El poder de la disciplina

El otro día veía una transmisión en vivo por facebook de Arturo Elias Ayub, a quien mucha gente considera como la mano derecha de Carlos Slim y en esta transmisión él contaba una anécdota sobre el negocio de telas que tenía su familia cuando era Jovén y decía “No importaba si yo me iba de fiesta, me desvelaba, estaba cansado o tenía otras cosas que hacer, de lunes a sábado tenía que abrir la tienda a las 9:00 AM y después ir a cerrarla”.

Hay un proverbio japones que me encanta y que ejemplifica la anécdota de Arturo,  “La disciplina tarde o temprano vencerá a la inteligencia”, nada más acertado si quieres progresar pero…

¿Qué hay detrás de la disciplina?

Tomando el significado de disciplina como “Conjunto de reglas o normas cuyo cumplimiento de manera constante conducen a cierto resultado”, hay muchas personas que les cuesta actuar con disciplina y no es que estén descompuestos pero para que la disciplina funcione debes tener en tu mente bien claras las siguientes cosas.

  • Dirección
  • Creencias
  • Motivos

Dirección. Sin una dirección, sin saber hacia dónde vas, es muy probable que tu comportamiento disciplinado dure poco tiempo, esto porque tu mente no sabe que dirección seguir, podría ir hacia cualquier lado y al no saberlo, ¿Qué sentido tiene volverse disciplinado?, ¿Para qué, sino vamos hacia ningún lado?.

Creencias. Las creencias que tengas en cuanto a la actividad en la cual quieres ser disciplinado son esenciales, sino cuentas con buenas creencias va a ser muy difícil que tu mete acepte comprometerse, por ejemplo hay muchas personas les es fácil comprometerse a trabajar para una empresa y cumplir con los números, pero cuando se trata de hacer lo mismo para su negocio… es algo totalmente distinto, se posponen muchas cosas, se trabaja sin disciplina, otro ejemplo, bien podría ser cuando los japoneses sino están ocupando la energía eléctrica en algún cuarto, la apagan y no es por ahorrar en el recibo, lo hacen porque al desperdiciarla, les parece que le estarían faltando al respeto al trabajo de las personas que trabajan en la compañía de luz y a sus familias.

Motivos. Los motivos, aquello que te asusta o te llena de placer debe ser tan fuerte para dispararte hacia adelante, debe ser tan fuerte para que continúes sin importar nada, que avances sin importar lo difícil o fácil que sea. ¿Por qué lo haces?, ¿Por qué seguir adelante?, si tu motivación no es lo suficientemente fuerte esa fuerza que te impulse hacia adelante se va a acabar en un abrir y cerrar de ojos.

¿Quieres enfocarte y progresar utilizando el poder de la disciplina?, revisa tu dirección, tus creencias y tu motivación.

¿Te falta trabajar en alguna?, déjame tus comentarios.

Saludos de Omar Arroyo

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.