¿Tu blog tiene muy poca participación y parece un desierto?

¿No entiendes por qué tus mejores posts tienen tan pocas visitas a pesar de haber estado horas y horas escribiéndolos?

¿Tienes un infoproducto fantasma que no se vende nada?

¿Vendes horas de tu tiempo en diferentes servicios y tus lectores ni lo saben?

4 situaciones, una misma respuesta: necesitas un autoresponder o autorespondedor.

Tanto si esta palabra te suena a chino como si la has escuchado mil veces, te recomiendo que sigas leyendo.

Este post te ayudará a montar tu autoresponder desde cero y a mejorarlo, si ya lo tienes, para optimizar tus correos al máximo.

No encontrarás un post más detallado sobre autoresponders, te lo prometo.

¿Qué es un autoresponder?

Un autoresponder es lo más parecido a un robot industrial que existe en el mundo del marketing online.

Se trata de una serie de correos electrónicos que se disparan de forma automática – en un intervalo de tiempo que puedes controlar – para todos los usuarios que han pedido recibirlo.

Es decir, es una estrategia de marketing permisivo.

Por ejemplo, puede ser una serie de 5 emails que se disparan con cada nuevo suscriptor que descarga tu Lead Magnet.

Y, como buen robot, mi autoresponder trabaja día y noche y nunca está cansado ni enfermo.

Tampoco se droga ni bebe más de la cuenta y empieza de repente a contar 1.000 tonterías que pueden tirar 10 años de duro trabajo en construir una reputación respetable.

Mi autoresponder es como mi mejor vendedor, pero sin los problemas de la versión humana del mismo.

Bueno, sí hay una diferencia notable: puedo regalarme un autoresponder por unos 10$/mes para empezar (máximo 500 contactos en Mailchimp –¡Contrátalo hoy!).

Ahora que tienes muy claro cómo un autoresponder puede transformar tu negocio a algo mucho mejor, en muy poco tiempo y por muy poco dinero, la realidad es que cuando planteo esta posibilidad a un emprendedor digital siempre pasa lo mismo:

  1. Paso 1 – Adhesión incuestionable: “¡Sí claro!”.
  2. Paso 2 – Confusión a los pocos días: “No sé muy bien por dónde empezar Franck”.
  3. Paso 3 – Parálisis: ¿se oye cantar el grillo?

Por esta misma razón ha nacido este Power Post sobre autoresponders.

Voy a darte ideas para inspirarte y consejos probados y prácticos para que por fin puedas lanzar al mercado tu primera serie autoresponder.

¿Te parece un buen plan?

Si la respuesta es sí, las próximas 4.000 palabras van a cambiar tu negocio para siempre.

No desperdicies la oportunidad.

5 ejemplos de secuencias de autoresponders con sentido

Una tecnología sin una buena estrategia no ha hecho milagros, ¡nunca!

De nada sirve ponerte a enviar correos automáticos si estos no tienen ningún sentido o si acabas molestando a tu nuevo suscriptor en vez de ayudarle a seguir su camino.

Por eso para comenzar te voy a presentar de forma breve y concisa 5 formas inteligentes de utilizar tu autorespondedor a modo de inspiración.

#1 El email de bienvenida

Tienes un blog con un Lead Magnet poderoso, que te permite hacer crecer rápido tu lista de correo.

Eres un marketer inteligente, pero también tienes una deuda con tus nuevos suscriptores.

No vas a entregarles uno a uno manualmente tu super guía PDF por correo, ¿verdad? Eso es lo que harían los dinosaurios cuellos blancos de las grandes empresas del IBEX 35.

Qué va.

Creas tu lista en Mailchimp y personalizas el email de bienvenida para habilitar la descarga instantánea de tu Lead Magnet.

Enhorabuena, ¡estás usando un autorespondedor sin saberlo desde hace meses!

Aunque tu secuencia tan sólo se compone de un único correo, este correo se dispara nada más confirmar la activación del servicio por parte de tu neo-suscriptor.

Es un autoresponder y, si todavía no tienes este email preparado, ya va siendo hora.

#2 Dar a conocer tus mejores posts

No paro de cansarme de explicar que una newsletter no sirve de nada.

