Cuando el SEO no es suficiente – Cómo ganar más dinero sin incrementar el tráfico web

Laura es controller financiero y gestora de negocios online, ayudando a los usuarios a hacer más rentable su negocio digital sin tener que estar por ello más horas trabajando.

Y es que, tú y yo sabemos bien que en el negocio online, metemos un muchas, muchas horas. Estamos todo el día pendientes del correo, de los clientes, de nuestros nichos… ¡24 horas no son suficientes! 😜

Pero para eso viene Laura a Blogger3cero, para enseñarnos a sacar más partido a estas horas del día y aprender a hacer más rentable nuestro negocio gestionando, no solo nuestro tiempo, sino también haciendo una supervisión de nuestras finanzas.

Pero antes, ¡dale al play!

Estoy en la casa de uno de los mejores SEO del panorama hispanohablante para decirle a él, y a ti… que lo siento mucho, pero que conseguir visitas no es suficiente.

Después de más de 20 años trabajando en la gestión de distintas empresas tengo muy claro que la clave de cualquier negocio está en las finanzas, en ganar dinero con él, no en la cifra que aparece en Analytics.

Por eso hoy quiero enseñarte a ganar más dinero si eres un profesional del posicionamiento web y vendes servicios y/o infoproductos.

Sé que se suele pensar que SEO es igual a dinero.

Y en parte es cierto, pero si quieres ganar dinero de verdad con tu proyecto, a esa fórmula tienes que añadirle la variable de la rentabilidad.

Pero antes de seguir, déjame que me presente.

Hola.

Soy Laura Ruiz de Caos Cero, especialista en gestión de negocio digital y Controller Financiero.

En otras palabras, enseño a emprendedores digitales a  controlar, analizar y trazar la estrategia de su negocio para generar más rentabilidad sin tener que trabajar más horas.  Y en este post voy a compartir contigo:

  • Los errores que hacen que cualquier emprendedor SEO pierda dinero.
  • Cómo medir la rentabilidad de tu negocio (el dinero que ganas realmente).
  • 3 ideas para aumentar tu rentabilidad (más dinero por hora trabajado) sin aumentar el tráfico de tu web.

Y como ejemplo, nos fijaremos en Dean, una especie de Velociraptor híbrido entre SEO y blogger con un negocio con muchas vías de ingresos.

Haz recuento y verás.

Por supuesto están los micronichos (probablemente, la mayoría secretos, así que a saber lo que tendrá); también tiene infoproductos, productos digitales, una agencia de servicios y la membresía que saldrá dentro de poco…

Es el caso perfecto a analizar porque nos va a dar mucho juego a la hora de explicar cómo se mide la rentabilidad de un negocio y las diferentes formas de mejorarla.

No me alargo ya más. Vamos al lío.

IMPORTANTE:

Puede que te estés preguntando «¿si tengo un micronicho este post me interesa?» o «¿y si tengo un negocio pero no es de SEO?«.

Y mi respuesta es que, si eres emprendedor, vendas lo que vendas; ve cogiendo papel y boli y no pierdas detalle de lo que voy a compartir contigo en el post, porque todo lo que voy a explicar es la esencia de la gestión de un negocio, y eso es válido para que cualquier proyecto genere más beneficios.

Léelo y luego me cuentas 😉

Por qué ganar visitas no es suficiente: problemas típicos de un negocio SEO (o de cualquier otro emprendedor)

Si hay una línea de contenido que le guste a los lectores de Dean es el SEO de micronichos.

¿Por qué?

Sencillo. Son webs que te pueden hacer ganar en «pasivo» mucho dinero cuando consigues atraer mucho tráfico.

Sin embargo, y aquí está el error que cometen muchos emprendedores, no vale solo con «gano con mi micronicho 200€ al mes».

Eso está muy bien, pero…

  • ¿Cuántas horas le dedicas al mes?
  • ¿Cuánto te gastas encargando posts a Contenido para SEO o en herramientas?

Da igual que el SEO te encante y no te importe echarle muchas horas. Un negocio es un negocio y si ganas 100€ al mes trabajando en ese proyecto 25 horas a la semana, el resultado es que tu hora de trabajo te reporta unos beneficios de 1 euro (y eso sin descontar aún impuestos y gastos).

¿Aclarado esto?

Si lo que quieres es ganar de verdad dinero con tu negocio, sigue leyendo, que empieza el mambo.

1. Rentabilidad (el dinero que de verdad estás ganando)

Si ahora hiciese una macroencuesta y le preguntase a todos los emprendedores online si están satisfechos con lo que cobran, me juego una mano a que el 90% respondería que no.

