¿Cómo destacar en un mundo de iguales? Sé único y distinto…

La incógnita que seguramente te trajo hasta aquí.

Antes de que nos adentremos más en este tema quiero que pienses en la respuesta a la siguiente pregunta: ¿Qué es lo que te hace diferente de los demás?

Y no, no hablo de tu negocio, producto o servicio, hablo de ti.

 

¿Por qué debería importarte tu marca personal?

Originalmente, el concepto de “marca” remite a algo que ayuda a que una persona, compañía y organización se diferencie del resto. Una marca puede representarte a través de palabras, ideas, imágenes, diseños o una serie de valores.

Cuando hablamos de una marca personal nos referimos a:

  • Tus características personales.
  • Tus valores.
  • Tu experiencia.
  • Tu personalidad y carácter.
  • Tus gustos y pasiones.
  • Tu enfoque en el trabajo.

Y todos estos bloques en conjunto forman tu reputación, es decir, la forma en como te perciben los demás.

Si tú no creas, solidificas y cuidas tu marca personal, el problema es que otros lo harán por ti. Así que es mejor enfocar esfuerzos en crear la imagen deseada sobre tu persona y que ésta perdure en la mente de las personas; separándote del resto y otorgándote ese carácter único y especial con el que toda marca –personal o no personal–soñaría.

Entonces, lo más conveniente en este sentido es tener tu marca bajo control y contribuir a desarrollarla.

 

Tomar control de tu marca personal puede ser la diferencia entre un trabajo insatisfactorio o una carrera de éxito. –Dorie Clark en la revista Harvard Business Review

 

¿Todavía no te convence del todo? Aquí tienes una serie de ventajas sobre construir y nutrir tu propia marca:

  1. Sobresalir entre la multitud (o como lo dice el título de este post: destacar en un mundo de iguales).
  2. Establecer autoridad y expertise.
  3. Crear nuevos contactos útiles (networking).
  4. Ganar seguidores o adeptos.
  5. Construir una audiencia leal.
  6. Nuevas oportunidades profesionales, laborales y personales.

Primero lo primero

Seguramente ya habrás escuchado que sin objetivo no hay estrategia. Así que el primer paso antes de definir la esencia de tu marca personal es entender para qué quieres desarrollarla

¿Qué quieres hacer con esas características únicas que te diferencian del resto?

¿Cómo quieres posicionarte?

¿En qué entorno quieres ganar popularidad?

Evidentemente no es lo mismo posicionarte como un entrepreneur, que como un candidato potencialque dirigirá una compañía internacional. Esto definirá tu estrategia.

 

¿Cómo ser distinto, único e irrepetible?

Ya que tenemos claro qué es una marca personal, por qué es importante desarrollarla y cuál es el objetivo de la misma, ahora vamos a enfocarnos en el aspecto más importante: diferenciarnos del resto.

Todos tenemos la misma educación. Vivimos en un entorno similar. Y dentro de un mismo conglomerado social, se suelen tener los mismos valores y costumbres. Antes todos estos factores que tienen hacia la homogeneización, nos encontramos con el reto de poder detectar aquello que nos hace único e irrepetibles.

Y si estás leyendo este artículo es porque NO quieres ser un número más, ¿cierto?

Correcto. Pues lo más importante en este sentido es crear lo que comúnmente se conoce como una Propuesta única de Valor (en inglés Unique Value Proposition).

En el mundo de los negocios esto se refiere a aquellos atributos únicos y especiales que diferencian a un producto o servicio de los que son similares en su categoría.

¿Pero qué si hablamos de una marca personal? Bueno, ahí ya cambia un poco la cosa. Este mismo concepto de Propuesta Única de Valor se traduciría en identificar y resaltar cinco cuestiones clave:

  • Tus cualidades.
  • Tus fortalezas.
  • Tus habilidades.
  • Tu área de expertise o conocimiento.
  • Los rasgos característicos de tu personalidad.

¿Por qué estos cinco aspectos? Muy sencillo: porque la combinación de éstos dará como resultado algo totalmente único, algo que solamente tengas tú y nadie más.

Aquí resulta indispensable el autoconocimiento, en otras palabras, que te conozcas a ti mismo y que dediques el tiempo que sea necesario para tener muy claro estas cinco cuestiones.

Nadie tiene exactamente las mismas cualidades, fortalezas, habilidades, conocimientos y personalidad. Entonces, si logras tenerlas muy presentes, y más que eso, saber comunicarlas eficientemente creando un sólo concepto de marca personal, ten por seguro que no podrás pasar desapercibido (ni aunque quieras).

¿Qué tipo de huella quieres dejar en los demás?

Actualmente, la mejor manera de construir una marca personal exitosa es mediante la generación de valor. En otras palabras, siendo verdaderamente útiles.

Tan sólo piensa en las personas que han marcado tu vida, en esos líderes o autoridades que en verdad admiras.

