Por fin me había decidido. Iba a lanzar mi blog para poder cambiar mi manera de ganarme la vida.

Corría el mes de abril de 2015 y había pactado un despido en mi empresa para poder dedicarme a mi propio proyecto de emprendimiento. Necesitaba un cambio en mi vida, salir fuera de mi zona de confort y Surfea tu Vida me lo iba a dar.

Decidí que mi proyecto tendría como objetivo ayudar a emprendedores a tomar un nuevo camino en su vida, de la misma manera que lo estaba haciendo yo. Mi blog serviría para ayudar a ganar libertad, disfrutar más de la vida y aficiones y para poder trabajar en lo que a uno más le llene y le apasione.

Por fin me había decidido, después de mucho tiempo inmerso en una crisis existencial y diciéndome a mí mismo no sé qué hacer con mi vida, iba a lanzar mi propio blog para vivir tal y como yo quería.

Me formé, leí y aprendí mucho sobre blogging para que el blog triunfara y, al fin, llegó el gran día: el día del lanzamiento.

El lanzamiento que jamás habría podido soñar

La cosa no podía ir mejor. Las estrategias que había preparado estaban funcionando a las mil maravillas. La aceptación y repercusión de los primeros días superaron muchísimo las expectativas y me veía un poco abrumado y desbordado por la cantidad de gente que me estaba leyendo.

Te voy a mostrar los datos concretos para que te hagas a la idea de lo que conseguí en mis primeros días. La primera semana y el primer mes fueron de un éxito brutal:

  • Primera semana: 2.658 visitas.
  • Primer mes: 3.182 visitas.

Más de 3.000 visitas en el primer mes, estaba alucinando. No me esperaba que todo fuera a ir tan deprisa. Me habían escrito y contactado varias personas, el proyecto había gustado y había tenido muy buena acogida.

Ese éxito inesperado fue contraproducente para mí. Me creí que ya lo tenía todo hecho. Sin mucho esfuerzo había conseguido más de 3.000 visitas, aquello estaba chupado. Pero no, a los pocos días recibí una buena cura de humildad.

El batacazo que no había previsto

En el segundo y el tercer mes llegó la gran hostia. Las visitas y las suscripciones bajaron y bajaron y no había manera de frenarlo. Al final se estancaron y de ahí no había manera de moverlo.

No sabía que había pasado. Toda esa gente que me había visitado el primer mes, de golpe me había olvidado y ya no volvía a leer mis artículos. ¿Por qué no me querían seguir leyendo?

Te voy a enseñar los datos de los siguientes meses y cómo evolucionó el nivel de visitas y suscripciones:

  • Segundo mes: 541 visitas.
  • Tercer mes: 593 visitas.
  • Gráfico de evolución de visitas

grafico_evolucion_visitas_tres_primeros_meses

  • Evolución de suscripciones: el ritmo de suscriptores bajó considerablemente pasando de 77 suscriptores antes del lanzamiento y 99 suscriptores más el primer mes de vida del blog a 6 y 10 altas nuevas en los dos siguientes meses.

Conclusión sobre mi lanzamiento

La había cagado de manera brutal. Había desaprovechado un impulso y una inercia muy grandes por pensar que ya lo tenía todo hecho. Desperdicié más de 3000 visitas en mi primer mes por no haber sido activo ni hacerme visible en la etapa de post lanzamiento.

Tampoco supe convertir esas visitas en nuevos suscriptores, por lo que ayudé a que esos lectores se olvidaran de mi.

En el artículo de hoy voy a contarte cómo preparé mi lanzamiento para obtener ese nivel de visitas en sus primeros días de vida. Te contaré las 4 fases que debe tener un lanzamiento y lo que hice yo en cada una de ellas.

Además, también te explicaré cómo aprovechar esas visitas generadas para hacer crecer tu blog para que no te ocurra lo que me pasó a mí.

