En este post voy a explicar cómo puedes ganar miles de euros en tan solo 3 días lanzando un infoproducto.

No uno, sino… ¡tu infoproducto! Sin importar de qué temática sea.

Y lo voy a explicar desde la experiencia y no desde la teoría.

Porque hablar de cosas todos podemos, pero decir que las hemos vivido y contarlas… ya es otro cantar, ¿verdad?

Hace escasas semanas lancé al mercado mi curso digital, que versa precisamente sobre la creación de infoproductos y la generación de ingresos pasivos con ellos. Es un tema del que Franck ya nos ha hablado en su blog.

En apenas 3 días comprobé agradablemente cómo la cuenta de PayPal experimentaba una tendencia ascendente de forma continuada. El resultado fue el mencionado: más de 6.000 euros en 3 días, provenientes de montones de descargas en países de al menos 4 continentes.

Y tú dirás: ¡yo también quiero!

Sí, tú y todos, pero antes de recoger los beneficios hay que hacer algo. Hay que hacer cosas y hay que hacerlas bien. No digo que sea complicado, al contrario, pero hay que ponerse a ello.

De momento, y de lo poco que he dicho hasta ahora, ya podríamos quedarnos con las siguientes ideas:

  1. Para experimentar resultados hay que actuar: esto excluye a los que piensan, sueñan, anhelan, desean… pero no hacen. A los que viven en el terreno de su mente y sueñan mundos mejores… ¡pero no los construyen! Idealistas, sí, pero idealistas con acción mejor.
  2. Hacer cosas no es lo mismo que hacerlas bien: a menos que estemos impedidos, absolutamente todos podemos hacer cosas. Pero que sean las correctas, las adecuadas, las pertinentes o las que nos conduzcan a nuestro fin… ya es otra cosa.

Hay, por tanto, que saber hacer y que saber hacer bien.

Ese es el objeto de este post: enseñarte…

El camino para que puedas ganar miles de euros en apenas unos días lanzando tu infoproducto

Miles de euros en unos días para continuar ganando más después, está claro. Esto no termina cuando acaba la semana del lanzamiento. Estamos hablando de crear un flujo de ingresos pasivos y recurrentes  para poder alcanzar un estado deindependencia financiera.

¿Qué hay que hacer para alcanzar tan idílico resultado?

Vamos a ver la hoja de ruta.

#1 Comenzar pronto el camino

Quizá pienses que hay que tenerlo todo claro para empezar.

Que todo tiene que estar perfecto, ordenado, sin asomo de duda…

¡¡¡Error!!!!

Como probablemente te vas a equivocar, cuanto antes empieces a hacerlo mejor. Es cuestión de estadística: un gran porcentaje de proyectos fracasan, así que cuanto antes desechemos los que no sirven, antes llegaremos a los que sirven.

Porque esto no es nada difícil, al contrario: es fácil hacerte con miles de euros en 3 días de lanzamiento de un infoproducto.

El problema es que tu pequeño yo, tu mente, tu ego, cree que sabe lo que hay que hacer y por más que le digan insiste en lo suyo.

Quizá creas saber lo que la gente quiere porque lo identificas con lo que tú quieres.  Y ese es el primer error. La gente, a menudo, no es como nosotros.

Por eso siempre doy el consejo de diferenciar tres cosas:

  • Lo que queremos.
  • Lo que creemos que la gente quiere.
  • Y lo que la gente realmente quiere.

Son tres cosas que pueden coincidir, pero no tienen porqué coincidir.

En definitiva, para no irme mucho: que cuanto antes empieces a recorrer el camino, mejor. Así vamos saliendo de errores, dándonos tortazos y enfocándonos en lo importante (que no tiene porqué coincidir con lo que nosotros creíamos importante).

Yo soy el primero en cometer errores. En el primer año de vida de mi blog hice un sinfín de cosas mal por las que, estoy seguro, tenía que pasar. Las pasé, pasaron y ya terminó ese periodo.

Ahora todo va viento en popa. La vida es así, empezar, equivocarse, corregir y continuar.

#2 Aprender y formarte con los mejores

Existe la tendencia a pensar que en Internet hay mucha información. Que está todo lo que podemos necesitar. Y además, ¡oh maravilla!, es gratis.

¿Qué más puedes pedir?

Pues alguien que te enseñe lo que de verdad importa. Por ejemplo.

Yo siempre me he gastado auténticos dinerales en formación y lo sigo haciendo. Aprendo del que realmente sabe y me puede enseñar. Aprendo sus métodos y estrategias, aprendo lo que sabe, ha aprendido y practicado y me voy con lo que realmente funciona.

