Desde hace mucho tiempo cuentas con un blog personal, pero ya no sabes que hacer para obtener visitas. No te preocupes, te decimos que debes cambiar para obtener tráfico.

La gente se abre un blog personal por multitud de razones. Algunos piensan que es un buen ejercicio, otros aspiran a ganar un premio a la mejor redacción, y otros, simplemente, necesitan algo que hacer en su tiempo libre. Cualquiera que sea la razón, tener un blog perosnal es un estupenda manera de expresar tu opinión sobre una situación o sobre un caso sin tener que ceñirte a unas reglas de publicación o un libro de estilo.

Pero como suele pasar, pasado un tiempo, la llama termina por apagarse. Te disculpas en un artículo diciendo que ya no tienes la misma pasión por esto de escribir. Te preguntas a ti mismo: “¿Por qué seguir escribiendo si no me lee nadie?, ¿por qué malgastar mi tiempo así?”. Esto es un fenómeno muy, pero que muy común. La mayoría de las personas que abren un blog, no siguen escribiendo pasado un año. Podíamos equipararlo al hábito de ir al gimnasio o de dejar de fumar, muy pocos lo consiguen y son muchos los que caen por el camino. Si te encuentras en esa etapa, te mostramos unos cambios que puedes aplicar a tu blog personal.

La intención de este artículo es ayudarte a entender cómo necesitas pensar cuando escribes para un público. Si vas a escribir para ti mismo (por ejemplo, un diario online que solo va a ser leído por tu familia), es posible que no necesites ningún consejo de los que te proporcionamos aquí.

La verdad de todo esto, y puede sonar duro, es que a nadie le importan tus pensamientos. Sé que esto es difícil de digerir, lo sé. Pero seguramente explique muy bien por qué tu blog personal cuenta con un tráfico de lectores mucho menor de lo que cabría esperar. La buena noticia es que aún estás a tiempo de rectificar esta situación, pero requiere cambiar la forma en la que escribes. Si no estás dispuesto a pasar por el aro, te aconsejo que dejes de leer el artículo.

Un blog no solo debe tratar sobre ti

Los blogs a menudo comienzan con pensamientos internos y por eso están repletos de detalles personales, lo cual está bien, ya que el primer grupo de lectores que acude a tu blog personal es gente que te conoce bien: amigos, familiares, compañeros de trabajo, tus alumnos (en el caso de que seas profe), tu acosador…

Pero si lo que deseas es escribir para una audiencia mayor, digamos 100.000 personas, es necesario que vayas pensando en escribir sobre cosas con las que otras personas se puedan sentir relacionadas.

Dale a los lectores una razón para leer tu trabajo

Al redactar un artículo, es fácil hablar sobre las cosas que nos afectan, las cosas con las que nos identificamos y de las que somos absolutamente fans. Ahora todo lo que necesitas hacer es traducir ese contenido en algo con el que tu público pueda identificarse, en algo que le pueda afectar, en algo que les apasione…

Ya habrás llegado a la conclusión de que esto no es nada fácil. ¿Cómo se supone que tenemos que averiguar lo que nuestros lectores están pensando? Muy buena pregunta, y no muy difícil de responder. Trata de usar el sentido común y ponte en la piel de los lectores. ¿Le importa a la gente lo que has comido hoy? ¿Le importa a la gente qué te has puesto hoy para ir a trabajar? ¿Crees que tus lectores necesitan saber cómo pasas tus fines de semana para que sepan cómo disfrutar del suyo? Seguro que no, ¿verdad?

Sé gracioso y amistoso

Es importante que todo lo que escribas impacte en los lectores. El impacto más sencillo (y a la vez el más complicado) es el humor. Aunque bombardees a tus visitantes con chistes malos, créeme que a cierta parte de tu público le encantará. Quiero dejar claro que hacer humor bueno no es para nada sencillo, pero si te consideras alguien divertido, ¿por qué no intentar meter toques de humor?

De todas maneras no dejes que el humor sea el centro de tu contenido (a no ser que tengas un humor descacharrante y seas el rey de la comedia). Si tienes un punto que abordar en un post, hazlo, si no de una manera divertida, por lo menos que sea agradable. Y hagas lo que hagas, hazlo sin molestar a tus lectores.

0a614f9f-fe51-49cd-aafe-8a00bf89d01a

No divagues

Si quieres divagar, hazlo en trozo de papel. Ahora, si sigues teniendo la idea de que ese pensamiento quedaría bien en el blog, organiza tus ideas, recuerda a tus lectores y redáctalo de manera vistosa para darles una razón para seguirte. Los lectores lo que menos quieres es que el autor se ande por las ramas con divagaciones. En Internet el tiempo es oro, y nadie quiere malgastar su tiempo leyendo un texto que no conduce a nada. Dale a los lectores lo que quieren, pero siendo tú mismo.

No seas creativo con la puntuación

Sí, no lo seas. Sería bueno que todos los bloggers sintieran algo de respeto por la puntuación. Por ejemplo, hay blogs que ponen guiones para aclarar algo en medio de una frase, en vez de utilizar el clásico paréntesis o las comas. También existen aquellos que no separán los bloques de texto en párrafos y, mis favoritos, los que redactan su contenido centrado en lugar de alineado a la izquierda.

A ver, los paréntesis, en la gramática española están para algo. Sí, ya se que estamos muy anglosajonizados y que allí si que usan los guiones en tono de aclaración, pero tu idioma es el castellano y aquí contamos con dos grafías para hacerlo. Por qué poner: “David – que era de buena familia – se puso una camisa”, en lugar de: “David (que era de buena familia) se puso una camisa”, o la más correcta: “David, que era de buena familia, se puso una camisa”. La verdad que no lo llego a entender.

En segundo lugar. Eso de dividir los textos en párrafos no es por gusto personal ni nada que sea opcional. Simplemente estás poniéndoselo más difícil a tus lectores. Se usan párrafos en los textos para que el contenido sea más digerible y no se haga tan pesado. Ver un texto largo sin párrafos, da pereza leerlo.

Y por último llegamos a los que pretenden ser los Andy Warhol de la maquetación de posts, los que alinean el texto en el centro. ¿Has intentado leer alguna vez párrafos centrados? Es difícil continuar cuando abandonas una línea, ya que no sabes dónde poner los ojos en la siguiente línea. Esto no es un “alarde de libertad creativa”, es una tortura mental.

Una última cosa

El hecho de escribir en un blog te expone a personas desconocidas, a veces pueden ser bloggers importantes, o personas cuya atención no has tenido la intención de buscar. Esto es inevitable.

Tener un blog personal sobre tus pensamientos y opiniones personales es como dar una entrevista de televisión. En una entrevista la gente te va a ver y a oír, y en el caso de un blog, leerá tus opiniones. A veces te criticarán con dureza y otras te alagarán. Esto es inevitable.

Pero cuando esto suceda, cuando existen personas interesadas en tu contenido (te piden que anuncies algo en concreto, sorteas entre tus lectores algún producto) significa que algo has hecho bien.

Espero que te hayan gustado estos consejos para tu blog, y que tengas un futuro próspero y lleno de visitas.

Un artículo escrito por Jorge Lopez