Y el motivo es el que te decía antes. Al final, trabajar tantas horas para ganar cuatro duros termina quemando a todo el mundo.

El problema de base con esto es confundir los ingresos con el concepto de beneficios.

  • Ingresos: el dinero que ves entrar en tu negocio. No hace falta explicar mucho más aquí.
  • Beneficios: el dinero que realmente ganas una vez descontados gastos e impuestos.

Hasta aquí todo muy normal y muy clásico, es tal cual lo que cualquier asesor fiscal o contable podría explicarte.

Pero según mi método de trabajo te voy a pedir que vayas un poco más allá y también contemples el tiempo que te ha conllevado conseguir esos beneficios.

Aunque ahora te pueda parecer extraño, puedes estar generando ingresos y estar perdiendo dinero a la vez. Es lo que te decía hace unas líneas, que podrías estar trabajando por menos de 1 euro la hora. Sí, entrar está entrando dinero en tu cuenta, pero la realidad es que la rentabilidad de ese proyecto es ridícula.

Por eso mucha gente se confunde al obsesionarse con vender más… si ya de inicio el producto o servicio que ofreces no es rentable, lo único que estás multiplicando son las pérdidas.

La clave siempre va a estar en generar más dinero por hora trabajada. Pero no te preocupes que después vamos a ver un ejemplo con el que se va a entender muy bien.



2. El valor de tu tiempo (el único recurso que no se puede comprar)

El tiempo siempre es un problema para cualquier emprendedor. Nunca tienes tiempo para todo lo que quieres hacer, ¿verdad?

  • Necesitas mejorar la velocidad de carga.
  • Revisar la arquitectura de la web.
  • Mejorar todos esos contenidos de hace siglos que no dan una buena respuesta a la intención de búsqueda del usuario.
  • Conseguir un enlace de calidad para esa última reseña que has escrito.

Pero la realidad es que el día tiene 24 horas y tienes que comer, dormir y, se supone, relacionarte con otros seres vivos.

No tienes tiempo para todo.

Por eso necesitas aprender a priorizar lo que tienes que hacer en relación a los objetivos estratégicos de tu negocio.

 No se trata de que trabajes más horas, sino de que trabajes mejor. 

De que tengas una metodología que te focalice en la hoja de ruta que has planteado para alcanzar tus metas. Y que en esas metas hayas tenido muy en cuenta la planificación financiera anual y el tiempo a invertir para lograr cumplir objetivos.

Fíjate en el caso de Dean.

En este post explicó su modelo de negocio que se basa en su triángulo (y ojo, que aquí no aparece Contenido para SEO que es otra startup que crearía después).

Mira en la cantidad de frentes que tiene abiertos:

  • Los nichos: más contenidos, experimentos, enlaces, etc.
  • DTV: piensa que hay que dar soporte, responder dudas de posibles clientes, vigilar los funnels que tiene funcionando en automático, etc.
  • El famoso membership site que todos estamos esperando: hay que crear contenidos, formar al equipo encargado, preparar la plataforma, diseñar la estrategia de lanzamiento, etc.
  • Dinorank: Dean trabaja constantemente en mejorar la herramienta y en el marketing para su difusión y venta.

Y todavía nos quedaría el Theme y todo lo que se mueve alrededor de Blogger3cero que no es poco.

¿Te puedes hacer una idea de la cantidad de trabajo que hay detrás de cada uno de estos proyectos?

Inimaginable.

Si Dean no trabajase estableciendo prioridades, que se traducen en objetivos, de lo que deriva una hoja de ruta, de la que a su vez, se desglosan una serie de tareas… moriría aplastado por todo el trabajo que tendría que hacer.

3. ¿Estás ganando dinero o no? Ejemplo de un servicio de high ticket

Alguna vez Dean ha mencionado que ofrece un servicio muy exclusivo por el que una persona puede trabajar con él 1 a 1. Lo que se suele conocer como un mentoring. Este tipo de servicios suelen ser high ticket. Los precios pueden oscilar desde los 3.000€ hasta llegar a los 15.000€. Depende del caché del mentor y del tiempo que se vaya a trabajar de forma individual.

De primeras, uno puede pensar «wowww, vaya pastizal se tiene que ganar dando estos servicios».

Cuidado con esto porque estamos hablando de facturación, de ingresos brutos. Y claro, una vez se descuentan todos los gastos y tenemos en cuenta el tiempo real invertido, la cosa cambia mucho.

Vamos a hacer una simulación sencillita…

Imagínate que vendes un servicio de mentoring por 6.000€ con una duración de 6 meses y con 2 sesiones individuales al mes.