Tan solo presenta tus últimos posts, pero nada te garantiza que estos posts sean los más relevantes para tu audiencia ni que sean los mejores que hayas escrito sobre la temática.

De hecho, si llevas un tiempo blogueando seguro que tienes mejores posts enterrados en los archivos de tu blog. Un montón de Power Posts olvidados y que, en teoría, ya no te sirven para nada salvo que te generen tráfico orgánico.

Si piensas eso, estás muy equivocado. Vamos a revivir a esos zombis y a generar mucho tráfico hacia ellos.

Diseña una serie de emails que envíen a tus nuevos suscriptores hacia tus 5 o 10 mejores posts.

Uno al día.

Un post por cada email.

Explica en cada correo por qué tu suscriptor debería tomarse 10 minutos de su tiempo para leer cada post y pon un enlace hacia el post en tu email.

Saluda… ¡y ya está!

Los beneficios de hacer esto son muy simples:

  1. Generación de visitas: todos esos posts van a recibir visitas constantes y serán compartidos en Facebook, Twitter y compañía a pesar de ser realmente antiguos.
  2. Generación de autoridad: vas a aumentar tu autoridad y generar confianza, presentando gratuitamente contenidos increíbles que ayudan a tus suscriptores a progresar. Esto es lo importante. Ni te menciono la capital simpatía que estos contenidos van a generar en el corazón de tus suscriptores.

Tranquilo.

No te vayas aún a crear tu autoresponder.

Tengo más cosas buenas para ti en este post.

#3 El funnel o embudo de venta

Ya has desarrollado una guía PDF o un curso online y tu idea es venderlo.

Genial.

¿Qué te parecería crear una serie de contenidos inteligentes en tu autoresponder para guiar a tus suscriptores a la página de venta de tu producto?

No intentes vender en el primer correo.

Solo lleva a tu suscriptor, de forma natural y cercana, desde el total desconocimiento de tu persona hasta esa página de venta.

A mí me funciona y a ti debería funcionarte también.

Pero obviamente si no lo intentas ya conoces el resultado.

#4 El mini curso como sustituto del Lead Magnet

No quieres escribir un Lead Magnet porque no tienes tiempo.

Aun así, necesitas uno para hacer crecer tu lista de correo, ¿verdad?

Pues crea un autorespondedor con un mini curso de bienvenida.

Es mucho mejor que un descargable, ya que con un mini curso en formato autoresponder te aseguras más impactos e interacción con tu negocio.

Los Lead Magnets suelen descargarse…y no leerse.

Y no, no necesitas contenidos exclusivos para tu mini curso. Disélalo, publícalo en el blog y transfórmalo en autoresponder después.

No hay trabajo duplicado.

#5 Lanza un reto de X días a tu audiencia

La gente quiere algo más que leer.

Quiere divertirse.

Quiere vivir experiencias.

O quiere progresar en su camino vital.

¿Por qué no les ayudas a emprender ese camino?

Invítales a un reto de 7, 14 o X días.

Plantea un objetivo alcanzable, anclado en la temática favorita de tus lectores.

Les va a encantar tanto que hablaran de ti a sus amigos y, gracias a ello, conseguirás nuevos suscriptores.

De nuevo, diseña una serie de X correos, uno al día, y presenta brevemente un concepto y un mini ejercicio.

Va que chuta y no importa la temática: ejercicio, comida, hábitos, habilidades técnicas, superar miedos, matemáticas…

Lo que quieras.

Se van a volver locos con tu reto.

Edúcales jugando y ellos te pagarán con su atención, su participación y prescribiendo tu blog a sus contactos.

¿Te parece poco?

6 contenidos que no pueden faltar en tu secuencia autoresponder

Creo que has captado bien la esencia del autoresponder:

  • Es el mejor showroom para tus mejores contenidos y sirve para ganarte la confianza de tus lectores.
  • Es el camino IKEA que guía a tu suscriptor a los rincones más estratégicos de tu blog.
  • Es un sitio ideal dónde presentar promociones en el mejor momento posible.

Bien, aunque existen miles de posibles series autoresponder, yo creo que hay una serie de contenidos que no deberían faltar en la tuya.

