Emprender un negocio online y tener éxito.

Suena bien, ¿eh? No nos vamos a engañar.

Éxito, negocio, desde casa…

Solo falta continuar la frase con eso de “y terminar trabajando con un portátil, en una isla paradisiaca y con un mojito en la mano mientras te forras cada mes”.

Así sí que sería ya la leche… (con perdón).

Bueno, pues si esa es tu idea… ¡Enhorabuena! Te vas a ahorrar las miles de palabras de este artículo porque esto no va de eso.

¡Gracias por la visita, pero no puedo ayudarte!

¡Ah! ¿Eres de los que cree en el esfuerzo? ¿De los que piensan que el éxito se consigue trabajando de forma inteligente? Entonces, genial. Tengo para ti una mega guía sobre emprender un negocio online con la que vas a aprender un montón.

¿Preparado? 😉

¿Qué es un negocio online? ¿Emprendo yo también entonces?

Emprender un negocio online desde casa es totalmente posible.

De hecho, lo han hecho miles y miles de personas ya y no podemos olvidar que estoy diciéndotelo en casa del máximo referente del emprendimiento online, así que si ellos han podido, ¿por qué tú no?

Pero no al estilo que te comentaba antes, de estar de brazos cruzados mientras la cuenta del banco crece por arte de magia.

Cuando yo hablo de emprender con éxito desde casa, me refiero al hecho de crear tu proyecto en internet de manera que puedas poner mediante él tu talento al servicio de los demás.

Si sigues este blog, ya sabes de qué va la cosa: la esencia de todo es compartir.

Y si por casualidad sigues también mi blog, sabrás que soy un defensor de descubrir quién eres y qué quieres, para ayudar a otros.

Crear un negocio online con propósito es la mejor manera de aportar tu granito de arena a hacer de este mundo un lugar mejor.

Visto así es perfecto. Lo sé. Pero emprender no es algo que puedas hacer sin pensártelo dos veces.

Echa el freno y reflexiona.

Desde hace tiempo hay una burbuja enorme con esto de emprender en internet y la verdad es que puede ser una aventura maravillosa. Te lo aseguro. Aunque, antes de dar el paso, tienes que saber que también hay dificultades.

No te metas en esto pensando que internet puede ser la llave de la solución a todos tus problemas o que vas a hacerte rico por arte de magia, o que en menos de lo que canta un gallo estarás en una isla paradísiaca.

Si emprendes, que sea porque de verdad estás convencido de que esto es lo que quieres hacer en tu vida.

Las ventajas de emprender

Emprender tiene un sinfín de ventajas, pero también algunos inconvenientes. Yo quiero mostrarte las dos visiones para que elijas si esta es la opción que buscas o no, después de tener toda la información sobre la mesa.

¡Vamos primero con los beneficios!

#1 Eres responsable de tu vida

Para mí el primero de todos, sin duda, es que tú mandas. Pero con esto de mandar me refiero a que te haces responsable de tu vida. Nada de dejarla en manos de terceras personas ni de trabajar para hacer realidad los sueños de otra.

Puede que te estés preguntando que quién debería mandar en tu vida más que tú, ¿no?

Pero piénsalo bien… Por lo general, dejamos nuestra salud, nuestro dinero, nuestro trabajo… en manos de otras personas.

Si eres alguien que quiere emprender su vida, en el sentido de hacerse responsable de la misma, el ámbito laboral también es uno de ellos y crear un negocio en internet es coger las riendas de dicho ámbito.

A partir de ahora, para bien y para mal tú serás quien maneje el cotarro y eso es una gran ventaja.

#2 No hay límites

Internet ha abierto las puertas del mundo entero.

Hasta hace un tiempo, si tú tenías un negocio, en el mejor de los casos te dirigías a las personas cercanas a él (la gente de tu zona o de tu barrio).

Crear un negocio en internet, sin embargo, hace que no tengas barreras. Tus clientes pueden estar a la vuelta de la esquina o en la otra punta del planeta.