Te mostraré una serie de acciones y estrategias que seguiría a día de hoy si tuviera que lanzar de nuevo mi blog, con el objetivo de obtener un impacto aún mayor que el que tuve y de consolidar esas visitas para obtener un beneficio mayor.

Vamos allá.

Cómo preparar el lanzamiento de un blog de forma óptima

Preparar un lanzamiento puede hacerse de dos maneras: a lo loco o con una estrategia para provocar el mayor impacto posible.

Si te lanzas a lo loco, quiere decir que abres tu blog directamente y ni te has planteado para quién escribes, qué imagen quieres que tenga, quién te va a leer, sobre qué quieres escribir, etc.

Ir sobre la marcha está muy bien para blogs personales, pero si quieres que tu blog sea profesional debes preparar una estrategia y un plan de lanzamiento.

Voy a ir explicando las cosas que hice bien al lanzar mi blog y también las que no fueron tan buenas o directamente no hice y hoy, sin duda, aplicaría en mi estrategia de lanzamiento.

¿Quieres saber el secreto para crear un blog de éxito?

Fase 1: preparación del blog para el lanzamiento

Cuando tuve la feliz idea de crear un blog realmente no sabía dónde me metía. No sabía demasiado sobre el tema por lo que lo primero que hice fue leer y formarme sobre ello. No quería ser uno más y caer rápidamente en el olvido.

En esas semanas aprendí mucho, muchísimo, y una de las cosas que descubrí fue la importancia de realizar un buen lanzamiento para recibir el mayor número posible de visitas desde el primer día.

Con esa idea decidí que, mientras fuera trabajando en el diseño y en la idea de mi blog, en paralelo también iría trabajando en un plan de lanzamiento para ser visible desde el primer día.

¿Qué hice bien?

Creación de Squeeze Page

En el mismo instante en el que contraté mi hosting y configuré mi blog creé una página de bienvenida (Squeeze Page) para que todo aquel que entrara en Surfea tu Vida supiera de qué iba el proyecto y qué podría encontrar en él.

Gracias a tener esta página yo pude empezar a promocionar mi blog y enviar a esos lectores interesados a algún sitio.

Por si no sabes cómo crear una página de bienvenida te voy a dar dos opciones muy sencillas:

  • Utiliza un plugin simple como puede ser Easy Coming Soon y haz una página muy sencilla en un momento.
  • Crea una landing page más profesional y atractiva leyendo este artículo de Franck en el que te cuenta cómo hacerlo con Leadpages.
Capturar emails

Desde el primer momento hay que tener un formulario para capturar emails de usuarios. Este es el punto más importante a la hora de planificar un lanzamiento.

Para sacar rendimiento de las visitas que están interesadas en tu proyecto y que llegarán antes de abrir tu blog debes capturar su email. De esta manera irás generando tu lista de suscriptores incluso antes de que tu blog haya visto la luz.

Igual te preguntas por qué alguien se va a suscribir a un blog si aún no ha leído ni uno solo de sus artículos. Pues bien, te voy a dar una razón ahora y te daré otra un poco más adelante.

Si alguien se ha tomado la molestia de llegar a tu página de bienvenida y tú le has explicado bien de qué irá tu proyecto y encaja con sus gustos, sus intereses o lo que está buscando, querrá saber más de él.

Ahí es cuando te ofrecerás a informarle de cuándo abrirás el blog al público y podrá leer su contenido.

Créeme, esto funciona. Yo mismo generé 77 suscriptores antes de lanzar siquiera mi blog. Y no, no eran ni amigos ni familiares míos, que ya te veo venir.

Trabajar el diseño e implementación del blog mientras estaba cerrado

Esas semanas en las que fui promocionando mi blog las dediqué a trabajar en el diseño y en el contenido que iba a ofrecer. Planifiqué y creé las páginas y entradas que quería que estuviesen en el blog desde el inicio.

Me fue muy bien para no agobiarme y ser más productivo. No tenía una prisa inmediata para lanzar pero sí me marqué una fecha para hacerlo y no eternizarlo. Trabajé contenidos y diseño para que se viera bien atractivo.