Esto es lo que pensaría cualquiera sin idea de gestión de negocio:

«Joder… 6.000 euros por 6 meses son 1.000 euros al mes, divididos entre 4 horas de las dos sesiones mensuales… resulta un beneficio de 250 euros la hora».

Y todo esto mientras le salen chispas de emoción por los ojos. 😉

¿Qué cálculo haría una persona que tiene unos conocimientos mínimos de gestión de negocio para no dejarse arrastrar por las oleadas de placer monetario falso?

Lo primero es conocer los gastos que ha supuesto poner en marcha este servicio para prorratearlos entre todos los clientes que conseguirás (por ejemplo) en 1 año.

  • Pagar a un copywriter y a un diseñador para la creación de la página de venta.
  • Si también delegaste la campaña de venta por email, esto también hay que sumarlo.
  • Coste del profesional que crea y supervisa la publicidad online.
  • Inversión en publicidad.
  • Coste del profesional en el que delegas la parte técnica.
  • Las horas de tu tiempo para revisar el trabajo de los profesionales contratados y hacer correcciones.
  • Las horas de tu tiempo invertidas en planificar y diseñar el servicio (diseño de la hoja de ruta del servicio, creación de materiales, creación de calendario de contenidos…).
  • Las horas de tu tiempo que invertirás en actualizar los contenidos durante el periodo que estés calculando (en nuestro ejemplo es 1 año).

Vamos a ser conservadores y vamos a estimar que todo lo anterior supone:

  • Unos 2.000€ destinados a pagos a otros profesionales por poner en marcha este servicio.
  • Unas 100 horas de tu tiempo invertidas en la puesta a punto inicial.

Hasta aquí hemos detallado el tiempo y gastos que serían imputables a todos los clientes que consigas en un determinado periodo.

Nosotros estamos considerando 1 año porque en el mundillo online todo queda obsoleto con una rapidez pasmosa, y es muy probable que lo que has preparado este año tengas que renovarlo de nuevo el siguiente (y volver a contar con profesionales que actualicen campañas, páginas de venta, etc.).

Seguimos haciendo cálculos, ahora le toca el turno a los costes y tiempo directos del desarrollo del servicio (no de la implementación general que es lo que vimos antes).

Tendrías que tener en cuenta detalles como:

  • El tiempo que dedicas a cada una de las sesiones individuales con cada cliente (en el ejemplo hemos estimado unas 4 horas mensuales).
  • ¡Ojo! Ten en cuenta también el tiempo que dedicarás a preparar esas sesiones, revisar las tareas, las consultas de tu mentorizado; o las horas que le darás mil vueltas a la cabeza para aportarle una solución a los problemas que comparte contigo. Y ya te adelanto que todo este tiempo es mucho más que el visible en las sesiones con tu cliente. Te han contratado para un servicio premium, quieres dar lo mejor de ti, así que se te van a ir las horas con tu cabeza dentro del negocio de tu cliente (te lo aseguro). Calculemos aquí unas 14 horas al mes.
  • Gastos de las quedadas presenciales que realizáis, en caso de que estén incluidas en el mentoring. Vamos a tirar por lo bajo y aplicar a esta partida 200€ por cada cliente de mentoring (siempre y cuando no implique quedarse a dormir o algo especial).
  • Coste de contar con otros profesionales que den talleres o bonus especiales a tus clientes premium. Aquí puedes establecer acuerdos de colaboración con estas personas para que los talleres te salgan gratis, por lo que no vamos a sumar nada.
  • Otros posibles gastos variados que puedan surgir.

Voy a parar ahora y vamos a ir cerrando las cuentas antes de que te me quedes dormido pegado a la pantalla.

Suponiendo que consigues 4 clientes al año (esto implicaría trabajar de forma simultánea con 2 clientes cada 6 meses), conseguirías:

  • Ingresos: 24.000 euros.
  • Gastos de implementación del servicio: 2.000 euros.
  • Tus horas invertidas en implementación del servicio: 100 horas.
  • Gastos de prestación de los servicios: 200 x 4 = 800 euros.
  • Tu tiempo de prestación de los servicios: 18 horas/mes x 6 meses x 4 clientes = 432 horas.
  • Si estás en España pagarás un porcentaje de IRPF por tus ingresos, vamos a calcular un tipo frecuente del 15%: 24.000×15% = 3.600 euros.
  • Ingresos totales: 24.000 euros.
  • Gastos totales: 6.400 euros.
  • Horas totales: 532 horas.
  • Beneficio: 17.600 euros.
  • Beneficio por hora trabajada: 33,08 euros.

¿Ves a dónde quiero llegar?