Déjame presentarte 6 de ellos, sin un orden particular.

Contenido Clave Nº 1: la pregunta espontanea

La idea es sencilla y a la vez muy poderosa.

Invita tus suscriptores a responder al correo que le has enviado planteando una única pregunta.

Por ejemplo:

  • ¿Con qué estás luchando en estos momentos relacionado con la temática de referencia de tu blog?
  • ¿Cómo has descubierto mi blog?
  • ¿Cuál es tu reto Nº 1 para este año?
  • ¿Qué posts te gustaría leer en mi blog?
  • ¿Qué otros blogs lees en mi nicho y qué te gusta más de cada uno de ellos?

Una sola pregunta.

Elige la que más te interesa según el contexto actual de tu proyecto y responde a a cada suscriptor que se ha tomado la molestia de participar.

Esta información es oro puro para ti porque tus suscriptores no ven esta pregunta como una encuesta, así que no van a mentirte.

Escucha lo que te dicen tus suscriptores, resuelve sus problemas y triunfarás.

Contenido Clave Nº 2: el consejo Killer

Todos queremos consejos proporcionados por un experto, pero no del tipo “aprender inglés”.

Menudo consejo tan poco… accionable.

En cambio, lo que queremos es un consejo que nos cueste 10 minutos de nuestro tiempo y nos muestre un beneficio concreto.

Este es un Consejo Killer.

Ejemplo: cómo cambiar tu perfil en Meetic y conectar con chicas… mañana mismo.

No le has resuelto la vida, pero sí le has ayudado a avanzar en su propósito: encontrar el amor de su vida.

Contenido Clave Nº 3: el listado de recursos

Todos tenemos un listado de recursos que utilizamos para mantener en marcha nuestros negocios online.

Pueden ser las herramientas que usas para tu día a día (no te olvides de tus enlaces de afiliados), un listado de blogs que te influyeron, de libros esenciales, de productos físicos imprescindibles, de servicios SaaS en la nube… lo que quieras.

Recopila información valiosa para tus lectores y aporta valor brevemente explicando cómo usas las herramientas, cuáles son tus artículos favoritos en esos blogs (y por qué lo son), etc.

Estos contenidos son como cacahuetes frente a la televisión con una cerveza (o palomitas si te gustan más).

Contenido Clave Nº 4: el caso de éxito

Cuenta la historia vivida por una de tus clientes o lectores a modo de caso de éxito con el siguiente formato:

  1. Contexto antes de arrancar: en qué situación estaba esa persona antes de comenzar a utilizar tu servicio, aplicar tus posts, …
  2. Soluciones aportadas: explicación de qué hizo esa persona paso a paso para cambiar su situación.
  3. Resultados demostrables y medibles conseguidos: un gráfico con datos si es posible. Hablando de datos, cuando más precisos – 829€ – mejor que genéricos – casi 1.000€.

Todos querrán ser tu nuevo caso de éxito.

Contenido Clave Nº 5: tu historia

Tú eres la persona más relevante de tu blog.

Eres el “prota” de la película.

No te escondas.

Cuenta algo sobre ti y sobre todo por qué haces lo que haces ahora, qué te gusta de tus lectores, comparte tus valores y tu sueño más increíble.

Vas a reforzar la conexión entre ti y tus suscriptores.

Este nexo generará lectores fieles que más adelante se van a transformar en compradores y luego en evangelistas.

Contenido Clave Nº 6: tu carta de venta

Pues sí, es de cajón.

De algo tienes que vivir, ¿no?

Compartir contenidos está genial, pero llega un momento en el que el emprendedor vuelve a tomar el control.

Si no vendes, tu blog morirá. Tan sólo hace falta determinar la fecha de defunción.

Para evitar que eso ocurra, debes tener algo que vender:

  • Presenta la carta de venta de tu infoproducto.
  • Vende un servicio productizado.
  • Vende horas de tu tiempo.

Lo que sea, pero vende algo.

Tu autoresponder habrá hecho prosperar tu relación con tu suscriptor, pero si no lo llevas al próximo nivel, este “momentum” decaerá.

Y la magia se apagará.