Trabajar mucho el diseño no es ni aconsejable ni necesario. Es más, mi consejo es que con un diseño normal y buen contenido ya debes arrancar tu blog.

Para mejorarlo siempre hay tiempo. Que no te acabe de gustar el diseño no debe ser una excusa para no lanzar el blog.

Como siempre dice Franck:

Hecho es mejor que perfecto.

Yo lo hice porque, al ser programador web y ofrecer servicios de creación de blogs para emprendedores, quería que la imagen del blog fuera mi marca, un reflejo de lo que sabía y podía hacer. Para mí era una manera de generar confianza.

¿Qué haría a día de hoy?

Crear y ofrecer un Lead Magnet

Esta es la segunda razón por la que se querrán suscribir aunque no tengas el blog lanzado.

Un lead magnet es un contenido de calidad que se ofrece al lector a cambio de su email. Es un gancho para captar suscriptores interesados en la temática de tu blog aportándoles a cambio material de mucho valor.

De esta manera conseguirás que vean el tipo de contenido que puedes ofrecer y, si les interesa, querrán obtener información acerca de las novedades de tu proyecto.

Sin duda mi página de bienvenida hubiera tenido mucho más impacto y hubiera convertido más suscriptores si hubiera ofrecido algún producto de calidad a los lectores que me dejasen su email.

Si solo explicando de qué iba a ir Surfea tu Vida ya gané muchos suscriptores, imagínate si hubiera creado un ebook o algún material de gran calidad.

Poner una cuenta atrás en mi landing page

Puede parecer una tontería, pero poner una cuenta atrás hasta el día del lanzamiento me hubiera beneficiado en 2 cosas:

  1. Al tener una fecha de lanzamiento publicada no hubiera retrasado el lanzamiento por ningún motivo. En mi caso dejé pasar dos de las fechas que me había propuesto porque aún quería que el blog quedara mejor.
  2. Hubiera generado interés y una expectación por el lanzamiento de mi blog que no conseguí sin esa cuenta atrás.
Definir mejor el lector ideal

En el proceso de creación de mi blog, con ese tiempo extra que me daba el plan de lanzamiento, debería haber definido y segmentado mejor a mi lector ideal.

Pequé, como muchos bloggers novatos, en pensar que mi público objetivo era muy amplio. Quise abarcar a mucha gente pensando que cualquiera podía estar interesado en lo que quería contar.

blog-exito

¡Error!

En este tiempo he aprendido que hay que poner el foco en ese público específico al que uno quiere dirigir su mensaje. Esos al final serán, en su mayoría, los potenciales clientes.

No hay que tener miedo de hacerlo porque eso no excluye al público que esté fuera de ese grupo de leerte y seguirte. La gente te seguirá igual si está interesada en tu mensaje, no te preocupes por ello.

Definir mejor el objetivo del blog

En la línea del punto anterior, definir bien el objetivo del blog y el mensaje principal que quieres transmitir es muy importante.

Seleccionar bien los temas de los que quieres hablar y poner el foco en ellos, ya que serán los que atraerán a ese público que has definido y que te interesa tener.

Escribir de muchas cosas y sobre muchos temas diferentes dispersa la atención y el mensaje del blog. Atrae a gente que lee pero que después no se convierte en cliente, por lo que si quieres un blog profesional estarás desperdiciando mucho tiempo sin obtener un resultado tangible.

Yo cometí este error. Empecé escribiendo sobre muchas cosas sin seguir una línea editorial clara.

Con el tiempo he visto que es un error ya que te interesa que tu público te sea fiel y no se canse leyendo artículos que no tienen nada que ver con lo que venía a buscar.

Aprovechar las estadísticas

Google Analytics tiene que estar configurado en tu blog desde el minuto 1. Es una herramienta muy potente no solo para ver cuanta gente te visita, sino para saber desde dónde te visitan.

Yo lo tenía configurado desde el inicio pero no lo trabajé. No interpreté bien los datos y a día de hoy me arrepiento.