Aún haciendo un cálculo por lo bajo (para simplificar no he desglosado todos los costes), los gastos se llevan un buen pellizco del dinero que hemos ingresado. Y si tenemos en cuenta el tiempo invertido… nos queda un beneficio por hora bastante modesto.

En este caso es obvio que sería un servicio rentable, pero… no hay que dejar nunca de calcular la rentabilidad de los servicios que ofrecemos. Aunque de primeras pueda parecer que vas a cobrar muchísimo, luego la cosa se modera bastante 😉.

Cómo calcular la rentabilidad de tu negocio de SEO

Da igual que vendas servicios, infoproductos, tengas un membership site o solo te dediques a los micronichos. Si quieres ganar dinero con tu proyecto significa que tienes un negocio y la rentabilidad se va a calcular de la misma forma.

Si esto te suena a chino, pero ya eres consciente de la importancia que tiene para tu negocio el medir de forma sistemática la rentabilidad… apúntate a este training gratuito (irás viendo todo esto en detalle y en mayor profundidad).

0. El cuadro de mando (sí o sí tienes que medir)

Sé que te vas a quejar porque te va a dar pereza, pero me da igual. Esto hay que hacerlo y punto 😉

A mis clientes les doy el cuadro de mando que yo misma utilizo, pero en este caso, para empezar con algo sencillo me vale con que apuntes en un excel todos tus gastos, ingresos y el tiempo que trabajas.

Este excel será tu «bajada a la tierra» porque los números son fríos y no mienten.

Cuando la gente no mide en su negocio, va a ciegas. Y esto no es un tópico, es la realidad. Siempre que vendas algo tienes que analizar la rentabilidad que te da (como hemos hecho con el ejemplo del servicio de high ticket), porque en caso contrario empiezas a actuar bajo corazonadas e hipótesis.

«Con este servicio voy a ganar mucho dinero».

No, esto no vale. La respuesta correcta sería «este servicio me va a dar una rentabilidad del x%».

Necesitas datos para saber, con certeza, si tu negocio va bien o no. Todo lo que no sea esto es trabajar haciendo uso de la imaginación (lo que muy probablemente te lleve a perder dinero).

1. Gastos

Recopila todos los gastos que tu negocio tuvo el año pasado.

  • Internet.
  • Luz.
  • Teléfono.
  • Dominios.
  • Hosting.
  • Herramientas.
  • Otros profesionales.
  • Cuota de autónomos.

Todo

Y lo desglosas por:

  • Fijos: los que mes a mes, sí o sí, tienes que pagar (por ejemplo, la cuota de autónomos).
  • Variables: los que pagas en función a las ventas que realizas (como por ejemplo, las comisiones del intermediario de cobros).

Es una tarea que te va a llevar algo de tiempo, pero que cuando la tengas hecha te va a dar una sensación de tranquilidad y control increíbles.

¿Por qué hacerlo de todo el año pasado?

Porque te permite prever los gastos que vas a tener. Por ejemplo, cuándo te toca renovar la cuota de esa herramienta que pagas anualmente.

2. Ingresos

Lo mismo que antes, tienes que apuntar todas las entradas de dinero que tuvo tu negocio el año pasado.

3. Tiempo

La variable tiempo no es algo que la contabilidad ordinaria contemple, pero que es imprescindible analizar en el negocio de cualquier emprendedor. Como vimos antes, no es lo mismo ganar 1.000€ trabajando un hora, que trabajando 20.

Para medir tu tiempo puedes usar Toggl o cualquier otra herramienta (no obstante, sí que es interesante que te permita sacar reportes filtrando por la distintas tareas que hayas establecido).

Veamos qué debes medir:

  • Horas trabajas en total cada mes.
  • Horas trabajadas por cada vía de ingresos.
  • Horas trabajadas por cada cliente.

Si ofreces servicios como SEO es interesante que midas el tiempo que inviertes tanto por los diferentes servicios que ofrezcas, como por cada cliente distinto con el que trabajes.

Como vas a ver ahora, esto te permitirá hilar mucho más fino en el análisis de la rentabilidad de tu negocio.

4. La rentabilidad de tu negocio

La fórmula para conocer la rentabilidad sobre las ventas de tu negocio de forma global (o de un producto o servicio concreto), es la siguiente:

R = (Beneficios / Ventas) x 100

Donde cada factor significa:

  • R: la rentabilidad, expresada en porcentaje.
  • Beneficios: el resultado de restar los gastos (sin IVA) a los ingresos (sin IVA).
  • Ventas: las ventas o ingresos (sin IVA) del periodo que estés valorando.

Como ves, no es difícil de hacer.