Si quieren más de ti, comprar es el camino.

Convierte a tus suscriptores en clientes y haz que confíen en ti

Cómo diseñar tu primera secuencia autoresponder paso a paso

Hasta ahora te he dado muchas pistas, pero todavía no tienes el mapa completo.

Puede que en este preciso instante sigas pensado “Franck, ¿pero qué debo hacer para montar mi autoresponder y cuáles son los pasos a seguir?”.

Tranquilo, aquí van todos esos pasos.

#1 Decide cuántos correos vas a incluir en tu autoresponder

No te compliques la vida demasiado queriendo crear el autorespondedor del año con 365 emails en 365 días.

Te recomiendo empezar con 5-7. Y te recuerdo que 3 es mejor que nada.

Simplemente, ten algo más que tu email de bienvenida.

#2 Planifica tu serie de correos

Aquí está la clave.

Todo funcionará mejor y de forma más natural si empiezas con un índice y sabes qué vas a escribir después de cada correo.

También es importante que identifiques no solo qué emails vas a escribir, sino también qué vas a destacar en cada uno de ellos.

Si vendes un producto barato, haz una serie corta 3 a 7 emails acercando a tu suscriptor a la compra. No hace falta más para vender un producto de este tipo.

Si vendes un servicio Premium de varios miles de euros, a lo mejor con 20 correos no es suficiente.

Cada caso es distinto, al igual que el nivel de complejidad de cada producto puede variar del 1 al 10.

Aun así, la regla es simple: cuanto más complejo y caro sea tu producto o servicio, más emails vas a necesitar.

#3 Decide si los contenidos serán públicos o exclusivos

Si eliges que sean públicos, ve publicando todos estos posts en tu blog al ritmo de uno al día en una semana loca por ejemplo. Luego retomarás tu frecuencia de publicación habitual, pero lo importante es tener los posts cuanto antes.

Si quieres dar una sensación de exclusividad, publica los contenidos de tu serie en páginas y no en posts. De esta forma parecerá que el contenido es 100% privado.

Si eres perfeccionista, puedes decidir no indexar estas páginas en Google. Yo creo que es pasarse, pero es decisión tuya.

Obviamente, si no tienes estos contenidos, tendrás que crearlos. Apaga distracciones y a escribir.

#4 Redacta los correos de tu autoresponder

Yo prefiero trabajar con correos breves, ya que suelen funcionar mejor.

El propósito de cada uno de tus correos es que tu suscriptor haga clic para leer el contenido completo en un post o una página.

De esta forma por lo menos generas vistas en tu blog…y acostumbras a tu suscriptor a hacer clic en tus correos.

The Pavlov Way!

#5 Decide la frecuencia de envío

Esta decisión está en tus manos.

Bajo mi experiencia convierten mejor los autoresponders que se envían al ritmo de un correo al día.

Pero no te pases tampoco. No hace falta enviar correos 365 días al año.

#6 Crea tu secuencia en tu proveedor de Email Marketing de referencia

El mio es Mailchimp y te he preparado una mini guía a continuación para que crees tu autoresponder paso a paso con el monito.

Más fácil imposible, ¿verdad?

#7 Prueba tu serie en interno

Este paso es fundamental para verificar que todo funciona bien.

Comprueba sobre todo todos los enlaces de tus correos, que se visualizan bien desde Gmail, Hotmail, Outlook, etc y que no saltan la temida alarma del spam.

Si los pones a funcionar sin probarlos, podrías destrozar tu imagen enviando algo a medio hacer y lleno de errores.

#8 Cambia los formularios de alta en tu blog y anuncia tu autorespondedor

Listo, después de recibir el Lead Magnet ahora tus suscriptores van a recibir un mini curso gratis.

Y tú, tan solo con paciencia, dentro de 7 a 14 días tendrás nuevos clientes sin mover ni un solo dedo.

Con algo de suerte, un tsunami de nuevos clientes.

Cómo crear tu primer autoresponder en Mailchimp

Antes de entrar en el tutorial paso a paso, es fundamental que sepas que para trabajar con autoresponders tendrás que contratar un plan de pago conMailchimp, ya que los autoresponders no están incluidos en los planes gratuitos.