Ya seas diseñador gráfico, tengas una zapatería o te dediques a la psicología, las posibilidades de ayudar a otras personas se multiplican por miles.

Además, puedes tener un negocio 24 horas al día, 365 días al año.

#3 Baja inversión y riesgo

Los negocios online no requieren de apenas inversión o coste en comparación a los tradicionales.

Imagina esa zapatería que mencionaba antes. Habría que pagar un local físico, los costes de apertura, mobiliario, luz…

Todo eso desaparece en el momento que montas un negocio en internet. Y te aseguro que pueden ser muchos miles de euros.

Lo único imprescindible para empezar será un ordenador con conexión a internet y un hosting y un dominio que puedes obtener por unos 60 euros con cualquier  proveedor, como Raiola Networks.

Por supuesto que posteriormente tendrás que ir invirtiendo más dinero.

Pero a la hora de empezar el mayor riesgo que corres es el de invertir tu tiempo. No lo digo como algo banal, esto también es importante, pero si no dispones de una buena economía, es la mejor inversión que puedes realizar.

#4 Mínima barrera de entrada

La rapidez para acceder y comenzar tu proyecto es cuestión de horas o días, por supuesto todo ello en función de tus conocimientos y posibilidades.

Eso sí, no existen todos los inconvenientes de los que te hablaba antes de montar un negocio tradicional con el papeleo, inversión, búsqueda de local…

Sí tendrás que enfrentarte a la competencia, pero si sabes especializarte y encontrar la diferenciación te será mucho más sencillo.

#5 Automatización

Al crear tu negocio en internet puedes llegar a automatizar la inmensa mayoría de las acciones.

Al principio tú serás todo: el vendedor, el creador de contenido, el que conteste todos los e-mails uno por uno… No obstante, poco a poco podrás ir automatizando muchas tareas.

Si seguimos con el ejemplo de la zapatería, mediante herramientas o sistemas informáticos, puedes procesar los pedidos, gestionar los pagos y las facturas automáticamente… y todo ello independientemente que sea de día o de noche.

Además, el mayor beneficio de emprender un negocio online es que es escalable.

Puedes atender diferentes clientes al mismo tiempo al estar todo automatizado. ¿No es fantástico?

La otra cara de emprender

Te he dicho que iba a ser sincero y lo prometido es deuda.

A mí me encanta emprender y tener mi propio negocio online, pero soy consciente de que también hay dificultades. A veces, emprender es duro

Te recomiendo que le eches un vistazo al decálogo del desengaño digital que publicó Franck hace unas semanas para descubrir que esto no es la panacea, ni mucho menos.

Yo destacaría 3 grandes dificultades:

#1 Soledad

En realidad la soledad acaba siendo el resultado del precio a pagar por tener éxito al emprender un negocio online.

¿Por qué? Pues porque conlleva tener que sacrificar otras cosas.

Si deseas que al emprender no se retrase todo mucho y se convierta en algo tan lento que te den ganas de abandonar al no ver resultados, es preciso dedicar muuuuuchas horas.

Esto hace que pierdas de primeras gran parte de tu vida social.

Pasarás tantas horas delante de la pantalla de tu ordenador que no podrás dedicárselas a tus relaciones sociales y estas se pueden resentir, además de que en muchos casos hoy en día todavía no se entiende demasiado bien tener este trabajo.

Por supuesto, con una buena productividad tu vida en general no se resentirá tanto, pero al comienzo es muy difícil que no estés con tu negocio en la cabeza las 24 horas.

Y es que emprender es fantástico, pero puedes vivir un torbellino de emociones al cabo del día que hay que aprender a gestionar.

#2 Incertidumbre

Sinceramente, no sé si esto tendría que haberlo metido como un contra.

Si bien es cierto, y por experiencia te lo digo, que no estamos acostumbrados a la incertidumbre y nos han educado para una falsa seguridad, en realidad todo en la vida es incertidumbre.

¿Acaso alguien puede asegurar 100% que será de su vida tan solo un par de horas después?