Pongamos que has ingresado este mes 5.150€ y que tus gastos han sido de 3.150€ (aquí incluiríamos el sueldo que te hayas asignado). Nos quedaría esto:

R= (5.150 – 3.150 / 5.150) x 100.

La rentabilidad bruta (ojo, si no los has tenido en cuenta en el total de gastos debes también descontar los impuestos) en este caso sería de un 38,83%.

Nota importante

Si como Dean tienes diferentes servicios y productos, es interesante que analices la rentabilidad individual de cada una de las vías de ingresos.

Por ejemplo, en su caso es muy interesante realizar este análisis ya que al tener tantos productos distintos, la alta rentabilidad que pueda dar alguno, podría enmascarar que otros estuviesen dando pérdidas o, simplemente, que tengan una rentabilidad bajísima y le estén dando pocos beneficios por hora de dedicación.

Medir y analizar la rentabilidad nos permite precisamente esto.

Eliminar aquellos productos o servicios con los que no ganamos tanto; y ese tiempo que hemos desbloqueado, usarlo para potenciar los que sí nos dan una buena rentabilidad.

Ten en cuenta que para poder analizar cada vía de ingresos, necesitas también desglosar los gastos específicos que tiene cada una de ellas.

Nota importante 2

Antes te he mencionado que tu negocio debe pagarte un sueldo. Tú no dejas de ser un empleado de tu empresa, por lo que debes tener una «nómina» que cobrar cada mes. Si no sabes cómo hacer el cálculo de lo que deberías cobrar según la facturación que genera tu empresa, descarga esta calculadora sencilla de finanzas para emprendedores.

3 ideas para que ganes más dinero con tu negocio sin invertir más tiempo

Ahora que ya tienes clara la rentabilidad de tu negocio llega la parte más jugosa, la de analizar los datos para poder implementar acciones que nos hagan ganar más dinero 😉

1. Optimización de gastos

Las matemáticas de la abuela nunca han fallado, ni nunca lo harán. Como los gastos son una parte fundamental de la fórmula de la rentabilidad, si consigues disminuir tus gastos sin que eso suponga una bajada en los ingresos… la rentabilidad sube.

¿Qué puedes hacer en este punto?

  • Nuevos proveedores: por pereza no solemos plantearnos el trabajar con otros colaboradores o proveedores. Sin embargo, cada cierto tiempo es interesante que revises otras opciones que puedan ser más atractivas a efectos de números. Piensa en el dominio, el hosting, proveedor de email marketing, herramientas por suscripción, tu banco, telefonía móvil, etc.
  • ¿Necesitas todas las herramientas que usas?: a todos nos encantan las herramientas, pero muchas veces pagamos por algunas a las que no sacamos ningún rendimiento. De hecho, casi te aseguro que cuando recopiles todos los gastos del año pasado te topes con alguna que ni siquiera estés usando.
  • Herramienta para controlar cuando se acaban las suscripciones: no hay nada que dé más rabia que se te pase una suscripción y te comas una herramienta que ya no quieres. Para que no te ocurra eso te recomiendo la herramienta TrackMySubs (te avisará cuando alguna esté cerca de renovarse) o si eres muy ordenado, llevar un registro en una hoja de cálculo.

Solo con esta optimización muchos emprendedores ahorran una buena cantidad de dinero todos los meses, lo que se traduce en una subida de sus beneficios anuales. Hazme caso, saber dónde va a parar el dinero de tu negocio siempre es útil.

2. Mejorar el ticket medio (escalera de valor de productos)

Todo el mundo se obsesiona con conseguir nuevos clientes y más tráfico fresco, por lo que al final se agobian implementando acciones para lograr que su negocio crezca de esta forma. Y claro que ganar nuevos clientes es siempre importante, pero te aseguro que es mucho más rentable vender más veces al mismo cliente.

Veamos el caso de Dean. En estos momentos, su negocio tiene diversas vías de ingresos.

  • Servicios con su marca personal: mentoring 1 a 1.
  • Infoproductos: el ebook de SEO para principiantes, Dispara tus visitas y el membership site.
  • Productos digitales: el theme y Dinorank.
  • Comisiones por derivar servicios: clientes que contactan con Dean para solicitar un servicio, que él deriva a otros profesionales de su confianza porque ya no da servicios de SEO.
  • Comisiones de afiliación y publicidad: tanto lo que generan sus micronichos, como las recomendaciones de herramientas en Blogger3cero.
  • Patrocinios: empresas que pagan por aparecer en el blog de Dean.
  • Startup: Contenido para SEO, lanzada este año.

