depresión para YouTubers mortales J

¿Funciona comprar suscriptores para YouTube?

No, no funciona. Ni tan siquiera son personas, aquí lo que te venderán serán cuentas falsas con actividad falsa en granjas de ordenadores.

Salvo como truco sucio para superar los requisitos para partners de YouTube, no vale para nada, me remito al primer apartado de este post que habla de la importancia de que tus suscriptores sean de calidad.

Además, YouTube ya es muy bueno detectando este tipo de cosas y, o bien, los borrará, o bien, incluso te puede penalizar por ello.

¿Quiénes son los YouTubers con más suscriptores en España?

Si quieres estar al día de quienes son los YouTubers con más suscriptores, ya sean españoles o de cualquier otro país, te recomiendo también la web de Social Blade. Aquí encontrarás esta información siempre actualizada.

Aquí te adjunto un extracto de lo que puedes encontrar en esta web con los 10 YouTubers españoles con más suscriptores en el momento de la redacción de este post:

Cabe destacar dominan totalmente los canales de gaming y humor, una tendencia que vas a encontrar también en muchos otros países.

Pero también encontrarás muchos canales en el orden de los cientos de miles, incluso millones en temas más “serios” como ciencia, marketing online, salud, emprendimiento, etc.

¡Al ataque!

Al ver estas últimas cifras y, sabiendo que ya hay una enorme cantidad de canales de todo tipo de temas, quizás te quedes con la impresión de que YouTube ya está “petado” y que para los autores nuevos ya no queda mucha tarta que repartir.

No es así en absoluto, todavía quedan muchas oportunidades en YouTube.

Que haya tanta gente, canales con cifras astronómicas de suscriptores, etc. es precisamente una señal de la efervescencia de YouTube y en un lugar así de dinámico siempre hay muchas oportunidades para propuestas nuevas que tengan algo que aportar.

El quid de la cuestión es simplemente que, para tener éxito, necesitas ser estratégico y riguroso en la aplicación de esa estrategia. Es decir, seguir las pautas que te acabo de explicar.

Si escoges una buena temática, creas buenos contenidos, aplicas las estrategias de las que te he hablado y le echas las ganas y horas que esto exige, con el tiempo necesario, te garantizo que tu canal puede ser otro caso de éxito más que supera los 10.000 suscriptores, los 100.000 o quien sabe si incluso más.

Así que, ¡a por ello!

Vía: Ciudadano 2.0

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.