Los blogs corporativos se han convertido en una herramienta “marketera” imprescindible. Sin embargo, sin los mimos adecuados, los blogs corporativos pasan a mejor vida tan rápidamente como salen del cascarón. La agencia de relaciones públicas Faktenkontor y el portal especializado en comunicación corporativa News Aktuell enumeran a continuación las 10 “sentencias de muerte” más habituales a las que enfrentan las bitácoras de empresas:

1. Quien gestiona los el blog se ciñe la corona de “rey” absoluto y no tiene en ningún momento en cuenta los intereses y deseos del usuario.

2. El aburrimiento y la monotonía son causas de muerte segura en el universo de los blogs. Para no morir a la primera de cambio, hay que proporcionar a la comunidad contenido de calidad.

3. Los titulares huérfanos de provocación, originalidad, entretenimiento y curiosidad que, inexplicablemente, tanto les gustan a algunos bloggers son una sentencia de muerte segura.

4. Al bloguero le dan igual los motores de búsqueda y no se preocupa de definir las palabras clave con las que quiere posicionarse en Google y compañía.

 mujer_ejecutiva_0

5. La bitácora parece un auténtico desierto (de letras): no hay fotos, vídeos ni infografías que acompañen los textos.

6. El blogger se empeña en aislarse del mundo y no se toma la molestia de conectar con otros blogueros. Además, y por si fuera poco, insiste en desdeñar las redes sociales y no ofrece al lector RSS de sus contenidos.

7. La opinión del bloguero es la única que cuenta en la bitácora, en la que los comentarios de terceros se reprimen y los diálogos se aplacan.

8. Los comentarios volcados en la bitácora son sistemáticamente ignorados.

9. La frecuencia de publicación del blog es parasitaria de las ganas (y del humor) de quien lo gestiona. Los calendarios editoriales brillan por su ausencia.

10. El bloguero no tiene paciencia y no entiende que, para que su blog eche brotes verdes, hay necesariamente que esperar.

Un artículo publicado en Marketing Directo