Si tienes un trabajo por cuenta ajena con un contrato indefinido, ¿realmente tienes trabajo seguro? Nos han hecho creer que sí, pero tú y yo sabemos que eso no es así.

Si quieres emprender un negocio online, has de tener muy claro que es necesario abrazar la incertidumbre desde el primer segundo. De lo contrario emprender no es una buena idea. Vas a tener que enfrentarte a muchas preguntas sin respuesta.

#3 Constancia

Un emprendedor está siempre en formación constante. Está obligado a aprender cada día. Y, si esto te agobia, lo mejor es dar media vuelta.

Estar bien preparado es una clave para no invertir más tiempo del necesario y para adaptarte a la rápida evolución de internet.

Normalmente somos muy reticentes a abrir la cartera para gastar dinero en formación, cuando aprender de alguien que ya ha pasado por ello y que te guíe y facilite el trabajo es la mejor inversión que se puede hacer…

Eso sí, que este paso previo no se convierta en un arma de doble filo que lo que haga es que acabes procrastinando tu emprendimiento y al final, como se suele decir, sea peor el remedio que la enfermedad.

Después de todo esto… ¿realmente sigues queriendo emprender un negocio online?

Si con las cosas que has ido leyendo te ha dado algún escalofrío, te ha entrado el miedo y las dudas… entonces lo mejor es que te lo pienses dos veces.

De no ser así, no esperes más y sigamos.

¿Qué necesito para emprender?

Mucho y poco. Para mí, esto que voy a contarte es lo básico para empezar.

#1 Lo primero: una misión

Piensa cuál es tu misión, tu propósito. Eso es a lo que debes dedicarte.

No tiene ningún sentido hacer otra cosa porque jamás darás tanto, ni lo disfrutarás, ni llegarás tan lejos… y sobre todo, ¡no serás tan feliz!

Hablando claro, descubre tu talento y ponlo al servicio de los demás.

A partir de ahí, el resto viene solo…

Dedícate a tu propósito. Serás realmente la persona que has venido a ser y dejarás un mundo mejor.

#2 Formación

Soy un fanático del hecho de aprender.

Me parece que es nuestra mayor capacidad y el mejor activo que tenemos para mejorar.

Estamos en la era del conocimiento. Tienes toda la información que necesitas a tu alcance.

Puedes empezar buscando en Google, pero por propia experiencia te digo que lo mejor será que busques una formación de pago adecuada a tus necesidades, abras la cartera y la pagues muy gustosamente para no invertir más tiempo del necesario.

Deshazte de la infoxicación y ve directo a lo que aporta valor.

Todo lo que inviertas en formación (de calidad, por supuesto) será un dinero bien pagado.

En mis primeros meses lo hice todo yo solo, buscando en internet. Y te aseguro que me arrepiento.

Además, no solo ahorrarás tiempo sino también evitarás muchas frustraciones que ya de primeras harán que dudes antes de empezar.

#3 Inversión

Mi consejo es que empieces con un modelo bootstrapping, es decir, con los medios que tienes a tu alcance y ya irás creciendo poco a poco.

Reinvierte tus ventas en el negocio.

No necesitas mucho para crear tu proyecto. En realidad siempre se ha dicho que para tener un blog profesional solo hacen falta tres cosas: tu web, tu dominio y tu hosting.

#4 Una lista de suscriptores

Si quieres tener éxito al emprender un negocio online necesitas una lista de correos.

Visto de manera simplista, una lista de correo no es más que una colección de e-mails. Pero, con ojos de emprendedor, es la base de tu proyecto, tu vínculo con las miles y miles (ojalá) de personas que están interesadas en tu negocio.

Si eres suscriptor de Lifestyle al Cuadrado, sabrás cómo Franck gestiona esa lista de manera impecable.

¿Y qué necesitas para poder llevar a cabo esto?

