“Hazte emprendedor y sé libre”.

“Disfruta de tu tiempo con flexibilidad”.

“Acaba pronto de trabajar y juega con tus hijos”.

No voy a seguir porque ya debes haber leído y escuchado demasiadas frases como estas. Y lo cierto es que son una verdad a medias.

Porque ser emprendedor digital tiene dos caras. Dependiendo del camino que tomes, te puedes sentir libre como el viento o atado a un reloj que siempre correrá en tu contra.

La pesadilla del negocio esclavizador

Creo que ya empiezas a entender lo que quiero decir, sobre todo si eres freelance y te dedicas a ofrecer servicios.

Por mucho que te esfuerces, el tope de tu negocio eres tú mismo y las 8 horas que quieres trabajar al día. Si tu tarifa es de 20 euros, lo máximo que podrás ganar serán 160 euros diarios. Si las cobras a 30, 240 euros.

Pero da igual. El caso es que solo puedes aspirar a subir el precio de tu hora y a cruzar los dedos para no ponerte enfermo y quedarte sin ingresar un solo euro durante ese día.

Olvídate de vacaciones, de días libres, de lifestyle y de escalar tu proyecto online.

Si sigues dependiendo únicamente de tu tiempo, serás siempre un esclavo de tu negocio online.

Por eso necesitas vender productos. Me refiero a productos digitales y, sobre todo, a cursos online.

Piénsalo.

Ahora estás volcando todo tu conocimiento y esfuerzo durante horas en un solo cliente. ¿Y si con ese mismo trabajo pudieras ayudar a cientos de clientes?

Yo lo tuve claro casi desde el principio. Si quería un negocio online que me diese el estilo de vida que buscaba necesitaba ser capaz de vender mis conocimientos para no depender únicamente de mi tiempo.

Por qué necesitas crear un curso online

Te imagino leyendo hasta ahora y asintiendo con cada palabra. Pero aun así, te preguntas: “¿De verdad crear un curso online es una buena opción para mí?”.

Voy a darte 4 razones poderosas y creo que después tus dudas se habrán disipado para siempre…

  • Crear y vender un curso online te posiciona como experto de tu nicho. Y, si eres un referente, te aseguro que tu target confiará más en ti.
  • Con un curso online en tu cartera, escalar el negocio es infinitamente más fácil y, además, sin necesidad de hacer una gran inversión. Para mí, los trainings se convirtieron en una catapulta hacia el crecimiento.
  • La gran ventaja de vender cursos online es que, al igual que con cualquier producto digital, no necesitas preocuparte por la logística ni por los costes de mantenimiento que sí suponen los productos físicos.
  • El e-learning está viviendo una explosión. El portal elearningindustry.com calcula que durante este año, el mercado crecerá un 24% en España y Latinoamérica. Hay demanda de cursos online y tú puedes ofrecer soluciones.

Cómo crear un curso online

Dicho esto, ya es hora de ir al grano.

Voy a darte algunos consejos para crear un curso online con el que puedas vender en piloto automático.

#Define a tu audiencia

Aún a riesgo de ser pesado, voy a repetirlo una vez más: tienes que saber a quién te diriges si quieres vender algo.

Me da igual que sea un curso online o un helado de fresa.

Si no conoces a tu cliente potencial como si fuera de tu propia familia, es imposible que llegues muy lejos.

Así que el primer paso es definir perfectamente a los posibles compradores de tu curso online.

Si te pierdes con esto, echa un vistazo a este post sobre el buyer persona.

#Encuentra una necesidad

Tu público tiene problemas y busca soluciones.

Así de simple. Los clientes compran respuestas a sus problemas, a aquello que no les deja dormir o que les genera cabreos en el trabajo un día sí y otro también.

Y es verdad que ya hay mucho contenido gratuito. Pero es contenido disperso, que genera infoxicación y hace perder horas inútilmente al usuario.

Tu cliente busca una solución fácil. Y tu objetivo es encontrar su punto de dolor para resolverlo con tu curso online. Si consigues dar en el blanco, las ventas llegarán casi solas.

Pero no voy a engañarte. Esto no es fácil.

Tienes que investigar bien a tu público, preguntarle y, sobre todo, validar tu idea antes de ponerte manos a la obra.

#Trabaja los materiales

Cuando ya tengas clara la temática y hayas validado tu idea, llegará el momento de dar forma al curso.

¿Cuántos módulos tendrá? ¿Y la duración? ¿Será con o sin soporte? ¿Qué precio tendrá?

En este punto, vas a encontrarte con decenas de preguntas. Siéntate y analiza bien las decisiones que tomes.

Mi recomendación: ten en cuenta que el formato de tu curso online y el precio deben estar siempre en consonancia.

Haces esto para ayudar a tus clientes, pero también para ganar dinero, así que asegúrate de la rentabilidad.

#Revisa, pero no en exceso

Vale. Tienes que hacer un control de calidad de los materiales de tu curso, pero… no te pases.

Por favor, no seas de los que crean un curso online y lo dejan en el armario durante meses.

Acuérdate: mejor hecho que perfecto.

Tu producto siempre va a ser mejorable y, de hecho, tu responsabilidad es corregirlo para que cada vez tenga mayor calidad. Lo que quiero decir es que no permitas que el perfeccionismo te lleve a la procrastinación.

#Crea la plataforma

Aquí tienes dos opciones:

  • Montar tu curso en una plataforma de aprendizaje ya creada como, por ejemplo, Hotmart.
  • Montar tu propia escuela online, con un servicio de membresía como Memberpress.

La ventaja de la primera es que te olvidas por completo de la parte tecnológica y te evitas algunos dolores de cabeza. Sin embargo, la segunda opción te permite tener todo bajo tu control y el beneficio por las ventas es mayor.

#Prepara tu embudo automatizado

Por último, tienes que crear un embudo automatizado que atraiga leads y los transforme en clientes de tu curso online. Aquí te cuento cómo hacerlo paso a paso.

Cuando ya lo tengas, necesitarás enfocarte en una tarea fundamental en todo este proceso: la captación. La  difusión es casi tan importante como la creación del curso en sí. Tienes que conseguir que todo tu público se entere de tu lanzamiento. ¡Grítalo a los cuatro vientos! 😉

¿Todavía tienes dudas?

Me lo imaginaba…

No necesitas ser un experto para crear un curso online, pero reconozco que hay algunos aspectos que pueden ser complicados.

Ahora tienes una base. Tienes una primera idea sobre cómo crear un curso online, peronecesitas profundizar más.

Si de verdad vas en serio con esto, fórmate. Déjate ayudar por alguien que conozca de la a A la Z todo lo que implica crear un curso online.

¿Mi recomendación?

Este curso de Vilma Núñez, con 160 lecciones para aprender a montar cursos y tu propia escuela online. Creo sinceramente que es el más completo ahora mismo y ella ha formado a más de 35.000 alumnos, así que sabe de lo que habla. Además viene con un bonus mío de regalo para convertirte en un ninja de la venta y crear cursos impactantes.

¡Aprovéchalo! 😉

Un artículo escrito por