Consejos para crear tu rutina de trabajo

Aunque estemos acostumbrados a desarrollar diferentes tareas e incluso al multitasking constante, cuando intentamos hacer un listado de los objetivos que tenemos que hacer a lo largo de la semana se nos hace difícil organizarlo todo. Muchas veces, esta falta de organización o de capacidad de hacer una agenda para optimizar nuestro tiempo hace que nuestra productividad laboral no sea la mejor.

Lo más importante a la hora de organizarte es tener muy claro de cuántas horas dispones a la semana para no pasarte a la hora de programar tu tiempo. ¿Tienes un minuto ahora mismo? Sigue nuestros consejos para ser todavía más eficiente de lo que eres

1. Lista de tareas

Redacta las tareas que tienes que hacer durante el día, puedes empezar con las tareas del mismo día y después pasa a las semanales o incluso mensuales. Para quitarte un poco el estrés de la desorganización es recomendable escribir primero lo que tienes que hacer inmediatamente. ¿Qué es lo más prioritario? Tómate un par de minutos para pensarlo y empieza a organizar según estas prioridades.

Una vez hayas apuntado las prioridades de trabajo añade todo lo que tienes que hacer durante tu jornada laboral. Se recomienda escribir no sólo teniendo en cuenta las prioridades del trabajo sino también ordenar poniendo las tareas más difíciles al principio, así seguro que quedarán hechas y no habrá tiempo de procrastinar durante las últimas horas de la jornada laboral. Parece algo muy lógico, pero no todo el mundo prioriza las tareas difíciles haciéndolas a primera hora.

2. Concentración: ohmmm

Durante las pausas de 5 o 10 minutos que puedas hacer cada hora intenta evitar cualquier distracción, especialmente cuando te pongas a hacer las tareas prioritarias que requieren más concentración. Gira tu móvil, cierra el Whatsapp Web, Instagram y Facebook y empieza a darle caña. Si tienes que hablar algo o simplemente tienes ganas de compartir alguna cosa con tus compañeros y compañeras esperate a terminar al menos la mitad de tareas y luego haz una pausa para hacerlo sin sentirte culpable.

Si trabajas desde casa, evita todavía más las distracciones que te pueden hacer procrastinar fácilmente, apaga la televisión, trabaja lejos de la nevera etc… También tenemos que decir que hay muchos estudios que demuestran que trabajar desde un sitio que no sea tu casa aumenta tu productividad laboral, como por ejemplo trabajar en une espacio de coworking.

3. Hazte una tabla

Diseña antes de empezar el lunes por la mañana tu tabla con las horas de tu jornada laboral, puedes reutilizarlo y escribirlo en lápiz cada vez. Esto también puede parecer una tontería, pero te puede ir ideal para ver si tus previsiones sobre cuánto puedes tardar en realizar tus tareas son reales o no, y rectificar consiguiendo ser más exact@ cada vez. También algo que funciona muy bien es hacer un dibujo para cada tarea, así el cerebro asocia más fácilmente y rápidamente qué toca hacer a cada momento.

4. Encuentra tu lugar de trabajo

Tal y como hemos mencionado antes, trabajar desde casa disminuye la productividad claramente, siempre hay distracciones o excusas que te hacen procrastinar. Trabajar desde una oficina, despacho o espacio de coworking te puede ayudar claramente a concentrarte, especialmente porque ves a todo el mundo trabajando y el entorno ya te ayuda a hacer lo mismo. Un coworking es probablemente una de las mejores opciones para ello, ya que combinas la concentración y el entorno idóneo con el relax de trabajar a tu aire.  Además, durante las pausas que hagas en tu jornada laboral, puedes conocer a gente muy interesante, hacer sinergias e incluso buenos amigos. ¿Todavía no has probado esto del coworking? .

5. Parar y a vivir

Si te has organizado bien, tienes que sentirte realizado y a punto para salir del espacio de trabajo y vivir tu vida, desconectar totalmente y hacer cosas que quieras hacer o estar con quién quieras estar. Esto es básico, para tener una buena rutina hay que descansar de esta rutina. Tu cerebro no puede estar constantemente pendiente de varias cosas a la vez, necesitamos relajarnos por salud y para nuestra felicidad.

Vía: Coworkidea

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.