  • Un plugin para generar los formularios de suscripción, como Thrive Leads. Yo es el que utilizo desde hace tiempo y es fantástico y sencillo de utilizar en el momento que entiendes el funcionamiento. Además, tienes muchos tutoriales y guías en internet.
  • Una herramienta que gestione esa lista de correo. ahora mismo la opción que más de moda está y que yo estoy probando es Active Campaign. Es increíble todo lo que puedes hacer. Aunque también es de pago, por lo que la opción gratuita y sencilla que puedes utilizar es Mailrelay.
  • Un lead magnet para aumentar la captación de leads y nutrir esa lista de correos.

Y una vez que emprendes, ¿qué hace falta para convertir el proyecto en un negocio?

Todo esto que te he contado no es más que la semilla, el primer paso. Eso sí, siempre el primer paso es el más complicado de dar y el que más nos cuesta. Pero ahora toca levantar tu proyecto y convertirlo en un negocio de verdad.

Se podrían escribir folios y folios a este respecto para tener éxito, pero voy a ir al grano y a mencionarte los dos aspectos que yo considero fundamentales: relaciones y formación.

#1 Relaciones

Todo en la vida son relaciones.

No vas a conseguir éxito si no conectas con otros emprendedores, bloggers, profesionales, empresas…

Tener éxito y ser un ermitaño son incompatibles.

Si de verdad quieres que tu proyecto en internet llegue a buen puerto tendrás que tratar y trabajar con cientos de personas y desde una visión de ayuda desinteresada.

Desde el profesional al que admiras y del que quieres conseguir hacerle una entrevista, como al blogger que está comenzando en ese momento.

Todos los emprendedores de éxito hablan de la importancia del networking.

#2 Formación continua

El otro aspecto imprescindible es la formación.

Sí, otra vez la formación. ¡Qué pesado soy!

Pero es que tu capacidad de aprendizaje es tu mayor activo.

En general, si deseas éxito en la vida tendrás que tener una actitud de mejora constante. No hay otra opción.

Además, a la velocidad que progresa todo en internet se hace inevitable que tengas que estar aprendiendo y mejorando tus conocimientos día a día.

Lo que hoy funciona mañana ya está obsoleto.

Pero no solo tendrás que formarte en esos aspectos. El primer ámbito que debes mejorar es el personal. Recuerda que todo está ligado. 😉

Cómo obtener visibilidad al comenzar tu negocio online

Ahora que ya sabes los ingredientes que necesitas para emprender y crear un negocio online, es momento de empezar a preparar la receta. Y uno de los puntos clave en esa receta es la visibilidad.

¿Has pasado ya por ese punto en el que tu proyecto parece un desierto por el que solo pasa de vez en cuanto un matojo rodante como en las películas?

Que sensación más mala, ¿verdad?

Te has pasado semanas o meses aprendiendo cómo crear un blog que llegue a ser tu negocio digital y llegado el momento, quitando tu familia, tu pareja o algún amigo o amiga…  nadie entra a tu página web.

Al comenzar es difícil, muy difícil y desesperante. Y hay veces que eso continúa así durante meses.

Salvo que tengas un bagaje anterior, si tu caso es que empiezas de cero, al principio es como predicar tus conocimientos en ese desierto.

Eso sí, hay maneras de aportar valor y ganar visibilidad en internet al mismo tiempo.

#1 Youtube

Si deseas darte a conocer en internet, está claro que Google tiene que amarte.

Cuanto antes seas visible para él, antes lo serás para el resto de la humanidad.

Google es tu mayor aliado y resulta que el segundo buscador más utilizado y que también pertenece a Google es Youtube.

Así que desear visibilidad en internet y no comenzar a utilizar tu propio canal de Youtubepara compartir valor al mundo es como pegarse un tiro en el pie.

Tienes a tu alcance millones de personas de manera totalmente gratuita y a diario se consumen millones y millones de vídeos. ¿Por qué no aprovechar esta oportunidad?

Reconozco que a la mayoría de las personas nos genera miedo ponernos delante de una cámara y, si es tu caso, te cuento mi truquillo para haber empezado a hacerlo: utilizar un teleprompter casero.

#2 Podcast

El podcast se está convirtiendo en uno de los recursos más utilizados a día de hoy. Y cada vez tendrá más futuro en habla hispana.