Al final, si te fijas, Dean está atacando todas las necesidades relacionadas con el SEO a través de distintos productos y servicios. Para optimizar esto, lo ideal es que tengas muy claro cuál es el ciclo de vida de tu cliente y crees un entramado interno que le conduzca desde uno de tus productos hasta el siguiente.

Es decir, alargar al máximo las fases por las que pasa un lead desde que te conoce y se convierte en cliente, hasta que deja de serlo.

En el caso de Dean podría ser así:

  1. El usuario busca información en Google acerca de SEO y se encuentra con Blogger3cero.
  2. Después de pasar un buen rato leyendo contenidos, decide suscribirse al blog.
  3. Al suscribirse, le llega una oferta para que compre el ebook de SEO para principiantes.
  4. Va recibiendo emails (automatizados) donde Dean le explica su historia, casos de éxito que haya tenido (para generar confianza), y al final le ofrece el curso online Dispara tus Visitas.
  5. Esta persona hace el curso y empieza a aplicar todo lo que Dean explica. ¿Problema? Quiere más. Tiene dudas y quiere seguir aprendiendo de SEO, por lo que se suscribe al membership site.
  6. Después de haber aprendido mucho de SEO, esta persona se da cuenta de que quiere reconvertirse en SEO y ofrecer servicios. ¿Qué hace? Solicitarle a Dean un mentoring 1 a 1 para que le ayude.
  7. Por supuesto, utiliza el theme creado por Dean y DinoRank.
  8. Gracias a la ayuda de Dean empieza a trabajar como SEO. Está loco de contento, por lo que no duda en recomendar todos los productos y servicios de Dean (se convierte en afiliado).

La secuencia podría ser algo así:

Visitas > Suscriptor > Cliente producto pequeño > Cliente theme > Cliente producto medio > Cliente membresía > Cliente Dinorank > Cliente high ticket > Cliente evangelizado (afiliado que nos trae más clientes).

Y a todo esto, añádele 2 variables más:

  1. A lo largo de todo el recorrido Dean recomienda algunas herramientas de las que cobrará comisión si la persona las compra.
  2. Como con cualquier otro negocio online, a esa persona le van a hacer falta contenidos (necesidad que de nuevo cubre con la agencia de contenidos).

Antes de pasar al siguiente punto, quiero que tengas en cuenta otras dos cositas más:

A. El embudo se crea en relación al cliente

La clave para hacer esto (bien) está en conocer a la perfección las necesidades del cliente en cada una de las etapas, para que independientemente de en qué momento se encuentre, tú puedas ayudarle a solucionar su problema.

Dean va graduando su oferta a medida que la persona va aprendiendo de SEO. Tanto, que hasta podría reconvertirse profesionalmente en profesional del posicionamiento web.

B. Escalera que aumenta de valor (y de precio)

El concepto de escalera de valor lo explica Russell Brunson en su famoso libro DotCom Secrets. En él, además de incidir en la idea anterior, también te explica cómo a medida de que las necesidades de la personas aumentan (se hacen más complejas), también va a demandar un tipo de soluciones más completas.

Por eso es importante que equilibres muy bien tu oferta en este sentido.

Una persona que quiere aprender de forma más profunda cómo posicionar una web, necesita un producto más extenso y donde se explique todo con mayor detalle.

Como ves, al desarrollar su negocio con esto en mente, Dean consigue disparar la rentabilidad de cada cliente ya que amortiza muchísimo más todo el dinero que invirtió al princpio en conseguir ese cliente.

3. Tiempo (delegar, automatizaciones, procesos, sistemas)

Te pongo un ejemplo donde vas a ver muy bien como muchas veces lo importante no es vender más, sino optimizar nuestros procesos.

Imagina que tienes un restaurante. Como ahora lo del take away es ya una necesidad, decides que también vas a entregar tu comida a domicilio. Sin embargo, como no quieres gastarte mucho dinero, decides que tus repartidores irán a pie. Lo que conlleva que solo puedas entregar unos pocos encargos al día.

¿Serviría de algo en este caso conseguir más clientes o más tráfico a la página de tu restaurante?

Pues no.

Porque el problema no está ahí, sino en que tu sistema de entrega es ineficiente. Y meter volumen a un negocio que no es eficaz es una bomba de relojería que explotará con toda seguridad.

Te enseño 3 puntos que debes trabajar si quieres aprender a rentabilizar tu tiempo al máximo.

A. Cómo trabaja de verdad un profesional

Al igual que antes, aquí también hay una secuencia que debes grabarte a fuego en tu cabeza:

Medir -> Objetivos -> Estrategia -> Implementar (sistema de trabajo) -> Medir

Ya te lo dije antes, y te lo vuelvo a decir ahora, sin medir los KPI esenciales de tu negocio es imposible que sepas qué está funcionando o no. Necesitas medir para poder ver la rentabilidad que te está dando tu proyecto, y con eso poder tomar decisiones estratégicas (basadas en certezas y no en suposiciones).