Si lo hubiera hecho, hubiera sabido dónde centrar los esfuerzos de difusión y promoción de contenido.

Me hubiera servido, por ejemplo, para saber qué redes sociales me funcionaban mejor y, solo con eso, hubiera incrementado mi presencia en ellas para darme más visibilidad.

Fase 2: promoción previa al lanzamiento

Esta fase hay que trabajarla bien ya que será la que te dé las visitas de calidadque te interesan para tu proyecto.

Si aciertas con el análisis previo y consigues atraer a tu público objetivo incrementarás las posibilidades de ganar suscriptores fácilmente.

¿Qué hice bien?

Perfiles en redes sociales desde el primer día

Desde antes de configurar mi blog ya tenía las cuentas y las páginas creadas en las redes sociales que quería trabajar.

Yo empecé con FacebookTwitter y Google+, además de Linkedin, en la que ya tenía mi perfil profesional.

Esto es importante, aparte de para que nadie te quite el nombre de usuario, parair haciendo comunidad.

A medida que vayas haciendo publicaciones irás ganando seguidores y público potencial para tu negocio. Es básico para incrementar la visibilidad.

Publicar en grupos de Facebook

Esta es la acción promocional que mejor resultado me dio. Promocioné el blog en muchos grupos de Facebook afines a la temática de mi blog y que tenían muchos seguidores que podían estar interesados en mis contenidos.

Este paso hay que hacerlo bien porque no hay que ser visto como spam por el resto de la comunidad. ¿Y cómo se hace esto?

Muy sencillo. Como te decía, yo analicé estos grupos afines a mi blog y, antes de publicar nada en ellos, los seguí y contacté con los administradores de cada uno. Les expliqué mi proyecto y pregunté si en su grupo podría haber gente interesada en mis contenidos y en los temas que iba a tratar.

Una vez hecha esta introducción, les pedí permiso para poder publicar algunos contenidos de vez en cuando, un par o tres de veces al mes, para no acabar haciéndome pesado.

Todos los administradores accedieron a que lo hiciera, les pareció una gran idea y me dieron su permiso. Con esto conseguí tener la tranquilidad y la seguridad de que mis contenidos no serían tratados como Spam, sino que serían útiles para esas comunidades.

¿Qué haría a día de hoy?

A día de hoy utilizaría otras estrategias de networking y no me quedaría solo en la de promocionarme en grupos de Facebook.

Comentarios en blogs del sector

Me haría una lista de blogs influyentes en mi sector y comenzaría a comentar los artículos que me gustaran. Haría comentarios aportando mucho valor para interesar tanto al blogger como a su audiencia.

Es una buena manera de empezar a hacer relaciones con otros bloggers para un futuro, todo el trabajo hecho será beneficioso más adelante.

Hay que tener en cuenta que en todas las secciones de comentarios puedes añadir la dirección de tu web, por lo que yo añadiría la mía para que quien quisiera pudiera entrar y ver mi página de bienvenida, dejándome su email en caso de estar interesado.

Difundir artículos interesantes de otros bloggers

El siguiente paso que daría sería el de compartir los artículos de estos bloggers en mis redes sociales.

Una vez lo hiciera, les informaría de ello y de esta manera iría “provocando”, de manera natural, que la gente influyente dentro de mi nicho me fuera conociendo.

Twittear con los hashtags relacionados con mi temática

Haría una lista de palabras clave relacionadas con la temática de mi blog, buscaría esas palabras en los hashtags de Twitter e iría compartiendo allí contenido interesante sobre esa temática.

Con los hashtags lo que consigues es que te salgan todos los mensajes publicados que referencian a ese tema en concreto, por lo que es útil para llegar a la gente interesada en eso.

Escribir guest posts en otros blogs

Después de realizar las tareas de networking que te he explicado arriba, si hoy tuviera que lanzar de nuevo mi blog escribiría varios guest post en diferentes blogs de mi nicho.