Puedes empezar con menos de 10$/mes para listas de hasta 500 contactos.

También vas a ver que tan solo te he presentado el caso de la serie de bienvenida. Mailchimp ofrece otros muchos tipos de autoresponders, pero yo he ido a lo más útil para ti y tu blog.

Vamos allá, es hora de crear tu primera serie de emails automáticos.

#1 Crea tu autoresponder y elige el tipo de serie que quieres

Logueate en tu cuenta de Mailchimp y haz clic en “Automation” en la navegación principal. Después haz clic en el botón oscuro “Create Automation Workflow”.

Selecciona la lista para la cual quieres diseñar tu autorespondedor, que será en la que los nuevos suscriptores comenzarán a recibir correos de forma automática.

Pulsa “Next”, abajo a la derecha, activa a la izquierda “List Activity” (desactiva todas las otras opciones) y elige a la derecha “Welcome Series”.

Después, dale a “Next”.

#2 Elige un nombre para tu autoresponder y los datos de envío

Dale un nombre “interno” a tu autoresponder. No te preocupes, tan solo servirá para que tú puedas identificarlo por si creas alguno más, tus lectores no lo verán.

Después, elige el nombre del remitente (tu nombre) y el email con el que vas a enviarlos. Este email debe ser un correo corporativo en el que aparezca el dominio de tu blog o empresa.

Una vez hayas rellenado todo, pulsa “Next”.

#3 Decide la frecuencia de envío de tus correos

Mailchimp te presenta 3 correos por defecto en esta serie.

En primer lugar, haz clic en “Edit Trigger” si quieres modificar la frecuencia de envío. Por defecto esta serie está configurada para enviar 1 email cada día desde el alta a la lista de correo.

Cambia la frecuencia de envío solo si quieres. Repito que, a priori, no tienes por qué cambiar este campo.

Tan sólo he querido enseñarte cómo modificar la frecuencia de envío, por si acaso.

Activa la casilla “Trigger when subscribers are imported” para que en el caso de importar contactos de otra lista estos también reciban tu autoresponder.

Y ahora pulsa “Next” de nuevo.

#4 Diseña los correos de tu autoresponder

Dale un nombre administrativo a tu primer correo, redacta el asunto y elige un campo para que Google Analytics identifique el tráfico de este correo.

En “Name your email” el nombre será, de nuevo, interno, mientras que el asunto ya sí será lo que reciba el suscriptor en su bandeja de correo.

Una vez elegido el asunto, pulsa “Next”.

Elige la plantilla “Simple Text” y dale a “Next”. Te recomiendo esta plantilla porque es la más natural y similar a un correo que enviaría cualquier persona.

Redacta el cuerpo de tu correo electrónico siguiendo todos los consejos que te di antes y, cuando termines, pulsa “Next”.

Una vez hayas diseñado tu primer correo, solo te queda repetir el proceso con todos los siguientes hasta crear la serie al completo.

#5 Cómo eliminar un correo de tu autoresponder

Para cumplir al 100% el propósito de este tutorial paso a paso, también te voy a explicar ahora cómo eliminar uno de los correos de tu autoresponder. Es útil que lo sepas por si decides quitar alguno de la serie y no sabes cómo hacerlo.

Repito, en el proceso real no necesitas hacerlo en tu primera vez, salvo que te equivoques.

En la parte derecha del correo que quieres eliminar, dale a la flechita para abajo. Aparece la opción “Delete Email”, que deberás pulsar.

Tendrás que teclear DELETE para confirmar que quieres hacerlo.

Ya está. Ya sabes cómo eliminar un correo de tu serie por si acaso te equivocas.

#6 Cómo añadir nuevos emails al autoresponder

Si quieres añadir un nuevo email más allá de los 3 por defecto, haz clic en el botón “Add Email” y personaliza este correo tal y cómo te he explicado anteriormente.

Cuando hayas terminado con todos los emails, dale a “Next”.

#7 Revisa que todo está bien

Mailchimp te presenta un panel de resumen justo antes de activar tu autoresponder. Si aparecen avisos, revisa los correos marcados hasta tener todo en verde.