Tomar decisiones implica marcar objetivos.

Recuerda que el día tiene 24 horas. Asume que no se puede hacer todo a la vez y que tienes que trabajar estableciendo prioridades (Dean habla de esto en este post).

NOTA IMPORTANTE: tus prioridades no se deben establecer al tuntún. Siempre tienen que ir en relación al objetivo central que te hayas marcado para tu negocio.

El funcionamiento sería el siguiente:

Gran objetivo trimestral: aumentar la facturación del infoproducto X un 15% // aumentar el tráfico del micronicho X un 10%.

  • Objetivo mes 1: preparar un webinar y cerrar un calendario de acciones con afiliados para los próximos 2 meses // Encargar (o escribir tú mismo) 10 posts para nutrir el micronicho.
  • Objetivo mes 2: ejecutar las acciones necesarias con cada afiliado (emails, guest post, contenidos extra) // Mejorar la velocidad de carga del micronicho a través de distintas mejoras que realizará un programador.
  • Objetivo mes 3: ejecutar las acciones necesarias con cada afiliado (emails, guest post, contenidos extra) // Conseguir 3 enlaces con distintos anchor text.

Si te fijas, los objetivos mensuales tienen relación directa con el gran objetivo que quieres conseguir. Luego, estos objetivos tendremos que desglosarlos en todas las tareas que podamos.

Siguiendo con el mismo ejemplo.

Contenidos para tu micronicho:

La idea es que desgloses al máximo todas las tareas que debes realizar, porque todas estas tareas que saques, son las que deberás incluir en la herramienta con la que trabajes lo que tienes que hacer semana a semana. Por ejemplo, yo uso Asana, pero Trello también la recomiendo con frecuencia.

Luego tenemos a Dean que usa las notas del móvil para organizarse… pero eso es ya otro nivel

¿Y aquí acaba todo?

Fíjate en la secuencia de arriba.

Después de implementar hay que medir para ver los resultados que hemos obtenido con nuestra estrategia. Esto nos permitirá corregir si los resultados no son los esperados, o meter más chicha si vemos que hemos superado los objetivos marcados.

B. Delega todo lo que puedas para aumentar la eficacia del negocio

Uno solo no puede.

Y no me refiero al caso de Dean que tiene ya un negocio muy grande, me refiero a cualquier emprendedor.Incluso si vives de tus micronichos es posible que delegues la creación de los contenidos para poder dedicarte a aquello en lo que de verdad marcas la diferencia.

¿Cómo empezar a delegar?

Te recomiendo que hagas un listado de todas las tareas que haces en tu negocio. Cuando lo tengas, divídelas en 2 grandes bloques:

  • Acciones que solo puedes hacer tú.
  • Acciones con las que no se pierde calidad (el resultado va a ser igual de bueno) aunque no las hagas tú.

Por ejemplo, hacer la facturación y contabilidad es una de las primeras tareas que debes delegar porque no aporta valor al negocio, pero que sí es necesaria hacerla.

También piensa en todo que controlas medianamente pero no dominas:

  • Diseño web.
  • Soporte técnico.
  • Tareas de programación.

Hay un ejercicio muy simple para saber si ha llegado el momento de delegar una tarea.

Busca o pide presupuestos de lo que te costaría que esa tarea la hiciese otro profesional. Compara con el precio del tiempo que te lleva a ti hacerla. Así de sencillo.

Si tu precio por hora ronda los 35€, no tiene sentido que realices tareas que otra persona pueda hacer por menos y seguro que de forma más profesional que tú.

C. Procesos

Lo que nadie hace y te ayuda a ahorrar muchísimo tiempo.

Esto que ves en la pizarra y que parecen un montón de rayajos sin sentido, no es otra cosa que el esbozo del proceso de gestión de un cliente en Contenido para SEO.

Pero empecemos por el principio:

Un proceso es la relación ordenada de acciones o pasos que se deben ejecutar para realizar una tarea determinada.

Y un manual de procesos es donde un negocio documenta cómo hace cada una de las tareas que se realizan dentro del proyecto. También se le suele conocer como «Biblia de empresa», «Wiki» o «Manual de negocio».

«Vaya currazo es esto», me imagino que estarás pensando. Y además, ¿para qué sirve documentar tareas que uno tiene ya mecanizadas? Por ejemplo, crear un post:

  • Elijo el tema.
  • Veo la keyword a atacar.
  • Asigno fecha en el calendario editorial.
  • Busco long tails que incluir en el post.
  • Redacto.
  • Reviso.
  • Maqueto.
  • Busco y optimizo imágenes.
  • Programo.