¿Cuál es el resultado? Que me gano unos cuantos miles de euros en 3 días cuando lanzo algo. Ya está: ya me he costeado la formación y además he ganado dinero.

Aprende de los mejores. Franck Scipion tiene programas y formaciones adaptadas a los diferentes momentos en los que estés (yo mismo he disfrutado de algunos).

Aprovéchalo.

No es un gasto, es una inversión. Es invertir para ganar más. Si quieres forrarte, aprende de los que se forran. Es blanco y en botella. ¡Pues entonces es leche!

#3 Rodearte de los mejores

No solo aprender de los mejores, sino rodearte de ellos. Yo formo parte por segundo año consecutivo de La Tribu, la comunidad virtual de Franck para lifestylers, bloggers y emprendedores.

Aprendo muchísimo, accedo a tutoriales y formaciones y me rodeo de gente que está súper puesta y súper posicionada.

Como decía mi profesor de bolsa: yo estoy donde estén los mejores. Que ellos están aquí, pues yo aquí, con ellos, a su ladito, a ver si aprendo y se me pega algo.

Que quieres seguir dando vueltas por Internet.. perfecto, estás en tu derecho. Pero me temo que tardarás un poco más… y que quizá no llegues a donde querías.

#4 Crear una comunidad de seguidores

Los pequeños egos, los pequeños yoes, piensan que cuando lancemos nuestro producto las masas enteras vendrán a consumirlo porque están deseando que lo saquemos. Aunque no nos conozcan.

Y que, aunque seamos unos perfectos desconocidos, no importa nada: ellas (las masas) nos necesitan y si no existiéramos habría que inventarnos (de lo fantásticos y maravillosos que somos). Por lo tanto están deseando conocernos.

Pero siento decirte que la cosa no funciona así: nadie nos conoce y nadie nos está esperando.  Siento ser tan cruel. La gente no tiene interés en lo que haces. Y si lo tiene, ni se ha enterado.

Por lo tanto, procede otra estrategia: antes de hacer nada, hay que crear una comunidad de seguidores. A través de tu blog, de tus redes sociales o de lo que quieras, pero que la gente empiece a conocerte.

Es algo que yo mismo he experimentado en mis propias carnes: cuando empecé en la cosa online tenía cero seguidores y cero ventas (nadie me estaba esperando, ¡ohhhhh!). Ahora tengo miles de seguidores y ventas de varios dígitos (¡biennnn!).

A veces me preguntan: ¿qué hago primero: el blog o el infoproducto? Pues el blog, ¿a quién vas a venderle si no?

Llámales seguidores, suscriptores, fieles, simpatizantes, allegados… lo que quieras. Una comunidad de personas que te conozca y conozca lo que hagas, que lo adore, que le encante, que te siga, que te comente, que te pregunte…

Una comunidad que agradezca haberte conocido, porque vibra contigo y necesita lo que haces. Esa comunidad está preparada para recibir tu infoproducto, siempre que cumplas el siguiente requisito.

#5 Crear contenidos alineados con lo que vayas a vender

El hecho de no empezar vendiendo no significa que no debas tener ya en mente lo que vas a vender.

Eso te permitirá crear contenidos que atraigan al público objetivo adecuado.

Reduciendo al absurdo, no tiene ningún sentido escribir sobre crecimiento personal para terminar haciendo un video curso de recetas.

Tampoco es buena idea escribir de todo un poco para entretener al personal en plan revista o magazine y después seleccionar lo que vas a venderle.

No. La cosa es muy sencilla: si lo tuyo son las finanzas, escribes sobre finanzas, grabas vídeos hablando de finanzas, publicas en redes sobre finanzas y creas un infoproducto sobre finanzas… ¡que vendas a personas que ya han demostrado estar interesadas en finanzas!

No es difícil de entender.

En mi caso concreto escribo sobre ingresos pasivos, tengo un lead magnet que es un ebook con 50 ingresos pasivos y mi curso digital (el de las ventas maravillosas) trata de generar ingresos pasivos creando infoproductos. Pues ya está. No hay que marear mucho a la gente.

#6 Determinar tu objetivo

Desde el primer momento debes determinar tu objetivo, que en este caso escrear y lanzar un producto digital con beneficios de miles de euros en poco tiempo.

No tiene porqué ser ese tu objetivo, está claro, ya que puedes tener otros: conseguir visibilidad, afianzar tu marca personal, crear un canal de ingresos discretos pero constantes…

Si tu objetivo es el de pegar un buen pelotazo debes tenerlo en mente desde el primer instante en todo lo que hagas: confirmar que existe audiencia suficiente, que posee el poder adquisitivo necesario, que tiene por resolver la necesidad a la que das solución con tu infoproducto…

Cada paso que des debe estar alineado con tu objetivo.