Yo estoy empezando ahora con mi propio podcast y en muy pocas semanas que llevo estoy comprobando la repercusión tan buena que tiene.

La mayoría de las personas estamos comenzando a devorar contenido en formato audio por su facilidad para consumirlo y no tener que estar delante de una pantalla, como es el caso del vídeo.

Además, puedes utilizarlo no solo como medio de visibilidad en internet aportando valor, sino para captar posibles clientes remitiéndoles en ese podcast a una página web concreta.

También es una buena vía para el marketing de afiliación, que te permite ofrecer productos de otros con descuento obteniendo tú a cambio una comisión.

#3 Guest posting

Sin duda una de las mejores opciones para obtener visibilidad en internet es poder escribir contenido de calidad que aporte valor a las audiencias de otros blogs.

De esa manera, las personas que visitan dichos blogs sabrán quién eres y podrán conocer la calidad de lo que ofreces.

Es cierto que tiene su complejidad lograr un hueco en un blog referente, pues suelen tener ciertos criterios y hay que saber cómo conseguirlo, pero para nada es imposible. De hecho, yo mismo estoy escribiendo hoy en el del máximo referente del emprendimiento en habla hispana.

Si antes de emprender un negocio online tú ya seguías esos negocios y compartías sus contenidos en las redes sociales, eras suscriptor o comentabas en su blog aportando más valor a su contenido, las opciones aumentarán.

#4 Artículos colaborativos

Hace ya tiempo que se ha puesto de moda otra estrategia de visibilidad en internet que consiste en crear un artículo sobre alguna temática en concreto gracias a la colaboración de otros profesionales de tu sector.

Es decir, en vez de escribir tú un artículo sobre ese ámbito, se basa en que solicites la colaboración de todos ellos para dar respuesta a una pregunta o problemática sobre la que trate tu negocio. El famoso post colaborativo.

Tú tendrás un contenido de mucho valor para ofrecer a las personas de tu comunidad y, al mismo tiempo, si consigues que ellos compartan el artículo cuando lo publiques, obtendrás un pico de visibilidad y posiblemente con ello de suscriptores a tu negocio digital.

#5 Eventos y charlas

Este hecho no es para nada online, por supuesto, pero a día de hoy sigue siendo un notable método para conseguir visibilidad.

Por una parte, dar charlas se ha convertido para muchos profesionales que conozco en un trampolín de visibilidad  y autoridad en su proyecto online.

Por otra, acudir a eventos en vivo hace que rompas la barrera que existe de ser un “desconocido” que solo se ve a través de imágenes o vídeos.

El hecho de poder conversar en persona y estrechar la mano da un plus y te ayudará para otras acciones como los guest post o artículos colaborativos que te decía antes.

#6 Redes sociales

Por muchos consideradas el antiguo bar del pueblo, pero a lo grande.

Las redes sociales se han convertido en una herramienta de visibilidad enorme, aunque en muchos casos no están bien utilizadas.

Tengo que reconocerte que yo soy el primero que no hace un gran uso de ellas, pero por supuesto pueden tener un potencial enorme para compartir valor y con ello darte a conocer.

No se trata solo de comunicar tus contenidos, sino sobre todo de primeras los de otros profesionales a los que admiras, son tus referentes o simplemente consideras que aportan calidad con su trabajo.

Obviamente, en función de cuál sea tu negocio online deberás elegir las que se adecúen a tu público objetivo. Es imposible e innecesario estar en todas.

#7 Facebook ads

Existen diferentes formas de hacer publicidad, pero a la hora de emprender un negocio online, Facebook Ads se ha convertido en una herramienta para obtener visibilidad y suscriptores muy efectiva.

Si sabes hacer bien tu parte, puedes generar una gran visibilidad por un coste relativamente bajo.

Este post que Ángel Candelaria escribió en el blog inteligenciaviajera.com de Antonio G. te servirá para empezar.