No dejes de revisar y cambiar correos hasta que te aparezca todo en verde.

#8 Pon en marcha tu autoresponder

Si todo está bien, basta con hacer clic en el botón azul “Start Workflow” para activar tu autoresponder y enviar los primeros correos a los suscriptores elegibles.

Enhorabuena, tu autoresponder ya está en marcha.

#9 Revisa las estadísticas

Con el paso del tiempo Mailchimp te dará estadísticas de apertura y envío de cada uno de los correos y hará un cálculo global para tu autoresponder.

Estos datos te servirán para mejorar, saber qué correos funcionan y cuáles no. Revísalos de vez en cuando, pero no te obsesiones.

Cómo asegurarse unas tasas de apertura y clics fuera de lo normal

Una cosa es tener montado un autoresponder.

Y otra cosa es tener uno que peta una y otra vez las tasas de apertura y clics hasta niveles estratosféricos.

Quieres saber cómo lograrlo, ¿verdad?

Pues no te haré esperar más, aquí tienes los 10 factores clave que debes considerar para conseguirlo.

Factor clave Nº 1 – La temática

En un blog uno puede y suele hablar de muchas cosas.

Pero hay ciertos temas que despiertan más el interés tus lectores que otros.

Tu primer trabajo es identificarlos, ya que son estos temas los que que debes presentar en tu autoresponder.

Si montas una serie de emails sobre un tema que no figura en las preocupaciones más agudas de tus lectores, tu autoresponder hará el trabajo, pero la respuesta de tus suscriptores no estará a la altura.

En otras palabras, estarás perdiendo el tiempo.

Factor clave Nº 2 – El remitente

Usa tu nombre, por cercanía, y un correo corporativo con el dominio de tu blog para presentar tu marca.

Es de lejos el binomio más eficaz para conseguir aperturas.

Ojo, mucha gente borra directamente emails que considera como corporativos, porque creen que le van a vender sin ofrecer contenidos.

Por este motivo te recomiendo que en el remitente siempre utilices un nombre personal y no el nombre de tu empresa.

Factor clave Nº 3 – Asunto

La clave de las claves.

Debe ser corto, con una promesa y algo de intriga.

Escribir buenos asuntos de email es todo un arte y no es fácil redactar asuntos que generan aperturas.

Pero tranquilo, con el paso del tiempo lo irás haciendo cada vez mejor.

Y si te supone un gran problema, en un futuro cercano voy a escribir un post sobre el tema para ayudarte.

Factor clave Nº 4 – Cumplir con la promesa

No te pases abusando de la curiosidad en tus asuntos.

Puede que consigas esta apertura, pero si luego el cuerpo de tu email no entrega la promesa tu suscriptor se sentirá engañado.

Consecuencia: nada de clics y si te pasas 3 pueblos, bajas y quejas de spam.

Utiliza la curiosidad desmedida de forma muy puntual. Es mejor ser explicito – y menos sexy o intrigante – que “artístico”.

Factor clave Nº 5 – Pasarte de valor

Los posts a los que enlaces en este autoresponder deben ser la bomba: sírveles lo mejor que tienes en el blog.

Sírveles esos artículos que te arrepientes de publicar por el tremendo valor que aportan. Uno como este mismo que estás leyendo.

Y no confundas extensión del post con valor añadido. Es mejor pasarse de valor que quedarse corto.

Factor clave Nº 6 – El tono

En el mundo del blogging la gente quiere aprender, pero también quiere divertirse.

No quieren que les hables como si fueras un maestro, un médico o un catedrático aburrido.

La gente quiere amigos expertos. Gente con quien puede conectar y sentirse cercano.

Háblales como si fueran un amigo que ayudas en una cafetería, trátalos de tú y nunca te dirijas al colectivo.

Mata el nosotros, a menudo falso y presumido, por el yo y tú.

Factor clave Nº 7 – Emails cortos

Quizás sea algo más subjetivo, pero en mi caso me funcionan mejor los emails cortos con un enlace para leer el contenido completo en el blog (post o página, da igual).

El usuario que recibe un email largo y denso se agobia y lo pospone. Pero un email corto y ejecutivo se atiende normalmente casi en el acto.

