Una de las mejores formas de captar suscriptores en tu web es sin lugar a dudas con una página de error 404 personalizada con ese objetivo. En WordPress es muy sencillo.

Recuerda que visita que llegue a tu web y se vaya sin haberte dejado el email – como mínimo – visita que sueles perder para siempre. Así que es importante que poco a poco vayas optimizando tu campo de “minas” para que esa persona a la que estás intentando atraer te deje sus datos.

En este artículo quiero hablarte sobre la página de error 404 para WordPress.

Esta página – en simples palabras – es la página que muestra una página de error en tu web cuando escriben mal una url, tienes un enlace roto ya sea porque has eliminado la página o porque pusiste mal la url, y muchos más motivos.

Esto puede provocar que – por ejemplo – una persona que haya visto el titular de uno de tus artículos en las redes sociales y haga clic vaya a una página de error 404 porque colocaste mal ésta o simplemente después de publicar el artículo decidiste cambiarle la url por motivos de SEO.

Te digo que hay mil motivos para meter la pata con la página 404. A todos nos pasa.

Por eso es importante que personalices esta página y pienses como sacarle partido.

Es importante que esta página la configures de tal forma que cuando alguien llega a ella les informes educadamente que ha habido un error, le pides disculpas y le regalas algo por los inconvenientes: un ebook, un descuento, etc.

Con ello aumentarás la percepción positiva de esa persona y – encima – tomarás sus datos.

Qué mejor, ¿no?

¿Cómo puedes configurar la página 404?

Como el objetivo de este blog no es mostrarte los temas técnicos sino estratégicos – que son los más importantes – lo mejor es que vayamos a estrategias simples pero muy efectivas con herramientas de alto impacto.

Con ello conseguirás simplificar tu vida, ahorrar en tiempo y no tener que programar nada. Además de poder analizar en detalle las conversiones, lo más importante.

Para crear este tipo de páginas 404 utilizo la herramienta LeadPages.

El objetivo de estas herramientas es ayudarte a crear páginas de prospección atractivas y de alta conversión en cuestión de minutos ahorrándote miles de euros en diseñadores, mucho tiempo, y te permitan analizar la conversión de estas y – lo más importante – te simplifican la vida.

error

De verdad. Ahorrar tiempo y dolores de cabeza no está pagado con nada.

El precio es razonable para todo lo que ayuda y se adapta muy bien a Mailchimp permitiéndote segmentar tu lista por múltiples campos – desde dónde se dieron de alta, en qué están interesados, paises, etc.

Todo esto y mucho más. Ya dependerá de tu capacidad creativa y de segmentación.

Ya te digo que lo importante no es solo la herramienta sino lo que hagas con ella.

La página de error 404 ha tenido un índice de conversión del 16%, es decir, de 715 personas que han llegado a ella por el motivo que fuera, 112 han dejado sus datos.

Es un índice bajo … la verdad es que tengo que pararme a analizarla y ver dónde puedo ajustar. Prometo hacerlo en breve. Son tantas cosas las que hay que hacer que algo siempre se pasa pero te repito que esta página es de las más importantes.

Si no tuviera configurada esta página de error 404 me provocaría primero un mosqueo del lector y segundo perder 112 personas.

Interesante, ¿verdad?

Posteriormente puedes añadirle un campo para segmentarlo con Mailchimp y que te indique de forma clara quién ha entrado por la página de error 404.

Es sorprendente la cantidad de personas que se dan de alta a través de ella.

Si no la configuras estás perdiendo un potencial importante de suscriptores.

¿Qué debes incluir en una buena página 404 personalizada en WordPress?

En primer lugar pedir disculpas por el error 404. ¡Qué menos! ¿No?

En segundo lugar ofrecerle por el inconveniente un regalo ya sea un ebook, reporte, vídeo, descuento … Es lo que llamamos el imán de prospección.

Pedimos a cambio el email.

¿Deberías pedir más datos?

Bueno, eso dependerá de tu mercado. Habría que analizarlo.

Yo casi siempre solo pido el email y posteriormente voy completando los campos ya que rara vez te dejan su nombre verdadero, algunas veces lo primero que se les ocurre. Mejor no pedirlo.

Recuerda que es una primera toma de contacto y cuantas menos barreras de entradas encuentre tu potencial cliente mejor que mejor.

Un artículo escrito por Javier Cordero