#8 Entrevistas

Las entrevistas a influencers son una forma no solo de hacerte más visible en este copado mundo de internet, sino que también gracias a ellas puedes obtener un triple beneficio:

  • ayudar a difundir su conocimiento al entrevistado
  • tener tú una consultoría gratuita con un profesional, por lo general más avanzado.
  • aportar valor a todas las personas que la vean.

Te reconozco que yo todavía me considero un aprendiz en esto de las entrevistas puesto que llevo pocas, pero han sido un pilar muy importante de visibilidad y aprendizaje, así como de relaciones.

Además, se prestan a hacerlas en multitud de formatos: podcast, vídeos para el canal de YouTube, tipo post en el blog, etc.

#9 Boca a boca

Sí, aunque estemos hablando de internet, el boca a boca siempre será un aliado poderosísimo.

Las opiniones nos importan y solemos confiar en lo que recomiendan otras personas que guardan similitudes con nosotros. Si alguien ve tu web y le parece que puede ser de utilidad para otra persona, se la recomendará y esa persona será  tráfico cualificado.

Como puedes ver existe toda una colección de acciones para tener más visibilidad al emprender un negocio online.

No consiste en que lo realices todo de golpe. Esto es como las redes sociales: lo mejor es que valores cuáles son las opciones más adecuadas y qué puedes llevar a cabo para ti.

¿Cómo generar dinero?

Llegamos al punto interesante, ¿no?

Cierto que aportarás valor con tu blog de manera gratuita, pero un negocio no lo es si no genera dinero.

Y para ello, antes de nada, dejar claro que un blog no es un negocio. Habrás escuchado muchas veces a Franck explicar que no es lo mismo ser blogger que emprendedor.

En un blog simplemente compartes el contenido que deseas, pero eso no genera ingresos.

¿Y qué vendo?

La pregunta del millón, ¿verdad?

Cuando comienzas lo más seguro es que tengas una sensación de ser un impostor si ofreces tus productos o servicios pidiendo una remuneración.

De hecho, yo soy una de esas personas que han tenido que superar ese miedo a vender.

Estamos acostumbrados a que nos paguen si trabajamos por cuenta ajena desarrollando cierta actividad, pero por increíble que te parezca, si eso mismo lo desempeñamos nosotros mismos ofreciéndolo como un servicio nos sentimos mal y como si estuviésemos estafando a alguien.

Si tienes creencias negativas en relación al dinero y la venta, tendrás que cambiarlas sí o sí.

A fin de cuentas la venta es esa acción por la que le facilitas a una persona una solución a algún tipo de problema que tiene y ambas partes salís ganando. No tiene más. No es malo, sino todo lo contrario.

Dicho esto… ¿Qué puedes ofrecer en tu negocio online?

#1 Servicios

Sin duda lo más sencillo y rápido de empezar a vender son tus servicios.

Desde el primer día puedes (y debes) tener habilitada una página en tu web en la que muestres qué ofreces.

Es una transacción muy sencilla. Ofreces tu conocimiento por horas y te pagan por ello.

Independientemente de cuál sea tu sector es totalmente factible. Se ofrece desde una consultoría, el diseño de un logo, la creación de una página web, el asesoramiento nutricional…

Es la mejor manera de empezar a darte a conocer y ganar experiencia en tu ámbito. Aunque eso sí, a largo plazo, sin duda no es la mejor manera de tener un negocio, ya que no es escalable. Es decir, te limita por tu tiempo y además requiere de tu presencia en todo momento.

Si tú faltas, adiós ingresos. Y con ello adiós negocio.

#2 Productos digitales

Solo si es la primera vez que visitas este blog no habrás oído hablar de infoproductos, de lo contrario… ¡imposible!

En la inmensa mayoría de negocios online encontrarás que ofrecen este tipo de productos.

No son más que la paquetización del conocimiento de esa persona con el fin de resolver un problema a quien lo compra. Es decir, gracias a tu conocimiento en algún ámbito, generas un contenido digital y lo vendes.

Lo más típico son los ebooks y los cursos online, pero existen diferentes tipos.