Factor clave Nº 8 – Es una conversación

Si, lo es.

Esto significa que tienes que habilitar este canal bidireccional.

Plantea preguntas, pide feedbacks u opiniones y escucha a tus lectores.

Pero, si no vas a contestar a los correos que te envíen por este canal, no lo hagas.

Hay que responder a los correos, es la única forma de conversar y conseguir la confianza que necesitas de tus suscriptores.

Factor clave Nº 9 – Planificar todo antes de escribir

Obviamente puedes montar un autoresponder con unos posts que ya tienes publicados, pero de forma general es mejor diseñar tu autoresponder como un auténtico mini curso desde el principio.

La coherencia global de la serie se verá reforzada y seguirás un hilo conductor más impactante y natural si diseñas tu secuencia específicamente para tu autoresponder.

Eso sí, como siempre digo, es mejor hecho que perfecto. Si no tienes tiempo para crearlo desde cero, aprovecha lo que hay.

Factor clave Nº 10 – Ajustar y mejorar

Un autoresponder es un ente vivo y no está escrito en el mármol para siempre.

Todo lo contrario, se lanza, se miden resultados y luego se trata de mejorar:

  • Creando mejores asuntos para solucionar los problemas de apertura de ese 2º correo.
  • Mejorando el cuerpo del correo Nº 3 que no recibe demasiados clics.
  • Añadiendo nuevos posts que tienen mayor efecto WOW para tus lectores.
  • Etc, etc.

Con el paso del tiempo podrás pensar también en aumentar tu secuencia y/o replicarla, pero lo primero es medir lo que ya tienes.

6 errores de novato a evitar al crear tu primer autoresponder

Espero que, si has llegado hasta aquí, ya estés listo para lanzar tu primer autoresponder.

No creo que hayas leído estas 4.000 palabras solo por leer, ¿no?

Y como quiero ayudarte a no meter la pata, para finalizar este megapost te voy a presentar 6 errores de novatos que quiero que evites.

Si no los cometes, te ahorrarás muchas horas de ajustes y cambios.

Error de novato Nº 1 – No montar tu autoresponder… porque eres tecnófobo

Puede que seas alérgico a la tecnología, pero con esta guía paso a paso ya no tienes excusas.

Es fácil crear y activar tu autoresponder. De hecho, si tienes el contenido en un día puedes tenerlo todo listo.

Y en caso de dudas, contacta con el soporte de tu proveedor de Email Marketing.

Recuerda que ahora eres un cliente de pago. Te responderán encantados de la vida, que para algo les pagas.

Error de novato Nº 2 – Terminar tu autoresponder con el email de bienvenida

Ya, lo sé, te he explicado antes que el autoresponder mínimo viable era tu mensaje de bienvenida.

Genial.

Pero tu secuencia autoresponder debería ser algo más larga.

Se ha demostrado que un usuario necesita al menos 7 o 8 impactos con una marca antes de considerar un posible acto de compra.

¿Vas a luchar contra la estadística y jugártelo todo a un correo?

Lo dudo.

Error de novato Nº 3 – Enviar más de un email al día

No te pases de listo o pesado.

Cuando los suscriptores estén inmersos en la serie del autoresponder, no les envíes tu newsletter para terminar de saturarlos. Y, por supuesto, ni se te ocurra programar más de un email en el mismo día.

Eso es agobiante y provoca bajas por spam.

Error de novato Nº 4 – Estresarte y dudar por las bajas

Las bajas forman parte del mundo del Email Marketing como la muerte de la vida.

Alguien que se da de baja es alguien que no tiene interés en tu temática. No es una mala noticia, de hecho es mejor lo haga cuanto antes porque no le vas a vender nada.

Además, es un coste inútil para ti. No quieres pagar más a Mailchimp por enviar correos a gente que no los lee ni tiene un interés suficiente por tu temática de referencia.

En una lista de correo hay bajas y en un autoresponder también.

Pero lo bueno es que hay muchas más altas y también hay ventas.

Pon el foco en las cosas positivas.

Y acuérdate de que el 100% de los usuarios recibe tus correos porque te lo ha pedido, ¡aunque luego se hayan olvidado!