Yo tenía claro que quería obtener ingresos considerables (siempre me ha gustado).

Por eso comprobé con el planificador de palabras clave de Google Adwords que existía demanda suficiente en mi temática principal (ingresos pasivos y libertad financiera).

A partir de ahí creé un ebook de regalo (50 ingresos pasivos para comenzar a ser libre ¡desde ya!) que ha sido descargado unas cuantas miles de veces. Eso me confirma que voy en el camino correcto.

En definitiva: es bueno tener claro desde el primer momento a dónde vas y encaminar los pasos a ello.

crear-infoproductos

#7 Calentar a la audiencia

Las personas somos sugestionables e impresionables. Eso no quiere decir que debas manipular a nadie, faltaría más. Significa simplemente que la gente es receptiva a lo que tú digas y hagas, con lo cual tus palabras y tus actos generan resultados.

Calentar a la audiencia puede significar varias cosas distintas:

  • Hacer ver una necesidad de la que no son conscientes.
  • Hacer ver una solución en la que no habían reparado.
  • Hacer ver una mejora que puede alegrar sus vidas.

Eso se consigue hablando del tema y haciendo hincapié en determinados aspectos.

También es una buena estrategia la de ir retransmitiendo el proceso de creación de tu infoproducto: voy a empezar a hacer esto, ayer comencé con mucha excitación, llevo ya más de la mitad, me estoy encontrando este problema, etc.

Si además le añades detalles personales, mejor que mejor: escribo en la mesa de la cocina, lo hago de madrugada con un café, aprovecho que dejo a la niña en el colegio para salir fuera y hacer las grabaciones, etc.

En mi caso concreto, y en las semanas previas al lanzamiento del curso, hice varias cosas:

  1. Escribir un completo post sobre qué son los infoproductos y cómo puedes utilizar tu conocimiento para monetizar.
  2. Escribir otro post sobre el que, a mi juicio, era el mejor ingreso pasivo (el infoproducto) y las claves de su éxito.
  3. Informar a mi audiencia en la newsletter que estaba creando un curso sobre esta temática.

Y durante los días de la promoción, por supuesto, fui informando de todo lo que ocurría.

Hay que ser cercano y transmitir emociones. Somos humanos porque sentimos y además de sentir comunicamos lo que sentimos.

#8 Dar valor de verdad y con una utilidad práctica

Este requisito y el siguiente son dos de los más importantes.

Puedes crear muchas cosas, pero lo que más vende es lo más práctico y lo que resuelve un problema mayor.

Puedes hablar de generalidades, planteamientos globales, estrategias dialécticas… Puedes hablar sobre temas de ocio o pasatiempo.

Eso vale de entretenimiento de sobremesa. Pero la gente solo lo comprará cuando tenga resueltos sus problemas esenciales, sus problemas mayores.

La consecuencia es que lo que conseguirá más ventas es lo que resuelva los problemas principales de la gente.

También es sencillo de entender. Mientras la gente no tenga comida que llevarse a la boca no se ocupará del cuidado de sus plantas de jardín, con lo que resolver el problema de cómo llevarse comida a la boca (o cómo generar ingresos para ello) en principio suscitará más interés.

En consecuencia, la clave es la siguiente: hablar de cosas prácticas, de utilidad evidente, que resuelvan problemas importantes.

Y dejar la cháchara para otro momento. Para cuando estemos aburridos, pero con los problemas resueltos.

Si vamos de nuevo a mi caso personal, verás que el curso que he lanzado cumple los siguientes puntos:

  1. Trata sobre algo realmente importante: generar ingresos, algo necesario para la mayoría de personas.
  2. Ofrece la solución de la forma más sencilla posible: sin necesidad de invertir dinero, sin tener que acudir a ningún lugar en concreto y sin necesitar conocimientos especiales (informáticos, tecnológicos…).
  3. Es novedoso: no hay nada en el mercado comparable a mi formato y mi solución. Es decir, no hablo más de lo mismo, no soy cansino y repetitivo.
  4. Es totalmente práctico: se enseña a la gente a hacerlo. No es una disertación teórica sobre las bondades de una materia.

En resumen, mi infoproducto cumple los requisitos que hemos citado en este apartado: utilidad y practicidad.

#9 El verdadero secreto: dar a la gente lo que quiere

En realidad es casi mejor darle a la gente lo que quiere que darle a la gente lo que necesita.

Me explico. Puede haber personas con problemas evidentes que no los vean o los nieguen. Si para ellos no es un problema (aunque se engañen), no tienen por qué buscar una solución para los mismos.

Pero darle a la gente lo que quiere sí que nos garantiza el éxito.