Lo bueno de este tipo de venta es que una vez que has creado el producto es totalmente escalable y no tienes que estar presente para que se consuma, como en la consultoría 1 a 1. En este caso, puedes vender uno o un millón.

Eso sí, luego ya depende también de qué tipo de infoproducto crees, el soporte que quieras dar…

A día de hoy hay tal fiebre por los infoproductos que te aseguro que he visto (y seguro que a ti también te ha pasado) algunos que eran demasiado baratos para lo que ofrecen y otros una auténtica estafa.

Si todavía no estás preparado para crear tu propio infoproducto, puedes ser afiliado de otra persona, como verás a continuación.

#3 Afiliación

El marketing de afiliación es aquella acción que te permite ganar una comisión ofreciendo/vendiendo el producto de otro profesional. Puede ser perfectamente el de alguien de tu sector o una empresa.

Yo mismo soy afiliado de diferentes infoproductos y cursos.

Por supuesto, todo aquello que recomiendes ha de ser de calidad, antes deberías haberlo probado tú y tener en cuenta que con ello estás jugándote tu reputación, por lo que recomendar algo tan solo pensando en la comisión es un error.

Recomienda lo que de verdad pienses que genera valor y es de interés para tu público.

#4 Suscripciones o membresías

Tanto esta opción como la siguiente no son posibles al emprender un negocio online de primeras, ya que es necesario que antes tengas una comunidad potente y por ello tampoco puedo hablarte de ellas desde la experiencia, pero quiero mencionártelas.

La membresía consiste en una web a la que tienes acceso gracias a que eres miembro de ella. Formas parte como miembro de una comunidad online, como es La Tribu del propio Franck.

Dicho de otro modo, una web construida con unos contenidos registrados y a los que las personas solo mediante el pago recurrente de una cuantía mensual o anual.

#5 Escuelas

Aunque tampoco este sería un modo de venta adecuado a la hora de emprender un negocio online de primeras, quiero dejarte constancia de él.

Una vez que el boom de los infoproductos estalló, cada vez más están proliferando en internet más escuelas y academias 100% online para la formación.

Sin duda, crear una academia es algo muy complejo, que conlleva mucho tiempo, dinero, esfuerzo… y que no sería razonable hacer salvo que estés muy seguro que tu comunidad va a estar interesada.

Y de hecho deberías tener una comunidad no solo grande, sino bien segmentada. De nada te sirve tener 20.000 suscriptores desinteresados.

¿Cómo tener éxito al emprender un negocio online?

No es nada sencillo, para qué engañarnos.

El 90% de los negocios online se abandonan antes del primer año y la inmensa mayoría en realidad ni llegarán a ser un negocio online. Tan solo un blog en el que se comparta contenido.

Con estos datos, si lo que te ha entrado es un escalofrío y un “no merece la pena” se ha pasado por tu mente… mal vamos.

Incluso, como todos merecemos una siguiente oportunidad no te voy a decir que no te molestes en emprender. Eso sí, dile a esa vocecilla que gracias por su aportación, pero que no la necesitas.

Y así cada vez que aparezca por tu vida: pon un SÍ rotundo en que puedes lograrlo.

¿En serio quieres saber cuál es la clave para tener éxito al emprender un negocio online? La misma que para todo en esta vida: la mentalidad.

Por eso acabo de meter ese inciso al decirte lo del 90% de los negocios, para que seas consciente de la importancia que tiene.

Una mentalidad ganadora te llevará a ganar, al igual que una mentalidad perdedora hará que abandones o tú mismo te boicotees y por tanto fracases con tu proyecto.

Puedes tener las mejores herramientas, programas, equipo y todo lo que te puedas imaginar como facilitadores de tu éxito, pero si tu mentalidad es pobre no crecerás y tu negocio online tampoco.

Las 3 P’s del éxito emprendedor

Es posible que por muchos otros blogs, canales de Youtube, podcast… hayas escuchado eso de la regla de las 3 P’s. De hecho, fue hace muchos años Franck quien habló de ella en relación a persona, problema y producto.

No digo que no esté de acuerdo con ello, ni mucho menos. Pero aquí no es de eso de lo que te quiero hablar.

