La publicidad y los métodos promocionales para los negocios en Internet son fundamentales pero en ocasiones nos sentimos un tanto acosados por las ventanas que pueden aparecer en nuestras pantallas que, por norma general, interrumpen el trabajo que venimos haciendo. Si tenemos una conversación a través de la red el hecho de ver cómo nos interrumpen no es algo agradable.

Hoy en día existen métodos para todo en la red y resulta interesante saber que para que el seguimiento de los leads sea completo, hay formas sin tener que molestar al usuario de una manera tan brusca. En este artículo por tanto, queremos exponer algunos consejos para conectar con tus leads sin obligarlos.

¿De qué manera puedo hacer un seguimiento a mis oportunidades de venta?

Son muchas las formas que se pueden plantear desde una empresa hacia un cliente para hacerle un seguimiento de la venta y concluir con esta. Sin embargo, hay veces que cuesta especial trabajo hacernos con la fórmula o saber cuáles son las mejores opciones. A continuación te dejamos con unos puntos en los que normalmente, se suele coincidir:

Leyendo-en-tablet

Formas de contactar con el cliente

Un mensaje a través del correo electrónico suele ser lo más habitual dado que estamos ante un negocio online. Sin embargo, si nos ponemos a pensar en la cantidad de correos que recibe esa persona, puede que al final ni siquiera llegue a abrirlo. Teniendo en cuenta esto, quizás la llamada telefónica sea una opción mucho mejor gracias a la rapidez con la que podemos comentar aquello que queremos ofrecer. En cualquier caso, el mensaje electrónico también será más visual y de esta manera, mucho más vistoso.

Captar su atención

Captar la atención del cliente es fundamental para convertir una visita en una venta, tal y como pretende con este tipo de estrategias colchonazo.es. Con independencia de si estamos mandando un correo o llamándole por teléfono, debemos tratar de que haya algo que capte su atención y le lleve a quedarse con nosotros. Es importante que sepas de qué manera ofrecerlo recordando que siempre se trata de las necesidades del usuario y no de las tuyas.

Saber cuándo parar

A pesar de que siempre hablemos de la constancia como una cualidad sin igual para conseguir nuestros objetivos, lo cierto es que tenemos que saber cuándo hay que parar o no ser tan persistentes. El usuario puede agotarse de estar recibiendo e mails a cada poco por ello, hay que controlar aquello que le hemos mandado y no ser “pesados” en este aspecto.

Debemos ser pacientes, correctos y sobre todo, no asediar de manera que el usuario quede saturado y completamente aturdido al ver que no dejamos de intentar captar su atención. La discreción y sutileza en estos casos, es una de las mejores herramientas.