Error de novato Nº 5 – Ser demasiado agresivo con la venta

O lo que viene a ser lo mismo, ofreces poco valor añadido.

O tienes prisa en vender, cuanto antes, sin haber dejado que tu suscriptor sepa ni quién eres.

Cultiva una relación con tus suscriptores desde el primer día y vende cuando estén listos para comprar.

Con más autoridad, simpatía y confianza, las ventas irán mucho mejor para ti si no las tratas de acelerar.

No hay atajos hacia la tarjeta de crédito.

Error de novato Nº 6 – Tratar de resolverlo todo y complacerlos a todos

Tu autoresponder funcionará por ser 100% específico.

Por desgracia no puedes resolver la vida a todos tus lectores.

Eso supondría crear un autoresponder con tantos emails que pasarías la vida escribiéndolos.

Decidir es necesario para triunfar.

Y al tomar decisiones, enfadarás parte de tus suscriptores.

No pasa nada, sacarás muchos más beneficios de conectar más profundamente con los suscriptores que quieres ayudar en tu mini curso.

El futuro ya está aquí y se llama email marketing comportamental

No quiero terminar este post sin presentar el complemento perfecto para tu autoresponder.

Se trata combinar el poder del autoresponder con la precisión quirúrgica de la monitorización de comportamientos uno a uno.

Imagina que, en función de ciertos disparadores, pudieras personalizar la secuencia de correos que va a recibir cada usuario.

Un par de ejemplos para fijar ideas. Imagina que se dispara de forma automática una nueva secuencia autoresponder distinta después de:

  • Una compra.
  • No haber comprado.
  • Un clic en un enlace u otro.
  • Ver un vídeo (u otro después de no verlo).
  • Registrarse a un webinar (u otro después de no registrarse).
  • Asistir a un webinar (u otro después de no asistir).
  • Terminar un autoresponder.

Las posibilidades son infinitas.

Con el Email Marketing comportamental te aseguras:

  • Una mayor personalización de tus campañas: cada usuario recibe contenido adaptado a su situación y su comportamiento.
  • Una mayor tasa de participación en tus campañas: sabes dónde se ha quedado colgado cada usuario y le entregas el contenido que él necesita para avanzar.
  • Un mayor número de ventas: vas a realizar un seguimiento mucho más fino y efectivo de todos los suscriptores que se encuentran en tu embudo de venta, lo que al final siempre se convertirá en más euros en el banco.

El marketing digital de calidad pasa por personalizar mensajes en función de comportamientos del usuario.

Amazon lo ha entendido desde hace años y es hora de ver si los bloggers terminan de entenderlo

Estoy seguro de que muchos dejarían de quejarse enseguida por no vender suficiente en su blog si supieran cómo usarlo, porque la tecnología ya empieza a ser asequible para pequeños bolsillos.

Por ejemplo, puedes empezar a trabajar con “triggers” comportamentales por unos 49$/mes en Convert Kit.

Más adelante te contaré más sobre esta herramienta y cómo la uso, no te preocupes.

Dar el salto de Mailchimp a Convert Kit es un paso ideal, porque no tienes que meterte en integraciones complejas y costosas como es el caso con CRM integrales tipo Infusion Soft u Ontraport.

Pero, si tú todavía no has creado ni tu primer autoresponder… puedes olvidar toda esta parte: lo primero es lo primero.

¡Tu turno!

Ya lo he dicho antes y lo vuelvo a repetir: no tienes excusas para no crear ahora mismo tu autoresponder y comenzar a cultivar una relación win-win con tus suscriptores.

Te he explicado todo lo que me gustaría que me hubieran explicado en su día cuando yo creé mi primer autoresponder.

Te he explicado cómo diseñarlo, qué emails incluir, el paso a paso para crearlo en Mailchimp y cómo evitar los errores que otros cometen con sus series.

Comienza aquí y ahora, es el mejor momento.

¿Y tú?

¿Trabajas ya con un autoresponder?

Y si no lo haces, ¿por qué razón no has empezado a explorar esta posibilidad?

Ya sabes que, a partir de hoy, no será porque no sepas cómo hacerlo.

Escrito por