Se trata de otras tres P’s que considero fundamentales y con las que estoy totalmente de acuerdo con el gran Oscar Feito, pues él las repite constantemente en su podcast “La Academia de marketing online”.

#1 Pasión

Si emprendes que sea desde tu propósito, que verdaderamente sientas pasión por ello. De lo contario, mantener ese negocio digital será muy complicado.

Cuando una persona siente pasión por lo que hace no hay obstáculo que pueda con él.

Como muchas veces ejemplifica Will Smith con su trabajo, “la diferencia entre tú y yo si nos subimos a una cinta de carrera es que solo hay dos opciones: o te bajas tú o yo muero en la cinta”.

Alguien con esa mentalidad está abocado al éxito.

Además, cuando alguien siente pasión es mucho más fácil que cumpla las dos siguientes P’s que te voy a comentar. Seguro que estás de acuerdo.

#2 Paciencia

La paciencia es la clave del éxito para todo en la vida. No solo para emprender un negocio online con éxito desde cero.

Sin paciencia no se puede conseguir nada bueno, porque todo lo grandioso se ha tardado años en construir.

Todo lo demás son golpes de suerte que tan pronto vienen como se van.

Tienes un claro ejemplo en las personas que ganan la lotería. El 99% a los 5 años están peor que antes de que les tocase.

A la hora de conseguir metas grandes en tu vida será preciso que te conviertas en otro tipo de persona.

Esa persona paciente, que no deja de persistir con la fe de que va a conseguirlo.

De hecho, como se suele decir, no existen metas no-realistas simplemente tiempos no-realistas. Las personas abandonamos antes de tiempo nuestros sueños porque no vemos resultados pronto.

Ten en cuenta que, al emprender un negocio online, los resultados tardan meses en llegar.

#3 Perseverancia

La perseverancia es esa determinación, ese compromiso contigo mismo de que pase lo que pase vas a seguir adelante. No hay más.

Suceda lo que suceda, lleve el tiempo que lleve… ¡sigues adelante!

¿Cuántas personas conoces que al primer tropiezo abandonan? Estoy convencido que muchas y que tú al igual que yo en muchos momentos anteriores de la vida habremos fracasado en algo que (decíamos que) queríamos.

¿Crees que sería posible escalar el Everest si ante la primera torcedura dejases de caminar?

La mayoría de las personas abandonan durante el camino porque la vida va poniendo dificultades ante las que demuestras si realmente quieres lo que dices que quieres.

Al emprender un negocio online, lo de menos va a ser si eliges uno u otro proveedor de email marketing, qué diseño tiene tu logo o cualquier otro aspecto tan trivial como esos, porque de nada te servirá tener lo mejor en cuanto a herramientas, aplicaciones… si te falta lo mejor: la mentalidad.

Es cierto que cuesta no rendirse nunca ante cualquier obstáculo, pero para eso cuentas con esa pasión de la que te hablaba antes.

Si los hermanos Wright, Edison o Wall Disney, por poner algún ejemplo, se hubiesen rendido al principio de las dificultades y no hubiesen perseverado cientos o incluso miles de veces no existirían los milagros que crearon.

Si quieres tener éxito al emprender un negocio online tendrás que hacer lo que haga falta, el tiempo que haga falta.

Es tu momento

Antes de terminar, no puedo por menos que darte las gracias de corazón si has llegado hasta aquí conmigo después de las más de 5.000 palabras anteriores.

He procurado compartir contigo a modo de mega guía todos los aspectos a tener en cuenta en relación a estrategia y mentalidad a la hora de emprender un negocio online con el fin de que tengas éxito.

Eso sí, falta lo fundamental, poner todo ello en práctica.

De nada sirve la teoría si se queda en ello. Lo único que hará que puedas llegar a tener éxito es que lo lleves a cabo y pruebes.

Nada sucede sin acción, así que es tu momento.

Ponte manos a la obra y ¡conviértete en el siguiente Franck Scipion! 😉

Un artículo escrito por Fernando Guaza