Un buen artículo con gran contenido y relacionado con la temática que tratarás en tu blog puede darte autoridad y atraer audiencia a la que no llegarías por ti mismo.

Es importante enlazar en estos artículos con el formulario de suscripción y el lead magnet para poder ganar suscriptores desde el primer momento.

Fase 3: contenido básico para lanzar tu blog

En esta fase hay que decidir con qué material nacerá tu blog. Qué páginas y qué entradas quieres que la gente lea desde el primer día.

Esta fase es importante ya que si das con los artículos clave podrás promocionar y triunfar con tu blog desde el primer día.

Si los artículos publicados el día del lanzamiento son épicos y enganchan a tus lectores, conseguirás que se suscriban más que si simplemente entran a dar un vistazo y se van.

¿Qué hice bien?

Creación de páginas de presentación

Las primeras páginas indispensables para un blog son la página Acerca de y la página Sobre mi.

La primera sirve para explicar tu proyecto, qué piensas ofrecer con él y a quien va dirigido. La segunda mostrará quién hay detrás del blog y quién está hablando.

En mi caso creé estas dos páginas por separado, pero también es usual que se fusionen en una sola. Un ejemplo de ello es la página de Franck. Puedes hacerlo como más te guste.

Preparar un post con la opinión/colaboración de 4 o 5 bloggers importantes

El primer artículo que preparé fue con la colaboración de 4 bloggers a los que admiro y que ya habían conseguido lo que yo quería conseguir.

Les hice una pregunta estrechamente ligada a los objetivos de mi blog y al mensaje que quería transmitir a mi audiencia acerca del cambio de vida. Gracias a su experiencia y a su mensaje el post tuvo una gran aceptación.

Con este artículo gané mucha visibilidad, ya que todos lo compartieron en sus redes sociales, y también gané autoridad, puesto que había conseguido la colaboración de 4 bloggers influyentes.

Lanzar con 2 o 3 artículos más

Además del post colaborativo publiqué 3 artículos más el día del lanzamiento. Analicé 3 temas principales que interesaban a mi audiencia y escribí un post para cada uno.

Procuré que fueran grandes posts y me los trabajé mucho para que gustaran. A día de hoy ya no me gustan tanto…

Al lanzar hay que intentar enganchar esas visitas que llegan y que lean todo el contenido posible. Si escribes 3 posts épicos conseguirás que a los lectores les gusten tus contenidos y quieran volver.

¿Qué haría a día de hoy?

Muchas más colaboraciones

Como te he dicho antes creé un post con la opinión de 4 bloggers que admiraba. Hoy en día lo que haría sería crear ese mismo post pero con la opinión de 15 o 20 bloggers.

Crearía un mega post con todos los bloggers influyentes de mi nicho para conseguir una difusión mucho mayor y de paso presentarme ante todos mis colegas de nicho. Haría algo similar a lo que hizo Franck en su round up de la máquina del tiempo.

Crearía un post de curación de contenidos

En mi lanzamiento también habría sitio para un artículo recopilatorio con los mejores artículos sobre mi temática escritos por otros bloggers.

El objetivo sería el mismo que con las colaboraciones: hacer networking activo, ganar autoridad y generar una gran difusión para los primeros días de vida del proyecto.

Tener instalado Thrive Leads en mi blog

La captación de suscriptores es vital para un proyecto basado en un blog. Con el tiempo he ido aprendiendo esto y he descubierto el plugin Thrive Leads como herramienta indispensable para optimizar esta conversión de visitas en suscriptores.

Sabiendo lo que sé a día de hoy, sin duda instalaría Thrive Leads en mi blog para ayudarme con esa tarea.

Seguir generando visibilidad las semanas posteriores al lanzamiento

A día de hoy me arrepiento de no haber seguido una estrategia de visibilidad para los días y semanas posteriores al lanzamiento.

Si me lo tuviera que plantear de nuevo me prepararía para las siguientes 3 o 4 semanas un par de entrevistas a gente influyente dentro de mi temática y otro par de artículos recopilatorios que interesen a mi audiencia.