Yo no sé si el público siempre tiene la razón o si el público es tonto. No lo sé y tampoco me importa mucho. Lo que sí sé es que la gente sabe lo que quiere. Y si tú se lo das hemos juntado el hambre con las ganas de comer. ¡Bingo y a hacer caja!

Esté equivocada o no, si la gente quiere algo y tú se lo das tienes ventas aseguradas.

Más todavía si ocurre como en mi infoproducto: un valor y utilidad práctica (como hemos visto en el punto 8) y algo que la gente quiere (porque lo he comprobado como se indica en el punto 6).

#10 Hacerlo en plan método

Un método es un proceso que te lleva de un punto a otro para conseguir un resultado. Partes del punto en el que estás y recorres el camino necesario para llegar al punto en el que se encuentra lo que quieres (dinero, salud, sexo, humor…).

Si creas tu infoproducto en forma de método tienes mucho garantizado.

¿Por qué? Porque la gente no quiere pensar ni calentarse la cabeza. Quieren que se lo des todo hecho como si fueran niños: ahora haz esto, ahora escribe lo otro, ahora enciende el ordenador, ahora descansa para comer…

Hacerlo de esta forma tranquiliza a las personas porque les ofrece orden, propósito, seguridad y claridad.

Y les aporta certeza: saben lo que hay que hacer y de qué forma hay que hacerlo. Y lo saben porque les acompaña un experto, que eres tú y sabes de lo que hablas.

¿Por qué no iban a comprarte? Necesitan eso y tú se lo das de forma clara y ordenada. ¿Qué más quieres? Es blanco y en botella, ¡es leche!

Si echas un vistazo a mi curso digital observas eso mismo. Un método claro y sencillo que te conduce desde el inicio (qué es, cuáles son las ideas generales, cómo empezar) hasta el final (cómo multiplicar lo que ya has hecho, lo que ya has conseguido), pasando por el proceso (crear, vender).

Y si me lo permites, te dejo algunos consejos para crear tu método:

  1. Seguir un orden lógico: introducción – desarrollo – conclusión. O por ejemplo de lo más sencillo a lo más complicado.
  2. Hacerlo con la mayor sencillez y claridad posible: nada de “enrevesamientos” y disquisiciones doctrinales. Al grano y de forma simple. Lo zen es bello. Lo complicado aburre y espanta.
  3. No suponer que la gente sabe lo que tú sabes o lo que tú crees que sabe: es un error muy común pensar que los demás son como nosotros. No tiene por qué. Lo que para ti es evidente para ellos no tiene porqué serlo.
  4. Hacerlo divertido: con historias, con fotos, dibujos, gracias, anécdotas… La vida ya es demasiado aburrida en muchas cosas como para que encima vengas tú a aportar otro granito de aburrimiento.

#11 Promoción

Cuando digo que se pueden ganar unos miles de euros en unos días de promoción me refiero a que tiene que haber promoción. ¿Cómo vas a ganar ese dinero sin promocionar nada?

Esta promoción puede significar hacer un descuento temporal en el precio del infoproducto o conceder ventajas o bonus adicionales, además de los que ya incorpore el producto en sí.

En mi caso lo hice todo: descuento temporal en el precio, ventajas o bonus en el infoproducto para todo el mundo y un bonus adicional para mis suscriptores.

No nos engañemos: la gente quiere descuentos, ofertas, promociones, rebajas, regalos… Pues si los quiere y tú quieres vender… ¡dáselos! ¿A qué estás esperando?

Así que una buena estrategia es hacer algún tipo de promoción durante X días (limitada en el tiempo) con algún tipo de ventaja.

Y otra buena estrategia es ir retransmitiéndola:

  • Ayer me hicieron un pedido desde Gabón (no sabía ni que existía ese país).
  • Ayer me acosté a las 2 de la madrugada contestando correos con dudas.
  • Estamos teniendo un ligero percance en la plataforma X pero en breve estará solucionado.
  • Me siento muy feliz, porque después de X meses de trabajo estoy viendo la recompensa con creces.

Sé cercano y cuéntale a la gente cómo va la cosa, qué estás sintiendo, qué piensas, qué está ocurriendo…

Eres un ser humano y estás vendiendo (aportando soluciones) a otros seres humanos.

Déjales que te vean y muéstrate a ellos. ¡Ellos quieren conocerte! ¿Sabes por qué?

Porque al igual que todos necesitan amor. Y la venta es un acto supremo de amor porque implica ayudar a las personas, mejorar sus vidas, aportar soluciones y hacer de éste un mundo mejor.

Te deseo muchísimo éxito y me despido diciéndote algo muy simple pero muy verdadero: todo lo que necesitas para triunfar ya está en ti. Solo tienes que verlo, reconocerlo y empezar.

Escrito por Agustin Grau