Lo has hecho tantas veces, que no tienes que pensar mucho sobre ello.

Muy bien, pero fíjate en lo que podría pasar si documentases este proceso.

  • Puedes delegar de forma eficaz: con el trabajo que tienes te das cuenta de que no puedes seguir escribiendo en tu blog, por lo que decides subcontratarlo. ¿Cómo será más rápido? ¿Dándole un proceso detallado con el paso a paso a seguir, o haciendo mil reuniones en las que vas a tener que resolver las mismas dudas un montón de veces?
  • Te das cuenta de errores: tener un proceso redactado te hace ser consciente de cómo trabajas, por lo que resulta más sencillo encontrar soluciones a problemas que puedan surgir. Por ejemplo, si te cuesta mucho tiempo revisar (Toggl te canta que le dedicas muchísimo tiempo), puede ser más interesante que muevas esa tarea a justo antes de programar. Esto te permite dejar «enfriar» unos días el texto, para luego revisarlo con una visión más objetiva.
  • Optimizas la forma del trabajar: antes hemos detectado un error, pero el tener el proceso registrado te permite buscar opciones para mejorar el sistema. Por ejemplo, ¿y si en vez de trabajar uno a uno haces las tareas por bloques? Buscas muchos temas de una vez, luego buscas las keywords de todos, después asignas fechas… Lo que quiero que te grabes en la cabeza es que tener un proceso te permite mejorar la eficacia con la que ejecutas una acción. Y ya hemos visto que la eficacia se traduce en más beneficios 😉
  • Ahorras tiempo: hemos hablado de un post, pero piensa en tareas que no hagas de forma habitual (por ejemplo, solicitar tus ingresos de afiliado en una plataforma que no utilizas con frecuencia). Si tomas notas cuando lo haces la primera vez, luego ya solo tendrás que seguir tus indicaciones en vez de tratar de recordar cómo se hacía aquello.

Por ejemplo, el método que usas para encontrar un buen micronicho es un proceso que siempre deberías documentar para que puedas ir optimizándolo poco a poco.

El primer paso que cualquier emprendedor debe dar para mejorar la rentabilidad de su negocio

A lo largo del post te he explicado cómo muchos emprendedores se equivocan queriendo ganar volumen a base de más clientes o más visitas, cuando la clave en muchos casos está en mejorar la rentabilidad de su negocio gracias a un buen análisis y desarrollar habilidades de gestión.

Soy consciente de que en este post te he dado muchas ideas y datos, por lo que es posible que estés algo «abrumado».

Por eso quiero invitarte a mi training gratuito donde te enseño a crear un sistema de trabajo mínimo viable y a poner en orden muchas de las piezas vistas aquí.

Es decir, la estructura básica a implementar para que puedas empezar a:

  • Controlar el activo más importante de tu negocio (el tiempo).
  • Descubrir detalles importantes sobre tu proyecto haciéndote 10 preguntas clave.
  • Alcanzar tus objetivos gracias a crear una metodología de trabajo con la que no perderte entre la infinidad de tareas que tienes que hacer.

Al acceder al training recibirás un workbook en el que te guío paso a paso para implementar cada ejercicio de forma más fácil.

>> Apúntate ahora y haz tu negocio más rentable (sin esforzarte en ganar más visitas) 😉

Esto último es una broma para fastidiar un poco a Dean, pero es importante tener clara una cosa. Siempre se suele relacionar el tráfico con ganar más dinero pero, insisto, si la inversión para generar esas visitas es demasiado alta en relación a lo que ganas… no merecerá la pena.

Y, sin embargo, si la maquinaria de tu negocio está optimizada para multiplicar beneficios, el mismo tráfico te hará ganar mucho más dinero. Piénsalo.

Aquí me tienes para preguntarme lo que quieras

Si has llegado hasta aquí, lo primero, muchas gracias. Sé que ver este tema en un blog de SEO te puede haber chocado, y que hablar de números se puede hacer algo pesado. Pero… si quieres ganar dinero con un proyecto, sea un micronicho, vendiendo servicios de posicionamiento, o creando infoproductos; necesitas controlar en serio los datos más importantes de tu negocio.

Si te has quedado con cualquier duda o pregunta, me tienes por los comentarios para resolvértela.

A ver de quién es la pole hoy

LAURA RUIZ / Vía Blogger 3.0

También te puede interesar

Un comentario sobre «Cuando el SEO no es suficiente – Cómo ganar más dinero sin incrementar el tráfico web»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.