Cuanto más se consiga alargar esta dinámica de visitas del lanzamiento más posibilidades hay de capturar lectores y suscriptores.

Fase 4: el trabajo post lanzamiento

La fase de post lanzamiento es casi tan o más importante que la fase de lanzamiento. En el lanzamiento se suelen conseguir grandes picos de visitas e incluso bastantes conversiones a suscriptores.

Pero si no sigues atrayendo y promocionando tu blog, estas visitas empiezan a desaparecer poco a poco.

Este fue mi tremendo error. Me centré en escribir contenido en mi propio blog y olvidé la importancia de atraer a los lectores.

Ellos no iban a venir solos a mi blog y yo me olvidé de eso.

¿Qué hice bien?

Publicar regularmente

Mi ritmo de publicación inicial fue de 2 posts a la semana. Tenía bastante claro que debía llenar mi blog de contenido, por lo que al principio intenté publicar de manera bastante frecuente.

Gracias a esto fui aprendiendo a escribir para un blog, que no es sencillo.

Con el tiempo he tenido que bajar mi ritmo de publicación, ya que no me da tiempo a escribir 2 artículos de calidad a la semana y hacer todo el resto de tareas que tengo que hacer para hacer crecer mi blog.

¿Qué estoy haciendo a día de hoy?

No vivir solo en mi blog

Esta es la mayor lección que he aprendido en el mundo del blogging.

En pocas semanas pasé de recibir 2.588 visitas al mes a recibir 593 sin saber qué había hecho mal ni cómo debía revertir esa situación.

Además no era un hecho puntual, sino que esos números se habían estabilizado.

En ese momento tenía 3 opciones:

  1. Seguir como hasta el momento y no mejorar a corto plazo.
  2. Abandonar el blog viendo que la cosa no avanzaba.
  3. Invertir en formación y descubrir cómo darle la vuelta a la situación.

Emprender un proyecto no es tarea fácil, pero no me iba a rendir tan pronto. Como ya te debes imaginar opté por la tercera opción y gracias a ella estoy relanzando y haciendo crecer mi blog.

He descubierto las estrategias que debería haber hecho en su momento para no perder todas esas visitas que había generado y las estoy empezando a poner en marcha.

Esas estrategias son las siguientes:

  1. Hacer un networking muy activo: generar relaciones con otros bloggers para posteriores colaboraciones. Difundo sus contenidos y entablo conversaciones con ellos para conseguir visibilidad.
  2. Hacer entrevistas a otros bloggers: estoy preparando una serie de entrevistas a otros bloggers para ganar autoridad y visibilidad hacia otras audiencias.
  3. Escribir guest posts en otros blogs: estoy publicando en varios blogs dentro de mi nicho y este artículo es el mejor ejemplo de ello.
  4. Trabajar bien las redes sociales: cuando empecé con el blog, solo compartía mis artículos en el momento de la publicación. Estoy empezando a mover mejor mi contenido, programar las publicaciones e interactuar mejor con mis seguidores para ir haciendo comunidad. A esto he añadido la difusión de contenidos de terceros que sean interesantes para mi audiencia y contactos directos con colegas blogueros.
  5. Promoción, promoción y promoción: ya no voy a cometer ese error de novato que tuve. No voy a vivir únicamente en mi blog, sino que voy a salir de él constantemente para crecer.

Esta gran cagada que hice cuando empecé mi blog. Es solo uno de los errores de novato que he cometido. Hay muchos más y lo bueno es que de todos he aprendido cosas.

Espero que esta historia te ayude a no cometer el mismo error que cometí yo. Sigue todos mis pasos para planificar tu lanzamiento y añade todo lo que yo hubiera hecho si lanzara hoy.

Si yo conseguí 3.000 visitas en una semana con todos esos errores, ¿qué podrás conseguir tú?

Este es un post de Víctor Lloret de Surfea tu Vida. publicado en LifeStyle al Cuadrado