Seguramente han quedado grabados en tu memoria por la contribución que tuvieron en tu vida o porque te aportaron algo de valor. Ya sea una idea, conocimiento, algo material, o algo que resultó especialmente significativo para ti, ¿cierto?

Así que la mejor manera de posicionar tu marca personal y estar en el top of mind de las personas que buscas impactar es ofreciendo algo de valor, algo que solamente tú puedas dar y que, claro, se derive y sea convergente con tu propuesta única de valor –tal como vimos en el punto anterior–.

Un ejemplo son los autores de libros de superación personal y autoayuda. Personas que tenían algo valioso que enseñar y transmitir, y lo hicieron utilizando su propia voz. Es como si su personalidad pudiera sentirse en cada una de las páginas de sus libros.

 

El talento que no se ve, se pierde. –Neus Arques.

 

Aprovecha la Nueva Era Digital

Con el auge de las redes sociales y la generación de contenidos, tú tienes el poder de definir tu marca personal y decidir exactamente cómo quieres que te perciban las demás personas.

Una de las mejores formas de desarrollar una marca personal es precisamente mediante la generación de contenidos donde comuniques tu esencia, tus conocimientos y tus gustos utilizando tu propia voz.

¿Qué es lo que puedes ofrecerle a los demás?, ¿tienes un sitio web donde la gente pueda saber más de ti?, ¿has pensado en tener un blog?, ¿has considerado publicar más seguido en tus redes sociales? Recuerda que lo que no dices, alguien más lo dirá por ti; y ya hemos comentado que es mejor tener un rol proactivo.

¡Comparte tu conocimiento y hazlo a tu manera!De nada sirve vivir en silencio, ocultando lo que sabes y lo que eres, cuando eso mismo le puede servir a millones de personas.

Además, existen diversos formatos que puedes aprovechar para transmitir tu mensaje: imágenes, texto, audio y vídeo. Elige aquél con el que te sientas más cómodo.

¿Eres mejor hablando? Comienza un podcast. ¿Te gusta crear contenido visual? Haz videos. ¿Te gusta escribir? Publica en tu blog. Lo importante es que te sientas a gusto con el medio.

Aprovecha que nos encontramos en una era donde la información que compartes se comparte, no sólo con tu red de amigos más cercanos, ¡sino con el mundo entero!

Para que otros te noten y te recuerde, encuentra y desarrolla tu propio estilo. Usa tu propia voz cuando crees contenidos y apégate siempre a un mismo estilo visual.

Escribe sobre temas que realmente te apasionen. Deja que tus valores hablen por ti, que salga tu personalidad y expresa lo que sientes. En otras palabras: ¡atrévete a ser tú mismo y destacar sobre el resto!

No olvides que el mundo digital se presta para interactuar, así que es importante no limitarte a tener un papel del emisor, sino también a responder comentarios, dudas o simplemente entablar un diálogo con tu audiencia. Los monólogos al momento de construir una marca personal no llegan muy lejos…

 

Una marca personal es cómo se siente una persona cuando interactúa contigo. –Gary Vaynerchuk.

 

La autenticidad como la clave para el éxito

¿Sabes cuáles son los 3 principales enemigos de una marca personal?

  1. La deshonestidad.
  2. La falsedad.
  3. Y la incongruencia.

Años de posicionamiento se pueden destruir en tan sólo 1 minuto si alguno de estos villanos entra en el juego.

Por eso es tan importante que tu marca personal esté 100% basada en características propias como las que ya vimos, pues no se trata de inventar, sino de resaltar lo que ya hay y comunicarlo eficientemente.

Nos guste o no, tarde o temprano la verdad siempre sale a flote y la gente no perdonará que no hayas sido auténtico y congruente contigo mismo desde el principio. Muestra lo que hay en ti y lo que te hace especial. No hay necesidad de inventar, pretender o disfrazar.

 

A medida que me hago mayor, presto menos atención a lo que dice la gente. Simplemente veo lo que hace. –Andrew Carnegie.

 

Recapitulando…

Para destacar en un mundo de iguales lo más importante es crear una marca personal basada en aquellas características que te hacen único e irrepetible.

Los canales digitales y la generación de contenidos se han convertido en la mejor manera para comunicar, difundir y cultivar una marca personal, con la posibilidad de impactar y cambiar la vida de millones de personas alrededor del mundo que tienen acceso a Internet.

La autenticidad, la honestidad y la congruencia son tres factores que juegan un papel decisivo en el cuidado de una marca personal.

Y finalmente, recuerda que lo mejor que puedes hacer es tener un rol proactivo, pues las personas de cualquier manera hablarán… Pero es mejor que hablen sobre la historia que les contamos nosotros mismos y sobre el valor que le aportamos a sus vidas. ¿Estás de acuerdo?

Natalia Maynez creadora y autora de Mayneza

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.